×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
06 Noviembre 2016 03:10:00
En el desamparo
CUANDO LA VIOLENCIA Y LA inseguridad se salieron de control, empezamos a aprender geografía; desde que la nota roja se apoderó de los titulares de los medios informativos, supimos dónde se localizan Ayotzinapa, Cherán, Tlataya, Apatzingán y muchas otras poblaciones víctimas de la violencia incontenible.

LA IMPUNIDAD QUE COBIJA A criminales y delincuentes ha provocado que el hartazgo y la frustración se disparen. Aunque nos digan que la inseguridad disminuye, nos consta que no es así. En todo caso, lo único que ha disminuido son las denuncias, porque desafortunadamente de poco o nada sirve.

A PESAR DE QUE SABEMOS que el estado de derecho debe prevalecer, ya empezamos a ver con cierta simpatía a los vengadores anónimos y los linchamientos de delincuentes. El vacío de autoridad, la impunidad y la incontenible corrupción, están provocando que la justicia por propia mano vaya a la alza. La ley de la selva, pues, que se lleva entre las patas víctimas inocentes.

EL ARTÍCULO 1 DE NUESTRA Constitución establece con toda claridad que: “el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la Ley”. Sin embargo, quienes han sido víctimas de algún delito saben que rara vez sucede.

HACE POCO MENOS DE UN mes el investigador académico y periodista Sergio Aguayo, presentó un informe titulado “En el Desamparo” –auspiciado por El Colegio de México- el cual es una investigación en torno a las tragedias de San Fernando, Tamaulipas, y de Allende, aquí en Coahuila

EN ESTA INVESTIGACIÓN –DISPONIBLE EN http://eneldesamparo.colmex.mx/#inicio- se señala que a pesar de las investigaciones realizadas por parte de diferentes autoridades, en relación a los espeluznantes hechos acontecidos entre 2010 y 2011, persisten las dudas e imprecisiones.

LOS INVESTIGADORES QUE PARTICIPARON “EN el Desamparo” coinciden en que el Estado mexicano no ha hecho la tarea; no solo ha omitido su tarea sino también ha criminalizado a las víctimas, quienes junto con sus familiares y la sociedad tienen derecho a conocer lo que pasó y a recibir un trato digno.

JACOBO DAYÁN, UNO DE LOS especialistas en derechos humanos que participaron en esta investigación, comenta que la CEAV (Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas) opera como ventanilla de indemnizaciones, no de reparaciones a las víctimas. Cuestiona la lentitud de las investigaciones, las cuales no se basan en estándares nacionales e internacionales. Además, las autoridades no actuaron a pesar de saber el contexto del área y cuando ocurrieron los hechos, guardaron silencio; es más, la PGR no atrajo el caso de Allende.

AL RESPECTO, AGUAYO PUNTUALIZA QUE el enfoque de esta investigación es buscar verdades. El objetivo no es solamente denunciar lo que está mal y hacer una serie de recomendaciones, sino plantear las políticas que se deberían seguir para tratar a las víctimas, lo que representa un paso imprescindible hacia la justicia.

ESTE INFORME CONSIDERA A LOS crímenes perpetrados en ambas localidades como de lesa humanidad, ya que de acuerdo con el Estatuto de Roma se entienden como crímenes de lesa humanidad una serie de actos –entre los que se encuentran el asesinato, la esclavitud, la tortura y la desaparición forzada- que son cometidos “como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”. Como “ataque contra una población civil” se entiende “una línea de conducta que implique la comisión de múltiples actos” en contra de una población civil, “de conformidad con la política de un Estado o de una organización de cometer este ataque o para promover esa política”.

ENTRE LAS RECOMENDACIONES QUE PLANTEA “En el Desamparo” está la propuesta presentada por Open Society Justice Initiative en junio pasado, para que el Estado Mexicano demuestre su voluntad política y genere esperanzas verdaderas para poner fin a la crisis de atrocidades e impunidad, es necesario que busque el apoyo de la comunidad internacional para hacer frente a la situación.

POR ESA RAZÓN RESULTA FACTIBLE e indispensable que se constituya una entidad de investigación internacional, con sede en México, que tenga el poder de investigar y procesar causas de manera independiente en materia de crímenes atroces y casos de gran corrupción.

DE ANTEMANO SABEMOS QUE ESTO difícilmente ocurrirá; mientras tanto nos encontramos entre la espada y la pared. Por un lado la delincuencia desbordada en complicidad con la omisión del Estado y por el otro lado la propagación de la justicia por propia mano.

EXISTE LA DUDA SI ESA complicidad del Estado es deliberada o simple incapacidad; si no, cómo se explica la pésima preparación de las policías, la incapacidad profesional de los ministerios públicos, la dudosa honestidad de jueces y todas las triquiñuelas legaloides, entre otros factores. Todo esto sin mencionar el terrible sistema carcelario.

DURANTE LA PRESENTACIÓN DE “EN el Desamparo” el poeta y activista Javier Sicilia afirmó que San Fernando y Allende son la expresión de lo que sucede en todo el país y es el desamparo de todo el país. El Estado dice que tenemos derechos pero en los hechos somos seres absolutamente prescindibles.

MIENTRAS EL ESTADO NO QUIERA asumir su responsabilidad, aunque diga lo contrario, estamos en el desamparo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add