×
Lorena Carrillo
Lorena Carrillo
ver +

" Comentar Imprimir
04 Diciembre 2016 04:00:00
Vía terrestre
Algunos de los pasajeros que no pudieron regresar el viernes a la Ciudad de México, sintieron temor de que nuevamente se cancelara el vuelo y tuvieran que quedarse en esta ciudad, o trasladarse a Monterrey para tomar otro vuelo.

Lo nublado del día fue lo que sembró temor entre los viajeros, quienes se tranquilizaron cuando los pasaron a la sala de última espera, desde donde vieron llegar el avión que aterrizó sin ningún problema y al primer intento.

Lo que no saben los pasajeros o algunos de ellos, es que no es lo nublado, ni la lluvia, o la tormenta eléctrica lo que impide las maniobras de los aviones, sino la neblina lo que ocasiona falta de visibilidad y hace inseguras las labores del aterrizaje.

A pesar de que se esperaba que tanto el vuelo de llegada como el de ida a la Ciudad de México llegaran a su máxima capacidad, debido a la gente que no había podido llegar a su destino el viernes, no hubo tantos pasajeros, ya que ninguno de los dos vuelos estaba a su máxima capacidad como se esperaba.

Y es que resulta que algunos de los pasajeros que viajarían en el vuelo que se canceló, optaron por venirse a Piedras Negras vía terrestre para poder pasar la noche en sus casas o bien, para iniciar sus actividades muy temprano, por lo que dejaron sus boletos abiertos para utilizarlos en otra ocasión.

De igual manera pasó con los pasajeros que se quedaron en esta ciudad, ya que cuando menos 16 personas viajaron a Monterrey a bordo de taxis, autos de alquiler y en vehículos particulares de las empresas o grupos que visitaron en esta frontera.

TERMINÓ
Luego de una semana de estar fuera de esta ciudad, participando en un curso de capacitación, ayer regresó la supervisora de la estación Piedras Negras de Aeromar, Orquídea Rodríguez, quien le rezó a todos los santos para que el clima estuviera bueno y el avión pudiera llegar a esta frontera, ya que tenía que atender un asunto familiar de gran importancia.

Obviamente que de manera inmediata y mientras esperaba que llegaran por ella, se puso a trabajar apoyando a sus compañeros en el abordaje de la aeronave.

Minutos después de que se fue el vuelo, llegó al José Bernardino Goné, su esposo a quien le dio un gran abrazo, tanto por la alegría de verlo, como por la celebración de su cumpleaños.

DESPIDEN
En la terminal aérea estuvieron ayer David Jesús Aguilar Jiménez y Violeta Jiménez, quienes acudieron a despedir a una familiar que regresaba a la Ciudad de México.

Comentaron que acompañaron a Marbella Jiménez que estuvo unos días de visita y que debido al mal clima se había tenido que quedar un par de días más.

TARDE
Por cuestión de segundos pierde el vuelo uno de los viajeros de Aeromar, que desde muy temprano llegó a la terminal aérea, documento su viaje y su equipaje y se retiró a realizar alguna diligencia.

El pasajero regresó cuando el avión estaba a punto de partir y desesperado trataba de encontrar a alguno de los empleados para que le permitieran abordar, lo cual sucedió finalmente, no sin que antes le recordaran los tiempos que debe tomar en cuenta antes de viajar.

CUMPLEAÑOS
José Bernardino Goné fue felicitado por su esposa Orquídea Rodríguez.

DESPIDEN
David Jesús Aguilar Jiménez y Violeta Jiménez despidieron a una familiar.

TARDADO
Un pasajero llegó al aeropuerto segundo antes de que partiera el vuelo.

TECHO
Nuevamente se está dando mantenimiento al techo del aeropuerto.

" Comentar Imprimir


COMENTARIOS


columnistas

top-add