QUERIDA ANA:

Hace dos años que me casé y tanto mi esposo como yo teníamos un trabajo similar. Hace un año me ofrecieron un trabajo mejor donde gano mucho más que mi esposo. Al principio no fue problema porque desde tiempo atrás los dos acordamos pagar juntos las cuentas de la casa, pero de un tiempo para acá siento que él se está haciendo un poco “concha” en cuanto a los gastos, yo pago la mayoría de ellos y él no aporta a veces más que para los gastos de ir a cenar aquí o allá.

A veces me cansa esta situación porque no veo que busque un mejor trabajo, yo ya muchas veces le he dicho que necesitamos más ingresos, pero no hace nada. ¿Qué puedo hacer?

Saludos.

SIN FIRMA

QUERIDA SIN FIRMA:

Mi opinión es la siguiente: Estás presionando mucho a tu esposo basada en que tú en estos momentos tienes un trabajo mejor remunerado que el de él. Pudiera ser que por ese motivo él no está cumpliendo con sus obligaciones como lo hacía antes. Te sugiero que no lo presiones a que consiga un empleo mejor pagado, pero que de alguna manera inteligente lo obligues a que pague lo que tiene el deber de pagar. No pagues los recibos de luz, teléfono, agua, etc., de todos los servicios que tengan, que él esté enterado de que no vas a pagarlos y que si no los paga, los servicios serán
suspendidos.

Los hombres, cuando tienen un ingreso menor al de la esposa, se sienten disminuidos, es muy posible que eso le esté sucediendo a él (no quiero pensar que se está aprovechando de ti), pero si no le dices nada respecto al trabajo, pero le dejas las obligaciones, él va a buscar la manera de cumplirlas y para ello tiene que buscar ganar lo suficiente. Y dile que invitándote a cenar no va a convencerte de ser tú quien pague los gastos que él debe hacer, y luego poco a poco vas dejando a su cargo otros gastos como colegiaturas de sus hijos (si están en colegio de paga) o lo que necesitan para el transporte, la gasolina del coche, la compostura de artículos del hogar o tuberías o electricidad, etc., todos esos gastos imprevistos que juntos suman una buena
cantidad.

Sin embargo te sugiero que lo hagas todo con tranquilidad, sin enojos ni discusiones. Serenamente obtendrás más que si te llenas de enojos.

ANA

-0-0-0-0-0-0-0-0-

CONFIDENCIAL PARA ACTITUD DE MADRASTRA:

Estás inmersa en muchos conflictos y problemas porque quieres quedar bien con los hijos de tu esposo, con tus cuñados y tus concuñas. Eso no va a ser posible a menos que ocurra un milagro. Mira: tu esposo es padre, y es un buen padre; que se haya divorciado de su esposa porque lo engañó no le quita que es un buen hombre, y quiere a sus hijos. Si él tiene dinero, va a ayudarlos económicamente, pero lo inteligente sería que él investigara si de verdad necesitan la ayuda, porque al parecer el muchacho lo usa para parrandear y la hija para ayudar a su propio esposo. Pero ya olvídate si el hijo les pagó el carro o no, si la hija le sacó dinero para el parto y lo utilizó en otras cosas. Eso ya pasó y no tiene remedio. Olvídalo.

Te recomiendo que no te preocupe si los hijos de tu marido te quieren o no te quieren y si dicen cosas de ti. No busques en Facebook los comentarios de esas personas. No escuches cuando alguien de la familia quiera contarte esos chismes, diles que no te interesa saber nada, que a ti te interesan tu esposo y tu hijo y de verdad concéntrate en ser feliz con ellos.

Tu esposo es un hombre bueno y trabajador, te ha demostrado que aunque sea mayor que tú varios años, te ama, te respeta y no te falta nada; quiere a tu hijo, así que cuando esté en Estados Unidos no lo ahogues con chismes de su familia. Si ellos se comunican con él y le dicen cosas, ni remedio, pero tú no lo hagas. Cuéntale lo que sucede contigo y tu hijo, cómo van las cosas de ustedes, interésate por su salud y su trabajo y ni siquiera le preguntes si le ha llamado su familia. Imagina que no existen, de esa manera vas a dejar de mortificarte.

Y en cuanto al dinero, si a ti y a tu hijo no les falta nada, si tu hogar está completo y no tienen carencias, lo que él haga con el resto del dinero es cuestión de él. Como te digo, lo inteligente sería que él no se dejara guiar solamente por lo que le dicen, pero eso va a ser difícil que lo controles, así que, para mantener la armonía de tu matrimonio y tu propia tranquilidad, deja que las cosas fluyan
tranquilamente.

ANA


Momento de Reflexión:

“Es maravilloso estar sintonizado con Dios y confiar en Él sin reserva, sintiéndote satisfecho donde quiera que Él te coloque y sin importar lo que haga contigo, aceptando todo con humildad y devoción”.
Paramahansa Yogananda.

¿Tienes algún problema? Cuéntamelo, Quiero ayudarte, escríbeme a: Querida Ana, bulevar V. Carranza #5280, col. Rancho de Peña, o por internet a .(JavaScript must be enabled to view this email address)