×
Mayté Noriega
Mayté Noriega
ver +
Es egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, tiene estudios de postgrado y maestría en comunicación por la Universidad de Navarra, España. Mayté es una guionista premiada, miembro del comité directivo de la SOGEM, poeta y una de las periodistas más respetadas en los medios masivos mexicanos por su trayectoria profesional y su impecable carrera. Trayectoria 2007 Directora de Noticieros del Sistema Nacional de Televisión por Cable PCTV, conductora del Noticiero TVC Noticias y conductora del programa "Respuestas". 2005 Premio Nacional de Periodismo Conducción de Noticias en Televisión 2003 Premio Nacional de periodismo Yahoo! Noticias - FELICITA EL PRESIDENTE FOX A GANADORES DEL PREMIO "PAGES LLERGO" http://mx.news.yahoo.com/031108/7/145vd.html 2001 Miembro del Jurado calificador del Premio Nacional de Periodismo (México) Coordinadora del Debate Interprlamentario México Alemania. Entrevista con Fidel Castro, Habana, Cuba. Entrevista con el "Subcomandante Marcos, Chiapas, México" En los años 1997. 1998, 1999 Y 2000 trabajó como co-conductora y representante de PCTV en los programas del TELETON transmitidos en red nacional por los canales 2 y 4 de TELEVISA, 40 de CNI, y As de Multivisión así como la red de cable nacional de PCTV. En el año 2000 y por segunda vez consecutiva fue la moderadora del debate entre los candidatos a la presidencia de Mexico En 1999 entrevistó en exclusiva para PCTV en la selva de Chiapas al subcomandante "Marcos" del EZLN En 1994 recibió el Premio Nacional de Periodismo como conductora del Noticiero Enlace de Canal 11. En 1980 recibió junto con todo el equipo del programa "Así fue la semana" , el Premio Nacional de Periodismo que otorga el Gobierno de México. Mayté fue articulista del periódico El Nacional y asesora politica y cultural de instituciones y personas de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Dirección General del Dresdner Bank. En 1994 fue elegida por unanimidad entre los candidatos para la Presidencia de México: El Dr. Ernesto Zedillo Ponce de León, actual Presidente de México, El Ing. Cuauhtemoc Cárdenas, primer Jefe de Gobierno del Distrito Federal y el Lic. Diego Fernández de Ceballos, como la periodista y conductora de televisión con la mayor credibilidad para conducir en Red Nacional a todo el país el "Primer debate entre candidatos presidenciales en México". En Abril del 2000 vuelve a ser elegida por unanimidad entre los seis candidatos para la Presidencia de México: El Lic. Vicente Fox del Partido Acción Nacional PAN, el Lic. Francisco Labastida Ochoa, candidato del PRI, el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas del PRD, El Lic. Porfirio Muñoz Ledo, del PARM,el Lic. Manuel Camacho del PCD y el Lic. Gilberto Rincón Gallardo, del PDS. para moderar el segundo debate entre candidatos a la Presidencia de la República. De 1991 a 1995 fué coordinadora editorial y conductora estelar del noticiero de radio "La Ciudad" en su horario de las 14:00 hrs. en la estación Radio Mil del Grupo Radio Mil y co-conductora junto con Fernanda Tapia del programa "Hablemos De Los Hombres" del mismo grupo, en su horario estelar de las 10:00 a.m. De 1985 hasta 1994 Fué Directora y "Anchor Woman" del noticiero ENLACE de canal 11 en su horario estelar de las 21:00 y 24:00 PM. * En los últimos 20 años Mayté ha conducido eventos del más alto nivel político y periodístico en televisión mexicana, tales como: * Los informes anuales de los Presidentes de México Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari. * Los acontecimientos del terremoto de 1985. * La rebelión zapatista de Chiapas. * "El Festival Internacional Cervantino" con sede en Guanajuato. * Y la conducción del debate del actual Presidente de México Ernesto Zedillo Ponce de León y sus contrincantes políticos. En todos estos años Mayté ha mantenido una conducta ejemplar para el periodismo mexicano sin haber sido coptada por ningún grupo y manteniendo una objetividad que la colocan como una de las mejores periodistas de la TELEVISIÓN MEXICANA. Tambíen ha realizado y producido como conductora, los programas de televisión: "Madera De Actor", "Reflexiones", "Diciembre en la Tradición Popular" Ha dictado conferencias en las principales universidades del país, en Nueva York, Estadios Unidos y Bogotá, Colombia. Es conferencista magistral de entrenamiento en medios Media Training Ha sido guionista oficial de los programas de la Secretaria de Educación Publica para la modernización educativa. Mayté es una escritora renombrada de guiones comerciales y periodísticos y locutora con licencia profesional de la Secretaria de Educación Pública. En 1996 Públicó el guión artístico de la telenovela del programa educativo en video "Mi Casa" de Cementos Apasco.

" Comentar Imprimir
19 Junio 2010 03:06:11
Mensajes
El fin de semana pasado sorprendió el desplegado publicado por la Presidencia de la República, en días diferentes y diarios distintos. Se trató de un documento con un amplio diagnóstico de la situación de violencia en nuestro país en el que se pone el énfasis en que el objetivo del gobierno no es “combatir al narcotráfico” sino luchar por la “seguridad pública”.

En el documento se habla de una autoridad, particularmente en el ámbito local, “neutralizada” por los arreglos con los criminales que empezaron a acosar a los ciudadanos. No hay precisiones y por desgracia, tampoco evidencia de que esta situación haya cambiado.

El presidente Felipe Calderón, en este desplegado considera también que la violencia se ha extendido debido a la facilidad que tienen los criminales para conseguir el armamento. De hecho, asegura que el crecimiento de la violencia en México comenzó con la derogación de la ley que prohibía la venta de armas de asalto en nuestro país vecino, Estados Unidos, “entre uno y dos años del inicio de mi administración”.

Es cierto que el gobierno estadounidense permite la venta de casi todo tipo de armas en su territorio, pero también es cierto que esas armas entran a nuestro país de contrabando. No se ha visto, hasta ahora, una estrategia efectiva de la Secretaría de Hacienda para terminar con la corrupción en las aduanas de nuestro país que es por donde entran las armas. Tampoco la ha habido para establecer controles en la frontera de México con Guatemala y esto involucra a la propia Secretaría de Hacienda y a la de Gobernación. Sin estos controles seguirán entrando armas letales a México y la lucha será estéril. Habría que distinguir entre causas y efectos y responsabilidades de cada gobierno.

En este texto difundido ampliamente, el presidente Calderón vuelve a decir que la intervención del gobierno federal no puede ser permanente, porque se ha establecido para dar tiempo y oportunidad a los gobiernos locales de reorganizarse, fortalecer a sus policías y de este modo impedir que los criminales actúen en sus territorios. Nada de esto ha ocurrido. Lo que es claro es que los estados violentos lo son cada vez más.

El Acuerdo Nacional por la Seguridad la Justicia y la Legalidad, firmado en agosto de 2008, está lleno imprecisiones que favorecen el incumplimiento del mismo, y las imprecisiones aparecen también en este documento en el que se dan a conocer cifras que no evidencian resultados tangibles. Se habla de 14 mil evaluaciones de control de confianza al personal de la Secretaría de Seguridad Pública y 7 mil en la Procuraduría General de la República, pero nada se dice de los resultados de estas evaluaciones ni de las acciones que se han emprendido para evitar que aquellos que no pasen el control de confianza operen a favor del “enemigo común” como lo llama el presidente, Felipe Calderón.

El lunes, en punto de las nueve de la noche, el presidente Felipe Calderón Hinojosa ofreció, por televisión, un mensaje a la nación, cuyo objetivo no quedó claro para muchos. Pero al margen de esto, resulta incomprensible el hecho de que un mensaje al que el Presidente otorgaba tanta importancia, hubiese sido tan mal producido. Sólo estaba iluminada la parte izquierda del librero que tenía detrás el Presidente y por lo tanto el rostro del mandatario apareció entre penumbras y lleno de sombras que impedían verlo con claridad. En estas condiciones, el mensaje transcurrió con una serie de cortes y “brincos” de imagen que evidenciaban el descuido con el que fue editado y producido. Podría parecer un asunto menor pero en televisión, todo es mensaje. No faltará quien diga que se trata de atacar al Presidente o al país. Nada más lejos de la verdad, se trata de cuestionar lo que carece de congruencia en el discurso impreso y el desaseo con el que se produjo el mensaje para la televisión y contribuir, como el Presidente lo pidió, a que las cosas sean mejores.



Periodista
22 Mayo 2010 03:44:23
¿Sólo percepción?
Durante la visita del presidente Felipe Calderón a Estados Unidos, estuvieron presentes los dos grandes temas en los que se ha enfocado su administración. El combate al narcotráfico y la defensa de los inmigrantes.

En su discurso ante el Congreso estadounidense, el presidente Calderón comentó que la violencia en México empezó a crecer un par de años antes de que tomara posesión, en coincidencia con la derogación del “Assault Weapons Ban” en 2004. Dijo a los congresistas “con todo respeto” que si no regulaban la venta de armas, nada garantizaría que los criminales en Estados Unidos, con acceso a esas armas, no decidieran a su vez apuntarlas a las autoridades y los ciudadanos estadounidenses.

El discurso fue bien recibido por los congresistas que aplaudieron de pie al Presidente. Por desgracia no hubo novedades en la visita. Los discursos estuvieron plagados de peticiones y promesas que quedan sólo en eso, y lugares comunes como la relación de amistad entre ambos países y la estrecha relación que los une.

Pero la verdad es que ni en Estados Unidos ni en nuestro país se han cumplido las promesas y los compromisos que han hecho. Recordemos que hace un año, en abril, hubo una importante reunión en Morelos en la que participaron: el entonces procurador general de la República, Eduardo Medina Mora; el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont; el de Seguridad Pública, Genaro García Luna; la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, y el procurador Eric Holder.

En esa reunión, Erik Holder dijo que Estados Unidos se haría responsable de detener el flujo de armas a México, que había propiciado que disminuyera la capacidad de lucha del gobierno mexicano en contra de los narcotraficantes. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas estadounidense presentó un póster en el que ofrecía pagar recompensas a quienes proporcionaran información que lleve a la captura de traficantes de armas hacia México.

Medina Mora anunció que la Administración General de Aduanas invertiría mil 400 millones de dólares para utilizar tecnologías no intrusivas, como rayos X y gama, para detectar cargamentos de armas que pudieran entrar de manera ilegal a nuestro país.

Ha pasado un año y no se tiene noticia de que haya habido detenciones importantes de traficantes de armas en Estados Unidos. La Administración General de Aduanas de nuestro país tampoco ha dado informes de la efectividad de los aparatos que, dijo, instalaría para la intercepción del armamento que entra de contrabando a México. Es más, no se sabe si están operando o no.

A la luz de los resultados, sólo queda en los ciudadanos la percepción de que los gobiernos de ambos países trabajan seriamente para combatir el tráfico de armas y de drogas. Nada hay concreto.

Nuevamente, como sucediera con Hillary Clinton en marzo pasado, cuando viajó a nuestro país con una importante delegación, todo podría quedar en promesas de ayuda y en el tan reiterado reconocimiento de que el gobierno estadounidense es corresponsable del grave problema de violencia que enfrenta México.

Tal vez nos conocemos demasiado y la palabrería llena la distancia que nos separa, o tal vez todavía existe la esperanza de encontrar eco en el gobierno de un país que ve en México, una amenaza a su seguridad, no a un aliado como consignan sus discursos.

Periodista
24 Abril 2010 04:02:06
¿A dónde va esta guerra?
El presidente Felipe Calderón está empeñado en la guerra contra el narcotráfico. Una guerra que ha sido cuestionada por propios y extraños, porque no se perciben avances. Cada día se abren más frentes y los ataques de los narcotraficantes adquieren nuevas y más diversas formas de violencia que constituyen desafíos para las fuerzas del orden que llegan cuando los crímenes han sido consumados.

Todo es reacción y respuesta tardía. De tanto en tanto el anuncio de la detención de presuntos jefe de cárteles y sicarios a los que se atribuye la comisión de crímenes de todo tipo. Sin embargo la estructura de los cárteles sigue intocada. No se sabe de investigaciones sobre las rutas del dinero, que permitirían golpear de manera contundente a los cárteles, tampoco se sabe de investigaciones sobre las redes de complicidades que permiten que los narcotraficantes actúen siempre con ventaja, sorprendiendo a la sociedad y a las autoridades.

En días pasados, después de una reunión del gabinete de Seguridad del presidente Calderón con senadores, se dieron a conocer datos de un documento en el que el gobierno federal reconocía que desde que empezó la lucha contra el narcotráfico han muerto más de 22 mil 700 personas. El 90% de los muertos pertenecían, de acuerdo con el documento, al crimen organizado, 5% eran militares y policías y otros eran civiles. El Presidente diría después que eran los menos.

La minimización del llamado daño colateral que se explica por la indiferencia de un gobierno que no duda en calificar a los caídos como delincuentes, se combina con el engaño y el ocultamiento de información que explicaría las bajas. El argumento del fuego cruzado cae cuando las víctimas de las fuerzas militares denuncian y echan por tierra los infundios.

Hay otro dato revelador en el documento presentado a los senadores para justificar la guerra contra la delincuencia organizada y es el que se refiere al número de detenidos. La cifra es altísima y pretende demostrar la eficacia de los operativos militares y policiales en esta guerra: 121 mil 199 personas. La pregunta es ¿dónde están esas poco más de 121 mil personas? Porque no están en los reclusorios, no cabrían. Baste mencionar que hasta hace un año, en las cárceles de nuestro país se hacinaban más de 222 mil reos.

Falta el informe de cuántos fueron juzgados y sentenciados, cuántos liberados por falta de pruebas, cuántos quedaron libres porque se integraron mal las averiguaciones y cuántos eran inocentes. No hay que olvidar el caso de los alcaldes michoacanos, detenidos, acusados de vínculos con el narcotráfico, arraigados y después liberados. Este también es daño colateral del que no se habla. Se les acusó abiertamente de tener vínculos con narcotraficantes y se informó que se les liberaba no porque fueran inocentes sino porque no había pruebas suficientes para condenarlos. La autoridad nada hizo para limpiar el nombre de los munícipes michoacanos.

Los datos que hoy tenemos de esta guerra evidencian la falta de logros al tiempo que aumenta la percepción de inseguridad entre los ciudadanos.

No podría ser de otro modo porque la apuesta es militar. Si recordamos algunos de los puntos del Acuerdo Nacional para la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, podremos constatar que se quedaron en el papel y por ello la lucha es infructuosa. En 2008 se planteó la necesidad de formular y emitir una estrategia nacional contra el lavado de dinero, en agosto se puso como plazo seis meses. También se dijo que para este año quedaría fortalecido el sistema de aduanas y se instrumentarían campañas para promover la cultura de la legalidad.

Por desgracia, todo parece indicar que la guerra continuará y los resultados no sólo serán magros sino que se refuerza la percepción de que nos acercamos a un Estado fallido si no es que ya nos hemos convertido en eso.

Periodista
27 Febrero 2010 04:38:01
Enredados
En los últimos días creció la tensión en las principales ciudades de Tamaulipas debido a la constante publicación, en Facebook y Twitter, dos de las más populares redes sociales en nuestro país, de mensajes con noticias de balaceras en diferentes lugares del estado pero sobre todo en escuelas. Se informó de asesinatos de funcionarios estatales y municipales. Nadie confirmó los datos ni verificó las fuentes y con total irresponsabilidad se reenviaron los mensajes que aumentaban en número de manera desproporcionada.

Los padres de familia acudían en tropel a recoger a sus hijos de las escuelas después de recibidos los mensajes. Los desmentidos en los medios de comunicación pasaban inadvertidos. La información que proporcionaban los funcionarios parecía no permear en el ánimo de la gente que, presa del miedo, reaccionaba a cualquier mensaje en Twitter o Facebook, sin importar quién lo enviara.

El miedo se extendió a tal grado que la gente decidió imponer su propio toque de queda. Los comercios del centro histórico de Nuevo Laredo empezaron desde este lunes, a cerrar sus puertas antes de lo establecido y la gente decidió “guardarse” antes de las nueve de la noche. No hay niños por la calle y los llamados a la calma de los alcaldes se enfrentan con la realidad de las ejecuciones.

Veinte en 72 horas esta semana. No hay llamado a la calma ni discurso oficial que pueda contra la realidad de la violencia exacerbada. De hecho el jueves, Michael Barkin, cónsul de Estados Unidos en Matamoros, informó que la agencia consular en Reynosa permanecería cerrada desde el jueves y hasta el lunes debido a los hechos de violencia de los últimos días. La información sobre la realidad que difunden los medios, con datos confirmados y fuentes fidedignas, lo que hace es confirmar la violenta inseguridad que se vive en el estado de Tamaulipas desde hace ya mucho tiempo.

Los mensajes aparecidos en Facebook y Twitter han generado, a decir de las autoridades de Tamaulipas, una sicosis de miedo entre la población que podría llegar a ser peligrosa, porque ha provocado actitudes de desesperación que amenazan con salirse de control.

Las redes sociales han demostrado ser herramientas eficientes para la difusión de información como fue en el caso del terremoto que sucedió en Haití. Muchos fueron los periodistas que recurrieron a ellas para el envío de sus notas e imágenes a fin de que el mundo conociera la realidad del desastre provocado por el terremoto y se volcara a ayudar.

Las redes sociales han sido bien recibidas por la gente porque son plurales y propician la igualdad y la integración. Respetan el anonimato y permiten la notoriedad de los anónimos, propician y respetan la libertad de expresión y la aceptación de los rechazados. Esta es su magia y el origen de su éxito.

Aunque también ahí radica parte del problema. El desconocimiento de la identidad de toda la gente que tiene acceso al envío de mensajes, garantiza la impunidad ante actos como el que detallamos en este artículo.

Sería insensato criticar las redes sociales sin entender los beneficios que de ellas recibe la sociedad actual, lo que hay que cuestionar es el uso irresponsable de estas redes para el envío de mensajes que no tienen como base información sólida o de una fuente fidedigna porque ello puede provocar que se pongan en peligro más vidas de las que se pretende salvar, si es que ese fue el propósito en Tamaulipas. No olvidemos que el miedo puede llegar a ser un muy peligroso sentimiento colectivo.

Periodista

30 Enero 2010 04:01:07
Censura o responsabilidad
El ataque sufrido por el periodista, Salvador Cabañas el pasado domingo ha propiciado que los medios dediquen grandes espacios a la difusión del mismo y a las actuaciones de las autoridades que, ante la presión mediática han caído en imprecisiones y errores.

No se sabe si existe un manual para operar en estos casos, todo parece indicar que no es así, porque se han cometido errores que pueden afectar el desarrollo de la investigación.

El doctor Ernesto Martínez Duhart, al que en cada conferencia de prensa le colocan decenas de micrófonos, y le bombardean con todo tipo de preguntas, declaró el martes que Salvador Cabañas nunca se acordará de lo que pasó en el Bar-Bar. Es de suponer que a partir de esta declaración los testigos y el implicado podrían llegar a mentir con la certeza de que sus dichos no serán rebatidos.

El doctor Martínez Duhart es un notable neurocirujano que no tiene por qué ser expuesto a los medios y menos con la obligación de ofrecer dos conferencias de prensa diarias en los primeros tres días tras el ataque.

La Procuraduría de Justicia capitalina ha dado a conocer los nombres de los testigos y lo que han declarado, lo que los pone en evidente riesgo. De hecho el miércoles dieron a conocer las declaraciones de la persona que cuidaba el baño y su identidad. Una torpeza, dado que, al parecer es el único testigo presencial de los hechos. No sería extraño pensar que alguien podría tener interés en que no declararan o que tomara venganza por lo que declararon.

Todo se da a conocer a los medios mediante conferencias de prensa, comunicados y entrevistas exclusivas. Los medios han evidenciado ser insaciables y la procuraduría viola los derechos de los testigos y de los detenidos en su afán de satisfacer las necesidades informativas de la prensa.

En su prisa por demostrar cuan preocupados estaban por lo sucedido y cuan eficientes son, los integrantes de la PGJDF dieron a conocer el retrato hablado de un hombre que dijeron era Eduardo García Alanis, guardaespaldas de José Jorge Balderas Garza, presunto atacante de Salvador Cabañas.

Después detectaron que García Alanís estaba en el Reclusorio Oriente y tuvieron que reconocer su error.

Pero hay otros asuntos que vale la pena comentar relacionados con lo que sucede en los bares. Uno de ellos es que el 26 de enero de 2009 se publicó en la Gaceta oficial del Distrito Federal la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal. El jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard tenía 60 días para emitir el reglamento de la ley, cosa que no ha hecho hasta la fecha. Nadie puede obligar al jefe de gobierno capitalino a emitir el mencionado reglamento y por lo tanto tampoco hay sanción por no hacerlo. Lo que sucede es que sin el reglamento respectivo, no hay sanciones para quien viole la ley.

El 23 de diciembre de 2009 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó la creación del Instituto de Verificación de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México que otorga al gobierno del Distrito Federal la facultad de verificar los establecimientos. Esta reforma no había sido publicada en la Gaceta y el Jefe de Gobierno aprovechó el momento ideal para hacerlo y anunciar la creación del mencionado instituto. Había que aprovechar el momento político. Esperemos que empiece a operar al margen de la corrupción que ha rodeado toda actividad de verificación e inspección en México.

Tal vez valdría la pena plantearnos la reflexión sobre el manejo de asuntos como el del ataque de Salvador Cabañas en los medios, porque no son pocas las ocasiones en las que por ganar una noticia ponemos en riesgo la vida de personas. No se habla de censura sino de responsabilidad.

Periodista
05 Diciembre 2009 05:00:09
¿Democracia en Iztapalapa?
Andrés Manuel López Obrador lo obligó a protestar que dejaría el cargo a favor de Clara Brugada si ganaba la elección, y lo hizo, pero decidió incumplir la protesta. Convertido en personaje por obra de los medios, Rafael Acosta Juanito ganó la elección postulado por el PT, que hoy reniega de él porque apoya a quien lo lanzó al estrellato y que no es otro sino López Obrador.

Marcelo Ebrard logró postergar su toma de protesta 59 días, no sabemos con qué argumentos, pero el día fatal llegó y Juanito se hizo presente en la delegación Iztapalapa, de la que es, legalmente, jefe delegacional. El aparentemente manejable Juanito alegó entonces, al salir de la oficina del jefe de gobierno capitalino, una afección cardiaca que le imposibilitaba para ejercer el cargo. Hoy denuncia amenazas y esgrime como argumento para justificar su actitud la necesidad de limpiar su nombre y el de su familia.

Desde el primer momento en el que Rafael Acosta pisó la delegación Iztapalapa, tanto el jefe de Gobierno capitalino como la destituida Clara Brugada y algunos asambleístas alegaron ingobernabilidad en la demarcación. Lo más grave es que la gente de la señora Brugada la ha estado provocando y lo seguirá haciendo con la complacencia de las autoridades, a menos que Marcelo Ebrard considere que es más importante, por el momento, el bienestar de los iztapalapenses que sacar a Juanito, y le ponga un alto a los bloqueos organizados por la ex jefa delegacional.

La propuesta hecha por López Obrador a Juanito constituía una burla al voto ciudadano y nadie lo cuestionó. No hubo partido político o autoridad electoral que hablaran de la ilegitimidad de la propuesta. Nadie cuestionó entonces la falta de instrucción de Rafael Acosta, a quien se ensalzaba como “el gran luchador social”, el hombre que presumía haber sido extra en una película de ficheras y que finalmente sucumbió al embrujo de los reflectores.

Hoy, sin la banda tricolor en la frente, que lo caracterizó durante su campaña y su lucha por ocupar la delegación que ganó gracias al voto de los habitantes de Iztapalapa, se dispone a gobernar una demarcación que cuenta con un presupuesto cercano a los 4 mil millones de pesos.

Alguna vez estuvo detrás de él el Partido del Trabajo, que lo postuló candidato a jefe delegacional; hoy la pregunta que se hacen todos es ¿quién está detrás de Juanito?

Tal vez nadie y por ello ha confiado en quienes han logrado llegar a su círculo cercano. Vale la pena mencionar a: Alejandra Núñez, panista, designada directora general de Jurídico y Gobierno; Juan Manuel Licea Ayala, director jurídico, y Javier Gómez Mendoza, designado director general de Gobierno. Lo que tienen en común los tres es su vínculo con quien fuera jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Gabriela Cuevas, hoy diputada federal por el PAN.

Rafael Acosta, hoy poderoso y con un presupuesto millonario, es perseguido, entre otros, por quienes lo postularon. El jueves 22 legisladores presentaron, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la solicitud para su remoción. El argumento, la ingobernabilidad en Iztapalapa.

Ganó un mal candidato, un hombre sin la preparación necesaria para gobernar una delegación tan compleja como Iztapalapa. No se sabe si fue por méritos propios o porque ese fue el mandato de López Obrador a los iztapalapenses y ellos obedecieron.

El hecho es que Rafael Acosta se ganó el derecho a gobernar legalmente en las urnas. No se puede permitir que 44 legisladores consideren que tienen la capacidad o el derecho de enmendar los presuntos errores de la ciudadanía, que decidió votar por un candidato postulado por un partido que seguramente postuló también a algunos de ellos. ¿De qué democracia estamos hablando?

Periodista
14 Noviembre 2009 04:52:00
Ocurrencias peligrosas
País otrora de ideas, reflexivo, culto, hoy inmerso en ocurrencias que acaparan las pantallas televisivas, los espacios radiofónicos y las planas de los periódicos.

Se recuerda a Vicente Fox con el discurso de las tepocatas y las víboras prietas, sus dislates frecuentes y su incultura, sus alardes de ignorancia y su presidencia errática que por grotescos movían a risa. No obstante, ahí están los resultados de seis años de desgobierno, ahí están la economía fracturada y el descrédito de las instituciones.

Y qué decir de Juanito y su protesta de entregar la delegación Iztapalapa a Clara Brugada a petición de Andrés Manuel López Obrador. Una burla a la ciudadanía, la promoción abierta al fraude electoral en medio de la risa colectiva y la indiferencia de las autoridades electorales. Personaje de opereta que llenó de declaraciones todos los espacios informativos a los que era convocado. Todo era un teatro para acaparar audiencias y lectores, para divertir al “respetable” y entretenernos en medio de la zozobra que nos provocan la inseguridad y la crisis económica a la que no encontramos salida.

Juanito ganó y fue obligado, bajo presión, a cumplir la palabra empeñada. Pero ahí no acabó todo: hace unos días apareció en el Zócalo capitalino una estatua de Juanito, un homenaje de un escultor al luchador social, al hombre que desea superarse. Sorprende el oportunismo del artista, creador de la estatua de Fox que fue derribada en Veracruz y del presunto primer niño contagiado por el virus A H1N1. Pero más la ingenuidad de quien se cree merecedor de ella, y con sus más de 100 kilogramos a cuestas, recorrió las calles del centro histórico para llevarla consigo a un hotel mientras llega el momento de colocarla en la delegación Iztapalapa, delegación a la que dice regresará para gobernar. Y tal vez lo haga gracias a la ocurrencia de quien lo llevó al triunfo cuando tenía pocas posibilidades.

El mundo de las ocurrencias en el que está inmerso nuestro país ha generado conflictos de difícil solución. Algunas han sido inofensivas, como la de aquel personaje que propuso dotar con una “cajita feliz” a los emigrantes para que no murieran en el desierto cuando se iban a Estados Unidos, pero otras pueden traer graves consecuencias.

Recientemente, fue electo presidente municipal de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández, un empresario conocido por su fortuna y sus excentricidades. Rindió protesta el sábado y sorprendió por sus declaraciones. Dijo que combatirá directamente al crimen organizado aun fuera de sus facultades: “Sé que las atribuciones están muy claras en la Constitución, a mí me competen unas, al estado otras, a la Federación otras, yo simplemente les anuncio que me voy a tomar atribuciones que no tengo porque vamos a agarrar al toro por los cuernos”, y fue más preciso: “Voy a traer un equipo que yo le llamo de limpieza, un equipo rudo para que todo aquel que se dedica a delinquir sepa que nosotros estamos en guerra y vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo, desde el municipio, para que no estén aquí…”.

Pero el hecho de haber dado la noticia de la muerte de Héctor Saldaña, El Negro, horas antes de que las autoridades lo identificaran, hizo que el anuncio de la conformación del equipo de limpieza se convirtiera en la confirmación de que podría haber empezado a operar. Y esto, que para algunos de sus seguidores constituía un acto de valentía, no es sino la evidencia de que algo muy grave empieza a ocurrir en San Pedro Garza García, Nuevo León.

La historia demuestra que los grupos paramilitares creados por los gobiernos en diferentes latitudes acaban siempre obrando por cuenta propia y de espaldas a sus creadores, y ahí están las experiencias de Colombia o, para no ir tan lejos, de Chiapas en nuestro país. No pueden tolerarse las ocurrencias de un millonario excéntrico que ignora la Constitución para conseguir sus fines, por nobles que puedan parecer.
01 Agosto 2009 03:49:15
Fracaso y complacencia
Esta semana quedó documentado el fracaso del Procampo y cómo, debido a la corrupción, la indolencia de la sociedad, la negligencia de las autoridades, la falta de transparencia y de una cultura de rendición de cuentas, este programa no ha hecho sino reproducir y en ocasiones magnificar el esquema de desigualdad y reparto injusto de la riqueza en nuestro país.

El estudio del CIDE coordinado por Mauricio Merino, que dio a conocer EL UNIVERSAL en una serie de reportajes, documenta el tráfico de influencias y la manera en la que los de siempre se reparten los beneficios de un programa orientado a sacar de la pobreza a los muchos a los que sólo llega una parte.

La vieja ecuación de 20-80, en la que el 20% de la gente (que menos lo necesita, por cierto) se reparte el 80% de la riqueza y al 80% restante se le entrega sólo el 20% de los recursos a repartir, se repite y explica por qué hoy los campesinos siguen siendo los más pobres de los pobres en nuestro país.

Sin duda, lo que más llamó la atención en todo esto fue el hecho de constatar que en el padrón del Procampo había prominentes políticos de ayer y de hoy, familiares de éstos e incluso familiares de conocidos narcotraficantes que llegaban a cobrar sumas exorbitantes de subsidio. Pero más allá de esto, lo que importa es el hecho de que hoy hay más pobres que hace dos años, y si la crisis se prolonga y se pierden más puestos de trabajo, los porcentajes de pobres alimentarios —que aumentó de 13.8% a 18.2%— y de pobres de patrimonio —que aumentó de 42.6% a 47.4%, tan sólo de 2006 a 2008— seguirán creciendo y será imposible contener el descontento social.

Detrás de todo está la corrupción que lleva al tráfico de influencias, a la desviación de recursos, a la simulación y a la mentira que se perpetúan en un sistema en el que priva la opacidad y en el que nadie rinde cuentas.

El descubrimiento del escándalo del padrón del Procampo no sacudió, como hubiera sucedido en otras latitudes, a nadie. Unos porque lo imaginaban, otros porque sabían que se trataba simplemente de otro escándalo más de los que todos salen bien librados con una buena defensa jurídica si fuera el caso o con una buena dosis de cinismo, y otros porque saben que la inmoralidad no se castiga y el programa ofrecía los vericuetos suficientes para colarse en él dentro de los márgenes de lo legal.

La respuesta del gobierno federal fue la inmediata defensa del Procampo; incluso en ella se llegó al manejo equivocado de cifras para finalmente reconocer que había que depurar el padrón del mismo.

Habrá que hacerlo, aunque ello, como dice Ana Graciela Aguilar Antuñano, directora en jefe de Aserca, citada por EL UNIVERSAL (30/VII/09), provoque más daños “entre los miserables” que han vendido sus tierras o las rentan o no siembran y no han dado aviso de ello, y por lo tanto tendrán que ser eliminados del programa, que si bien no ha hecho que el campo sea más competitivo, ha permitido que muchos campesinos encuentren en el subsidio un recurso fundamental para la subsistencia.

Por desgracia, todo parece indicar que la evidencia del fracaso del Procampo, a 15 años de su aplicación, provocará solamente reformas cosméticas, que harán que se perpetúe el esquema de desigualdad que hoy constituye un riesgo real para la estabilidad social en México.

Periodista
04 Julio 2009 03:59:33
¿Hasta las últimas consecuencias?
Ha pasado un mes del incendio en la guardería ABC de Hermosillo. Y no fue sino hasta hace un par de días cuando el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, anunció que se girarían nueve órdenes de aprehensión más contra algunos de los dueños y socios de la guardería, dos de sus apoderados legales y el ex delegado estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social.

No ha habido autoridad alguna que se haya puesto a pensar en el sufrimiento de los padres de los niños muertos, 48 hasta hoy, ni en el de los niños que, en diferentes hospitales, luchan por su vida en medio del dolor. Un dolor que no pueden imaginar los que vociferan y pronuncian discursos para salvar el pellejo. Un dolor que lastima a los padres de los niños quemados porque nada pueden hacer para eliminar el que sus hijos sienten. Además de eso, a quién le importa la culpa de las madres por haber dejado en esa guardería a sus hijos, por una necesidad imperiosa que es la de trabajar en un país en el que la crisis se ceba sobre los más débiles y vulnerables, las mujeres y los niños.

Ninguna de las autoridades que ha visto transcurrir este mes acusando a otros y tratando de evadir su responsabilidad puede imaginar la tortura de tener a un hijo hospitalizado. Servicios ineficientes, falta de equipo, de instrumental y de medicamentos. Médicos cansados, con prisa, enfermeras indiferentes, prepotentes, poco solidarias, horarios rígidos, trato inhumano y tantas cosas más que se podrían enumerar porque para nadie es un misterio que los servicios de salud en México son una pesadilla.

La situación de los padres de los niños que fueron trasladados a los hospitales Shriners en Sacramento y Cincinnati no es mejor. Tienen la certeza de que sus hijos estarán bien atendidos, pero están solos en un país ajeno sin el apoyo de amigos y familiares, tan necesario en estos casos. Ven a sus hijos evolucionar lentamente, sometidos a incontables cirugías que habrán de corregir, poco a poco, y hasta donde es posible, las huellas de las quemaduras.

Y durante un mes las autoridades federales y estatales no han hecho otra cosa que culparse mutuamente. No han hecho otra cosa que evadir el problema, porque tenían ante sí el 5 de julio y sus posiciones políticas y los dineros que éstas les dan.

Pero por desgracia el desaseo en la investigación, la lentitud en la respuesta, la desinformación y la falta de la misma (todavía el IMSS no da a conocer la lista de las guarderías subrogadas) y la palabrería hueca con la que han pretendido llenar los espacios que ha dejado su falta de autoridad de todo tipo se prestan a suspicacias.

Cuando el procurador Medina Mora anuncia las nuevas consignaciones, al día siguiente de que el presidente Felipe Calderón anunciara que se aplicaría la justicia “caiga quien caiga”, se informa que varios inculpados ya están fuera del país, la mayoría de ellos familiares del gobernador Eduardo Bours.

Tal vez por ello se hizo tan cansada la investigación, tal vez por ello se anunció públicamente la solicitud de las nuevas órdenes de aprehensión. A final de cuentas, siempre les queda la posibilidad de argumentar que quisieron hacer justicia pero ya no encuentran a los culpables. La historia de siempre. Se llegará hasta las “últimas consecuencias”, que debe ser un lugar que desapareció hace mucho tiempo, como la isla Bermeja.

Periodista

09 Mayo 2009 03:50:05
La larga noche del virus
Con buenas calificaciones para Felipe Calderón y Marcelo Ebrard concluyó esta primera fase de la epidemia provocada por el virus AH1N1.

El jaleo cotidiano, las colas, las aglomeraciones, el tránsito pudieran hacer creer, a quien no conociera la situación, que las cosas transcurren normalmente, pero no es así. El desaliento provocado por la crisis económica que, como la mayoría de las desgracias, se ceba sobre los más pobres, se extiende a aquellos que tuvieron el infortunio de enfermar y el reto de enfrentar el maltrato en los hospitales, rebasados por la emergencia, y la discriminación, incluso muchos con el agravante del desempleo. Suena a desmesura y a tragedia, pero en no pocos casos fue realidad pura.

Las pérdidas económicas se calculan en miles de millones de pesos y no hay por lo pronto perspectiva alentadora de recuperación. Se anuncian estímulos fiscales para los empresarios a fin de propiciar, si no una recuperación en lo inmediato, sí el sostenimiento de una infraestructura básica para sortear el temporal. El pueblo pone los muertos, la resignación y el aguante.

Hubo presencia de la autoridad y hubo respeto ciudadano, las fracturas políticas se superaron en el momento que hizo falta para presentar un frente sólido en el combate al enemigo común, el virus AH1N1; hubo compromiso y solidaridades, hay reconocimientos y tendrá que haber un análisis crítico de lo sucedido: la carencia de laboratorios que impidió la identificación del virus, la falta de información en los hospitales, que propició la atención desigual o la desatención y el maltrato de algunos pacientes, y la toma de decisiones con poca información o información no confiable.

Lo sucedido amerita la reflexión sobre los recortes en los presupuestos a la investigación, la desatención al desarrollo de la ciencia y la tecnología y el desprecio a la educación que se refleja en una relación cómplice con un sindicato que poco o nada aporta a la mejora del proceso educativo. Y esto incluye al Poder Legislativo, que se niega a hacer leyes que sometan al escrutinio el manejo de los dineros en los sindicatos como ocurre en otros países, por mencionar algo.

Se han levantado las restricciones que limitaron nuestras vidas en los últimos días y todo parece recuperar su ritmo normal; sin embargo, hay que estar alerta.

La Organización Mundial de la Salud informa que el contagio continúa y un tercio de la población mundial podría infectarse. De hecho, Keji Fukuda, director general adjunto de la OMS, insiste en que “nos estamos moviendo hacia una pandemia”. Un reporte publicado por EL UNIVERSAL en su edición on-line, el jueves, revela que la pandemia podría afectar a unos 2 mil millones de personas, y aunque por ahora los casos son leves, es imposible predecir el comportamiento del virus a futuro y se desconoce cuánta gente podría desarrollar neumonías graves y cuánta podría morir.

La recomendación que hace la OMS en este momento a todos los países es prepararse para enfrentar la pandemia, con un especial énfasis a los países del hemisferio sur, donde pronto entrará el invierno. Esto entraña una preocupación, y es la que se refiere al hecho de que por desgracia en el sur hay muchos países pobres, con población joven y más vulnerable.

Nadie puede cantar victoria. Y se puede considerar que la epidemia nos da un respiro para tomar fuerza y rearmarnos para enfrentar un posible nuevo embate, mejor pertrechados. Esto aún no termina y lo que tenemos es sólo una tregua que hay que aprovechar de la mejor manera.

11 Abril 2009 03:38:30
Los medios, ¿cuarto poder?
Dice Manuel Castells que los medios no son el cuarto poder, sino el campo en el que se libran las batallas por el poder, lo que se demuestra, cada día en nuestro país, sobre todo en año de elecciones, cuando todo sirve para desacreditar al adversario.

Durante la semana que termina, el tema que ha acaparado la atención de todos, por su importancia —y por la falta de noticias de otro tipo—, es el agua. No son pocos los analistas internacionales que aseguran que la tercera guerra mundial podría tener como pretexto el agua.

Y una de las batallas por el agua se dio en el plano de las declaraciones entre Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), y José Luis Luege Tamargo, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Luege Tamargo dijo que la disminución en el suministro de agua, prevista para el fin de semana, no podía ser total en la ciudad de México, porque el gobierno capitalino tenía otras formas de suministro como la cuenca del Lerma. De hecho, informó que como el Sistema Cutzamala sólo abastece 20% del agua que se consume en 10 delegaciones de la ciudad de México, si se diera una suspensión total se debería a la mala distribución del gobierno del Distrito Federal.

Las declaraciones de Luege surgieron como respuesta al anuncio de Ramón Aguirre de que la escasez del fin de semana afectaría a 5 millones de personas. Aguirre fue más preciso: dijo que 400 colonias de 13 delegaciones del Distrito Federal sufrirían con la suspensión total de agua del Sistema Cutzamala.

Hasta aquí los datos que difundieron uno y otro; después vinieron los calificativos. Marcelo Ebrard acusó a Luege de hacerse el chistosito, y Luege dijo que Ebrard mentía. Los ciudadanos, sin poder comprobar los dichos de uno y otro, acudían al espectáculo de ambos y la danza de los números mientras esperaban el ramalazo de la escasez.

Sin embargo, los habitantes de algunas zonas de la ciudad de México como Iztapalapa no vieron con angustia la falta de agua anunciada para el fin de semana, porque para ellos es asunto de todos los días. Y aunque parezca absurdo, tienen la esperanza de poder tener agua en estos días, porque se anunció que 500 pipas la repartirán, estos días, de manera gratuita.

Pero la escasez de agua no fue el único tema en el que los medios sirvieron de campo de batalla en la contienda por el poder político. La campaña del PAN en contra del PRI, con la famosa “sopa de letras”, estuvo también presente en la prensa, la radio, la televisión e internet. Por supuesto, los partidos políticos involucrados no tuvieron recato en violar la ley que ellos mismos reformaron para impedir las campañas negativas en este afán de ser más papistas que el Papa.

El PRI hizo lo propio y otros, como el PVEM, se dieron sus mañas para hacer propaganda, aunque fueran atrapados en la maroma. Después viene la discusión por las multas en el IFE. No pasan inadvertidas las acusaciones de Germán Martínez en contra de los priístas, desde internet. Se suben a la cobertura los priístas, a los que buscan los medios para obtener una respuesta.

Esto es posible porque una de las prácticas comunes en algunos medios, y con mayor énfasis en los electrónicos, es la de basar muchas de sus notas en declaraciones de unos y otros como se detalló en párrafos anteriores. Poco importa lo que pasa en el país o en el mundo; lo que trasciende es lo que se dice, sin importar la autoridad o jerarquía de los declarantes.

Por eso no hay cobro, aunque a final de cuentas, forme parte de una estrategia de campaña que resulta atractiva para los medios y quienes los consumen. Tal vez valga la pena analizar una nueva reforma a la ley electoral, que resultó ser una camisa de fuerza para los partidos que la aprobaron.

Periodista
14 Marzo 2009 04:02:03
¡Al ladrón, al ladrón!
Este parece ser el grito de las autoridades de Estados Unidos para distraer la atención sobre un problema de corrupción que se ve reflejado en sus películas y series de televisión, que ha salido a la luz en la prensa y que ocultan sistemáticamente mediante una muy probada estrategia que consiste en denunciar la corrupción en otros países.

Esta corrupción ha permitido que durante años —muchos— la distribución de drogas se haya hecho de manera tan eficiente que el mercado estadounidense es hoy uno de los más atractivos para los narcotraficantes que utilizaron, en una primera instancia, nuestro territorio como trampolín para satisfacer la demanda. En la actualidad, mucha de esa droga se queda en México, donde los cárteles se disputan, con alarde de violencia, cada palmo de tierra en un negocio floreciente gracias a la corrupción imperante. Hecho que no se niega.

Los estadounidenses, con su doble moral que les permite negociar siempre con dios y con el diablo, critican a México por la violencia y alertan a sus ciudadanos sobre los riesgos de visitar nuestro país, donde la gente se mata en las calles. Lo que evitan decir es que las armas que se utilizan en los ataques, los atentados, las ejecuciones, las matanzas y todos los nombres que queramos ponerle a los actos criminales que perpetran los narcotraficantes, son fabricadas en Estados Unidos y llegan de contrabando a México gracias a un muy bien aceitado sistema de corrupción que permite la salida ilegal de dicho armamento. Huelga decir que el trabajo de nuestras autoridades en las aduanas y pasos fronterizos es deplorable, y que la corrupción que ahí opera y que hace posible la entrada de una enorme cantidad de armas debe alcanzar alturas considerables.

El martes, Dennis C. Blair, el director de Inteligencia de Estados Unidos, dijo ante los representantes de su país que la administración del presidente Felipe Calderón no gobierna en algunas partes de su territorio debido a los cárteles de la droga.

La declaración resultó incómoda. El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, respondió a Blair de manera contundente. Dijo que “no hay un solo espacio del territorio nacional que escape a la dirección del Estado. La totalidad de los ciudadanos tienen acceso a servicios de salud, seguridad social y educación con el apoyo de las instituciones del Estado”.

Encomiable la rapidez con la que el gobierno de Felipe Calderón articuló una respuesta. Encomiable la contundencia. Solamente hay que cuestionar la falsedad de los datos que manejó en su argumento el secretario Gómez Mont y que se hubiera evitado con la eliminación de la palabra “totalidad”.

Resulta difícil entender el discurso de los funcionarios del gobierno de Estados Unidos en relación con México o con la lucha de México en contra del narcotráfico. Un día elogian el trabajo del presidente Calderón en este sentido, al día siguiente descalifican a su gobierno con el argumento de que no gobierna todo el territorio y comentan más tarde que los mexicanos pueden manejar la situación. ¿Qué fines se persiguen con declaraciones de ese tipo? ¿De qué querían convencer al Congreso de Estados Unidos, que fue donde esgrimieron dichos argumentos?

Porque si analizamos los resultados de la votación del Plan Mérida en el Congreso estadounidense, vemos que el discurso de la cooperación quedó en palabras porque el monto de la ayuda se disminuyó drásticamente. Permanece la estrategia de comunicación que a lo largo de años ha mantenido la cohesión del pueblo estadounidense en la de la búsqueda del enemigo común que, como vemos, no siempre está afuera como pretenden hacerle creer a propios y extraños.

Periodista
17 Enero 2009 04:42:35
Codicia
Después del tardío reconocimiento de que Estados Unidos está en recesión, surgió la noticia del fraude de Bernard Madoff. Un hombre que engañó al mundo durante casi cuatro décadas. De hecho, su empresa, Bernard Madoff Investment Securities, daba asesoría a grandes inversionistas y, lo que es más sorprendente, a los grandes gestores de fondos. Nunca ofreció tasas estratosféricas de interés, pero de acuerdo con diversas notas periodísticas, su empresa tenía el récord de haber pagado rendimientos superiores a 8% anual durante casi seis años consecutivos.

Se desconoce el monto del fraude perpetrado por Bernard Madoff, el número y el nombre de todas las personas y entidades a las que afectó, y será la Securities Investor Protection Corporation (SIPC) el organismo que intente recuperar el dinero de los inversionistas en la empresa de Madoff, aunque la investigación puede tardar más de seis meses. Por lo pronto, la SIPC ha abierto una página en internet para recibir las quejas de las personas defraudadas por Madoff:
http://www.madofftrustee.com.

Lo que en este momento resulta incomprensible es el hecho de que Madoff haya podido engañar durante 40 años a todo el mundo, incluida la comisión de valores de Estados Unidos, la famosa Securities and Exchange Comission (SEC).

Tal vez haya una explicación para esto último y tiene su origen en una serie de denuncias formuladas por un financiero de Boston llamado Harry Markopolos, rival de Madoff. En una de ellas, fechada el 7 de noviembre de 2005 y dirigida a la SEC, planteó que después de haber estudiado lo que decía la página de internet de Madoff era imposible que su negocio fuera legal y establecía que seguramente Madoff operaba bajo el fraudulento esquema de Ponzi.

Pasaron más de 10 años hasta que la SEC decidió investigar. La investigación se abrió en junio de 2006, el mismo año en el que Eric Swanson, funcionario de la SEC, conoció a Shana Madoff, nieta y abogada de Bernard con la que se casó en 2008. Curiosamente, la investigación concluyó en 2007 y se determinó que no había actividad fraudulenta en la empresa de Madoff. Un sombra de sospecha queda sobre la actuación de la SEC. ¿De verdad no encontró actividad ilegal alguna? ¿Las pruebas de Markopolos no fueron suficientes para sustentar la investigación? ¿La falta de información sobre las cuentas de cada uno de los inversionistas nunca levantó sospechas?

Los hijos de Madoff, que nunca cuestionaron de dónde venía la fortuna de su padre y que llegaron a ser millonarios a su vez, se dicen hoy defraudados. Hablamos de una historia de codicia de 40 años, en la que no está todavía descartada la posibilidad de colusión de algunos funcionarios del gobierno estadounidense por indolencia o por negligencia.

Pero no todo es tragedia. El mundo de la internet está lleno de sorpresas, y dos jóvenes madrileños han diseñado una página dedicada a Bernard Madoff en la que dicen: “Ha conseguido propinar el mayor golpe al establishment desde el advenimiento del capitalismo”. En el portal, vivamadoff.com, en el que Madoff aparece caracterizado como Robin Hood y como Pancho Villa, se venden camisetas, distintivos, fundas para laptops y iPods y tazas con el rostro del financiero. Los creadores dicen que las ganancias por la venta del “Che del siglo XXI” serán donadas a las ONG que la gente proponga. Ambición ¿con rostro humano?

Periodista

25 Octubre 2008 03:26:08
Sin pies ni cabeza
Brad Will murió el 27 de octubre de 2006 en Oaxaca. Llevaba su cámara al hombro y en la cinta de video quedaron plasmados los segundos finales de su vida después de que fuera alcanzado por un disparo o dos, no está claro el asunto. Estaba en Calicante, Oaxaca, donde cubría la movilización de las organizaciones civiles.

Periodista neoyorquino, trabajaba en la red mundial de medios independientes Indymedia, que agrupa a 150 medios y activistas. Tenía 36 años y fungía como reportero en Bolivia, Brasil y Nueva York. En ese momento cubría el conflicto en Oaxaca. Dos años después del asesinato, el juez cuarto de lo penal de Oaxaca, Luis Salvador Cordero Colmenares, dictó auto de formal prisión contra Juan Manuel Martínez Moreno, simpatizante de la APPO, al que señala como presunto autor material del homicidio de Will.

El juez tomó como base para su resolución el dictamen de los peritos Eleazar Manuel Norberto Trejo y Enrique Peña, de la PGR. José Luis Soberanes, presidente de la CNDH, declaró que la PGR, con una falta de profesionalismo y seriedad, resolvió en 15 días el asunto sin tomar en cuenta las pruebas contenidas en la recomendación 50/2008 de la comisión.

Entre las principales discrepancias entre PGR y CNDH destaca el de la distancia a la que se hicieron los disparos contra Will. Los peritajes de la comisión indican que los disparos se hicieron a una distancia de entre 35 y 55 metros, en tanto que la PGR sostiene que el disparo fue a dos metros. ¿Uno o dos disparos?

Hay elementos en la recomendación que ponen en entredicho la seriedad de la investigación de la PGR: “El 28 de octubre de 2006 el cónsul de EU en Oaxaca compareció para identificar el cadáver, diligencia que refiere datos cuya investigación se estima relevante porque una compañera de trabajo del reportero le había informado que el día de los hechos había estado presente y había observado cuando el reportero empezó a filmar a un grupo de policías y uno de ellos, de civil, levantó su brazo con pistola en mano, apuntó y disparó para que, momentos después, cayera Will… El agente del MP no efectuó acción para obtener el testimonio de esta persona”.

De acuerdo con la recomendación, hay testimonios de la llegada al lugar de la policía municipal, que también efectuó disparos. Los declarantes dieron los nombres de estas personas. La autoridad tampoco recabó declaraciones ni desarrolló investigación a este respecto.

La lectura de la recomendación de la CNDH pone de relieve las inconsistencias, irregularidades y violaciones a la ley y a los derechos de las víctimas en México. Es evidencia palpable de la falta de responsabilidad y profesionalismo de los encargados de procurar justicia. Es un tratado sobre la indolencia, la negligencia, la indiferencia y la ignorancia, puestas al servicio de intereses mezquinos en un país donde la vida de la gente nada vale y ante el reclamo de justicia cualquiera puede servir como culpable.

Periodista

27 Septiembre 2008 03:59:00
Aterrados
Han pasado más de 10 días desde que se perpetrara el atentado terrorista contra la población en Morelia la noche del grito. El jueves se hizo una reconstrucción de hechos sin que haya habido resultados. Los cárteles locales se acusan entre ellos, aparecen mantas y declaraciones de funcionarios que nada aclaran.

Se confirma que en días previos se hicieron llegar a las autoridades amenazas o advertencias de que algo “gordo” iba a pasar y no se tomó medida alguna para proteger a la ciudadanía. Se minimizó la amenaza o, ante la incapacidad para verificar su autenticidad, se descartó y la ciudadanía quedó expuesta.

Los terroristas operan en la clandestinidad con sentido de oportunidad; sólo se les puede combatir con un profesional trabajo de inteligencia que lleve a las policías a identificar sus redes, a desenmascararlos y a adelantárseles para impedir los actos terroristas.

Después de que iniciaran los operativos contra el narco aumentaron las ejecuciones y el comentario de los encargados de la seguridad pública era que se estaban matando entre ellos. Lo que no puede permitirse en ningún país que se presuma un estado de derecho. Pero esas declaraciones parecían dejar a salvo a los “nuestros”, aunque cada vez queda menos claro quiénes son. Si se incluía a la sociedad “civil”, la respuesta falla porque en Morelia los civiles fueron el objetivo de los terroristas o “narcoterroristas”. Si era una alusión al Ejército y las policías, también falla porque también hay bajas entre ellos y muchos de los “nuestros” están al servicio de “ellos”.

Nos enfrentamos al terrorismo sin haber resuelto problemas de seguridad de más sencilla solución. Las cárceles están llenas de ladrones de poca monta a quienes se aplica la ley con todo rigor mientras capos y líderes de secuestradores siguen libres, los traficantes de influencias se siguen enriqueciendo, los alcaldes y los gobernadores corruptos siguen en sus cargos y todos cierran los ojos ante las faltas y los delitos ajenos esperando reciprocidad. Esa fue la historia del priato y lo sigue siendo en los gobiernos de todos los colores.

Por desgracia son los países menos desarrollados las víctimas propicias del terrorismo y la delincuencia. No es con más camionetas blindadas como se combatirá el crimen, sino con más educación. Los delincuentes que hoy atentan contra la ciudadanía son aquellos a quienes se educó mal hace 20 y 30 años, y se sigue educando mal mientras maestros bloquean carreteras en protesta porque no se les deja heredar o vender sus plazas. ¿En dónde nos perdimos?

La inseguridad lo enturbia todo. El martes asesinaron en Villahermosa, Tabasco, a Alejandro Fonseca Estrada, locutor de Exa FM, cuando colocaba mantas contra la inseguridad. Una de ellas decía: “El secuestro vive hasta que el ciudadano quiere”. Unos encapuchados a bordo de una camioneta con placas de Texas le ordenaron que las quitara. Se negó y le dispararon. El asesinato de un comunicador es la más brutal forma de censura. Me uno a la voz de Ricardo Alemán: ¿hasta cuándo?

Periodista

30 Agosto 2008 04:15:00
Ahora sí va en serio
Se ha firmado un pacto más. Que en el Acuerdo Nacional para la Seguridad, la Justicia y la Legalidad se hayan contemplado 75 puntos revela que no hay prioridad alguna y que el problema es más grave de lo que nos imaginamos. Había que preparar una respuesta amplia para abarcar la indignación social ante el secuestro de Fernando Martí, y los involucrados decidieron, por fin, determinar qué se podía mejorar y en qué lapsos.

La exigencia de respuestas al clamor por más seguridad hizo que los redactores de los puntos del acuerdo fueran más allá de lo factible. Propusieron puntos difíciles de medir y lapsos imposibles, y nada pasará si no se cumplen. A ello apuestan. Es la vieja trampa de la ley que se elabora, se vota, se promulga y nada pasa si no se cumple, porque habrá alguien que se haga de la vista gorda y la desmemoria que tanto ha abonado al deterioro social e institucional.

Algunos puntos se pueden medir y comprobar su cumplimiento, como la expedición de una cédula de identidad con tiempo de ejecución de tres años, o la ampliación de la red de Centros de Atención Primaria Nueva Vida. Pero la cosa se complica cuando se habla de instalar nuevos juzgados y tribunales federales en 14 meses.

En los otros puntos se utilizan palabras como intensificar, propiciar, favorecer, promover, ampliar, desarrollar, adecuar, incrementar, depurar, fortalecer, apoyar o fomentar. Palabras imprecisas, lo que dificulta poder comprobar su cumplimiento en el tiempo.

El punto XXVI dice: “La SSP se compromete a promover la creación de un Observatorio Ciudadano plural, representativo de los sectores sociales y que incluya a estudiosos del tema de seguridad y justicia para que cuente con reconocimiento y liderazgo social”. El plazo para cumplir este punto es de tres meses, lo que implica que el compromiso termina en la promoción que durará tres meses. Lo complicado vendrá después, cuando aquellos que consideran tener liderazgo social empiecen a luchar por las posiciones, y si es que lo hay, por una tajada del presupuesto.

El juego de palabras podría ser trivial si no entrañara una perversión de quienes redactaron el acuerdo. No fue casual. Sabían que había que hacer cosas, pero ante la falta de un diagnóstico fiel sobre el cual trabajar, cuando el asunto de la inseguridad estalló, redactaron, sobre las rodillas, un documento que pretendía abarcarlo todo. Debía parecer serio y por ello pusieron plazos, muchos de ellos tan arbitrarios como imprecisos los puntos que acotan. Otra vez apostaron a dormirnos con el cuento de que ahora sí va en serio.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Periodista

" Comentar Imprimir
columnistas