×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
21 Diciembre 2016 04:00:00
Fe flexible
Las danzas tradicionales en el noreste de México se caracterizan por una monotonía seductora cuyos efectos aprisionan la atención sin que nadie pueda explicarse en qué momento el sonsonete del tambor y el metal en los huaraches se convierta en un péndulo hipnotizador.

Los danzantes grandes aprendieron a costurar sus trajes, bordar chaquiras, pintar plumas y coronarse con ellas; supieron manipular los materiales que hacen ruido en cada paso para despertar la atención de la deidad a quien deseen honrar con una fe que, además de tener grande resistencia física y espiritual, es tan flexible como el tiempo.

He visto danzar desde hace más de cuarenta años. Siempre hay ancianos, adultos jóvenes, adolescentes y niños en esos grupos. Conforme pasa el tiempo trato de explicarme los motivos que cada uno tiene para dedicar 10 horas del día a una actividad física que para cualquier pagano no tendría rédito ninguno.

Nunca he llegado a conclusión certera, sin embargo, acabé por reconocer que las razones que los llevan a ese ritual quedan incólumes, no importa cuánto se trastoque la apariencia. Hoy en día, puede ser innecesario conocer la técnica para fabricar las sandalias con suelas de metal, pues bien calzan los danzantes chanclas plásticas que tenis; es viable soliviantar el ingente sol, porque no hay pecado en llevar lentes oscuros, en fin, nada externo entra en demérito de las manifestaciones fidelísimas en mi país.

Puede ser que mi ignorancia por esas creencias profundas y heredadas sea mucha, al fin y al cabo, igual que llevar zapatos Crocs en la danza de la Virgen, a las tradiciones de la fe no le altera ni una milésima parte la esencia de hacerse presentes para cumplir con un compromiso que adquirimos no sabemos exactamente cuándo ni cómo, pero es evidente que se dejará atrás todas las modas, las dudas y las ignorancias.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add