×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
27 Octubre 2016 04:00:00
El Guajardo de Economía y las transnacionales de los transgénicos
Sólo dos veces, entre casi 20 oradores, apenas fue mencionado el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (conocido como TPP por sus siglas en inglés), junto con el tema polémico de los alimentos y medicamentos transgénicos.

En la Glosa del cuarto informe presidencial, estos dos temas casi pasan desapercibidos, excepto por dos diputados, que los trajeron al debate cuando comparecía anteayer ante los diputados el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El compareciente Guajardo, por cierto, cuando respondió, lo hizo defendiendo a ese tipo de biotecnología, incluso cuando en el gobierno de Estados Unidos existe ya una gran oposición, por las fatales consecuencias que, por su uso en el campo y en la medicina, avizoran los científicos para el Planeta y para la vida en su expresión vegetal y animal.

Preguntó, y dijo, Vidal Llerenas a Guajardo: “¿Qué va a suceder, por ejemplo ahora que ya no haya TPP? Entiendo que las declaraciones de la candidata Clinton en torno al TLC pudieran no ser creíbles, pero me parece que las del TPP son muy creíbles. Creo que el TPP murió en la elección de los Estados Unidos. Y creo que eso pueda ser una buena noticia para México. ¿Cuál es la lectura del Gobierno mexicano ante lo que es muy probable que sea el fin del TPP?”

El secretario Guajardo respondió: “Lo que yo le diría es que el TPP no necesariamente en un escenario de una presidencia demócrata, es un tratado que estaría totalmente eliminado. Al menos, lo que yo he escuchado en los debates, es que se ha dicho que esta candidata ha apoyado algunos tratados y ha rechazado otros, que ella tiene un estándar para tratados. En el caso del TPP en su forma actual, ella comenta que no lo apoya”.

Guajardo continuó: “Recordemos justamente que hace muchos años, otro Clinton había dicho lo mismo del NAFTA, y justamente con la construcción de los capítulos paralelos, fue un elemento fundamental para darle viabilidad en el Congreso norteamericano. Así es que yo no daría por muerto el TPP, y menos cuando el presidente Obama todavía tiene un período que se le llama el periodo limdoc, que en el Congreso norteamericano para procesarlo entre el 9 de noviembre y el 20 de enero. Claro, su probabilidad no es alta, pero existe una probabilidad importante”.

Fue el diputado del PRD Armando Soto Espino, quien centró el tema de los transgénicos, así: “Siguiendo con el tema del TPP, son varias las críticas a ese tratado que se han planteado dentro y fuera de los países firmantes, señalando que ese tratado va más allá del libre comercio, entre otros, algunos de los aspectos criticados son los siguientes, por mencionar algunos”.

Y enumeró el diputado:

“1. Propone el aumento a la protección de patentes, por ejemplo, la de las grandes farmacéuticas internacionales que limitarían el acceso a medicamentos más baratos para atender a la población, restringiendo los medicamentos genéricos e incrementando sus precios.

“2. Otro caso es el de las patentes sobre las semillas, lo que puede incentivar la biopiratería y limitar los derechos de los pueblos a la agricultura tradicional, afectando la seguridad y la soberanía alimentaria, los transgénicos se multiplicarían en el país, y la producción se vería diezmada.

“4. Propone una mayor desregulación financiera, garantizando a las corporaciones transnacionales sus expectativas de ganancias sometiendo a los estados nacionales a demandas en tribunales extranjeros, incluso en Estados Unidos el mayor país participante en este tratado, sus dos candidatos principales a la presidencia se han manifestado en contra del mismo. Usted declaró a la prensa hace unos días, que consideraba que el TPP debería aprobarse en nuestro país”.

Y preguntó entonces Soto Espino a Guajardo: “¿Cuál es la prisa o la urgencia para que se apruebe por México este tratado que ha generado un fuerte debate a nivel mundial? ¿Qué opinión le merecen los cuestionamientos al tratado? Y si considera que el tratado afectaría a la soberanía, la economía y las libertades de nuestro país”.

Respondió Ildefonso Guajardo Villarreal: “Usted me dice que en el caso de patentes estaríamos impidiendo el incremento de genéricos. No hay nada en el TPP que extienda las patentes que actualmente están reconocidas en la Organización Mundial de Comercio en materia de productos farmoquímicos.

“La diferencia está en biotecnológicos, porque es la medicina del siglo XXI y muy pocos países participantes en el TPP tenían un marco de protección de biotecnológicos. Muchos de los países no tenían protección para biotecnológicos.

“Y déjeme decirle que es tan malo no tener protección, porque desincentiva la innovación, como tener una protección exagerada como la que pretendían Japón y Estados Unidos. Es el famoso lema de ni tanto que queme al santo ni tan poquito que no lo alumbre.

“Por eso la solución en TPP, en biotecnológicos fue una solución intermedia.

“Entonces, sin duda categóricamente: no hay extensión de farmoquímicos, no hay restricciones para que el día 1 del vencimiento de una patente farmoquímica entre inmediatamente un genérico, y sí hay una nueva formulación para patentes de biotecnológicos. Pero justamente para incentivarlos en el proceso de tener disponibles nuevas soluciones en el terreno de la medicina.

“Déjeme decirle que en el TPP no hay ningún compromiso para transgénicos. En México la ley la definen ustedes. El mecanismo entre productos transgénicos y orgánicos está definido en las leyes nacionales no hay nada que firmemos en tratados internacionales que no pase por la consideración del Congreso de la Unión. Y sin duda, bajo consulta, no es el caso de los transgénicos”.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add