Yo pensé que las penas máximas en México eran de cuarenta años. 

- Eso, profesor, hace mucho tiempo que ha cambiado. De unos años para acá, se imponen hasta de cientos de años, si bien es verdad que el tiempo de prisión no excede de sesenta, que prácticamente sí es la pena más alta. 

- ¿Para qué entonces imponen penas de cien años?. 

- La cadena perpetua no existe, pero si imponen cien años y el delincuente se conduce adecuadamente en prisión, podría rebajar su pena por buena conducta hasta en la mitad. 

- De todas maneras no sale. Tendría que haber sido sentenciado a los dieciocho años. 

- Lo que quiere decir es que una pena de ésas es prácticamente una condena a cadena perpetua. 

- Se lo digo porque a los secuestradores de la chica esta… Yolanda María Ceballos Coppel, les impusieron esas condenas. 

- Claro. 

- Seguramente por haberla secuestrado y además, haber muerto la chica cuando trataban de rescatarla. 

- Y sobre todo profesor, por ser secuestradores independientes. 

- ¿Cómo? 

- Sí. Aventureros que tuvieron la ocurrencia de querer agarrar dinero fácil. 

- Pero con ese término de independientes, parecería que hay que estar afiliados a un sindicato o algo así. 

- Peor. Hay que estar afiliado a las grandes corporaciones. 

- ¿De secuestradores? 

- Gubernamentales. Que son las que protegen a los reyes del oficio. 

- No me va a salir ahora que hasta eso lo controla el Gobierno. 

- Bueno, NO TODO el gobierno, pero sí muchos gobernantes. 

- No entiendo nada. 

- Hay trata de blancas en todas las delegaciones. 

- De acuerdo. 

- En algunas, las prostitutas trabajan por su cuenta si bien es cierto, hay que pasarle su “mochada” al delegado a través de sus patrulleros. 

- Como ocurría con José Espina en “Benito Juárez” cuando fue delegado. 

- Exactamente. Y lo que es también un hecho, es el que muchas de las prostitutas trabajan secuestradas o amenazadas y que no son pocas las que son asesinadas como escarmiento para las otras, por no haber completado “la cuota” diaria. 

- Ah jijo. ¿Al grado de matarlas? 

- No es un secreto. Y estas actividades las conocen los policías, los jefes delegacionales, los jueces, los procuradores, los ministerios públicos y en fin, autoridades de los tres niveles. ¿Y qué hacen?. 

- Se hacen los sordos y los ciegos. 

- No profesor. Participan del botín. Son muchos millones los que hay en juego como para que nuestros funcionarios no estén agarrando su parte. Esta política asquerosa, hipócrita y traidora es lo peor de México. Bueno… esto y la pasividad del pueblo.