×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
19 Octubre 2016 04:00:00
‘Este gobierno, como un padre que pretende matar a su hijo, sigue asfixiando a Pemex’
La Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos fue una de las leyes que aprobó el Congreso de la Unión el 7 de agosto de 2014 con los votos mayoritarios del PRI, PAN, Panal, PVEM, un sector del PT, un sector de Movimiento Ciudadano y por casi todo el PRD.

La hicieron para el cobro de impuestos a las petroleras trasnacionales que participaran –ya están- en la exploración, extracción, producción y comercialización del crudo mexicano. Dos años después, aquellos mismos partidos políticos la han modificado este martes 18 de octubre de 2016.

¿Por qué? “Ante la volatilidad del mercado internacional de hidrocarburos”, han reformado la ley para abaratarle los impuestos a las petroleras trasnacionales”…
Con la conciencia  bien anestesiada, así desfilaron los aprobantes de la reforma:

César Rendón, del PAN: “En los hechos no es otra cosa que implementar mecanismos que flexibilicen la administración de los contratistas, incentiven la inversión en la industria y, en consecuencia, se generen mayores ingresos para la Federación”.

Con lo que dijo el PRI en voz de Miguel Ángel González Salud, ya casi los de Morena se ponen a llorar…: “Apoyamos las modificaciones propuestas en este dictamen, porque son cambios en las leyes que fortalecen la posición financiera y las capacidades operativas y de inversión de Pemex, porque fortalecen el Estado mexicano con las adecuaciones legales para lograr una mayor renta petrolera, porque aseguramos la consistencia y equidad entre las inversiones y las deducciones en materia energética y porque damos mayores herramientas a nuestras autoridades fiscales, para una mejor fiscalización en la materia y, en suma, ganamos todos los mexicanos. Es cuanto”.

Waldo Fernández, del PRD: “En el caso de los ingresos de hidrocarburos iremos a favor, porque se atendieron las peticiones concretas en el dictamen, aunque haremos reservas en lo particular, porque consideramos que hay asimetría entre la parte fundamental de Pemex como empresa y los beneficios que se le están dando a empresarios”.

El resto era una sintonía con el PRI y PAN: “Que se otorguen beneficios fiscales a los asignatarios para que cumplan sus obligaciones fiscales por medio del establecimiento de límites de los montos de deducciones por concepto de gastos, costos e inversiones que”…
 
Otra vez el único opositor fue Morena, que en voz de Rocío Nahle García –la única especialista del Congreso en el tema energético- les dijo que este dictamen “evidencia claramente que la reforma energética es un gran fracaso”.
He aquí partes medulares de lo que dijo Nahle:

“Ante la ausencia de grandes empresas y las grandiosas inversiones que el Ejecutivo anunció, ahora la intención es flexibilizar el régimen fiscal de los contratos. Todavía más, los cambios a los artículos 3 y 10 son una forma de evadir la regalía que tanto les molesta a las empresas ganadoras y a las aspirantes a explotar un bloque petrolero.

“Es tan evidente el fracaso, que a pesar de entregar campos maduros listos para producir y con instalaciones que los ganadores no han pagado todavía, se les permite pagar menos regalía y deducir más por concepto de ISR como lo establece el artículo 32.

“El fracaso de la reforma energética es hoy es una realidad: La producción viene cayendo, la refinerías están trabajando a un 45 por ciento de su capacidad, la producción petrolera la tienen contemplada para un millón 920 mil barriles por día, qué lejos estamos de los 3 millones.

“Que quede claro que la apertura no es fracaso sólo por los precios bajos del barril del petróleo en el mercado internacional, es un fracaso porque le han impulsado un estado débil y corrupto, que se ha dedicado a debilitar a su empresa petrolera, como comparativo es como aquel padre que pretende matar a su hijo, eso es lo que han estado haciendo con Pemex.

“ Lo que están haciendo ustedes, PRI, PAN, Verde, todos los partidos que van a votar a favor esta Ley de Ingresos, para hacer más atractivo que las empresas transnacionales y nacionales se apropien de la renta petrolera que pertenece a todos los mexicanos, se llama traición a la patria y la historia los va a juzgar.

“Los cambios en el artículo 41 y 42 no son un apoyo real para fortalecer la capacidad operativa de Pemex, la autorización para aumentar la cantidad que Pemex puede deducir por barril no es un apoyo real para fortalecer la capacidad operativa; es una respuesta del Ejecutivo a la demanda de los banqueros para que Pemex tenga mayor capacidad de pago. Ese es el fondo.

“Se propone reducir al mínimo la posibilidad de recuperación de inversión en exploración y explotación que la Secretaría de Energía les otorgó. De 76 mil 644 mil pesos proyectados, la secretaría habla solo de darles cuatro mil 614 millones; solo se contempla un 6.5 por ciento.

“La red de endeudamiento en la que han sometido a Pemex es criminal ante este juego perverso que ustedes utilizaron y aprobaron en la reforma energética; es de casi 100 mil millones de dólares. Es tremendo lo que estamos pasando.

“Los campos que fueron entregados a privados se les cobró un derecho de admisión y a cambio se les está pidiendo una renta mínima, y hoy en la Ley de Ingresos de Hidrocarburos todavía van a flexibilizar más, porque no han llegado las inversiones, porque aparte se les están regalando prácticamente hasta los equipos de perforación en muchos campos que se han cedido como migración. Es increíble”.

Al final, la aprobaron y turnaron al Senado.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add