La División del Norte de Francisco Villa, había tomado dos veces a sangre y fuego Torreón, que en l914, era uno de los más importantes centros de comunicación y abastos de la parte norte de la república. Los Dorados de Pancho Villa, que fueron su escolta personal, no le sirvieron desde el inicio de las hostilidades, como se ha mencionado equivocadamente, porque su creación tuvo lugar casi al final de la lucha contra el Ejército de Victoriano Huerta.

La creación de los Dorados no fue idea de Francisco Villa, sino de uno de sus generales y el nacimiento de la famosa corporación tuvo lugar en Coahuila y en Torreón.

Después de la batalla de Paredón y preparándose la División del Norte para atacar Zacatecas, el general Francisco Villa no tenía mayor preocupación que la de destruir a su enemigo Victoriano Huerta.

Era tan manifiesto su propósito, que se entregó por completo a la organización de su cada vez más poderosa División del Norte.

Así se prepararon en Torreón sus tropas para pasar revista el 9 de junio de 1914. A su contingentes militar se suman nuevos cuerpos independientes recién organizados que desfilan ante el general Villa, las tropas de las nuevas brigadas: La Chao, la Bracamontes, la Segunda Villa, la Guerrero y los Cazadores de la Sierra, también pasan revista las brigadas veteranas recién cargadas de municiones y reorganizadas.

Ese mismo día, Villa pasó revista a la brigada Cuauhtémoc en la alameda de Torreón, brigada que estaba al mando del general Trinidad Rodríguez.

Se dice que cuando Villa la vio, le gustó, porque llevaban uniformes tipo cazadora y lucían sombreros texanos y al hacer alto, se podían apreciar unos listones con la leyenda “Brigada Cuauhtémoc. Escolta de Trinidad Rodríguez. Dorados”. Villa preguntó de quién era esa escolta y el general Rodríguez respondió: “Es mía mi general”.

Después de felicitarlo, le expresó sus deseos de que esa escolta pasara a formar parte de su cuerpo general y como su escolta personal.

Así nació la famosa escolta de Los Dorados de Villa, como un cuerpo de hombres escogidos y entrenados para la guerra por el mismo Villa y que tendría su prueba de fuego en la legendaria batalla de Zacatecas.

Se dice que el general Rodríguez planeó formar otro cuerpo similar a los Dorados, llamándolo los Plateados, pero murió el 23 de junio de 1914 en la batalla de Zacatecas, nueve días después de que nacieron los famosos Dorados de Villa en Torreón. .(JavaScript must be enabled to view this email address)