Carina:

Ya que no me proporciona mayores datos que me permitan enmarcar la situación en alguna materia legal específica le puedo contestar que las posibilidades de obtener una medida de seguridad de este tipo depende del asunto de que se trate.

Si se trata de materia familiar, por ejemplo, usted inicia un juicio de divorcio, al admitir la demanda, o antes, tratándose de casos urgentes, el juez puede –provisionalmente y sólo mientras dure el procedimiento– prohibir al cónyuge ir al domicilio o al lugar en el que el otro se encuentre, advirtiéndole que se abstenga de impedir la separación, salvo que el juez en atención a circunstancias especiales decida algo contrario.

Ahora, si se tratará de un asunto que involucre la realización de un hecho considerado como delito, por ejemplo el acoso sexual o amenazas, el Código Penal contempla como pena y medida de seguridad la prohibición de ir a un determinado lugar o residir en él.

Abundando en este tema, se considera comete el delito de acoso sexual quien asedia, acosa o solicita favores sexuales a cualquiera persona para sí mismo o un tercero; es decir que no sólo las mujeres podemos ser víctimas de este delito, también puede sucederle a los hombres.

Este delito se castigará cuando el acosador pueda causar un daño personal, laboral, educativo, profesional o patrimonial a la víctima, además de que la sanción aumenta cuando el inculpado es funcionario público, y éste será inhabilitado para desempeñar sus labores.

Por otro lado, cuando una persona intimida a otra con causarle daño en su vida, su integridad física, libertad, su honor, o su patrimonio, o los de un tercero con quien tenga algún vínculo, comete el delito de amenazas, en este caso además de que se castigue con pena de prisión, se puede solicitar la orden de restricción.

Quiero dejar claro que para obtener de un juez una orden de restricción necesariamente tiene que iniciarse un juicio y que la sentencia nos sea favorable, ya que se debe respetar el principio constitucional de legalidad, lo que significa que la aplicación de una pena o medida debe estar prevista como la consecuencia por cometer un delito: no existe pena sin delito.

Cualquier duda o asunto legal, favor de dirigir su correspondencia a V. Carranza 5280 Col. Rancho de Peña o a .(JavaScript must be enabled to view this email address)

DEFENSORÍA JURÍDICA INTEGRAL DEL ESTADO

Oficina a un costado del Centro de Readaptación Social.
430 8405, 430 8465 y 434 3949.
 
INSTITUTO COAHUILENSE DE LAS MUJERES

Línea Mujer. Servicio de Orientación Telefónica Anónimo y Gratuito
 075