×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
24 Agosto 2016 04:00:10
¿Noticia espectacular?
En días pasados, mucho se ha comentado acerca de un tema que se vendió como “noticia espectacular”, el presunto plagio del Presidente de la República, al presentar su tesis para graduarse como licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana; presunto, porque a decir de la propia Universidad existen procesos para la titulación que deben de seguir la normatividad aplicable.

La noticia está lejos de considerarse como espectacular, porque espectacular hubiera sido, en todo caso, que la hubiera hecho pública cuando era candidato a Presidente, ya que es un documento que se presentó hace 25 años y que en su momento debió valorase por las autoridades académicas correspondientes.

Me resulta de mayor trascendencia tomar el tema para analizar la gravedad del plagio. ¿Por qué es algo grave? Para poder comprender la profundidad del asunto, primero debemos comprender qué significa plagio. Según iParadigms es utilizar las palabras o ideas de otros como si fueran propias, sin citar de manera adecuada la fuente bibliográfica.

En muchos países del mundo, cometer este error es un delito grave. Por ejemplo, en Estados Unidos, la sanción depende de si se es estudiante o profesionista, y del porcentaje copiado. Las consecuencias pueden variar, una mala calificación, perder el título universitario, hasta una demanda por robo de propiedad intelectual. Por ejemplo, en el año 2012, el Presidente de Hungría, Pál Schmitt, anunció su renuncia debido a un escándalo por haber plagiado parte de su tesis de doctorado.

En nuestro país este tema no es tan comentado, aunque en la actualidad las universidades deben enseñar a sus alumnos cómo evitar cometer este error.

Si bien es un error común, no significa que cometerlo sea ético. Existen muchas maneras de utilizar correctamente información de otros autores. Y es aquí en donde nos toca actuar a los mexicanos.

Nosotros como ciudadanos tenemos derecho a acceder a la información, pero es nuestra obligación saber utilizarla y manejarla. En nuestro país hace falta eso: cumplir con nuestra obligación. Para poder lograr esta meta, que concluiría con personas mejor preparadas académicamente y más honestas, es fundamental que aprendamos a citar y hacer referencias. Además, esta también puede ser una oportunidad para México de crecer legalmente en un marco teórico legal más honesto y transparente.

Pero ahora la pregunta es, ¿qué sucederá con el escándalo del cual han hecho a nuestro Presidente partícipe? Habrá que estar atentos a todas las respuestas, por parte de la Presidencia ya se dijo que fue error de estilo, y en las redes sociales los y las usuarias han hecho gala de su creatividad, haciendo burlas en contra de quien publicó el tema como noticia espectacular.

No confundamos la noticia como algo alarmante, este artículo publicado por una mujer exponente del periodismo enfatiza puntos claves de diálogo y discusión sobre la importancia que tenemos de orientar y concientizar a los jóvenes de estar mejor informados, prepararse más académicamente y utilizar de manera correcta la información.

Hay que corregir nuestros errores, aprender de ellos y crecer como sociedad. Ese será el momento en que nuestro país pueda tomar una dirección favorable y así, todos juntos, desarrollar una ciudadanía de valor, honesta y transparente.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add