×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
04 Octubre 2016 04:00:00
Ingresos y egresos… y el “quiero que sepan que Trump puede ganar”
Estos son los tiempos del paquete presupuestal, a partir de la semana que comienza: La Cámara de Diputados tiene de aquí al día 20 de octubre para revisar y aprobar el conjunto de leyes de los ingresos; a partir de ese día y hasta el 30, los senadores revisarán y autorizarán el mismo paquete. Entonces, a partir del 1 de noviembre y hasta el día 15 de ese mes, la Cámara de Diputados revisará el presupuesto de egresos de la federación, que, por cierto, ya gravita con gran fuerza por estos días en San Lázaro, a pesar de que no está en sus tiempos formales todavía.

En el caso de los ingresos, desde ayer, los diputados que integran la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados se reúnen en conciliábulos. Incluso, trascendió en los pasillos de San Lázaro que hay un grupo de diputados que ha comenzado a reunirse con cabilderos enviados por los cigarreros y los refresqueros, los dos subsectores que tradicionalmente han sido vapuleados cada año con incrementos, a pesar de que suelen decir los legisladores que los
impuestos no suben.

Y las dos justificaciones son sociales: Los refresqueros, particularmente los que producen la cocacola, son causantes directos de la disparada enfermedad de la diabetes. Y que, por causa de los cigarreros, en México mueran cada año unos 65 mil mexicanos con los pulmones hechos cisco; personas sustituidas haciendo adictivos a niños y
adolescentes.

En los pasillos y patios de San Lázaro han comenzado a transitar más personas.

El patio central del palacio legislativo semeja una romería a media mañana.

Muchas de esas personas son cabilderos, o ujieres de los cabilderos. Ayudantes de los ayudantes. Andan en busca de diputados de diversas comisiones,
particularmente de la que ahora protagoniza el proceso legislativo sobre el paquete fiscal para 2017: La de Hacienda y Crédito Público, que preside el PAN a través de Gina Andrea Cruz Blackledge, de Baja California.

No es sencilla la revisión del paquete, por la manera como se ha desenvuelto la economía en los últimos días, susurran algunos legisladores en el pasillerío.

“Está muy resbaladizo el presupuesto”, dicen, sobre todo a partir de que el efecto Donald Trump se aupó sobre la economía del país. Si ganase el candidato republicano, hablan en susurro algunos legisladores, “lo que se decida en el Congreso mexicano estaría quedando muy rebasado. Y podría incluso tener que hacer ajustes de las leyes de ingresos en un periodo extraordinario”.

Son ecos inéditos en el Congreso mexicano. A veces quisieran, dicen en susurro otra vez dos diputados, que mejor esto se decidiera en noviembre, cuando se sepa ya quién ganó en los Estados Unidos.

Este lunes, por cierto, en la Cámara de Diputados, causó revuelo un comentario que hizo el ex alcalde de la ciudad de Los Ángeles, California, Estados Unidos, Antonio Villarraigosa, quien a la de sin susto… dejó caer a mitad del palacio legislativo de San Lázaro cuando participaba en el Foro Derribando ese Muro: Las Elecciones en Estados Unidos y
el Efecto Trump”:

“Quiero que sepan que Donal Trump puede ganar”, dijo el mexicano-estadounidense que milita en el Partido Demócrata. Y advirtió que si Trump habla como habla agraviando a los mexicanos es “porque puede hacerlo, porque no hay consecuencias”. Y porque, insistió “él jamás hubiera hablado abiertamente de un grupo tan grande si este grupo votara; pero como no vota (el grupo mexicano) cree que puede hacer lo que le da la gana”.

El tema del presupuesto está adelantado a sus tiempos: Ante el recorte propuesto por el Ejecutivo Federal al gasto de 2017, prácticamente todas las comisiones ordinarias se muestran alarmadas. ¿Cómo pelear más presupuesto si no pasa un día sin que Hacienda recuerde que el ajuste
será en serio?
Verbigracia: ayer, la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación reiteraba su dicho de la semana pasada: Se esforzará por más presupuesto para la Auditoría Superior de la Federación, con el propósito inexcusable de que refuerce las instituciones que se harán cargo del Sistema Nacional Anticorrupción.

De las siete instituciones que girarán en torno del Sistema Anticorrupción, cinco ya existen y dos serán nuevas. El Ejecutivo Federal, en su propuesta de presupuesto 2017, no sólo planteó una reducción al presupuesto destinado para el Sistema Anticorrupción, sino que también propuso que las dos nuevas instituciones tuvieran cero presupuesto.

Las cinco existentes son la Secretaría de la Función Pública –el órgano de control interno subordinado al Ejecutivo Federal-, la Auditoría Superior de la Federación, el INAI, el Consejo de la Judicatura y el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Las dos instituciones nuevas, que el presidente Enrique Peña Nieto puso en ceros en su propuesta de paquete fiscal, son: La Fiscalía Especializada Anticorrupción y el Comité Ciudadano.

La semana pasada apenas, la Auditoría Superior de la Federación solicitó a la Cámara de Diputados que no le quiten los 320 millones de pesos que propuso el Ejecutivo quitar para 2017, respecto del presupuesto que obtuvo en 2016.

Los diputados del PRI y PVEM dijeron que es difícil que le cumplan lo solicitado, porque también hay otras áreas del gobierno que se quedarán sin recursos.

Diputados del PRD, PAN y Morena dieron esperanza a la ASF de más recursos, necesarios, admitieron los opositores, para robustecer la rendición de cuentas tan vapuleada por un sistema de administración pública que ya tiene a México entre los peores países del mundo en materia de combate a la corrupción.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add