×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
01 Diciembre 2016 04:00:00
Mejor chiquito
Los pueblos chicos cargan un estigma social inexplicable.

Un pueblo chico es cierto espacio que, comparado con otros, contiene menos personas habitando en él. Esta razón lo hace requerir menos servicios y, por lo tanto, sus problemáticas son, si no inexistentes, sí menos variadas.

¿Acaso una colonia privada no se parece bastante a un pueblo chico? En el afán de acrecentar las ciudades, las personas que desean saberse pobladores de una urbe, paradójicamente se escinden de ella y levantan muros, instalan cercas, colocan alarmas, cierran calles.

Cuando un pueblo crece la gente se desconoce y convierten el lugar en algo que no es ni rancho ni ciudad: la mitad va a buscar lo que le hace falta a otro lado mientras el otro 50% considera que han llegado demasiadas cosas inútiles a su territorio.

Los comediantes defeños –perdón, ciudadmexiquenes o como se les llame ahora a los habitantes de la CDMX- siguen usando en sus charadas el término “provincia” o al “interior de la República” en sentido despectivo, cuando sus usos y costumbres los traen a visitar a los provincianos en cuanto tienen vacaciones y deben dejar su posición geográfica realmente localizada en el ombligo del país, bastante tierra adentro.

¿Por qué si un pueblo chico, una provincia o el interior de la República son tan deleznables. millones de personas van y vienen a dejar sus dineros acá para sacudirse un poco el aturdimiento de sus grandes ciudades? Algo me dice que ser chiquito no es tan malo; no sólo eso, todo indica que desde hace una década por lo menos, el tamaño sí acaba por importar.

Una gran ciudad se ve hermosa desde el cielo; las fotografías que permite son impresionantes; sus espectáculos resultan monstruosos, tanto como sus requisitos de ingreso: no ser dueño de su tiempo, tener vida familiar a medias, respirar algo que es dañino, comer cuando y donde sea posible. y vivir una cultura histórica que cada vez se reconoce apenas y nada más en los libros de la escuela.

Para mí, sinceramente, es mejor chiquito.


" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add