×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
21 Octubre 2016 04:00:00
Las negociaciones del Congreso en Ingresos y en elección de árbitros del 2018
Dos hechos legislativos aparentemente distintos estuvieron estrechamente ligados anoche, en los territorios del Congreso de la Unión. Y uno resolvió el otro. Más de 20 días el PRD despotricaba contra el proyecto de Ley de Ingresos del Ejecutivo, porque había plateado cero pesos para el fondo de capitalidad, de la Ciudad de México. El PAN se la pasó diciendo que si no era modificada la reforma fiscal no votaría en favor del paquete fiscal de 2017.

Partidos de muy poca memoria que son, súbitamente panistas y perredistas se subieron al burro en el que venían montados priístas y pvemistas y aprobaron juntos la Ley de Ingresos y la Miscelánea Fiscal para el ejercicio fiscal 2017. ¿Qué les hizo cambiar de opinión?

Un hecho acaecido en el Senado parecía ser la explicación: Cuando los senadores eligieron a los siete nuevos magistrados de la Sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, casi como por encanto, en la Cámara de Diputados, se acabó el debate que habían estado insuflando en contra del paquete fiscal de Hacienda los perredistas y panistas.

Aquellos siete nuevos magistrados fueron abonados por senadores del PRI, PAN y PRD. Los siete ocuparán sus encargos por periodos escalonados de tres, seis y nueve años y entrarán en funciones el próximo 4 de noviembre. Y ellos serán protagonistas fundamentales en la elección presidencial de 2018.

Después de esta determinación política, tomada en el Senado por el PRI, PAN y PRD, el debate por los ingresos para 2017 tomaron su curso de todos los años: Ribetes y quejas en cosas realmente sin importancia, y consensos de los tres principales partidos políticos en lo general, en lo irreversible.

He aquí las partes medulares del paquete fiscal en el rubro de los Ingresos:
Anoche, la Cámara de Diputados planteó un total de ingresos en 2017 por 4 billones 888 mil 892 millones de pesos, 51 mil 380 millones más de lo que planteó el Ejecutivo Federal el 8 de septiembre en su proyecto de Ingresos. Y entre estos 51 mil 380 millones, habrá 5 mil millones de pesos que se pedirán prestados a organismos financieros internacionales.

Los diputados se colocaron anoche en el filo del tiempo legal para aprobar la Ley de Ingresos. Se retrasaron porque tenían trabada desde hacía 10 días una partida desaparecida para la Ciudad de México: el Fondo de Capitalidad, que en 2016 fue de 4 mil millones de pesos y ahora, para 2017, apareció con cero pesos.

Los perredistas gritaban con la voz en cuello: Si no le daban a la capital para sus más elementales gastos de servicios, uno de ellos el del tren urbano llamado metro, votarían en contra de no sólo los ingresos, sino también de los egresos.

Era una virtual declaración de guerra del PRD contra el PRI y Enrique Peña Nieto. Los perredistas, a pesar de que han votado al lado del PRI en votaciones políticamente fundamentales para el régimen, se han estado quejando de que el gobierno de Enrique Peña Nieto los trata con un gran desprecio.

El PRI y Peña no quieren dar a la ciudad gobernada por Miguel Ángel Mancera ni para el mantenimiento de los trenes metropolitanos, se quejaban.

Se quejaban hasta la media tarde. Hasta que sucedió en el Senado lo de los siete nuevos magistrados. Y comenzaron los perredistas votando aprobatoriamente la Miscelánea Fiscal. Se esperaba que para cuando estuvieran votando la Ley de Ingresos, ya entrada la noche del jueves 20 o la madrugada de este viernes 21 de octubre, los perredistas harían exactamente lo mismo: aprobarla.

Por eso tanta espera. Votaron de por sí ya tarde, tirándole a la noche, la Miscelánea Fiscal, en la que incluidos están los impuestos del Ieps, Iva, Isr y otros; pero faltaba la Ley de Ingresos.

Esperaban los opositores sorpresas. Metidas de pie. Como aquella en que se anunciará la liberación de los precios de las gasolinas en 2017, pero que a final de cuentas quedará en farsa, mentira, porque no está sustentado cómo es que bajarán los precios de los combustibles.

Hay en la Cámara de Diputados ocho partidos políticos representados en grupos parlamentarios: PRI, PAN, PRD, Morena, Pvem, Panal, Movimiento Ciudadano y Pes. Pues de los ocho, sólo hay uno que hace realmente el papel de partido opositor: el Morena.

“¿Por qué, para los efectos de los ingresos, han movido la plataforma petrolera a 19 mil barriles diarios más, sin una justificación técnica? ¿Dónde encontraron más yacimientos, qué técnicas de cálculo encontraron?”, se preguntó Vidal Llerenas, el diputado de Morena que es también doctor en economía.

Fueron ellos, los de Morena, quienes dijeron haber encontrado en los intersticios de los ingresos excedentes no contabilizados hasta de 500 mil millones de pesos. ¿En qué van a ocupar ese dinero?, preguntaba Morena reiteradamente en el Pleno. Y no le contestaba nadie.

Serán enviados, discernían los opositores, para pagos al capital de la deuda pública, cuyo monto global rebasó los 9 billones de pesos.

Ocho de la noche. Por fin la Ley de Ingresos a tribuna. Algunos datos: el tipo d cambio para efectos del presupuesto, en 18.62 pesos; plataforma petrolera: 19 mil barriles diarios más, para llegar a un millón 947 mil barriles diarios en 2017; precio del barril para cálculo presupuestario de ingresos: 42 dólares.
Se reitera el anuncio de liberación de gasolinas y el diesel.

Previsible final en San Lázaro, en la materia de los Ingresos: aprobación total antes de la medianoche.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add