×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
18 Marzo 2017 04:00:00
LA VILLA DE SAN JUAN DE MATA -II parte-
Se nombró como comisionado para el deslinde y reparto de tierras y aguas de la villa de San Juan de Allende a don José Nicolás Elizondo, quien levantó un acta que dice: “En la referida Villa, a los veintitrés días del mes de Junio de 1826, yo, el Comisionado, habiendo llegado ayer los comisionados de las villas colindantes, por la de Gigedo (Villa Unión) Leonardo Díaz y Jesús de la Garza, por Morelos, Ramón Patiño, por Nava Manuel de los Santoscoy, y a efecto se nombraron medidores, contadores y apuntadores, siendo prevención que no nombré agrimensor por estar electo desde Morelos el Señor Francisco Madero (bisabuelo del prócer) y el representante de este ayuntamiento lo es el Señor Manuel Flores Madero”.

Se convino que las medidas arrancarían desde donde estaría la plaza principal, se hizo medir un cordel de ixtle bien torcido y dándole de largo cincuenta varas usuales, se les entregó a los medidores quienes de inmediato empezaron a medir.

Se fijó en el centro de la plaza el agujón y al poniente se midieron cincuenta cordeladas por la Ciénega de San Juan, por tierra de Zacatón y Jarías, que terminaron en la Sauceda inmediato al ojo conocido por de Esteban, sirviendo esta medida para el área que debe quedar de agostadero.

En este sitio se volvió a poner el agujón y al norte se midieron veinticinco cordeladas por las mojoneras de Morelos y al oriente por el paso de la Pedrera, hasta la punta del alto de la Nogalera, de donde se midieron cien cordeladas, terminando la medición por ese día. El 26 de junio se continuó con la medición y el reporte de José Nicolás Elizondo se informa también de las formalidades de reparto de aguas y se menciona que los ojos de agua de En Medio y Para Mocha quedaron en la jurisdicción de Allende, donde se detallan los gastos de agua de la jurisdicción, donde se menciona que el agua viene por la acequia Madre son dos Bueyes y ocho surcos.

El 6 de julio del mismo año, le levantó otra acta que informa que el Señor Elizondo acompañado del ayuntamiento, el cura párroco y demás vecindario, se procedió a fijar el sitio destinado para casas consistoriales, donde Elizondo declaró en voz alta: “Yo, Nicolás Elizondo, comisionado por el Señor Gobernador para la creación de la villa de Allende, que es una de las de Coahuila y Texas, a quien se encomienda al Todopoderoso, por la intersección de San Juan de Mata, se expresa en los autos que hay puestos y se verá que habrá que incluir el agua que fue de la antigua misión de San Juan Bautista y deberá repetirse en cuatro acequias”.

El Señor Elizondo siguió repartiendo tierras y aguas de la nueva villa que finalizó hasta el mes de noviembre de 1826. Entre los agraciados en el número de acequias figuran muchos de los primeros fundadores de la villa de San Juan de Mata de Allende, la hoy ciudad de Allende, que este año celebra 191 años de vida. (“Las Cosas de Coahuila” de Álvaro Canales Santos)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add