Aunque muchos en México no saben ni qué países integran el G-20, la cumbre que se realizará en Los Cabos en junio próximo es sin lugar a dudas el foro más importante a nivel internacional en el último año de la administración de Felipe Calderón.

Es la primera cumbre del G-20 que se realizará en América Latina y el reto de Calderón es lograr que se tomen acuerdos que realmente permitan avanzar y tener un crecimiento económico estable.

A raíz de la crisis de 2008 el G-20 se transformó de una reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales, a una cumbre en la que los mandatarios de los 20 países más grandes del mundo buscarán soluciones coordinadas para enfrentar la inestabilidad financiera.

El gran riesgo después de que la cumbre de Cannes estuvo acaparada por la crisis griega, es que tampoco se lleguen a acuerdos en Los Cabos y se debilite el G-20.

De aquí que Patricia Espinosa, secretaria de Relaciones Exteriores haya hecho a un lado su reticencia a los medios y no sólo esté más activa difundiendo la importancia del G-20 en México, sino que convocó a una reunión de cancilleres en Los Cabos que concluye hoy. Es la primera vez que en el marco del G-20 con una temática esencialmente financiera se reúnen los cancilleres con la propuesta de México de fortalecer al G-20 y darle seguimiento a los compromisos acordados en las cumbres.

Y lo que busca Espinosa es ir más lejos, y realmente haya un llamado de atención a los países del G-20 y elevar el costo político de los países que no cumplen.

No extraña en este contexto que el canciller brasileño haya cancelado su asistencia porque las medidas proteccionistas que aplica el gobierno de Dilma Rousseff están en contra de los compromisos del G-20 en pro de un mayor comercio.

PREOCUPACIÓN POR INGENIOS DE CAZE

Preocupa al gremio cañero la posibilidad de que el gobierno privatice a través de asignación directa los nueve ingenios que eran propiedad de Grupo Caze de Enrique Molina y que después de una década siguen sin venderse.

El secretario de Agricultura, Francisco Mayorga, aseguró en entrevista publicada el pasado 6 de febrero en EL UNIVERSAL, que a pesar de que “hay obstáculos jurídicos que impiden la licitación”, están negociando con los anteriores dueños de Caze y con empresarios interesados que ya incluso presentaron una oferta concreta.

La privatización de los ingenios decretada en septiembre de 2001 fue uno de los más graves errores de la administración de Vicente Fox porque se expropiaron unos ingenios y otros no y porque el gobierno nunca pudo demostrar el interés público por lo que perdió todos los litigios y los ingenios regresaron a manos privadas, en su mayoría a sus anteriores dueños.

La venta de los ingenios de Caze que representan 25% de la producción nacional lleva más de una década entrampada por los litigios interpuestos por Molina quien tuvo que salir del país por problemas fiscales.

Es de prever que si se concreta la privatización en asignación directa habrá una fuerte oposición del sector que exige que se realice una licitación pública y transparente más aún tratándose del controvertido Caze cuyo quebranto fue una de las razones que esgrimió Fox para expropiar los ingenios.

Y hay que reconocer que sí resulta extraño que se afirme que hay obstáculos jurídicos para licitar pero no para una asignación directa.

MEXICANA, CNBV SIN SOLICITUD DE INVESTIGAR CHEQUE

La CNBV que preside Guillermo Babatz, informó que no ha recibido solicitud de ninguna autoridad judicial para investigar la procedencia de alguna cuenta bancaria relacionada con el rescate de Mexicana. Esto significa que ni el juez Felipe Consuelo quien otorgó la suspensión indefinida al concurso mercantil de la aerolínea porque supuestamente vio el cheque por 415 millones de dólares, ni Mifel el banco que maneja el fideicomiso, han iniciado ningún trámite para confirmar la licitud de los recursos. La CNBV desmiente así a Christian Cadenas, de MedAtlántica que hace dos semanas aseguró que sí estaba el depósito y que sólo faltaba que las autoridades financieras verificaran procedencia de los recursos.

Y aunque Dionisio Pérez-Jácome se reunió con Cadenas para manifestarle su apoyo a un rápido inicio de operaciones de Mexicana, el Sindicato de Pilotos insiste en culpar a la SCT de obstaculizar la venta y presentará una denuncia ante la PGR en contra del subsecretario de Transportes, Felipe Duarte.

Sin embargo, desde la suspensión de Mexicana, la SCT estableció que no habrá rescate con recursos públicos y para reanudar operaciones se requiere que alguno de los postores demuestre solvencia económica.