×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
27 Septiembre 2015 03:10:29
Una burla sin fin
UNA BURLA SIN FIN RECORRE todos los rincones del país a cualquier hora. Es una burla que ofende sin miramientos y supone que somos ingenuos. Es una burla que abusa al tratar de engañar con verdades a medias y mentiras.

ES LA BURLA con la que pretenden ocultar los turbios intereses de quienes ostentan el poder político, económico y social. Es su lucha por conservar la impunidad ante sus fechorías mediante la burla.

ES UNA BURLA la falta de resultados y el rollo reciclado sobre la desaparición de los normalistas. Es una burla la ausencia de valor por reconocer los errores y contradicciones que han impedido se haga justicia. Es una burla que oculten la verdad o que no reconozcan su incapacidad para resolver el embrollo.

ES UNA BURLA la constante falta de transparencia del gobierno que no permite dar a conocer la lista de pasajeros que acompañan al presidente en su gira actual por la ONU. Burla también es que el presidente diga que gracias a la reforma energética ha disminuido el precio de la luz mientras los recibos llegan inflados.

ES UNA BURLA la arraigada práctica de la corrupción, que todo lo invade y en la que todo está permitido, siempre y cuando no seas sorprendido y exhibido. Más que nunca tiene vigencia el viejo dicho “no me des, pónme donde haya”.

ES UNA BURLA la desfachatez del Partido Verde en su actuar como patiño del PRI a cambio de recibir como recompensa –entre otras- el nombramiento de su testaferro como subsecretario de Gobernación, sin prestar oídos al rechazo que esto ha provocado.

BURLA SON LAS declaraciones del titular del Tribunal Superior de Justicia del Estado ante la pérdida en Ficrea de 126 millones de pesos –y no los 90 que inicialmente dijo- y que ahora mencione que “no afecta en nada”.

TAMBIÉN ES una burla la indiferencia ante la tragedia de los desaparecidos en el Estado donde predomina la desatención camuflajeada con discursos huecos y pobres resultados.

ES UNA BURLA el último informe del gobernador de Nuevo León plagado de autoelogios y cero autocrítica ante los serios señalamientos de corrupción. Y también es una burla de que a pesar de ser señalado nada le pasará y en su impunidad no será molestado siquiera con el pétalo de alguna acusación.

ES UNA BURLA que ante la denuncia de un ex árbitro del futbol profesional, con gafete de la FIFA, sobre la corrupción y turbios manejos que existen en ese productivo negocio, nadie alce la voz y mucho menos inicie una investigación.

EN MONCLOVA es una burla la cantidad de crímenes sin resolver que nos lastiman a diario mientras las autoridades con discursos pomposos maquillan las cifras para ocultar la falta de resultados.

Es una burla que sea más importante aparecer en la foto, el tuit o el “me gusta”, en lugar de hacer bien su trabajo y rendir cuentas.

UNA BURLA ES la absurda y necia actitud de varios padres de familia de Monclova que se oponen a la disciplina y a la debida enseñanza de sus hijos en su formación académica. Padres de familia sobre protectores que mediante presiones y chantajes la destitución de los maestros que pretenden hacer de sus hijos gente de bien.

ES UNA BURLA que nuestra sociedad privilegie más el cariño y cuidado a las mascotas -y ahora también a los toros- que a los necesitados, indigentes y migrantes.

ES UNA BURLA la costumbre arraigada de trabajar sólo para quedar bien con el jefe, ya sea en el gobierno o en un negocio o institución, pasando por encima de los demás, donde es más efectivo decir lo que el patrón quiere oír, sin importar el incumplimiento de los deberes y obligaciones.

ES UNA BURLA a la razón el prestar más oídos a los chismes de lavadero que abundan las redes sociales para linchar sin miramientos a quien sea y como sea, sin importar si es una falsedad.

Y MÁS QUE UNA BURLA es una pena que gente inteligente, preparada y capaz se mantenga al margen de las broncas que padecemos dejando así espacio libre para que vividores se burlen de nosotros mediante sus fechorías.

ES UNA LISTA DE burlas sin fin en la que un día sí y el otro también se burlan descaradamente de nosotros. Siempre ha habido burlones y burlados, pero la peor burla es la que nosotros mismos nos hacemos al creer que por sí solas las cosas se compondrán algún día.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add