×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2016 04:00:00
EL SARGENTO MARTELLET
Para hacer el libro “Seen in a mexican plaza”, George Weeks entrevistó en 1910, en la plaza de Cuatro Ciénegas, en una banca bajo un árbol de bayas chino, a un sinnúmero de personajes por don Martín, un lugareño que era su intérprete y custodio en su caja fuerte de las condecoraciones de Alphonse Martellet. Este último, se acercó al grupo, con el pelo blanco y gran bigote del mismo color, el rostro finamente arrugado y curtido por el sol del desierto, caminando con energía y ritmo militar.

Martellet, era el sargento del quinto batallón del cuadragésimo tercer regimiento de línea, veterano de la guerra de Crimea y de la invasión francesa de México bajo las órdenes del mariscal Bazaine, orgulloso propietario de las condecoraciones Cruz de la Victoria y la Legión de Honor. Un hombre tranquilo y sin pretensiones. Nació en Saint Laurent en la Gran Riviere en la provincia de Jura, en Francia. Ingresó al ejército francés en su juventud y lo dejó hasta el final de la ocupación francesa a nuestro país.

El sargento Martellet narró que estuvo presente en todos los combates sangrientos de la campaña de Crimea, que junto con los ingleses combatieron a los rusos. Fue testigo desde su batería en unas de las colinas del valle de la famosa carga de la brigada ligera, donde galoparon 600 dragones hasta la muerte, producto de un malentendido entre dos oficiales demasiado orgullosos para perder el tiempo en explicaciones, evento que ha perpetuado el cine.

Al ser cuestionado sobre los eventos que lo hicieron merecedor de las condecoraciones, el antiguo militar se levantó, se cuadró, saludó y dijo: “Las gané cumpliendo con mi deber, señor” y se retiró. Cuando el sargento Martellet llegó a México se enamoró del país, al momento del retiro de las tropas solicitó su baja y se quedó. Se casó con una hermosa mexicana y eligió el desierto de la villa de Ocampo para vivir, donde se recuerda que izaba su bandera para
distinguir su casa.

Cuando Weeks entrevistó a Martellet, este tenía 93 años y según el norteamericano parecía de 40 años. Sabemos que tuvo dos hijos: Amado y Rita. El primero tuvo cuatro: Alfonso, Alfredo, Armida y María Luisa. Alfonso se vino a Piedras Negras donde fue director de la escuela Salvador Ugarte, quien procreó a María Luisa, Amparo que también dirigió coincidentemente la misma escuela, Argentina, Alma y Alfonso Martelet Dávila; Alfredo vivió en Ciudad Acuña y tuvo 6 hijos y su hermana Armida 4: José Isabel, el conocido periodista José Luis, Flor Adela y Yolanda Medrano Martelet (Los descendientes le quitaron una “ele”), son algunos de los descendientes de Alphonse Martellet, que nunca se tomó una fotografía, dejó Francia, viajó a Crimea y terminó en Ocampo, en el desierto de Coahuila. (George Weeks)


" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add