×
Katia D'Artigues
Katia D'Artigues
ver +

" Comentar Imprimir
20 Noviembre 2016 04:00:00
Términos dudosos
Sintetizar, abreviar y clarificar. Estas son las palabras más usadas por los y las diputadas de la Asamblea Constituyente en estos días. Con la tijera en la mano, se busca dejar en los dictámenes que ya se están discutiendo y en los que comenzaremos a votar la semana que entra lo absolutamente indispensable.

Adiós a los términos dudosos. Pero también adiós a una muy larga enumeración de derechos. Se busca que queden todos, sí, pero en redacciones mucho, muchísimo más cortas. Se proponen redacciones que con una línea eliminan, a veces, artículos completos. Al menos ese es el plan que aún no se presenta oficialmente, pero que ya se siente en las discusiones en todas las comisiones.

Algo me preocupa: las peticiones ciudadanas, que no son pocas. Más de 800 personas que habitan la ciudad confiaron en el Parlamento Abierto planteado y nos hicieron llegar, casi siempre, peticiones no de sintetizar, abreviar y clarificar, sino de abundar y añadir en la enorme mayoría de los casos.

Esta semana en Carta de Derechos, la comisión que recibió la mayoría de las propuestas ciudadanas, más de 500, revisamos una por una en distintas subcomisiones. Hay unas muy cortas y otras larguísimas (que proponen incluso redacciones completas de una Constitución alternativa); unas que no se pueden tomar en cuenta porque incluso plantean violar derechos, pero sí hay una constante: todos quieren ver su tema en la Constitución. Aunque sea algo como para un reglamento o una política pública. Y lo más preciso, mejor.

Le pongo un ejemplo, a mí me tocó revisar una propuesta que planteaba que se reconocieran 37 diferentes clases de orientaciones y preferencias sexuales. Sí, 37, al parecer a algunos no les basta con LGBTI: Lésbico, Gay, Bisexual y la T (que incluye travestis, transexuales y transgénero) e Intersexuales. Las personas adultas mayores, con discapacidad y jóvenes también quieren ver más derechos enunciados.

Sin duda que en México tenemos un “fetichismo” constitucional. Creemos que si el tema está en la máxima ley enunciada, aunque implique hiperreglar, tendremos más posibilidad de que se cumpla. Síntoma de lo poco que creemos en nuestras instituciones, supongo.

Esta semana un compañero del PRD me conminó a que no dijera, como lo hice en una reunión de grupo, que tenemos una Asamblea con un déficit de legitimidad (que no es lo mismo que legalidad). Lo siento, pero así es: Menos de 30% votó, el tema de los diputados y diputadas designadas no ayudó tampoco nada, y ahora me temo que no ayude tampoco el hecho de recibir propuestas ciudadanas, analizarlas y no incluirlas.

¿Cómo vamos a hacer para explicar que sí leímos cada una de ellas, pero decidimos decirles que no porque una Constitución no puede contener todo, pero sí lo indispensable? ¿Quizá haciendo una agenda con lo planteado y entregarlo al jefe de Gobierno y a los próximos legisladores de la Ciudad, que van a tener que, con lo que salga de esta Constitución, hacer un esfuerzo notable no sólo para armonizar, sino para crear muchas nuevas leyes? Puede ser. Me queda claro que va a ser un reto para comunicar y explicar.

En el Pleno. Las cosas pintaban mal para la sesión del Pleno de esta semana. Tras el encontronazo la semana pasada entre Jaime Cárdenas, de Morena, y Luis Alejandro Bustos, del Verde, por el tema del presunto conflicto de interés de Manuel Díaz Infante, esta semana pidieron hablar en tribuna.

Al menos yo esperaba lo peor: otra vez dimes y diretes que no abonarían en nada a la discusión de la Constitución y tampoco al ambiente de la Cámara. Me equivoqué.

Contribuyó el tono en el que arrancó Díaz Infante, quien es magistrado con licencia y ahora preside la Comisión de Justicia. Aceptó que se haga un estudio para analizar si cae en ese supuesto. Defendió al Tribunal, lamentó que se le considere una institución corrupta e incluso “nauseabunda” y pidió no generalizar:

“Me pregunto, ¿cómo podemos hacer una buena Constitución si no aprovechamos la experiencia de todos quienes integramos esta asamblea? En mi caso, precisamente porque conozco las fortalezas y debilidades de la institución, sé muy bien que hay cosas qué cambiar y cosas por mejorar.

“Es por ello que invito de manera respetuosa al diputado Cárdenas Gracia, para que en su doble calidad de ciudadano y diputado constituyente, que si él considera que hay personas específicas que hayan incurrido en violaciones a la ley, lo denuncie formalmente ante las autoridades correspondientes, y le pido, cordialmente, que no puede generalizar, pues con ello lastima y agravia, lastima y agravia historias de vida de muchos ciudadanos honorables.

“Él, como doctor en derecho que es, conoce bien dos principios generales del Derecho. El que afirma está obligado a probar, y nadie puede ser condenado sin ser oído”.

Cárdenas se sostuvo en su crítica al Tribunal, a la forma en que son electos los magistrados y aceptó que es la misma forma en que se elige en todo el Poder Judicial del país. No aceptó, pero respetuosamente, lo que dijo Díaz Infante y lo conminó a que desde la comisión que preside haga cambios en la forma en que son electos, en la independencia del Consejo de la Judicatura local y de esa manera demostrar su independencia.

La posible ciudadanización y democratización del Poder Judicial sin duda va a ser uno de los debates más interesantes de este Constituyente. No está fácil que pase.

Por lo demás, al fin se votaron los órganos administrativos y técnicos y un presupuesto de 20 millones de pesos.

Morena votó contra los nombramientos; ellos querían que se hiciera una convocatoria pública y así se designaran. Acusó que era un acuerdo de partidos, quienes pusieron en sus puestos a los ahora titulares de las secretarías parlamentarias, de servicios administrativos, la encargada de Comunicación Social y la de transparencia y parlamento abierto.

Clara Jusidman, que en el intento pasado de votación votó en contra por las mismas razones, ahora explicó que fue ella quien en la Mesa de Consulta hizo propuestas que fueron aceptadas y que le constaba que no era un acuerdo de cuotas entre partidos.

El tema del presupuesto sí fue votado por Morena: 20 millones de pesos. Clara Brugada destacó que es un presupuesto austero. Fue un acuerdo del que no participaron los partidos chicos, que se quejaron de no ser considerados.

Las partidas básicamente contemplan más personal de asesoría para las comisiones, un asesor por cada diputado electo que no sea presidente de comisión (se calculan sólo 8 porque Morena declinó y también Nueva Alianza). Gabriel Quadri pidió que ese dinero se destine a algún proyecto de mantenimiento y mejora del espacio público). Quinientos mil pesos para publicaciones y 4 millones 384 mil 103 pesos para la publicación de la Constitución una vez terminada (se licitará).

Hubo diputados designados que se quejaron de discriminación porque a ellos no les fue asignado un asesor, como dijo Fernando Lerdo de Tejada, quien fue designado por el Presidente. También aclaró que Presidencia no les da a ellos ningún recurso.

En tono de burla, Javier Quijano respondió con un exhorto: “Sí parece una osadía del titular del Ejecutivo federal, es munificente en muchísimos casos, que ni siquiera pueda aportarle a sus enviados a esta Asamblea un asesor. Quisiera que exhortemos al señor licenciado Peña Nieto que mande una lanita para que tengan asesores”.

Volveremos a sesionar hasta el viernes 25 de noviembre, ya para votar artículos en el Pleno (al fin) porque nos llegó una cartita de Pablo Escudero, presidente del Senado, diciendo que por la entrega de la Medalla Belisario Domínguez van a usar ellos el recinto de manera total durante una semana. Así que andaremos en los fríos salones improvisados en los patios de Minería. Qué lástima que en el presupuesto no hay dinero especificado para calentadores. ¡En serio se necesitan y más para las noches que nos esperan! También creo que habrá que negociar con la UNAM que dejen abierto el Palacio más tiempo. El miércoles prácticamente nos corrieron a los que estábamos sesionando en la subcomisión 5 y eso que apenas eran las 10 de la noche.

Gabriela Rodríguez, de Morena, ha presentado un tema serio. Ella, que defendió a las edecanes a quienes obligan a usar escotes, ahora documentó algo más grave: “Hay hostigamiento sexual por parte de la persona que las contrata en el Senado. Ellas están amenazadas de perder su trabajo; alguna de ellas tiene más de 20 años de antigüedad. Las están hostigando, les están exigiendo más horas, les están quitando las horas de comer, están muy molestos porque hablaron”.

La buena noticia de la semana es que va avanzando la iniciativa que presentó Kenia López Rabadán para lograr equidad en todos los puestos de gobierno de la Ciudad. Ya quedó en la Asamblea, órganos autónomos y también en las secretarías de gobierno.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
http://blogs.eluniversal.com.mx/camposeliseos/
http://twitter.com/kdartigues

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add