×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
28 Noviembre 2016 04:00:00
Hechos insólitos Revolucionarios
El general Rosalío Hernández combatió al porfiriato y al huertismo, fue uno de los principales dirigentes villistas pero en 1916 dejó las filas villistas. En 1915 se dice que estuvo en Piedras Negras y visitó al barbero. Mientras lo llenaban de crema de afeitar, los hombres de su escolta irrumpieron para notificarle que en el tren que estaba por llegar venía un sacerdote con el que tenía cuentas pendientes. El General ordenó que lo aprehendieran y fusilaran.

El barbero al escuchar la orden, colocó su navaja de afeitar sobre la yugular del militar diciéndole: “Revoque sus órdenes o aquí se muere”. Sorprendido, el General desistió y pidió a sus hombres que esperaran afuera, el barbero continuó rasurando consciente de que tendría que pagar con su vida el haber salvado al religioso. El militar le dijo: “Tengo que reconocer que s usted muy hombre, pero tengo que admirar que su amistad es aún mayor. Considéreme desde este momento su amigo” y le estrechó la mano. El barbero y el cura salvaron la vida.

El 30 de noviembre de 1911, el presidente Francisco I. Madero sorprendió a los mexicanos al volar como pasajero durante cuatro minutos sobre los llanos de Balbuena, tripulado por el piloto Diyot, en los principios de la aviación en México donde había escasa seguridad. Madero se convirtió en el primer presidente en la historia del mundo en volar en avión. Cuando estalló la revolución contra Huerta, los pilotos Gustavo y Alberto Salinas Carranza, lograron vender a Venustiano Carranza la idea de los útil que podrían ser los aviones para el movimiento rebelde y autorizó la compra de algunos biplanos.

Gustavo tuvo la suerte de ser enviado al ejército del noroeste, cuyo jefe, Álvaro Obregón, se caracterizó por ser innovador en el arte de la guerra. En abril de 1914, en Topolobampo, Sinaloa, Gustavo fue comisionado para realizar el primer bombardeo aéreo en la historia de México.

Durante hora y media y a una altura de mil pies, durante hora y media estuvo lanzando bombas sobre el cañonero Guerrero del Ejército federal. El espiritismo que rodeó a Madero y su asesinato, crearon un ambiente místico en los días siguientes a su muerte.

Al acercarse la semana santa, en marzo de 1913, la gente esperaba que Madero resucitara. Su tumba en el panteón Francés de la Piedad, semejaba un hermoso jardín. Decenas de arreglos florales, coronas, hojas con poemas y pensamientos llenaban de luz aquel triste lugar. Al acercarse la fecha esperada, el gobierno de Huerta tomó sus providencias, colocando soldados alrededor del panteón, ya que se temía que sacaran el cadáver para que no dijeran que el domingo de resurrección había resucitado. Amaneció el esperado día y no pasó nada.

Sin embargo se concluyó que Madero había resucitado en la conciencia nacional. (Tomado del Anecdotario Insólito de la Historia Mexicana de Alejandro Rosas).

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add