CON LA NOVEDAD, MI SUPERIOR, que las acciones que realiza el militar Manuel Jesús Cícero Salazar en el municipio de Ramos Arizpe, quien ha emprendido una serie de acciones para atacar los sitios clandestinos en donde se expende cerveza y los puntos conocidos como “tienditas”, donde se vende todo tipo de estupefacientes, debe ser ejemplo a seguir de sus homólogos que se hacen cargo de las corporaciones preventivas de Saltillo, Torreón, Monclova y Piedras Negras.

CÍCERO SALAZAR A LO MEJOR puede ser criticado por su presencia diaria en los diferentes medios de comunicación, pero en el terreno de la operatividad policiaca los habitantes de esta ciudad deben estar satisfechos con tener en el mando de la corporación a una persona egresada del Heroico Colegio Militar que está entregada a su trabajo día y noche, dispuesto a arriesgar su vida en cualquier caso donde esté en riesgo la integridad de algún ramosarizpense.

LOS RESULTADOS OBTENIDOS DEL JEFE policiaco en contra de los vendedores de bebidas alcohólicas clandestinos son buenos si se considera que desde que relevó en el cargo a Homero Durán Flores, ha cerrado por lo menos 21 lugares donde se comercializaba cerveza, y ocho “tienditas” dejaron de operar y cambiaron de lugar de inmediato.

SI BIEN TODAVÍA HAY MUCHO trabajo por hacer en este municipio en materia de seguridad, existe la disposición de Manuel Jesús de combatir los índices delictivos, el narcomenudeo y sobre todo la venta indiscriminada de todo tipo de bebidas.

MARCO ANTONIO DELGADO TALAVERA, KARLO Castillo Gracia, Juan Carlos Pacheco Rodríguez y José Francisco Gerardo Castillo Zaragoza, titulares de las policías municipales en la entidad, deben efectuar acciones similares a las de Manuel Jesús Cícero porque sólo de esta manera es como se pueden obtener resultados reales contra la delincuencia, que no cesa ni un solo día desde que inició el 2009.

OTRO PUNTO INTERESANTE QUE DEBE saber es que la delegada regional de la Fiscalía General con sede en la ciudad de Monclova, Maricela Narro, y el primer comandante regional de la Policía del Estado, Reynaldo Macías, tienen otra “prueba de fuego” para esclarecer el robo de 195 mil pesos en efectivo que sufrió Melquíades Zapata Castillo, representante ejidal de Nueva Talaya, perteneciente al municipio de Cuatro Ciénegas.

CABE SEÑALAR QUE EL PRESUNTO robo con violencia cometido por dos sujetos armados ocurrió luego de que el afectado acudió a un banco para retirar la cantidad de dinero en mención, que es producto de un apoyo federal del Programa Reforestación de Candelilla y Saneamiento de Mezquite. El ilícito ocurrió en el cruce de la calle Navarrete y bulevar Benito Juárez en la colonia El Pueblo, de la capital del acero.

ESTE HECHO DELICTIVO PONE EN evidencia la nula vigilancia que realiza la Policía Municipal que comanda el militar Juan Carlos Pacheco en la ciudad, donde los delincuentes empiezan a operar impunemente y a plena luz del día. El robo a domicilio, a interior de vehículo, a negocio y hurtos a personas, son los delitos que incomodan a las autoridades municipales y estatales porque los índices delictivos se incrementan y el esclarecimiento de ilícitos por parte de la policía investigadora nomás no sube.

EL FISCAL MINISTERIAL DE INVESTIGACIÓN y Operación Policial, Domingo González Favela; el coordinador de la Policía del Estado, el general retirado Ernesto Estrada Bustamante, al igual que la directora de Averiguaciones Previas, Guadalupe Toca Zavala, necesitan estar más al pendiente de las labores que realizan Maricela Narro y Reynaldo, porque siguen sin aplicar un liderazgo total entre sus subordinados de la delegación.

TAMBIÉN QUIERO HACER DE SU conocimiento que ahora los policías operativos e investigadores ven con desagrado pertenecer a la vigilancia personal del fiscal de Inteligencia y Políticas Públicas, Alfredo Udave Dávila, luego de la renuncia obligada de dos policías investigadores que estaban comisionados en la escolta de ese funcionario hace 48 horas.

LOS ELEMENTOS POLICIACOS FUERON ARRESTADOS durante varios días por reclamarle al jefe de escoltas Antonio Aguilar Farías por estar en desacuerdo por la forma en que los dirige. Esta situación fue avalada por su superior Udave Dávila, quien es señalado de permitir desorden en el número de emergencia 066 y 089, denuncia anónima. ¿Por qué será?