×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: dreyesvaldes@hotmail.com

" Comentar Imprimir
10 Enero 2017 04:00:00
Uno para todos
Los miembros de las familias mexicanas decrecen proporcionalmente al incremento de sanitarios en las casas modernas.

Mi teoría tiene un fundamento claramente empírico del cual no soy propietaria, porque la mayoría de ustedes es testigo de la evolución social en nuestro país respecto de los condicionamientos de que éramos objeto cuando niños, al contar con un solamente un baño para todos los habitantes de un hogar.

El hogar en el pasado estaba conformado –generalizando- por padre, madre, cuatro hijos como mínimo y siete en promedio; a menudo se agregaba alguna nuera o yerno y por lo menos un abuelo. En el éxtasis familiar estaba también allí algún tío o tía.

Organizar los turnos para el baño era todo un trabajo de inteligencia y logística. Digamos que esas acciones inauguraron la especialidad de “manejo de multitudes” que hoy se estudia en las más prestigiosas universidades del mundo.

Sin considerar el caso de lo rural, donde siempre han contado con hectáreas completas para necesidades emergentes y demasiadas personas a quienes “ya les anda”, el cuarto de baño jugaba un papel muy diferente al de nuestros días. Por razones obvias no era refugio atemporal para ningún integrante de la familia, pues el uso estaba restringido a los minutos estrictamente necesarios para las necesidades básicas.

Algún arquitecto de humilde origen, seguramente, ideó la casa moderna con un baño y medio, lo que vino medio a resolver la problemática de las urgencias, mas no de las organizaciones matutinas; luego otro profesional perfeccionó la idea y acomodó baños completos en los sitios menos pensados.

La revolución de los baños cambió la dinámica familiar: Lugar de meditación, escondite secreto, sitio de lectura, espacio para la autoadmiración, resguardo personal, oportunidad para el regodeo, ocasión para los pensamientos insanos, liberación del yo.

La arquitectura mexicana ha cambiado bastante en los últimos 20 años, pero nadie negará que el tema de los cuartos de baño rebasa por mucho cualquier otra área en las casas, sean de interés social o de desinteresados por la sociedad, ese lugar todos lo usamos por igual.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add