×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
06 Marzo 2016 04:10:01
El ex presidente Adolfo Ruiz
EL EX PRESIDENTE ADOLFO RUIZ Cortines decía que un buen político es aquel que puede tragarse un sapo vivo con una sonrisa en la boca; y efectivamente, en México cualquiera que se precie de ser buen político debe dominar el arte de simular.

SIMULAR PARA DAR A ENTENDER que se tiene aquello que se carece.

TAL ES EL CASO ANTE el reciente informe sobre la preocupante situación de los derechos humanos en México, presentado esta semana por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, frente al cual el Gobierno reaccionó de inmediato negando y descalificando dicho informe.

SE PRETENDE SIMULAR QUE EN este país no pasa nada, aunque suceda de todo, a pesar de las desapariciones forzosas y ejecuciones a diario, pasando por el infierno de los reclusorios, el maltrato por parte de las autoridades judiciales y hasta por el bullying.

PRACTICAN LA SIMULACIÓN NUESTROS GOBERNANTES al hacerse pasar como paladines de la transparencia mientras ni siquiera hacen públicas sus declaraciones de bienes patrimoniales.

Simulan los diputados federales del PAN de Coahuila al hacerse pasar por transparentes sin presentar su declaración. Y ni qué decir de los diputados locales de nuestro Estado. (Ver http://www.ley3de3.mx).

SIMULAR TAMBIÉN ES PRETENDER QUE no hay ilegalidad alguna en torno a la megadeuda de Coahuila mientras que se desconoce el destino de esos dineros, aunque se sospeche a dónde fueron a parar.

SIMULAN AL DECIR QUE SE combate la corrupción mientras que la iniciativa de Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos- presentadas por el PRI y el Verde- propone, entre otros puntos, que la declaración patrimonial sea solo para la propiedad y no para el usufructo; que solo la Secretaría de la Función Pública y los Órganos Internos de Control puedan auditar e investigar los casos de enriquecimiento inexplicables. Los vampiros investigando a Drácula.

SE SIMULAN INTEGRIDAD Y HONESTIDAD mientras el enriquecimiento más que explicable, aumenta desproporcionadamente las arcas de unos cuantos, con dineros de oscura procedencia y sin rendir cuentas a nadie.

SE SIMULA AL PRETENDER COMBATIR la pobreza con actividades meramente asistenciales y demagogas.

SIMULAR ES DECIR QUE SE representa a la Ley mientras se levantan y desparecen ciudadanos inocentes. También es simular decir que se ejercen la justicia y legalidad, con apego a la Ley, mientras se negocia y se le pone precio a la impunidad.

SIMULAR ES DECIR QUE CON el injusto y complicado sistema tributario se benefician la economía y a la comunidad, mientras que esos dineros van a parar a las arcas de políticos inescrupulosos. Simular es decir que el cobro de impuestos es parejo mientras que a los grandes empresarios se les devuelven sus pagos.

SE SIMULA QUE CON UNA reforma educativa se combatirá la ignorancia mientras que las acciones del Gobierno son meramente administrativas y no pedagógicas.

SIMULAN QUE PROMUEVEN LA SALUD prohibiendo el uso de saleros mientras la obesidad y las adicciones avanzan sin freno.

SIMULAN AL PEDIR EL RESPETO a los derechos de los migrantes mexicanos mientras que a los migrantes centroamericanos se les persigue violentando sus derechos. Simular es decirse cristiano mientras se vive con lujos y menospreciando al prójimo.

SIMULAR ES DECIR QUE SE fomentan y promueven los valores familiares mientras la embarazos de adolescentes y los suicidios entre jóvenes aumentan sin control.

SIMULAR ES PRETENDER COMBATIR LA violencia prohibiendo canciones mientras nadie cuestiona la gran carga de violencia de los videojuegos que todos los niños y jóvenes juegan. ¿También prohibirán la venta de las pistolitas de agua?

SIMULAR ES PRESUMIR QUE SE trabaja para el bienestar de la comunidad y decir que se moderniza nuestra ciudad mientras que la limpieza, la vialidad y el transporte público son caóticos. Sin mencionar el aspecto estético.

SIMULAR TAMBIÉN ES DECIR QUE se promueve la cultura con eventos mediocres y superficiales, donde los responsables únicamente simulan que trabajan intentando ocultar su ignorancia y cuidando el puesto.

ABUNDAN LOS TRABAJADORES QUE SIMULAN que hacen como que laboran mientras los patrones hacen como que les pagan y como que les respetan sus derechos.

EN LAS EMPRESAS LAS OFICINAS de recursos humanos –ahora con el dominguero nombre de “capital humano”- simulan que el elemento humano es lo más importante de las empresas mientras que a los trabajadores los tratan como un desechable más en la cadena del progreso de la riqueza del patrón.

Y COMO SI NO BASTARA vivir simulando, tampoco nos quedamos atrás en disimular, volteando hacia otro lado, sin reconocer ni aceptar el lastre que nos ata.

SIMULAR QUE SE VIVE UN país que no existe es vivir una realidad virtual, donde se niega sistemáticamente la realidad. Eso explica el temor -principalmente de gobernantes y magnates- a es ser exhibidos y sobre todo, a despertar.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add