×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
17 Mayo 2017 04:00:00
Profesión invaluable
La docencia, una de las profesiones más nobles, merece ser celebrada con mucho entusiasmo y alegría, ¿cómo recompensar a aquellas personas que dedican su vida a la enseñanza? Siendo personas de bien, reproduciendo los valores y conocimientos que a lo largo de nuestra vida académica fuimos adquiriendo y que hoy nos hacen mejores personas. Dicen que la educación empieza desde casa, y opino que es cierto, pero qué otra sino la escuela es considerada como nuestro segundo hogar, uno de los lugares donde pasamos el mayor tiempo de nuestra vida, sólo me queda decir que estoy infinitamente agradecida con todos mis maestros, los mentores de vida que, aunque pasajeros, siempre dejan una huella muy grande en nuestros corazones.

Es por eso que en México existió el interés de reformar en materia de educación, buscando siempre mejorar la calidad de esta e ir a la vanguardia con los mejores sistemas educativos. La reforma educativa fue una de las más importantes en nuestro país, se dice que los efectos positivos de la misma iniciarán en un periodo aproximado de 10 años, entonces nos podremos dar cuenta de que lo más importante es no detener el progreso que hasta ahora y con mucho esfuerzo se ha logrado.

La misma vino a reformar una impartición educativa de calidad y una vez consolidada propone la inclusión de grupos vulnerables y escasos recursos económicos de todo nuestro país, siendo un marco jurídico que prepara y especializa la niñez y juventud estudiantil por medio de maestros que tienen fe en su profesión y no sólo eso, sino que trabajan y la practican día a día como lo que son, siendo catedráticos y docentes profesionales.

Esto sin duda alguna viene a mejorar nuestra calidad en educación, mejorar la creación de políticas públicas en materia de educación, elevar el grado de aprendizaje de todos nuestros alumnos y fomentar mejoras de gestión educativa englobadas a la transparencia y rendición de cuentas de sus administraciones.

La Ley General del Servicio Profesional Docente es clara y determina como una de las facultades de nuestros docentes la inducción, la capacitación, formación, asesorías y modernización constante para los maestros como eje rector del mejoramiento de las clases y el aprendizaje de los alumnos.

Es por ello lo que les comento en la columna del día de hoy ya que, en días pasados, como todos sabemos, se reconoció plenamente a todos los estándares invaluables de nuestra nación y no hablo históricamente sino del sostén de la formación de todas nuestras futuras generaciones; personas sumamente profesionales; es de reconocer su trabajo como elementos y bases sólidas para el crecimiento de una nación. Enhorabuena y honor a quien honor merece, felicito a todos los que emplean y se preparan para esta noble profesión. ¡Felicidades maestros!

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add