×
Orquídea López Allec
Orquídea López Allec
ver +

" Comentar Imprimir
16 Febrero 2013 05:00:25
Anteproyecto revisión salarial
Rumbo a la ciudad de México viajaron José Adalberto Mallén Vázquez, secretario general del Sindicato de Telefonistas de la Sección D-38 y Javier Luján de la Sección 58 de Acuña.

Precisaron que el motivo de su viaje es para iniciar con el anteproyecto de la revisión salarial de abril próximo, donde se está pidiendo un aumento del 15 por ciento.

Detallaron que van a ver las propuestas de cada sección y que otras peticiones se presentan para el próximo abril.

Regresan a la capital
Tras algunos días de labores en esta frontera norte, regresaron a la Ciudad de México Francisco Chavolla Ignacio Montes, Shinobu Tanaka, Osvaldo Carrillo y Abraham Vázquez, de la empresa Daikin McQuay.

Detallaron que estuvieron haciendo algunos proyectos de aire acondicionado para una empresa local de la cual no dieron nombre y que son clientes de Daikin McQuay.

Visita de trabajo
Procedente de QuerÉtaro arribó Guillermo Becerra, subdirector de operaciones del Grupo Empresas Nyeto.

En la sala del aeropuerto de Piedras Negras ya lo esperaba el jefe de planta en Nava, Coahuila, Wilfredo Torres Salas.

El motivo de la visita de Guillermo Becerra obedece a hacer algunas revisiones de tipo laboral y estará por unos días en la región norte del país.

Arriban a Piedras Negras
Para visitar a la empresa Lear Corporation de Piedras Negras, arribaron procedentes de Querétaro, Jorge Luis Juárez, Adán López y Uriel Torres Adrián.

A su llegada compartieron que trabajan para la empresa Plásticos Helios y estarán realizando algunos trabajos en la empresa local por varios días.

12 Febrero 2013 05:00:02
Construirán horno fundidor
Para iniciar con la construcción de un horno fundidor de vidrio de grandes dimensiones que tiene una capacidad de 6,300 toneladas de fundición a diario en la Cervecería Modelo, arribó un grupo de trabajadores a cargo del supervisor Alberto
Guzmán.

Guzmán, supervisor de la empresa Logística Comercial Brigmadi, la cual realiza hornos a gran escala, detalló que son siete personas las que arribaron para hacer los preliminares de la obra que permitirá a la Cervecería Modelo producir sus propios envases de vidrio.

Detalló que serán alrededor de 50 personas quienes esté arribando posteriormente a la región a fin de culminar el proyecto que se llevará más o menos 40 días de construcción del horno que tiene alrededor de 200 metros cuadrados de dimensión.

Regresa a Cancún
Tras pasar el fin de semana en Piedras Negras, Anabelle Rodríguez regresó a Cancún, Quintana Roo.

Destacó sentirse muy reconfortada de poder compartir con su familia en su breve, pero significativa visita.

Al aeropuerto de la ciudad, la fueron a despedir Sahara González, Sabina González y Mónica Méndez.

Visita empresa local
Procedente del Distrito Federal, arribó a Piedras Negras el señor Raúl Morales, quien compartió a su llegada que el motivo de su visita es en el plano laboral.

Detalló que visitaría ayer mismo la empresa MCT Tracto Industrial, donde estaría cerrando algunas negociaciones como proveedor, ya que representa a la empresa Formadora de Partes Mexicanas.

Raúl Morales en plan de trabajo arribó, MCT Trackto Industrial.

Proveedores de herramientas representa Formadora de Partes Mexicanas.

Visita de trabajo
Diego Romero arribó desde la capital del país, a fin de estar por unos días en esta frontera norte por motivos labores.

A su llegada, el empleado de una dependencia federal, fue recibido por su amigo el agente de Instituto Nacional de Migración, Sergio Godines.
06 Febrero 2013 05:00:47
Responsabilidad Social
Se busca que todos los agentes aduanales se certifiquen en responsabilidad social, resaltó la presidenta del CAAAREM, María de los Ángeles Hernández de Mendoza.

Previo a abordar el vuelo de Aeromar que la llevaría a la Ciudad de México, donde indicó que estará asistiendo a unos talleres de responsabilidad social, destacó que la Confederación de Agentes Aduanales será promotora para la certificación.

Además invitó al próximo evento del CAAAREM para apoyar al Colegio Mano Amiga, a realizarse el 20 de febrero en el Casino Nacional.

Lo recaudado en el evento será destinado para finalizar la construcción de la segunda etapa del edificio del plantel educativo.


Nuevos proyectos Vizcaya
Ismael Lechuga, vicerrector de la Universidad Vizcaya de las Américas en el país, volvió a la ciudad de Guadalajara, Jalisco tras unos días tanto en Piedras Negras como en Monclova, donde visitó los campus de la Escuela de Educación Superior.

Tras su visita precisó que se esperan nuevos proyectos muy buenos para ambas sedes educativas, principalmente en estudios de licenciatura y posgrado.

Una visita muy fructífera para el ámbito educativo, lo único malo que criticó a su regreso a Jalisco fue que la línea Aeromar tiene costos muy elevados en todas sus operaciones, lo cual quita las ganas de volver a viajar nuevamente por este medio.

Lamentó que sea la única opción para arribar vía aérea a Piedras Negras, ya que señaló que por sus altos costos Aeromar limita el gusto de venir a esta frontera norte.


Inician labores en la frontera
Por motivos laborales arribó a esta ciudad Édgar del Castillo, quien dijo proceder de la Ciudad de México a fin de visitar una empresa manufacturera.

El viajante, quien precisó laborar para una empresa de consultoría, indicó que estaría por algunos días en la frontera, al igual que Héctor Raúl Estrada Reyes y Eduardo Mata Espinoza, de Nissan, quienes también arribaron para cumplir cuestiones de trabajo.
19 Julio 2010 04:00:43
En la penumbra del olvido
Don Silvestre y doña Marthita viven en una situación de extrema pobreza, a la que se agrega sus discapacidades: Él está perdiendo la vista y ella tiene Parkinson y Artritis

Las condiciones en las que viven son terribles, pero a pesar de tanta necesidad y tantos obstáculos, don Silvestre y doña Marthita viven felices demostrándose un amor verdadero, aunque se encuentren en el olvido de familiares, amigos y hasta de las autoridades.

Don Silvestre es hoy el sostén de su hogar ubicado en la calle Vázquez Narro número 133 de la colonia CROC.

Y a pesar de que ya su vista no le permite ver más que siluetas borrosas, sale a buscar alimento acompañado de su esposa Marthita, quien ha quedado imposibilitada para caminar debido al mal de Parkinson que padece, además de artritis.

Ya no puede trabajar, y no le queda otra más que pedir la ayuda de la gente que pasa por el crucero entre el estadio de béisbol 123 y la Plaza de las Culturas.
Así, sorteando peligros por no poder ver, don Silvestre de 53 años de edad va caminando y empujando la humilde silla de ruedas de su esposa.

Sus ojos son precisamente los de su amada Marthita, de 54 años de edad, quien le indica por dónde ir y por dónde no para llegar al crucero.

Sólo salen a pedir los fines de semana, no les gusta hacerlo, pues indican que siempre fueron gente de trabajo, pero al verse imposibilitado los dos, no hay otra forma de sobrevivir.

Hoy no han salido, se encuentran en su casa.

Ella sobre la cama acostada, tratando de aguantar todos esos dolores que le aquejan por la artritis que padece.

No deja de temblar debido a esa “parálisis agitante” que la ha irónicamente inmovilizado para poder caminar.

“No la han tratado, no tenemos dinero para que yo la pueda llevar al doctor y los medicamentos y tratamientos que necesita nos dicen que no los abarca el Seguro Popular”, indica triste don Silvestre.

El hombre a diario se preocupa, pues no sabe cómo le hará para darle de comer a su esposa.

Y es que aparte de la falta de alimento, ella no puede masticar y él tiene que moler lo que ella coma.

Antes tenían una licuadora, pero ésta se descompuso, así que se las arregla para en su medio ver, poder darle de comer a doña Marthita como si fuera un bebé.

El gran amor que demuestra el hombre por su esposa es enorme, a tal grado de cuidarla en todo momento, ayudarla a hacer sus necesidades, bañarla, cambiarla, darle de comer, aunque lo haga en penumbras.

La estufa también ha sido un grave problema, pues ya también está fallando.
Y al mismo tiempo se vuelve un peligro para la pareja, pues don Silvestre no puede ver y hace unos días se ha quemado el torso por lo mismo.

“Me quemé, por eso no puedo traer la camisa puesta, me arde mucho”, indica.
Un pequeño ventilador no puede combatir las altas temperaturas.

Y la casita de dos cuartos pareciera un horno en las horas de profuso calor.
Doña Marthita pide a su esposo que la levante para estar sentada y platicar.
En su medio hablar, precisa que anteriormente ellos trabajaban en la central camionera, él vendiendo dulces, tamarindos, ella elotes.

Don Silvestre también trabajaba en limpieza y era él quien limpiaba los vidrios de la central.

Pero además por un tiempo, el originario de San Luis Potosí laboró en la Termoeléctrica, pues un amigo le ayudó a entrar, a pesar de que tiene una discapacidad en una de sus piernas debido a la parálisis infantil que sufrió de pequeño.

Se acabó el trabajo en la Termoeléctrica y fue entonces que regresó a vender, y es que para ese entonces ya había conocido a Marthita, una joven vendedora que era madre soltera de dos hijos.

Y decidió casarse con ella, ahora llevan ya 32 años juntos y como bien lo prometieron ante Dios, apoyándose en las buenas y en las malas, en medio del olvido de todos.

Con amor salen adelante
La pareja por muchos años salió adelante con su trabajo y con ese amor invaluable.

Una foto colgada en una de las paredes muestra a una joven de alrededor de 15 años de edad.

Y entonces recuerdan la triste historia, ella fue su “hija adoptiva”, luego de que una señora la tuviera y prácticamente se las regalara porque no podía cuidarla.

Doña Marthita se pone triste al recordar y señala que ellos le dieron todo lo que podían, alimento, vestido, escuela.

“Le dimos estudios, ella estudió la secundaria”, recuerda.

Pero un día, la joven decidió irse y aunque le pidieron que no los dejara, se alejó y ya no han sabido de ella.

El hijo de doña Marthita también se alejó y ahora vive en Reynosa, pero igualmente él no puede ayudarles.

Sus demás familiares, como si no los tuvieran, pues todos les han dado la espalda.

Sólo el infinito amor que los une los ha llevado a salir adelante, a enfrentar todas las adversidades, a poder sobrevivir en medio de la penumbra que los rodea.


Quiere tratamiento

Doña Marthita indica que ella lo que más ansía en la vida es volver a caminar y dejar de ser una carga para su esposo, quien mueve mar y tierra para atenderla.
Hace ya nueve años que se le empezó a manifestar la enfermedad del Parkinson y desde hace cuatro años quedó imposibilitada para caminar.

Marthita ha escuchado que su mal, aunque no tiene cura, sí puede tener un tratamiento para mejorar sus condiciones de vida, entre ellas una operación.
“Lo vi, lo escuché en la tele y sé que si me operaran voy a poder estar mejor”, dice mientras lágrimas de dolor, de desesperación, de impotencia, corren por sus mejillas.

“Yo quiero curarme, yo me quiero aliviar”, añade llorando, haciendo que el dolor que ella siente cale en el alma.

Es indudable que requiere de un especialista, como ella lo indica, pero la consulta con el neurólogo les cuesta 500 pesos, una cantidad que no tienen y que no podrían juntar, aunque pidieran a diario dinero, pues viven al día.
“Yo quiero caminar”, reitera Marthita, mientras trata de limpiar sus lágrimas, pero le resulta imposible con sus manos vueltas un nudo por la artritis.
“Quiero que me vea un especialista”, precisa.

Tienen fe eN salir adelante

En las paredes de la humilde habitación unas imágenes de la Virgen de Guadalupe sobresalen.

Y es que es a ella precisamente a la que esta pareja se encomienda para poder salir adelante a pesar de las dificultades económicas y a pesar de sus discapacidades.

“Nosotros somos guadalupanos y también le pedimos a Dios que nos ayude”, expresa don Silvestre.

Su sueño

La pareja actualmente se encuentra inscrita en el concurso “Cumple tu sueño bailando”, donde una pareja de bailarines tratan de ganar el primer lugar para que el sueño de don Silvestre y doña Marthita se cumpla: El tener atención médica.

Tienen esperanza de que la pareja que los representa gane y le piden a Dios que así sea, para poder aminorar todo ese sufrimiento que les ha tocado vivir.

" Comentar Imprimir
columnistas