A la memoria del querido Dr. Alfredo Nolasco Cabral

La manzana envenenada se llama Gabriela Cuevas. Es la nueva presidenta de la Comisión del Distrito Federal en la Cámara de Diputados. Como a la muñeca fea, todos los perredistas, todos, la quieren… estrangular. Es un demonio. Con la Cuevas en esa posición clave al perredismo ciudadano le salió un grano ahí mero.

La presencia de Gabriela será un infierno para los dueños políticos de la Ciudad de México. Nadie en el partido del sol azteca podrá olvidar los golpes de esta “niña”, egresada del ITAM. El primero, y hasta el cansancio, contra Andrés Manuel López Obrador. Se le colaba en las madrugadas en las conferencias de prensa, nomás por joder. Una especie de “noroñita” de cuello blanquiazul. AMLO le cerró la puerta. Gabriela se amparó; ganó y luego le pintó cremas. Es brava.

Cuando se dio la siniestra maniobra foxista para desaforar al Peje, minutos antes de convertirlo en mártir, Cuevas y Federico Döring, con lana del jefe Diego, prepagaron la fianza, por si acaso Andrés Manuel intentaba una foto tras las rejas.

Ya convertida en delegada de Miguel Hidalgo, le hizo la vida imposible a todos, desde el Jefe de Gobierno hasta los vecinos de Lomas y Polanco. Cerró antros y negocios que florecieron al amparo del gobierno perredista. El punto culminante de su gestión fue tirar al suelo la Torre Bicentenario, de 70 pisos, que se construiría encima de una gasolinera, una agencia automotriz y un taller edificados, en 1948, por el arquitecto Vladimir Kaspé. La constructora Danhos y el empresario español Amancio Ortega (tiendas Zara) fueron promotores de la mega obra. Dejaron de ganar más de 600 millones de dólares. Los inversionistas estaban representados por Jorge Gamboa de Buen, servicial ex colaborador de Manuel Camacho y Marcelo Ebrard. Gabriela, se las debe.

La Comisión del DF en San Lázaro será un foco permanente de tensión. Gabriela Cuevas no va a mover un milímetro su afán golpeador contra el PRD. Para ella es un mantra. Colocarla en esa posición clave, negociada con el PRI de Francisco Rojas, puede leerse como un capricho calderonista contra sus eternos adversarios. Ponzoña pura. El PRD del DF se siente agraviado. No busca quien se la hizo, sino quien se la pague: ¿Sodi y Orvañanos? El PRD no sólo se achicó electoralmente; en 48 horas perdió más que en una década; dos delegaciones y la Comisión fundamental para el proyecto político de Marcelo, sin contar el numerazo de Juanito. El Jefe de Gobierno quedó en ridículo. Así comienzan las tragedias.

RENDIJA

A estas horas, los 115 miembros del Comité Olímpico Internacional habrán decidido en Copenhague la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Según las apuestas de intrade.com, la candidata más fuerte, hasta esta madrugada, era Chicago, 30 puntos arriba de Río y más de 50 por encima de Tokio y Madrid.

.(JavaScript must be enabled to view this email address)