×
Lorena Carrillo
Lorena Carrillo
ver +

" Comentar Imprimir
19 Noviembre 2016 04:00:00
Se juntan las emociones
Pocas veces la sala de espera del Aeropuerto Internacional Piedras Negras se ve tan llena como ayer. Todos los asientos de las bancas llenos, gente comiendo en la cafetería, algunos fumando en el exterior del edificio y otros más caminando por la sala mientras llegaba el vuelo que arribó con unos 15 minutos de retraso.

El avión de Aeromar con cupo para 47 pasajeros se fue a su límite y definitivamente hoy no molestó la demora a los pasajeros, ya que muchos de ellos descansarán el lunes que es día festivo, así que se espera que sea hasta el martes cuando haya más movimiento en el aeropuerto.

En varias ocasiones se ha comentado en esta columna que en la terminal aérea se juntan todas las emociones. Muchas veces hay lágrimas de alegría y otras de tristeza y la impaciencia es algo cotidiano cuando hay personas esperando a sus seres queridos que vienen en el avión, lo mismo que los abrazos y los besos que reciben los viajeros.

HERMANA
Precisamente uno de esos reencuentros fue el que tuvieron familia y amigos de la hermana Sofía Isabel Gutiérrez, quien ayer regresó a Piedras Negras luego de 19 meses de misión evangelizadora en Costa Rica–San José Oeste.

Al llegar comentó que en este tiempo aprendió muchas cosas y ayudó a muchas personas a conocer el Evangelio de Jesucristo y vio perfectamente el cambio que hubo en la vida de las personas y principalmente en la de ella.

La misionera de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se manifestó emocionada por regresar al lado de sus familiares que la recibieron con mantas con mensajes y un ramo de flores que le entregó su mamá Isabel Viaña.

ELDER
Elder Guzmán, misionero de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días también regresó de la misión evangelizadora en la que estuvo por dos años.

El misionero Guzmán viene muy contento de la labor evangelizadora que llevó a cabo en la Misión Guatemala–Quetzaltenango, en la que logró que muchas personas conocieran el Evangelio de Jesucristo y que 24 de ellas se bautizaran.

Elder Guzmán encontró a las mujeres de su familia que fueron a recibirlo “igualitas”, bueno, mejor que cuando las dejó de ver hace dos años.

REGRESA
La señora Macías Arellano regresó a esta ciudad luego de estar en un curso de capacitación al que fue enviada por Compartamos Banco, la empresa crediticia en la que labora.

En el aeropuerto la recibieron su madre María de Lourdes Arellano, su hermana Elida Macías, sus sobrinos Nicole y Rogelio y por supuesto su hijo Nicolás a quien estraño mucho durante su estancia en la Ciudad de México a la que regresa pronto.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add