×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
24 Noviembre 2016 04:00:00
La cabeza de Francisco Villa
La noche del 5 de febrero de 1926, la tumba de Francisco Villa fue profanada por desconocidos y se llevaron la cabeza.

De este hecho existen cinco versiones: En la primera, el Gral. Francisco Durazo dijo que el Gral. Arnulfo Gómez había sido el autor intelectual, afirmando que un hombre del que desconocía su nombre, apodado “El Chololo”, había llegado a Parral enviado por el Gral. Gómez y fue el que decapitó el cadáver y desapareció.

Durazo aseguró que la cabeza no salió del país. Segunda versión: Los doctores James Witney Hall y Orlando Scott, procedentes de Chicago, contrataron a un individuo de ascendencia sueca llamado Emilio Holmdhal y a Alberto Corral para que decapitaran el cadáver, se hospedaron en el hotel Fuentes de Parral y la noche del 5 de febrero salieron del hotel en su automóvil para ir al panteón, saltaron la barda, abrieron la tumba y decapitaron el cadáver.

Se cree que quien lo hizo se lesionó, porque quedaron algunos algodones tintos en sangre, regresaron al hotel y al día siguiente fueron aprehendidos por la Policía, porque el administrador del panteón los identificó como sospechosos.

se les encontró un hacha manchada con sangre, picos y herramienta, pero quedaron en libertad por falta de pruebas.

Tercera versión: el Gral. Francisco Durazo recibió una oferta de 10 mil dólares por la entrega de la cabeza de Villa, ordenando la tarea al cabo José Garcilazo y a los soldados José Martínez y Felipe Cruz. Emilio Holmdahl era el encargado de recibir la cabeza y pagar la cantidad convenida.

El escándalo propició la detención de Holmdahl, el pago no se realizó, la cabeza estuvo de mano en mano hasta que fue sepultada en un lugar cercano a la carretera de Parral a Jiménez. Cuarta versión: La prensa americana publicó una entrevista de Emilio Holmdhal cuando llegó a El Paso, Texas, procedente de Parral, anunciando que la cabeza de Villa estaba en Chicago en poder del Dr. Orlando Scott, quien se proponía estudiarla. Quinta versión: Unos americanos le ofrecieron 50 mil dólares al Gral. Arnulfo Gómez por la cabeza de Villa, quien comisionó al Gral. Francisco Durazo, pidiéndole llevara la cabeza a la estación Jiménez.

Durazo ordenó al médico militar Guillermo Villarauz que con un grupo de soldados realizara la misión, quienes entregaron la cabeza en una caja de madera con bisagras y cerradura al chofer de Durazo, Ernesto Weisel, quien la llevó a Jiménez, donde los americanos ofrecieron pagar la mitad de lo pactado, el chofer lo consultó con Durazo, quien le ordenó volver por todo el dinero, pero como sólo recibió 10 mil dólares, Durazo ordenó que se deshiciera de la cabeza, la que fue sepultada entre Parral y Salaices.

Lo cierto es que la cabeza nunca apareció. Periódico “Siete Leguas” Parral, Chihuahua, 4a. edición de Ma. Margarita Caballero Ramírez.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add