×
Autor Invitado
Autor Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
08 Enero 2017 04:00:00
La gota que derramó el vaso
La Ingobernabilidad que demuestra el Gobierno de la República es más que evidente, el aumento de forma radical del combustible es una solución errónea a los problemas que le aquejan a sí misma.

De todos los males que aún no resuelven, le añaden otro más, cuando los únicos perjudicados somos los consumidores, los mexicanos.

La devaluación histórica del peso, índices inflacionarios, huelgas, marchas de protestantes, la adulación a Donald Trump, la homologación al 16% del IVA en las fronteras, aumento de la pobreza extrema… son algunos factores que no ha brindado el Gobierno de la República que encabeza Enrique Peña Nieto.

Para muchos representa un Estado fallido, para otros el inicio de la cede de Los Pinos a otro partido político o a un independiente. Lo que está claro es que estamos viviendo una de las peores épocas de México en cuanto a crisis social y económica.

Viéndolo de manera práctica, PEMEX representa el principal sustento económico de México, somos productores de petróleo, y llegamos a estar dentro de las 10 productoras de petróleo en el mundo.

Tan fuertes son las entradas de Pemex que el 56% iba destinado al gasto público.
Entonces, si el petróleo es nuestro y nosotros lo producimos en crudo, ¿porqué lo consumimos tan caro? y más con esta alza de precio, estaremos como de las gasolinas más caras del mundo.

En 5 palabras: pensiones, sindicatos, empresarios, burocracia y políticos.

Si bien importamos el barril de petróleo de Estados Unidos, esto debido porque no contamos con infraestructura (refinerías) necesario para refinarlo, sí tenemos recursos para lujos como el Pemexgate, bonos millonarios en las cámaras, deudas de gobernadores que ascienden a más de 40 mil millones de pesos y avión presidencial de primera clase valuado en 73 millones de dólares.

México es un país muy rico en recursos naturales, no solamente en petróleo, tenemos la ganadería, la pesa, la agricultura, la minería, no es posible que exista tanta marginación y pobreza en el país.

La respuesta en el discurso del presidente de la República fue no dar marcha atrás al gasolinazo, el alza del precio del petróleo a nivel internacional fue lo que lo llevó a tomar esta decisión.

Si la intención es estar a la par del mundo, que empiece el Gobierno con abolir la impunidad, castigar la corrupción, salario diario digno, reducir los integrantes de cámaras hasta en un 80%, que de he hecho las decisiones en el poder legislativo las toman los principales líderes parlamentarios de los partidos políticos que en esta caso son tres personas, los demás son de relleno.

De no hacerlo, se perderían programas sociales en Prospera, educación, menos insumos para las instituciones de salud… Las medidas no son las adecuadas, deben de tener un reajuste en gasto público, o sea ser más austeros, para que de esa manera no afecte con las alzas de impuestos al consumidor o bien reducir el IEPS en la gasolina.

Algunos manifestantes que se opusieron rotundamente en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón en el año 2010 con la alza de precio de 14 centavos en la gasolina; ahora con el aumento de 4 pesos no vemos ni su sombra. Por mencionar alguno, el entonces diputado federal Rubén Moreira Valdez.

Las manifestaciones con violencia no son la solución para que el Gobierno cambie su decisión. En una cadena que genere violencia, habrá más violencia.

La solución está en nuestras manos, y para ello debemos de sacrificar algunos hábitos que en corto tiempo darán resultado.

Por ejemplo, no consumir tortillas, pan, (cero compras) no consumir combustible, que el medio de transporte sea una bicicleta o caminar, no consumir refrescos. Les puedo asegurar que en menos de una semana los precios de los productos mencionados bajarán forzosamente.

La anarquía se vislumbra en Los Pinos, López Obrador crece como la espuma, voces se escuchan y apoyan que el próximo presidente de México debe caer en la figura de uno de los hombres más ricos del mundo, el Ing. Carlos Slim.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add