DR. GOTT: ¿Qué me puede decir acerca del síndrome de taquicardia ortostático postural?

RESPUESTA: Algunas veces, en presencia de una enfermedad del corazón y la terapia de medicamentos para las dolencias cardiovasculares, las personas experimentan una disminución repentina y considerable en la presión sanguínea cuando se levantan o se paran rápidamente. Esto causa debilidad, aturdimiento o desmayo que está asociado con la taquicardia (pulso rápido, al tratar el corazón de compensar al bombear más sangre, contra la gravedad, hacia el cerebro).

Las causas de esta aflicción son muchas, pero el resultado final es el mismo: la presión baja postural con taquicardia secundaria, causando síntomas mucho más fuertes que el aturdimiento moderado que todos ocasionalmente podemos experimentar al pararnos rápidamente.

En los pacientes que toman medicina para bajar la presión sanguínea, el medicamento puede tener la culpa. Por eso, el síndrome puede ser prevenido con una reducción simple en la dosis del medicamento, bajo supervisión médica. Para esos que no están tomando medicamento, la terapia es algo más complicada. El ejercicio regular ayuda a tonificar el sistema cardiovascular. (Este síndrome es mucho más frecuente en las personas sedentarias y es más común en las personas que no pueden dejar la cama.)

También, los doctores pueden alentar más sal alimenticia (para aumentar el volumen sanguíneo y la presión sanguínea), o recetar medias de soporte elásticas (para estabilizar la circulación y prevenir el estancamiento en las extremidades inferiores).

Sin embargo, en mi experiencia los pacientes con este síndrome que no fue ocasionado por el medicamento deben ser examinados por los cardiólogos y hacerse una evaluación adicional, como los monitores Holter y pruebas de esfuerzo.