Al cumplirse un aniversario más del deceso del distinguido militar Ildefonso Fuentes, entresacamos algunas ideas de Apuntes para la Historia de Monclova, de Daniel Menchaca Hernández, donde da a conocer que Ildefonso Fuentes de Hoyos nació el 24 de enero de 1829 en la antigua Hacienda de Castaño, hijo de Manuel Fuentes y Catarina de Hoyos, quienes procrearon 10 hijos.

Cursó las primeras letras con el maestro Jesús Silva. Participó en la defensa de los pueblos contra los continuos ataques de los indios bárbaros. Su familia sufrió un doloroso golpe en uno de estos ataques en 1838, en el que murió su hermano Pedro y se llevaron cautivos a la esposa de éste, doña María Arciniegas, quien nunca volvió y se sabe que fue la madre del indio Victorio, jefe comanche famoso por su valor e inteligencia, y a su hermano Abelino de 7 años de edad, quien volvió al seno de la familia después de 15 años de permanecer entre los indios.

Causó alta en el regimiento de rifleros de Monclova, el 15 de mayo de 1855, con el grado de alférez, al mando del coronel Miguel Blanco.

Recibió su bautismo de sangre el 22 de julio de 1855, al resultar herido en el fortín de Huizache. Se reincorporó al regimiento de rifleros de Monclova al mando de Blanco al iniciarse la guerra de tres años.

Al inicio de la intervención francesa es ascendido a capitán, haciéndose cargo de su regimiento y partió a combatir al ejército invasor y a los traidores.
Participó en forma sobresaliente en la batalla de Santa Isabel el 1 de marzo de 1866, donde capturó una bandera enemiga.

Participó en infinidad de acciones de armas; fue herido varias veces, siempre al frente de sus rifleros de Monclova, combatió en Saltillo con Victoriano Cepeda y en la toma de Matamoros, figuró prominentemente en el sitio de Querétaro como jefe de la línea de San Sebastián.

Al consumarse el derrumbamiento del imperio regresó a su solar nativo, a restañar sus 12 heridas y a cultivar la tierra en su predio de Castaños, llamado Las Delicias. El presidente Juárez le extendió en 1867 la condecoración de segunda clase.

Volvió a empuñar la espada brevemente en las revueltas del plan de la Noria y de Tuxtepec, retirándose con el grado de teniente coronel.

Murió repentinamente de un síncope cardiaco, en su casa de Castaños, el 2 de agosto de 1874, a los 45 años de edad. Su casa en Castaños ostenta una placa conmemorativa y en Monclova existen una calle y una plaza que llevan el nombre de Ildefonso Fuentes.