×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
07 Octubre 2016 04:00:00
Deudas de estados y municipios a revisión; pero van por vía lenta
La rendición de cuentas en México sigue viajando en un carretón viejo, desvencijado y por caminos lodosos que le impiden acelerar con la celeridad con que la República ya lo quisiera.

Un asunto de cumplimiento de la ley con miras a fortalecer la función del Contrapeso que comenzó a fraguarse en 2014 sigue sin fraguar totalmente.
Se trata de lo siguiente:

En lo que era la 62 Legislatura, diputados y senadores comenzaron a revisar desde 2014 una reforma constitucional que tenía como propósito dar poder al Congreso de la Unión, para que pudiera intervenir en los estados y municipios cuando a estos se les comenzaran a prender focos de alarma por endeudamiento grave.

Eran los días en que Coahuila estaba a tope, por una deuda de crecimiento exponencial que prohijó el gobierno de Rubén Moreira, aunque no era el único. Ya se escuchaban versiones de que Chihuahua estaba en situación parecida. Y Veracruz. Y Puebla…

El Ejecutivo Federal presentó una iniciativa de reforma polémica desde el principio. Si bien se trataba de evitar que los estados y municipios se endeudaran hasta el extremo de dejar a sus poblaciones comprometidas hasta las cachas, también un sector de la oposición argumentaba que esa ley serviría para que la Secretaría de Hacienda pudiera intervenir en la vida política y económica interna de los estados.

El 5 de febrero de 2015, la Cámara de Diputados aprobó la reforma constitucional de marras y dos semanas después también era aprobada por el Senado de la República. Comenzó esta reforma constitucional su periplo por los Congresos estatales, y medio año después logró su refrendo con un mínimo de 17 congresos en sentido aprobatorio.

Entonces comenzó el proceso legislativo de la ley secundaria en materia de disciplina financiera de las entidades y municipios. El 27 de abril de este año, 2016, fue aprobada por la Cámara de Diputados. Y un día después, por la Cámara de Senadores.

El día 29 de ese mismo abril, las dos cámaras acordaron la integración de la Comisión Bicamaral en Materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios. Decidieron el día 29 que la integrarían cuatro senadores y cuatro diputados.

Apenas ayer, 6 de octubre, el Senado designó a quienes conformarán el Pleno de la comisión bicamaral, sobresale entre estos el legislador que la presidirá: Ernesto Cordero Alonso, senador del PAN y, para mayores señas, secretario de Hacienda y Crédito Público en los tiempos de Felipe Calderón Hinojosa.

Faltan los diputados decidir los cuatro que integrarán la comisión bicamaral de marras.

El acuerdo que dio vida a la comisión que hoy continúa integrada a medias, consiste en que “la única atribución de la Comisión Bicamaral”, se lee en los considerandos del dictamen de reforma constitucional del 5 de febrero de 2015, “será analizar la situación de las entidades federativas y municipios que tengan una posición elevada de endeudamiento y requieran la garantía federal para contratar empréstitos, y emitir la opinión correspondiente”.

En dicha ley, se establece que la Comisión Bicamaral tendrá 15 días hábiles para emitir sus observaciones que considere pertinentes. En tanto, deja a los Congresos estatales la facultad de “fijar límites máximos para el endeudamiento de los estados”. Y los Plenos locales deberán aprobar bajo la condición de mayoría calificada; es decir, con los dos tercios de los votos aprobatorios. Y los castigos a quienes fuesen sorprendidos en irregularidades, también los deberán imponer los diputados locales.

Cuando era construida la reforma constitucional de marras, un debate ríspido confrontó a las dos Cámaras.

Los diputados opositores afirmaban que este asunto del presupuesto solo correspondía a la Cámara de Diputados atenderlo en los términos legislativo y de rendición de cuentas, porque, de lo contrario, estarían contraviniendo el mandato constitucional que data desde los tiempos de la reforma de 1857, de que la Cámara de Diputados tendrá la facultad exclusiva de atender los temas del presupuesto.

Los senadores, en cambio, opinaban que ellos también tenían que participar en la revisión de las cuentas de los estados de la Federación más comprometidos con deuda. Y sustentaba su dicho en la afirmación de que ellos, como senadores, estaban obligados a atender los asuntos de la Federación; concretamente, de los estados de la República. Y que por eso debían meterse.

El resultado está a la vista: Se metieron los senadores, a pesar de lo que decían los diputados. Sin embargo, tardan mucho en su proceso de robustecimiento de la rendición de cuentas.
 
ESTRIBO
Con una Cámara de Diputados virtualmente desbordada por el presupuesto de egresos, aun cuando ahora son los tiempos de la revisión de los ingresos, la Comisión de Hacienda de la Cámara de San Lázaro ha salido a decir ayer que la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2017 estará lista el 17 de octubre. Tres días antes de la fecha impuesta por la ley.

La presidenta de la comisión, Gina Cruz Blackledge, ha salido a decir que ya se encuentran en sesión permanente, y avisó que trabajarán el 12, y los días sábado 15 y domingo 16.

En un comunicado, Cruz informó: “A la fecha se encuentran registradas en el archivo de la Comisión de Hacienda, 115 iniciativas en materia fiscal, 62 corresponden a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, 17 al IVA, 9 a la Ley del IEPS, 14 relacionadas con la Ley Federal de Derechos, 8 del Código Fiscal de la Federación, una sobre la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos y las cuatro del Ejecutivo federal enviadas el pasado mes de septiembre”.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add