×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
20 Diciembre 2015 04:10:55
Imagínate que te pasas un rojo
IMAGÍNATE QUE TE PASAS UN rojo y te para un agente de Tránsito. La lógica diría que deberías asumir la responsabilidad y aceptar la infracción; pero imagínate también que en vez de ello te haces el ofendido, amenazas al agente y lo acusas de todo lo que se te ocurra y hasta de violar tus derechos humanos, todo esto gritándolo cínicamente a los cuatro vientos.

ESTA ACTITUD QUE PARECERÍA ABSURDA y carente de justicia es prácticamente la misma que ha estado llevando a cabo el Partido Verde Ecologista ante el fallido intento de la Fepade por ejercer la justicia hace un par de semanas.

DESDE HACE TIEMPO, Y SOBRE todo en las pasadas elecciones, este partido –el de las tres mentiras- se ha dado gusto violando continuamente la Ley Electoral y cosechando multas que quién sabe si pagarán.

A FINAL DE CUENTAS LAS trapacerías le dieron resultado a este partido al aumentar de 29 a 42 legisladores, además de la recompensa para su ex dirigente Arturo Escobar al ser nombrado subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación.

POR UN MOMENTO CREÍMOS QUE la Fepade, por medio del fiscal Santiago Nieto, por fin ejercería acción penal contra los tramposos. Pero, oh sorpresa, desde la cumbre del poder inició una campaña de desprestigio y linchamiento contra el Fiscal. Por supuesto que no pasó –ni pasará- nada.

LA SUMA DE ACCIONES LLENAS de sospechosa legalidad de Arturo Escobar no han sido suficientes para ser denunciado y ni siquiera molestado. En 2009 fue sorprendido en un aeropuerto transportando un millón de pesos en efectivo; no pasó nada. Repartir en tiempo electoral 10 mil tarjetas de descuento que ofrecían beneficios tampoco suscitó acción legal alguna.

Con la ilegal difusión de spots durante la pasada campaña electoral tampoco pasó nada. La elaboración de propaganda sin cumplir con lo establecido por la Ley en materia de Ecología, tampoco pasó nada. Enviar mensajes proselitistas a través de las redes sociales por futbolistas el día de la elección, tampoco pasó nada.

LLAMA LA ATENCIÓN QUE ESTE partido “medio ambientalista” es el único en el mundo que defiende la retrógrada idea de la pena de muerte. Por todos es sabido que es un negocio familiar dirigido por mirreyes y juniors que –como dice Jenaro Villamil- tienen una mano en la telecracia y otra en la cleptocracia.

DE HABER CONGRUENCIA CON LO que establece la ley y con la justicia, a este partido podría cancelársele su registro. Pero no pasa nada.

POR EL CONTRARIO, ESCOBAR FUE premiado con una Subsecretaría además de haber sido defendido apasionadamente por la camarilla en el poder y por el periódico El Universal.

Ante toda esta demostración de impunidad sólo falta que ahora tengamos que pedirle perdón.

LO MÁS LAMENTABLE DE TODA esta situación no es cómo la autoridad se pitorrea de la ley y la justicia sino el daño que le están ocasionando a la credibilidad en las instituciones y sobre todo en la justicia y en la legalidad.

ES UN SECRETO A VOCES que nadie cree en la inocencia en torno a la mentada “Casa Blanca”; nadie cree en la “verdad histórica” de los normalistas desparecidos; nadie cree en los beneficios de las mentadas reformas, ni en la impartición de justicia, ni en la libertad de expresión siquiera. Y no pasa nada.

ESTA INCREDULIDAD QUE CRECE A diario está ocasionando que dejemos de creer en el país que tenemos e incluso hasta en nosotros mismos. Tal parece que la impunidad va ganando la partida.

ESTA IMPUNIDAD TAN ARRAIGADA POCO apoco va minando la confianza a lo largo y ancho del país. Nos dicen que somos un país de leyes, sí, pero se aplican con criterios para proteger a los poderosos siguiendo la frase que se le atribuye a Benito Juárez: “Para mis amigos justicia y gracia, a mis amigos justicia a secas.

CUANDO SE ALZA LA VOZ para inconformarse, a sabiendas que no pasa nada, nos dicen que hay conductos legales, que vivimos en una democracia. Pero eso de que somos un país democrático es puro rollo, no deja de ser únicamente un buen deseo y sólo existe en el discurso y propaganda oficial.

TODAS ESTAS ACCIONES SUPUESTAMENTE “LEGALES” y el discurso enrollador son una burla. Y como saben que somos apáticos no pasará nada y podrán seguir de tramposos.

POR ESO, LA PRÓXIMA VEZ que cometas un infracción de tránsito y te detengan hazte la víctima, calumnia a la autoridad y denúnciala; pero ojo, si no eres influyente mejor no te arriesgues. La impunidad sólo aplica para los colados.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add