×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
26 Junio 2016 03:10:43
Noquear al dinosaurio
EL DINOSAURIO ESTÁ EN SU esquina atolondrado. El resultado de las pasadas elecciones y luego, a raíz de los sangrientos hechos de Oaxaca del domingo pasado, el verano le llega calientito con diferentes movilizaciones y protestas en varias ciudades.

EL HARTAZGO Y LA indignación ante la corrupción, la impunidad y la injusticia amenazan con desbordarse. La denuncia en las redes sociales empieza a salir a la calle. El dinosaurio está nervioso.

LA MOVILIZACIÓN DE los maestros -sin justificar en absoluto las afectaciones a terceros- ya obligó a la autoridad a sentarse para dialogar.

SABEMOS QUE EL origen de muchos de los problemas que padecemos -empezando por la desigualdad- obedece al deficiente sistema educativo de nuestro país, que ha impuesto -entre otras cosas- la educación memorista, que premia a responder y a no preguntar, ni cuestionar, ni razonar.

EN MÉXICO SOMOS 114 millones de habitantes, de los cuales 74 millones tenemos entre 15 y 64 años de edad. De estos mexicanos, 31.9 millones padecen rezago educativo, es decir el 43 por ciento.

SEGÚN DATOS DEL último censo, 5.4 millones de estos mexicanos son analfabetos, básicamente mujeres e indígenas; así mismo, 10.1 millones no terminaron la educación primaria y 16.4 no concluyeron la secundaria.

ADEMÁS, CADA AÑO, 1 millón de estudiantes, de entre 6 y 17 años, deja la escuela. Si se considera que anualmente hay 200 días de clases, quiere decir que diariamente 5 mil alumnos abandonan sus estudios.

EL INVESTIGADOR Y experto en asuntos educativos, Manuel Gil Antón, explica lo anterior mediante un sencillo ejemplo: Si en un salón de clases hay 30 alumnos, esto representaría que 33 mil salones se vacían anualmente.

Y SI CADA UNO DE ESTOS salones mide 10 metros de largo, los 33 mil salones vacíos, formados en línea, sumarían una longitud de 330 kilómetros.

ES COMO SI viajáramos de Torreón a Monterrey y a lo largo del camino viésemos uno tras otro esta cantidad de salones vacíos.

ASÍ PUES, SON 31.9 millones de mexicanos con rezago educativo los que no han ejercido a cabalidad el derecho a la educación obligatoria que consagra nuestra Constitución.

ESTE REZAGO EN buena medida es alimentado por un sistema educativo injusto, desigual y sin equidad, que ocasiona peor educación a quienes más la necesitan y las peores escuelas están donde más se necesitan buenas escuelas.

ESTO FORMA PARTE del desastre educativo mexicano.

ADEMÁS, SORPRENDE saber que el 44 por ciento de las escuelas de este país son multigrado, es decir un solo maestro imparte su clase a los alumnos de primero a sexto año; acentuándose este problema precisamente en los estados del sur de México.

Y POR SI ESTO no fuera poco, el 60 por ciento de los estudiantes que terminan la educación media no comprenden lo que leen y carecen de capacidad de relación de lo que leen. Es decir, no saben leer ni escribir de manera suficiente.

DESDE LUEGO que el sistema educativo en su conjunto se debe renovar, si no es que reinventar.

ES OBVIO QUE SE requiere una nuevo proyecto educativo, que además de ser incluyente, tome en cuenta la experiencia de los profesores -como sujetos y no como objetos-, de los expertos en pedagogía y de los mismos alumnos.

SEGÚN PALABRAS del propio Gobierno, la reforma educativa tiene como objetivo recuperar la rectoría de la educación por parte del Estado.

SIN EMBARGO EL MISMO Gobierno se la fue cediendo paulatinamente al sindicato de la educación con fines para el control político, de gobernabilidad y para procesos electorales.

DURANTE MÁS DE 60 años los gobiernos priístas y panistas fueron creando un Frankenstein y ahora no saben qué hacer con el sindicato.

YA SE LES SALIÓ DE las manos y están metidos en un verdadero problema.

EL MISMO SECRETARIO de Educación ha reconocido que la reforma es administrativa, laboral y política pero “enteramente educativa”. Pero ¿por qué no hubo consulta ni debate? ¿dónde está la propuesta o el proyecto educativo?

HASTA AHORA LA reforma ha sido únicamente administrativa y laboral.

UNA TRAMPA QUE oculta la reforma educativa -citando a Gil Antón- es la reforma laboral para el personal docente de las escuelas públicas.

POCOS RECUERDAN que durante los últimos meses del Gobierno de Felipe Calderón se aprobó la reforma laboral que permite abaratar el despido y terminar con las plantas de base, para complacencia de los patrones.

PARA ELLO SE modificó una fracción del artículo 73 constitucional -el que establece las facultades exclusivas del Congreso- en la cual se añadió a dicha fracción que el Congreso establecerá los términos de ingreso, promoción y permanencia del personal docente de las escuelas públicas. Con esto se pretende someter a los profesores.

POR SUPUESTO QUE SE requiere una reforma educativa pero no en los términos e intenciones que pretende el Gobierno que tiene otros intereses a los que manifiesta.

EL DINOSAURIO NO está noqueado; está ganando tiempo en su esquina para salir a pelear el siguiente round.

SU ESTRATEGIA SEGUIRÁ SIENDO torpe, a base de chanchullos, desconectada de la realidad de nuestro país y su ferocidad será mayor.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add