×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
21 Junio 2017 04:00:00
Esencia de papá
Mucha gente dice, y con mucha razón, que madre sólo hay una. Esta afirmación, tan popular como cierta, hace que pensemos con cariño en la mujer, icono más importante en la cultura mexicana. Pero, ¿qué hay del padre? Los padres son aquellas personas que son muy importantes en las vidas de los seres humanos, normalmente, representan una figura que otorga protección y seguridad.

Y, aunque muy probablemente no sea tan popular como el Día de las Madres, el pasado domingo 18 de junio se celebró en nuestro país el Día del Padre.

Como en muchas otras festividades, el origen difiere en las diferentes versiones que la historia guarda; a pesar de eso, podemos estar seguros de una cosa: el significado que guarda el tercer domingo de junio es igualmente especial para todos.

Papá fue el primer y más importante héroe de muchos niños y niñas; el príncipe de los cuentos; el reparador de las cosas descompuestas, en el hogar o en nuestro corazón. A algunos nos enseñó a conducir o nos transmitió su gusto por algún alimento o género de música en particular.

En muchos casos, este excepcional hombre trabajó todo lo que pudo para brindarle a su familia la mejor calidad de vida posible.

Es verdad que actualmente vivimos en una sociedad diversa. Donde la familia ha logrado evolucionar de distintas maneras. Por ejemplo, existen familias en las que hay más de una figura paternal; otras, en los que por alguna circunstancia no la hay. Lo mágico e importante de este día, es poder celebrar y agradecer a la persona que cumple la función de un padre, sea quien sea.

Una de las tareas más importantes que tiene la figura paterna, además de todas las mencionadas anteriormente, es asegurarse que los más pequeños desarrollen habilidades y valores los cuales van a ser de suma utilidad a lo largo de sus vidas.

Estos valores que son respaldados por lo que conocemos como ética, son los que ayudan a que los más pequeños se desarrollen y transformen en personas de bien; que, a su vez, ayudarán a moldear a las siguientes generaciones.

No importa si es una mamá, un papá, un abuelo, algún familiar u otra persona la que representa a esta figura en nuestras vidas, lo importante es que mantengamos vigente las enseñanzas y lecciones que nos dieron, desde una felicitación hasta una llamada de atención; y, en el caso de que esta persona no se encuentre más entre nosotros, mantener el recuerdo vivo en nuestras mentes y corazones, hacerlos sentir orgullosos.

Dicho lo anterior, es preciso recordar que no hace falta una ocasión especial para juntarnos en familia a celebrar y hacerles saber a los nuestros, cuánto los queremos. No desaprovechemos nuestro día a día para hacer una llamada, enviar un mensaje, dar un abrazo; hagámoslo mientras tengamos la oportunidad.

Si llenamos nuestras vidas con nimiedades y asuntos triviales no sobrará espacio ni tiempo para hacer las cosas que realmente nos brindan satisfacción. ¡Felicidades a todos los papás en su día!

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add