Estimada licenciada:

Gracias a usted y al periódico por ofrecernos este espacio. Mi situación es la siguiente: mi esposa me abandonó hace un año y tres meses, y yo ya quiero finalizar definitivamente la relación por medio del divorcio.

Mi duda es acerca de si la hacerlo, yo debo de entregarle a mi ex esposa la mitad de los bienes que adquirimos, dado que tenemos la sociedad conyugal, pero no si en este caso que hubo abandono de hogar, se tengan que repartir los bienes mancomunados.

Espero me pueda ayudar con esto, de antemano gracias.

RJR
 
Estimado RJR:

 
Este espacio fue creado por Zócalo Saltillo para que ustedes sus lectores consigan orientación de cómo resolver problemas de índole legal, y una servidora hace todo lo posible por lograrlo, así que el agradecimiento es de mí para usted(es) y espero poder hacerlo por mucho tiempo.

Respecto a su consulta, tenemos que efectivamente el abandono sin causa justificada del domicilio conyugal, por más de seis meses consecutivos, es causal para que pueda solicitar el divorcio necesario, así de simple aparenta ser.

Sin embargo, hay un punto importante que debe considerar, y es que se debe acreditar la existencia plena del domicilio conyugal, es decir, que en el domicilio ambos cónyuges tenían plena autonomía de mando, dirección y autoridad; lo que significa que debían habitar una casa sólo para su familia.

No se consideraría domicilio para estos fines si habitaban con los padres de alguno de los cónyuges u otros parientes o amigos, ya que en estos lugares las partes resultan influenciadas por quienes les dan abrigo y limita los fines del matrimonio.

Ahora bien, respecto a la disolución de la sociedad conyugal, primero tenemos que el abandono injustificado por más de seis meses del domicilio, por parte de uno de los cónyuges, hace cesar para él, desde el día del abandono, los efectos de la sociedad conyugal en cuanto le favorezcan, por ejemplo si recibía alguna ganancia, éstos no podrán comenzar de nuevo, sino por convenio expreso.

Y una vez que se declare la disolución del matrimonio se terminará también la sociedad conyugal y se deberá liquidar, así que se procederá a formar inventario, en el cual no se incluirán el lecho, los vestidos ordinarios y los objetos de uso personal de los consortes.

Terminado el inventario, se pagarán los créditos que hubieren contra el fondo social, se devolverá a cada cónyuge lo que llevó al matrimonio y el sobrante, si lo hubiere, se dividirá entre los dos consortes en la forma convenida.

En caso de que hubiere pérdidas, el importe de éstas se deducirá del haber de cada consorte en proporción a las utilidades que debían corresponderles, y si uno solo llevó capital, de éste se deducirá la pérdida total.

Desde mi punto de vista, si usted pretende terminar definitivamente con su matrimonio, la mejor opción es que lo negocie con su consorte, siempre existe la posibilidad de que las partes decidan que si no hay manera de salvar el matrimonio, lo mejor es concluirlo de manera pacífica, en los mejores términos.

Creo que esta información le dará un panorama claro y objetivo acerca de su situación, y lo ayudará a resolverla de la mejor manera posible. Un saludo cordial.

Cualquier duda o asunto legal,

favor de dirigir su correspondencia a V. Carranza 5280

Col. Rancho de Peña o a .(JavaScript must be enabled to view this email address)

DEFENSORÍA JURÍDICA INTEGRAL
Periférico Luis Echeverría Álvarez 356.
Colonia República Norte 430 8405, 430 8465