En un gesto inédito de transparencia y rendición de cuentas, Manuel Jesús Clouthier Carrillo (renunció al PAN en febrero pasado) pormenorizó ayer los ingresos que, durante 2011, obtuvo como diputado federal. Y ha denunciado que él y los 499 legisladores más que conformaron el Pleno de San Lázaro en la LXI Legislatura, evitaron pagar el total de los impuestos a que están obligados, como obligados por ley están a hacerlo todos los trabajadores del país.

Conferencia insólita anunciada desde la víspera. Clouthier Carrillo sorprendió no sólo con la afirmación de que los diputados federales están eludiendo impuestos como han estado eludiendo los más ricos de México. Dio noticia cuando dijo que un diputado federal tuvo ingresos en 2011 por un total de 3 millones 570 mil 460 pesos, bajo el siguiente desglose:

En Dieta (así se le llama al salario de un legislador en México) y Aguinaldo: 1 millón 464 mil 487 pesos, “de los cuales me retuvieron –afirmó Clouthier– Impuesto Sobre la Renta por la cantidad de 394 mil 654 pesos”.

Agregó el legislador sinaloense: Y en el concepto de “Otros Ingresos, por la cantidad de 2 millones 105 mil 973 pesos que cubren los siguientes rubros: Asistencia Legislativa, Transporte, Atención Ciudadana, Hospedaje, Gestión Distrital y Asesorías. Conceptos por los cuales no se efectuó retención alguna a pesar de ser ingresos del diputado”.

Ahora por partes:

En la página web de la Cámara de Diputados, en la liga de “Transparencia”, sólo hay tres cantidades que refieren los ingresos de un diputado: Dieta Neta Mensual: 74 mil 457 pesos; Asistencia Legislativa: 45 mil 786, y Atención Ciudadana: 28 mil 772. No está, por supuesto, aclarado cuánto corresponde de ello el pago del ISR.

En los cuadros que ayer presentó Clouthier, se afirma que la Dieta mensual de un diputado, incluidos los impuestos, son de 105 mil 378 pesos.

Ya no pagan ISR en los siguientes rubros y cantidades:

Asistencia Legislativa: 45 mil 786 pesos mensuales, para un total anual de 549 mil 432; Apoyo para Transporte: 44 mil 700 mensuales, para un total anual de 640 mil 700; Para Gestión Distrital, un diputado recibe un promedio mensual de 40 mil y un promedio anual de 462 mil.

En el caso de Clouthier, por concepto de Hospedaje, recibió mensualmente un promedio de 2 mil 400 pesos, y un total anual de 29 mil 830; para Asesorías, 6 mil 227 pesos al mes, que sumaron al año 79 mil 127 pesos.

En las finanzas personales de un diputado federal hay pagos únicos en el año, como, por ejemplo, el de los 48 mil 297 pesos para pago de Informe de la Actividad Legislativa, y otro por 199 mil 950 pesos por concepto de Aguinaldo. Clouthier informó que recibió para Atención Ciudadana 288 mil 979 pesos, repartidos durante los primeros seis meses de 2011 con cantidades promedios de 28 mil pesos.

Ahora veamos en qué consisten algunos rubros: Llaman Asistencia Legislativa a la gestión de los legisladores con los ciudadanos de su distrito. El Apoyo para Transporte consiste en pago de gasolinas y de casetas de peaje. A propósito de este dato, en febrero otro diputado, el petista Gerardo Fernández Noroña, denunció que cada diputado recibe unos 6 mil pesos mensuales para compra de gasolina.

Información pormenorizada como la que ha revelado Clouthier Carrillo no es común que se entregue a los medios de información, en la Cámara de Diputados. Siempre ha escocido a los legisladores que los encueren en sus ingresos formales porque, evidentemente, se ahonda la el abismo que ya separa a la sociedad y a la clase política mexicana.

Con los ingresos que se ha procurado tener la clase política, ésta se ha desclasado y tomado distancia del grueso de la población que dice representar.

La gente que labora en el Poder Judicial no se ha medido, con sus salarios (ministros de la Corte) que oscilan en los 450 mil pesos mensuales. En los ámbitos del Ejecutivo federal, los encargados de los despachos presidenciales, y la Presidencia misma, son objeto de sueldos que rondan los 200 mil. Y, para no variar, en los territorios del Poder Legislativo, ahora se ha sabido con detalle cuánto gana formalmente un diputado federal. ¿Y cuánto, los senadores? El dato seguro que existe es que suelen tener un 50% más de ingresos que los diputados.

Con ingresos de este tamaño, esta clase política –con sus excepciones, que los hay– sin duda se ha desflemado y se ha insensibilizado respecto de los intereses más sentidos de la población.