×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
08 Febrero 2017 04:00:00
La diócesis de Saltillo –su creación-
El territorio que hoy ocupa el estado de Coahuila fue agregado al obispado de Guadalajara, que había sido creado el 13 de julio de 1548, teniendo como cabecera la catedral de La Asunción de María Santísima de la ciudad de Guadalajara. Así se fueron agregando paulatinamente las misiones que se fueron fundando. Como su extensión era inmensa, se solicitó a Roma su división.

El 28 de septiembre de 1620 se creó la Diócesis de Durango, que tiene como cabecera la catedral de la Inmaculada Concepción de la ciudad de Durango y la parte sur de Coahuila pasó a formar parte de esta, mientras que las partes del centro y norte, siguió perteneciendo a la de Guadalajara.

El papa Pío VI, erigió el Obispado de Linares el 15 de diciembre de 1777, que tenía como sede la catedral de San Felipe Apóstol de la ciudad de Linares, Nuevo León y comprendía los actuales estado de Tamaulipas y Nuevo León. El 30 de octubre de 1891 se erige la nueva Diócesis de Saltillo formada por parroquias que fueron separadas de las Diócesis de Linares, Durango y Zacatecas. De Linares: Las de Santiago y San Esteban de Saltillo y las de Arteaga, Ramos Arizpe, Candela, Monclova, San Buenaventura, Nadadores, Cuatro Ciénegas, Santa Rosa, San Fernando, Nava, Piedras Negras, Río Grande, Progreso y la recién erigida de Sierra Mojada.

De Durango: Álamo (Viesca), Matamoros de la Laguna y Parras. De Zacatecas: La de Encarnación, Tanque de la Vaca, La Ventura y San Carlos. La parroquia de Santiago de la ciudad de Saltillo fue erigida catedral y como administrador apostólico a don Santiago de la Garza Zambrano, que fue luego convertido en el primer obispo de la Diócesis de Saltillo el 19 de julio de 1893, y se mantuvo en el cargo hasta el 17 de febrero de 1898, en que fue cambiado a la Diócesis de León.

En 1895, la diócesis tenía la catedral, un seminario y 23 parroquias: San Esteban en Saltillo, San Nicolás Tolentino de Ramos Arizpe, San Isidro Labrador de las Palomas de Arteaga, San Francisco de Asís de General Cepeda, La Asunción de Santa María de las Parras de Parras, la de la ex hacienda El Rosario, municipio de Parras, Nuestra Señora del Refugio de Matamoros, San Pedro Apóstol de San Pedro, San Miguel del Porvenir de la ex hacienda del Porvenir (municipio de Francisco I. Madero), Nuestra Señora de Guadalupe de Torreón, Nuestra Señora del Refugio de Sierra Mojada, Nuestra Señora de Guadalupe de Monclova, San Vicente Ferrer de Abasolo, Santo Patrono de San Buenaventura de San Buenaventura, Nuestra Señora de las Victorias de Nadadores, San José de Cuatro Ciénegas, San Carlos Borromeo de Romero Rubio (Candela), San José de Progreso, Santa Rosa de Lima de Múzquiz, San Fernando de Rosas de Zaragoza, Nuestra Señora de Guadalupe de Ciudad Porfirio Díaz (Piedras Negras) y Dulce Nombre de Jesús de Rosales (Villa Unión).

La sede episcopal estaba en el Colegio de San Juan Nepomuceno. Don José María Portugal y Serratos tomó posesión como el segundo obispo de la Diócesis de Saltillo el 4 de abril de 1898, llegó procedente de la Diócesis de Sinaloa donde fue obispo. Fue un místico, orador, filósofo, teólogo y escritor.

De su pluma emanaron 28 obras editadas por la imprenta de E. Subirana, en Barcelona, España. Mañana, la continuación de esta semblanza. (Tomado de “Diócesis de Saltillo 1891-1991, 100 años”, de P. Rodolfo Escobedo. 1990)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add