×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Diciembre 2016 04:00:00
Limpieza profunda
El Halloween no es bien visto por las personas nacionalistas. A mí me gusta ese tema de las calabazas, las velas, las brujas y los disfraces; por tanto, dirán ellos, no soy tan mexicana como ellos desearan. No me siento sola en ese banquillo, porque también pecan de barbarie quien limpia la casa en fin de año, come pavo en Navidad y rompe la piñata durante las posadas.

La limpieza de fin de año –u osoji- es una tradición japonesa; el pavo es un tema norteamericano que, a su vez, lo instauraron los ingleses; la piñata fue una estrategia española. Así las cosas, la identidad que pelan los puristas no es precisamente un ave que pasa por el fango sin mancharse.

Las tradiciones se reinauguran todos los días. Las identidades no son, tampoco, inamovibles; pelear por nuestro origen puro es una lucha sin fin y sin principio tampoco, porque en este mundo infinito, nada tiene un determinado inicio, sino que todo es la conjunción de algo.

Quienes se empeñan en mexicanizar a México como si nuestro país fuese un solo espacio común, se topan siempre con un olvido importante: no todos venimos del mismo origen así nos hayan acotado en las mismas fronteras.

Hace poco alguien en mi familia hizo un ejercicio genealógico para encontrar a nuestros ancestros más remotos y confirmar los dichos de tías y abuelas sobre el abolengo que nos corría por la sangre. Encontramos sangre, sí, pero el abolengo empezó a desleírse por ahí de tres generaciones atrás, cuando las actas de nacimiento, los bautizos, los matrimonios, se convirtieron en un intríngulis en donde se muestra que es un milagro conservemos padres, tíos y primos los mismos apellidos.

Este fin de año volveremos al ritual que hemos aprendido, sin ponerle fecha ni hurgar en la validez histórica, porque, a decir verdad, cualquiera de nosotros, sin excepción, se va a encontrar con que la mexicanidad que ostenta acaba por no ser el ave de Salvador Díaz Mirón.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add