Apreciada licenciada Claudia:

Le mando un saludo y aprovecho para pedirle que me otorgue alguna orientación sobre la siguiente cuestión.

Yo tengo una tarjeta de crédito en la que usé el límite autorizado, 18 mil pesos, pero ya con los intereses y el tiempo la deuda se me fue a casi 30 mil pesos, y ya para entonces dejé de pagar.

Después de casi un año en el que yo no he pagado ni un peso, me llega una carta a la casa, en la que me dicen que acuda a unas oficinas cerca del centro de la ciudad para ofrecerme un acuerdo para que pague mi deuda.

Yo me comuniqué a este lugar que me decían en la carta, porque me pareció muy sospechoso, ya que no viene en papeles del banco, pues todos sabemos cómo son los estados de cuenta y ésta es una hoja simple.

En este lugar me contestaron y me dieron una dirección para que fuera para hacer un acuerdo; la verdad a mí me parece buena la oferta, porque nomás estaría pagando el capital, pero quiero saber cómo hacerle para asegurarme que sí se pague mi cuenta, o si en verdad estas personas trabajan para el banco.

Muchas gracias por sus atenciones. Patricia Castrejón.

Estimada Patricia:


Le agradezco que me haya enviado su carta y espero que la información que pongo a su disposición le sea de utilidad.

Tenemos que las instituciones financieras, públicas, empresas de comunicación o casas comerciales, a fin de realizar el servicio de recuperación de cartera de cuentas que, como la suya, se encuentran en mora, recurren a casas de gestoría o administración que se especializan en la recuperación de créditos hipotecarios o créditos al consumo.

Ahora bien, los servicios que prestan pueden ser de recuperación extrajudicial o judicial, es decir, antes de llegar a un juicio o demandarlo por la vía civil o mercantil, autorizan a estos gestores para que hagan negociaciones con los deudores.

Establecida entonces la plena existencia de estas empresas, y si usted se encuentra en posibilidades de hacer el pago con el descuento que le ofrecen, mi recomendación es que se dirija con la empresa recuperadora, pero directamente con la matriz de la misma.

Usted se preguntará qué utilidad tiene hacer esto, y la respuesta es que al evitar la triangulación, evidentemente se disminuyen las posibilidades de que la aplicación del pago se retrase o simplemente quede en el “limbo”.

Una vez contactado el ejecutivo de la empresa debe investigar cuál es el comprobante que le entregarán para que usted se ampare, y este documento puede ser una carta negociación o una carta finiquito, cualquiera que sea el modelo éste le sería válida.

Además el pago de debe hacer directamente al banco emisor de su tarjeta de crédito, usted no les debe entregar dinero en efectivo directamente a los gestores.

Para conseguir el número telefónico de la matriz de la empresa puede buscarlo en la carta ofrecimiento que le hicieron llegar, o bien solicitarlo en el teléfono local que le dan como contacto o incluso puede buscarlo en internet.

Si no tiene estos datos, puede comunicarse a la Condusef o visitar su página, agrego los datos más abajo, ya que esta dependencia es la encargada de verificar y regular estas empresas gestoras; ellos le podrán proporcionar mayor información, incluso revisar la veracidad del ofrecimiento de restructuración de su deuda.
Gracias por escribir.

Cualquier duda o asunto legal, favor de dirigir su correspondencia a V. Carranza 5280 Col. Rancho de Peña o a .(JavaScript must be enabled to view this email address)

Condusef
01 800 999 8080 Número sin costo
http://www.condusef.gob.mx