×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
13 Septiembre 2015 03:10:06
Que si fue en la noche
QUE SI FUE EN LA noche o por la madrugada o que si su imagen no corresponde a como era en realidad, es lo de menos. A final de cuentas lo relevante del hecho fue aquel grito de “muera el mal gobierno” con el que Miguel Hidalgo inició la mal lograda lucha de Independencia.

HAN PASADO 205 AÑOS DE aquel grito y aún seguimos padeciendo la falta de justicia, igualdad y seguridad.

SI TENEMOS UN BUEN O mal gobierno es una discusión que conduce a conclusiones antagónicas. Tal es el caso del discurso oficial que dice una cosa mientras los hechos resultan totalmente distintos.

AHÍ TENEMOS EL RECIENTE Y séptimo decálogo de buenas intenciones del presidente en el que no se menciona para nada el combate a la corrupción, pero entre los invitados al Informe estaban los cuestionados dueños de las constructoras favoritas del régimen. ¿Eso es buen gobierno?

PARECE QUE TAMPOCO ES SÍNTOMA de buen gobierno las declaraciones de la flamante y novata secretaria de Relaciones Exteriores al decir que se revisa el posible asilo a los migrantes sirios, pero no dice nada al respecto de los migrantes centroamericanos que son perseguidos, maltratados y extorsionados durante su trayecto con saña e impunidad. ¿Eso es buen gobierno?

NO DISTINGUE A UN BUEN gobierno cuando se recorta drásticamente el gasto en educación mientras que por otro lado lo aumenta escandalosamente en la imagen del gobernante en turno y su camarilla.

UN BUEN GOBIERNO TAMPOCO ES cuando un ministro de la Suprema Corte de Justicia gana diariamente 18,523 mil pesos mientras que por otro lado se recorta severamente el presupuesto para rehabilitar esos infiernos llamados reclusorios. Tampoco es resultado de un buen gobierno el escandaloso índice de pobreza de México.

BUEN GOBIERNO NO ES CUANDO a un año de la desaparición de los normalistas no se sabe aún qué fue lo que pasó, ni su trágico destino. Tampoco un buen gobierno es cuando a seis años de distancia del incendio de la guardería ABC hay 49 tumbas y ningún responsable.

NO ES UN BUEN GOBIERNO aquel que injustamente detiene al director de este periódico por turbias acusaciones electorales, mientras que por otro lado se premia con el nombramiento de subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana a Arturo Escobar, del Partido Verde, quien además de infringir descarada e impunemente la Ley Electoral en las pasadas elecciones, promovía hasta hace pocos meses la pena de muerte .

PRESUMIR HECHOS QUE NO EXISTEN tampoco distinguen a un buen gobierno. Tal como sucedió esta semana durante el evento oficial para anunciar la instalación de una nueva maquiladora coreana, donde la secretaria de Trabajo de Coahuila dijo, entre otras cosas, que Monclova “se destaca por su infraestructura, por el alto nivel educativo..”. También dijo que “(…) Coahuila se distingue por ser un Estado seguro y con servicios públicos de calidad (…)”

SEGURAMENTE ESTA FUNCIONARIA NO SE refirió a la infraestructura que cuando llueve nos inundamos, se va la electricidad en diferentes lugares y se interrumpe el suministro de energía a los pozos de agua. Sin mencionar el deficiente servicio de las líneas telefónicas, ni el de la recolección de basura.

VALDRÍA LA PENA PREGUNTARLE A esta persona si por servicios públicos de calidad se refiere ir a consultar al IMSS en plena canícula donde mientras se espera el turno para ser atendido se pueden rebajar unos kilos en aquel sauna. ¿Acaso no lee Calibre 57 donde se publican la inseguridad y los crímenes sin resolver? O que tal tener que ir a Recaudación de Rentas para hacer algún trámite y donde juegan con el contribuyente a serpientes y escaleras durante horas.

TODOS ESTOS SERVICIOS CHAFAS NO son lo que distinguen precisamente a un buen gobierno. ALGO NO ESTÁ FUNCIONANDO DEBIDAMENTE.

¿Será que nos equivocamos al elegir a nuestros gobernantes o que éstos al asumir el poder sacan el cobre, nos engañan y les vale?

EL CASO ES QUE VIVIMOS dos realidades diferentes.

Por un lado está la que nos presumen y repiten mediante la propaganda oficial, como si viviéramos casi en el paraíso.

Y por el otro lado está la realidad que vivimos y padecemos a diario, muy diferente a la que nos pretenden vender.

MIENTRAS SE DIGA UNA COSA y se haga lo contrario, mientras se digan verdades a medias o se mienta y engañe, el Grito de Independencia seguirá teniendo vigencia tras 205 largos años después. Ante el hartazgo, más que un grito, poco a poco, se está transformando en una sentencia.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add