×
Lorena Carrillo
Lorena Carrillo
ver +

" Comentar Imprimir
28 Octubre 2016 04:00:00
Gritos y alegría
Debido a la gran cantidad de tráfico en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el avión de Aeromar llegó alrededor de media hora tarde a la terminal aérea de Piedras Negras, lo cual causó ansiedad entre las personas que esperaban a sus familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Mientras llegaba la aeronave, el Aeropuerto Internacional de Piedras Negras se llenó de gritos y alegría con la visita de los estudiantes del preescolar Federico Froebel que tuvieron la oportunidad de ver el aterrizaje del avión de Aeromar desde el balcón, un sitio privilegiado, ya que permite observar desde la llegada de las aeronaves hasta que quedan estacionadas en la plataforma.

FIESTA
Bárbara Villarreal con su inseparable Lucho llegó ayer en el vuelo de Aeromar y fue recibida por su madre Juany Ochoa y su hermana Jéssica Villarreal.

La visita de Bárbara Villarreal en esta ocasión será por cinco días y con el viaje aprovechará para ir a una fiesta de Halloween con amigos que viven San Antonio para la cual se disfrazará de guerrera al estilo Mad Max.

Bárbara Villarreal continúa residiendo en la Ciudad de México, donde convina sus estudios de alta repostería con su trabajo en el mundo del modelaje.

COMPADRES
Igual de bromista y alegre que siempre llegó a Piedras Negras, Jorge Parra, quien viene a pasar unos días con su compadre Joel Álvarez, a quien visita cuando menos una vez al año.

El señor Parra bajó del avión y se encontró con su compadre Joel que lo esperaba desde hora temprana y se fundieron en un gran abrazo que muestra el cariño que existe entre ellos.

TERMINAR
Alberto Beltrán, de la empresa Ticsa, llegó a Piedras Negras, ya que en su carácter de supervisor de la empresa debe firmar algunos documentos para llevar a cabo la entrega de la obra que realizó la empresa en la planta cervecera.

VACACIONES
Debido a que Yazmín, la perra de la Secretaría de la Defensa Nacional, está tomando unos días de vacaciones, la está supliendo Nanay, otra hembra entrenada para la detección de drogas.

Nanay llegó del criadero de caninos con que cuenta la Secretaría de la Defensa Nacional, donde los canes son entrenados para que hagan labores de distintos tipos.

Hay perros y perras entrenados para la detección de drogas, otros logran detectar dinero, explosivos y algunos más son capacitados para localizar personas.

Resulta que Yasmín está tomando unos días de vacaciones, ya que según los entrenadores también los animales sufren estrés y es necesario que tomen algunos días de descanso, tiempo en el que sus actividades solamente son dormir, comer y salir pasear.

Este tipo de animales son muy valiosos para la Sedena por el entrenamiento que tienen, por lo que cuando deben ser trasladadas lo hacen a bordo de aviones militares o en los vehículos perfectamente escoltados para evitar que alguien trate de robarlos o atentar en su contra.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add