×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
23 Febrero 2019 04:00:00
Querida Meno
Estoy en la edad de la menopausia. Tengo 49 años y recién comienza en mí esa etapa de mi vida.

Me han dicho muchas cosas mis amigas, parientes y conocidas cerca de esto que me sucede. Muchas de esas opiniones me han llenado la cabeza. A veces siento miedo, en ratos me tranquilizo y a veces ya mejor no le doy vueltas. No me he sentido mal y lo que voy a hacer es visitar al doctor a la mayor brevedad. Tengo bochornos y algunos cambios de humor.

¿Será cierto todo lo que dicen de la menopausia? Creo que a cada mujer puede irle de distinta manera. ¿Usted qué cree?

Reciba un saludo y me gustaría su opinión. Gracias por su ayuda.

Meno

Querida Meno:


Tienes razón cuando piensas que a cada mujer puede irle de distinta manera. Nuestros organismos son diferentes y eso hace la diferencia en los síntomas. Y no todo lo que te han dicho acerca de la menopausia puede ser cierto. Y te recomiendo que cuanto antes vayas a una consulta con el ginecólogo.

La mayoría de las mujeres no sabemos al principio cómo decidir si debemos tomar la terapia de reemplazo de estrógeno una vez que llega la menopausia. Es decir, no debemos tomar decisiones sin estar debidamente informadas. A la mujer se le ofrece esa opción, pero ella debe estar muy consciente de las ventajas y desventajas, y la decisión debe ser completamente personal. El médico mencionará esas ventajas y esas desventajas, pero su influencia no estará por encima de la decisión personal y esa decisión será de trascendencia.

El conocimiento libera y todos debemos ser consumidores informados de la medicina. Todo tratamiento puede tener riesgos y beneficios a la vez. Somos nosotros quienes debemos pesar eso y aceptar o rechazar. El ginecólogo te ayudará en una acertada información y decisión. Suerte.


22 Febrero 2019 03:47:00
Querida relaciones peligrosas
Mi papá falleció hace cinco años. Mi mamá tenía entonces 55 años. Ella es una mujer bastante guapa, viste muy bien, es inteligente, agradable, tiene una conversación interesante y divertida, es bastante culta, todo eso influyó para que dos años después de morir mi papá, ella comenzara a salir con algunos señores. Nunca ha salido con hombres casados, solamente divorciados o solteros o viudos como ella. A pesar de que ha tenido esos novios o amigos, nunca la he visto tan entusiasmada como hace dos meses con un hombre que conoció en una fiesta de cumpleaños de una amiga suya.

Ya lo conocimos porque ella lo invitó a su casa y nos invitó a nosotros.

Es un hombre como de 60 años, es divorciado con tres hijos. Su familia vive en Estados Unidos, pero él tiene negocios acá y vive en México. Es agradable, bien parecido, parece inteligente y preparado; es ingeniero.

Trae un carro muy bueno y viste muy bien. Todo eso que le digo de la personalidad de este hombre son apreciaciones mías y los datos de su vida fueron los que él nos dijo.

Hace una semana me dijo mi mamá que ese hombre la invitó a hacer un viaje en crucero por el Caribe, van a compartir el camarote y yo estoy muy preocupada porque no lo conocemos, solamente lo que él dice.

Le dije a mi mamá de mi preocupación, pero dice que no tengo razón para ello. Ella no está siendo racional en estos días y no he podido convencerla de que espere para hacer eso hasta que lo conozca mejor.

Mi mamá se ve feliz al lado de ese hombre, dice que es maravilloso y le brillan los ojos de felicidad. Me ha dicho que sería maravilloso que pudiera ser “novia” otra vez.

¿Qué puedo hacer para salvar a mi mamá de un hombre desconocido? Le agradeceré su ayuda.

RELACIONES PELIGROSAS

QUERIDA RELACIONES PELIGROSAS:

Francamente dudo que puedas “salvar” a tu madre de lo que percibes como un paso peligroso. Y por otra parte, el hombre podría resultar ser esa persona maravillosa que tu madre ha visto en él.

Es obvio que no confías en él y tienes razón, no lo conocen. Actualmente para personas que puedan manejar bien una computadora, o un investigador privado, buscar sus “pecados” no será difícil, pero contempla la posibilidad de que los resultados no le importarán a tu madre. Si eso sucediera, lo único que pudieras hacer es cruzar los dedos y ponerte a rezar. Yo también lo haré contigo.

ANA
21 Febrero 2019 03:43:00
Querida necesito consejo
Mis dos hijos, que todavía son menores y yo, vamos siempre en el verano a pasar una semana en la playa. Mi esposo compró un tiempo compartido hace varios años. Él por su trabajo casi nunca puede acompañarnos y entonces siempre invito a mi mamá, pero el año pasado, como rentamos el departamento, tuvimos que ir hasta principios de enero y tuvimos la suerte de que el clima estuvo muy bueno. Y como mi mamá en ese tiempo no pudo acompañarnos, invité a mi suegra. Y siento que cometí un error. Compartí la habitación con ella y ronca tanto y tan fuerte, que no pude dormir.

No dije nada hasta que regresábamos, pero lo hice con tacto, sin embargo ella se puso furiosa y dijo que yo mentía. Mi hija de 8 años le dijo: “Es verdad, abuelita, roncas muy fuerte, nosotros lo oíamos hasta nuestra recámara”. Entonces mi suegra se enojó hasta con ella y dijo que exagerábamos diciendo que sus ronquidos son muy fuertes solamente para hacerla sentir mal y no volver a invitarla. Al llegar a casa le dije a mi esposo del incidente y fue a hablar con ella, pero está tan enojada que no ha vuelto a hablar conmigo. Yo no le he llamado ni he ido a verla porque temo lo que vaya a decirme. ¿Qué debo hacer? Gracias por su ayuda.

NECESITO CONSEJO

QUERIDA NECESITO CONSEJO:

Haz “de tripas corazón” y discúlpate con tu suegra por “haber exagerado”, aunque las palabras se te atoren en la garganta y si te dice algo duro, aguanta callada. Recuerda que ella es la madre de tu esposo y haz esto por él. Y no vuelvas a compartir una habitación con ella.

ANA
20 Febrero 2019 03:49:00
Querida Blue
Repentinamente mi padre, que tiene 84 años y siempre fue un hombre cordial, educado, trabajador, inteligente, razonable y considerado, entre otras virtudes, ha tenido un cambio muy grande y triste. Hace poco comenzó a acusar a mi mamá de serle infiel. ¡Ella tiene 80 años! Al principio ella se sintió muy ofendida y enojada, pero luego él comenzó a hacer otras cosas raras y nos dimos cuenta de que algo estaba pasando. Lo llevamos con su médico, quien ordenó algunos exámenes y cuando los tuvo en su mano, canalizó a mi papá con un neurólogo. Mi papá tiene ya claros signos de deterioro cognoscitivo. Estos signos son por lo regular causados por demencia, alguna enfermedad no diagnosticada o son el resultado de una lesión en la cabeza, una caída o el uso impropio de medicamentos.

Mi mamá y yo decidimos pasarle a usted datos que consideramos importantes para sus lectores, para que si tienen algún ser querido con los siguientes síntomas, acudan al médico para que el problema no avance sin control o quizás teniendo alguna mejoría. Mi papá ya tiene tratamiento y es nuestra esperanza con él.

Por favor tomen nota de lo siguiente si su ser querido o algún conocido:

1.- Se vuelve verbal o físicamente abusivo o hace acusaciones y peticiones irracionales.

2.- Aumenta o pierde una notable cantidad de peso.

3.- Ya no goza un pasatiempo favorito o inventa malas excusas por su inhabilidad para participar.

4.- Tiene una mayor dificultad para usar el teléfono o ya no puede reprogramar un aparato eléctrico después de una interrupción de luz.

5.- Pierde habilidades para cocinar o deja vasijas sin atender sobre la estufa con fuego encendido.

6.- Permite que la higiene personal o los estándares de modestia anteriores salgan por la ventana.

7.- No entiende algún escrito y constantemente pide a otros que le lean la correspondencia o el periódico.

8.- Gasta dinero en cosas que no necesita o artículos para los cuales no tiene uso.

9.- Se convierte en víctima de estafas o estafadores sin escrúpulos.

10.- Comienza a entregar los billetes a los vendedores o cajeros, pidiendo que “tomen lo necesario” porque ya no puede contar el dinero.
En muchos casos, el ser querido se da cuenta de sus pocas habilidades, pero trata de ocultarlo. Algunas veces será necesario acompañar al ser querido a la consulta para poner al doctor en alerta para la valoración apropiada.

Espero que esta información pueda serle de ayuda a sus lectores, aunque deseo sinceramente que no haya necesidad de ello. Saludos.

BLUE


QUERIDA BLUE:

Gracias por tu carta sobre el deterioro cognoscitivo. Es de gran utilidad tener esos conocimientos, pero también espero, igual que tú, que nadie de mis lectores la necesite.

ANA
19 Febrero 2019 03:30:00
Querida Citadina
Soy una mujer viuda y tengo una hija de 15 años. Es la hija que toda madre y padre sueñan tener. Es respetuosa, cariñosa, se porta bien, es excelente estudiante. Pero… a pesar de todas sus virtudes no gusta mucho de hacer quehaceres de la casa. Y mi dilema es que como estudia mucho y es tan buena muchachita, si estaría bien que le pagara por hacer las tareas domésticas, como me ha sugerido una amiga, aunque lo poco que hace no lo hace bien. Nunca la ha motivado el dinero para portarse bien o sacar buenas calificaciones, pero sí pide cosas todo el tiempo, también dinero para ir a cenar con amigas los viernes o algún fin de semana.

Le dije hace días que si hace bien sus tareas domésticas la recompensaré con algo de dinero para que lo gaste en lo que ella quiera. Es tan buena niña que siento que merece ser recompensada, pero también quiero que aprenda que debe hacer un buen trabajo si quiere que le sea bien retribuido. Así será cuando crezca y tenga un trabajo.

Apreciaría cualquier consejo que pudiera darme.

CITADINA

QUERIDA CITADINA:

Los hijos deben aprender el valor que tiene el hacer y hacer bien los deberes domésticos, especialmente si no se cuenta con ayuda externa. Es muy cierto el refrán que dice: “Un trabajo que vale la pena hacer, vale la pena hacerlo”. Y una premisa de la calidad es hacer bien las cosas desde la primera vez. Además, ya que tú la estás motivando con recompensarla, ahora pídele que lo haga bien. Y eso no debe ser motivo para que ella disminuya su atención a sus deberes escolares.

ANA
18 Febrero 2019 04:00:00
Querido endeudado
Estoy metido en muchos problemas. No sé si decir que afortunadamente son problemas económicos. Tengo buena salud, soy soltero, tengo un empleo que, aunque no está excelentemente remunerado, me da para vivir sencillamente. Sin embargo, últimamente me ha dado por pedirle prestado a varios amigos, a parientes y a mi madre. Yo vivo en un departamento aparte de mis padres, pago renta no muy costosa, pero me salgo a diversiones algo costosas y salgo a veces a beber con mis amigos y eso cuesta bastante.

Esas deudas me están ahogando emocionalmente. Algunos amigos me cobran, mis parientes y mi madre no, pero algunos de los otros no dejan de buscarme día a día.

Quisiera pedir un préstamo en un banco para liquidar todos los préstamos, pero no me decido, porque me dicen que es peor por los altos intereses y que me voy a endeudar para toda la vida con el banco. Si voy con algún prestamista va a ser peor.

Necesito salir de esta bronca, pero ¿cómo? Si puede ayudarme con un consejo, se lo voy a agradecer mucho.

Endeudado

Querido endeudado :

Nadie te ayudó a meterte en esos problemas, tú solito lo hiciste por querer vivir una vida que aún no tienes posibilidad de sostener, y seguramente no saldrás de ellos en uno o dos meses, tal vez ni en un año, así que más vale que te tranquilices.

Por lo pronto y después de hacerte el propósito de pensar bien el asunto, habla con tus acreedores y diles que les ruegas que te esperen, que vas a pagarles hasta el último centavo, pero que te tengan un poco de paciencia.

Y en el propósito de arreglar tu problema, está el de cambiar de vida. Seguramente te van a extrañar en el bar o en los restaurantes o en las tiendas de ropa y en las reuniones con amigos, pero la única solución es que dejes de gastar dinero de inmediato y vivas una vida sencilla y austera.

Haz un presupuesto que incluya diversiones que te satisfagan pero que no cuesten. Si tienes novia, inclúyela en las diversiones que no cuestan o cuestan poco. Ve o vean juntos la televisión, los juegos de beisbol o futbol; contrata un servicio de telefonía con internet (si no tienes ya) y puedes inscribirte en Netflix, cuya cuota es baja y tienes muchísimas opciones para entretenerte en tus ratos libres. Si ella no soportara esa situación, más vale que te quedes sin novia. Una mujer que no es capaz de entender la situación de un hombre sin dinero, nunca será una buena esposa.

Que no quede todo en propósito, porque si no sales de tus problemas económicos, ni esa muchacha ni ninguna van a aguantarte.

Buena suerte.
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
15 Febrero 2019 03:50:00
Querido Para comer y rascar
Tengo un problema que no es cuestión de discusión pública, pero constantemente quisiera tener mi espalda presionada contra la pared, contra un mueble o contra algo que presione. Se trata de lo siguiente: mi trasero me pica horrible y perennemente. Quisiera rascarme sin parar. ¿Qué me puede decir para deshacerme de este problema vergonzoso y tan molesto? Le pregunté a un médico viejo amigo mío y me dijo de un medicamento, pero no me alivio. Sé que no es doctora en medicina, pero ya no sé qué hacer. Soy un hombre de 75 años, retirado y viudo. Gracias por su atención.

PARA COMER Y RASCAR

QUERIDO PARA COMER Y RASCAR:

El trabajo es empezar. Y tiene razón de sentirse tan molesto. Debe ser terrible tener constantemente esa comezón o picazón. Y dice usted bien. No soy doctora en medicina, pero tengo un amigo que sí lo es y que me auxilia con preguntas cuya respuesta yo desconozco totalmente.

Le expuse su caso y me dijo lo siguiente: que su condición se llama “pruritus ani” y que no es un tema que viole el buen gusto, ni es raro, que se asombraría del número de “rascadores” que existen.

Dice que estas son algunas de las causas probables que ocasionan esta picazón. Las hemorroides, infecciones fungosas u otras, filtración de heces, humedad excesiva, obesidad, psoriasis y parásitos intestinales. Y que son sólo unas cuantas de las posibles causas. Pero que la única ruta segura es un diagnóstico seguro, que puede obtener de parte de su doctor.

Agregó que mientras obtiene una cita, tome las siguientes sencillas medidas que podrían ayudar a mejorar.

No use papel del baño perfumado o teñido. Aléjese de la cafeína (café o té), chocolate, cerveza, frutas ácidas y tomates. Después de un movimiento de intestino, limpiarse con una toallita húmeda. Y le sugiere que al ir a dormir, tome una tableta de Benadryl, que puede comprar sin receta. Eso le ayudará a dormirse y quedarse dormido varias horas y puede disminuir la molestia.

Sin embargo, por favor no deje de visitar a su doctor o quizás directamente a un médico proctólogo, a la mayor brevedad.

Deseo que pronto esté totalmente curado.

ANA
14 Febrero 2019 03:41:00
Queridos lectores
He pensado siempre, y más en esta etapa de mi vida, que una de las cosas que más equilibran a los hombres y mujeres es el amor. ¿Cuál es la fórmula para tener el amor de los demás? ¿Cuál es la fórmula para alcanzar la felicidad? Si queremos felicidad, demos felicidad a los demás. Si queremos amor, debemos aprender a amar a los demás. No seamos indiferentes ante el amor, ante las atenciones y la búsqueda de amor de nuestro prójimo. Lo opuesto del amor no es el odio, sino la indiferencia. Lo opuesto de la vida no es la muerte, sino la indiferencia. El amor es la llave maestra que abre las puertas de la felicidad. Amar es propio del ser humano. Cuántas veces amamos con un amor inmenso como el océano, que todo lo abarca. Vayamos sin temor, hay que lanzarse a las mareas de la vida con el corazón abierto y la naturaleza propia hará el resto. Dijo Lord Byron: “Mejor es haber amado y perdido que nunca haber amado”.

Mis queridos amigos lectores, les obsequio hoy un cuentecito anónimo que una vez leí en un pequeño librito y que se me quedó grabado en el recuerdo. No me acuerdo del título pero le titularé

EL QUE CREÍA TENER EL CORAZÓN PERFECTO

Un día un hombre joven se situó en el centro del pueblo donde vivía y gritó que poseía el corazón más hermoso de la comarca. Pronto todos los vecinos lo rodeaban admirándolo y confirmando que su corazón era perfecto, pues no tenía ni el más pequeño rasguño. El joven se sintió muy orgulloso por la admiración del pueblo. Pero de pronto un anciano se acercó y dijo:

“Perdona mi atrevimiento, pero ¿por qué dices que tu corazón es perfecto si ni siquiera se aproxima al mío ni al de tantas otras personas?

Sorprendidos, el joven y la multitud miraron el corazón del viejo y vieron que aunque latía vigorosamente, estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y algunos habían sido reemplazados por otros que no encajaban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes irregulares en su derredor. También había huecos donde faltaban trozos.

El joven contempló el corazón del anciano y se echó a reír. “Debes estar bromeando –le dijo–, compara tu corazón con el mío… El mío es perfecto, en cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor”.

“Es cierto –dijo el anciano– tu corazón luce perfecto, pero yo nunca me involucraría contigo. Mira: cada cicatriz de mi corazón representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselo a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo ocasiones en las que entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo. Por eso hay huecos. Dar amor es arriesgar. Pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza de que algún
13 Febrero 2019 03:54:00
Querido Obstáculo Superado
Soy un hombre de 50 años. Hace un año pasé por un divorcio bastante complicado, afortunadamente sin hijos. Estuve muy afectado y sin dinero, sin casa, y hasta sin auto. Mi único hermano me dijo que podía quedarme en su casa y me aseguró que estaba de acuerdo en que permaneciera allí hasta que yo me sintiera recuperado emocional y también económicamente, que a él y a su familia no les molestaba mi presencia en su casa. Yo me sentí feliz y muy agradecido con mi hermano. Y me mudé a la recámara de invitados.

Pasé un poco más de tres meses viviendo ahí. Al principio ensimismado en el proceso de olvidar, pero poco a poco comencé a sentirme algo aliviado en todos sentidos. Llegaba del trabajo y me ponía a jugar con mis sobrinos. Ayudaba en algo en el trabajo de la casa, lavaba los carros de él y de mi cuñada, pero realmente no era muy útil.

Un día mi hermano tuvo que salir fuera de la ciudad en un viaje de negocios. Al día siguiente que él saliera de viaje, mi cuñada me dijo que deseaba hablar conmigo. Y me dijo que me fuera. Yo le aseguré que lo haría pronto, tan luego consiguiera un departamento. Entonces ella me dijo: “No, quiero que te vayas hoy”. Me quedé helado y debo confesar que enojado, pero subí a la recámara, empaqué mis pocas pertenencias, me despedí de los muchachos y me fui después de hablar con un amigo que está viudo y vive solo, a quien le rogué que me recibiera por unos días en su casa. Al día siguiente comencé a buscar un departamento y tres días después ya lo había rentado. Mi hermano nunca ha sabido por qué me fui, lo único que le he dicho es que había decidido mudarme y que le estaré eternamente agradecido por su ayuda. Y así es. Él se mostró un poco extrañado, pero no me dijo nada. Creo que comprendió, pero prefirió callar.

Lo que mi cuñada hizo ese día fue lo mejor que pudo haberme sucedido. Si no lo hubiera hecho aún estaría ahí de “gorrón”. He salido adelante. Los deberes de vivir solo, el trabajo, la soledad, me han servido para comprender que debo seguir adelante y que tengo todo para hacerlo. Yo le agradezco a mi cuñada lo que hizo y somos buenos amigos. Muchos necesitamos un empujón para avanzar. Ojalá le sirva mi experiencia a alguien de sus lectores. Reciba un saludo afectuoso. OBSTÁCULO SUPERADO

QUERIDO OBSTÁCULO SUPERADO:

Sí, a veces una patada en el trasero puede ser un empujón en la dirección correcta. Gracias por su saludo y por esa valiosa lección.

ANA
12 Febrero 2019 03:42:00
Confidencial para inmadura a mi edad
La manera como tu pareja trata a la hijita de ambos, de apenas 2 añitos de edad, es definitivamente inadecuada y desconsiderada. No es posible que un padre trate a su bebita con palabras altisonantes, aunque la pequeña sea inquieta o traviesa. Además, no es una persona que ignore cómo son los niños, ya que él tiene hijos de su primera esposa. Y su actitud de bravucón, que dice: “con que me tengan miedo, es suficiente”, es detestable. Dices que es educado, que es buena persona, amable, preocupado siempre por su familia, responsable. Entonces es aún más inexplicable su comportamiento con su hijita. Y si a la niña la cuidan su abuela materna y su tía, él debe comprender que los niños criados por su abuela son más consentidos que los que son criados por sus padres.

El hecho de que él le dé la espalda a los problemas, que prefiera aislarse para no resolverlos, hace más difícil para ti que sus dificultades y diferencias de opinión sean zanjadas rápida y eficientemente, como merece resolverse el problema que ves en el trato que da hacia tu hijita. Por lo tanto necesitas hacer uso de un talante más enérgico para exigirle que cambie su manera de comportarse. Si no lo logras por ti sola, con tu gran paciencia, como calificas tú misma tu carácter, sugiérele que vaya a terapia sicológica. Posiblemente la opinión de una persona ajena al problema lo haga reflexionar y mejore su conducta en bien de la niña.

En relación con el otro problema que te aflige, afortunadamente los resultados de los análisis han sido favorables y estás más tranquila. La participación de tu pareja en ese problema estaría sujeta a la opinión del médico. Dile a tu doctor que estás preocupada por ese motivo y que esperas que él pueda definir si tu pareja pudiera tener algo que ver en el problema. La actitud de él de forzar una separación física, me parece exagerada, al igual que a ti, y además desconsiderada. Lo indicado habría sido que le hubieran pregunta
11 Febrero 2019 03:42:00
Querida soy rara
Tengo 81 años, tengo varios bisnietos. Gracias a dios aún tengo bastante bien mi mente y físicamente lo suficiente para vivir sola y valerme totalmente por mí misma. A estas alturas tengo varios pasatiempos y uno me gusta mucho. Tengo en mi jardincito la fortuna de que crezcan dos platas con tréboles de cuatro hojas y he tomado la costumbre de cortarlos y regalárselos a personas que sé que están tristes o enfermas, o simplemente a amigas o amigos, sólo para hacerles saber que me importan y pienso en ellos.

Hace unos días corté más de 15 tréboles y se los envié a una pintora de esta ciudad que me gusta mucho como pinta. Se los mandé con un recadito afectuoso. Supe que se había lastimado un pie y quise alegrarla. Ella se encantó y me llamó de inmediato para agradecerme y me dijo que era uno de los obsequios más bellos que había recibido. Quizás sólo quiso agradarme, pero me encantó.

Mis hijos me dicen que las personas pensarán que estoy senil o soy rara o supersticiosa, pero pienso que a la mayoría de nosotros nos gusta saber que alguien piensa en nosotros y se preocupa. Nadie me ha rechazado mi obsequio, pero quizás sólo están siendo amables. ¿Cree que debo detenerme o ando bien? Gracias por su atención.

¿SOY RARA?

QUERIDA ¿SOY RARA?:

Absolutamente no. Estoy segura que cualquier persona que reciba un ramillete de tréboles de cuatro hojas se considerará afortunada de conocerla y tratarla. La felicito sinceramente. Siga haciéndolo, es una muy bella costumbre.

ANA
09 Febrero 2019 04:00:00
Querida Sabrina
Mi esposo, con quien he estado casada cuatro años, se ha vuelto egoísta y dominante. Aún no tenemos hijos, por eso hace dos años decidí terminar mi carrera que había dejado trunca para casarme. Al graduarme, con la ayuda de un amigo bien posicionado, logré un buen puesto en una empresa y me ha ido muy bien, gracias a Dios. He tenido mucho éxito en mi trabajo, mis jefes me han reconocido y he recibido felicitaciones por asuntos que he resuelto satisfactoriamente.

Todo esto ha hecho que mi esposo se ponga celoso y me reproche que trabaje, que esté rodeada de hombres, que tenga que salir diariamente, que me arregle, que me compre ropa, que haya comprado un automóvil a crédito, que no esté en casa gran parte del día. En fin, me reprocha todo. Yo no he fallado como esposa ni ama de casa. Me hago responsable de todo. Tengo quien me ayude en casa, pero me ocupo personalmente de que no falte nada, esté todo limpio y ordenado, que la comida sea saludable y bien hecha, que la ropa esté limpia y arreglada. En fin, que en casa no falla nada. ¿Es justo lo que me reprocha? Siento que está celoso porque gano más que él y me felicitan por mi trabajo. ¿No debiera estar feliz porque me va bien?

Amo a mi esposo y no deseo que se enoje y vaya a querer que nos separemos. Por nada del mundo quiero que eso suceda. ¿Qué le digo para que se dé cuenta de que está equivocado y sólo quiero que seamos felices y forjemos un patrimonio para los dos y los hijos que Dios quiera darnos? Gracias por su ayuda y la felicito por la ayuda que da tan desinteresadamente y de corazón con sus consejos.

Sabrina

Querida sabrina:

Creo que tu esposo debiera estar feliz con tus éxitos en lugar de molestarse y estar celoso. Mi respuesta va dirigida a él. Espero que quiera leerla.

Todos sabemos qué significa amar y ser amados. Pero resulta bueno hablar del amor desinteresado. Cuando el desarrollo, la satisfacción y seguridad de otra persona se vuelven tan significativos como si se tratara de nosotros mismos, entonces el verdadero amor existe. En teoría, el amor implica una actitud básica de preocupación por otra persona. En la práctica, el amor significa que estamos dispuestos a abandonar nuestra propia conveniencia por la satisfacción de otra persona. La mayoría de la gente identifica el amor con un sentimiento y emoción. Se enamoran y se olvidan con suma facilidad. La llama del amor se extingue de sus vidas hasta que se enciende una nueva. Los sentimientos y las emociones son volubles y por ende el amor tiene que ser algo más que eso. Claro que los sentimientos están asociados al amor, pues la primera atracción se experimenta en término de fuertes sentimientos. Y lógico es que, a menos que seamos masoquistas, necesitamos cultivar una relación para poder poner la conveniencia y seguridad de otra persona por encima de la propia.

Sin embargo, en el curso de una relación amorosa, siempre tendremos que experimentar un invierno ocasional emocional de descontento para encontrar luego una renovación en el amor, a medida que el oropel del amor joven es pulido por el tiempo y se convierte en el oro valioso de la edad madura. Habrá tiempos en los cuales la satisfacción emocional estará ausente, pero en general, el crecimiento en el amor supone y necesita un buen clima emocional. Así pues, no podemos identificar el amor con un sentimiento. El amor más que todo es una manera de vivir, de ver la vida al lado de alguien que se vuelve tan importante como uno mismo. El amor es la verdadera liberación humana y especialmente, liberación de la soledad y el egoísmo. Finalmente envío un mensaje que espero no olviden tú, Sabrina, y tu esposo: el amor es como la luna: cuando no crece es que mengua.




08 Febrero 2019 03:42:00
Querida Tensión
Estoy embarazada de siete meses de mi segundo hijo. Mi mamá vive en otra ciudad, algo lejos de esta. Ella quiere estar aquí para el nacimiento del bebé. Mi padre murió hace muchos años y mi mamá volvió a casarse, pero mi padrastro es un hombre bastante mayor que está enfermo y necesita cuidados. Mi mamá no puede dejarlo solo, así que tendría que traerlo y eso me tiene preocupada, pues durante su última visita (aún estaba yo embarazada) él se orinaba en el piso porque no alcanzaba a llegar al baño; se le caía la comida, etcétera. Mi madre quizás espera que mi marido y yo cuidemos a mi padrastro, como lo hicimos la otra vez, o que mi marido lo cuide mientras ella me ayuda. Eso me aterroriza. Yo no estoy ni estaré en condiciones de andar limpiando más de la cuenta y mi esposo tiene que ir a su trabajo. Yo tengo ayuda, pero no es de todo el día, la señora se va a las 4 de la tarde.

Le he explicado a mi mamá que va a ser demasiada tensión para mí tener a mi padrastro en casa y ofrecí ayudarles a pagar una habitación en un hotel cercano a mi casa, pero mi madre insiste en que se queden ambos con nosotros. Dice que lo que quiere es ayudarme. ¿Usted cree que va a ayudarme en esas condiciones? ¿Qué puedo hacer? Gracias. Gracias.

TENSIÓN


QUERIDA TENSIÓN:

Quizás tu madre quiera estar contigo y a la vez necesite un descanso, pero sería injusto que espere eso en las condiciones por las que atraviesas o cuando te estés recuperando del parto. Dile con mucho cariño que lo sientes, pero que ya le reservaste una habitación en el hotel cercano a tu casa y que tú y tu esposo van a ayudar a pagar la cuenta del mismo. Espero que no se sienta lastimada. Y deseo que tu bebé nazca con toda felicidad. Y que ambos estén perfectamente.

ANA
07 Febrero 2019 03:37:00
Querida gemela afortunada
Hace semanas te escribió una muchacha que iba a casarse. Ella es gemela de su hermana. Y te decía que el novio de la hermana le acababa de dar el anillo de compromiso y fue y le dijo a ella que si se casaban el mismo día y ella no está de acuerdo porque entre ella, su mamá y su suegra han estado preparando todo para la boda y de repente ella “quiere acoplarse”, aunque cada una correría por sus gastos. La que escribió no quiere que su hermana se case el mismo día porque “tendrán que compartir todo” y eso no le gusta. Por lo que dice está disgustada, porque la hermana ha querido hacer las mismas cosas que ella.

Tú le dijiste que es triste que siendo gemelas casi idénticas no se hayan llevado bien y que eso hace que pierdan el tiempo lamentablemente. Que está siendo infantil y que opinas que las gemelas tienen oportunidad de compartir momentos importantes de su vida.

Quiero decirte que yo soy hermana gemela. Estoy casada y mi hermana también. No nos casamos el mismo día por diversas circunstancias, pero cuando yo planeaba mi boda ya cercana, el novio de mi hermana le pidió que se casaran y la primera con quien corrió a darle la noticia fue conmigo, e inmediatamente le dije: “¿Quieres que nos casemos el mismo día?”. Ella me contestó: “Me encantaría, pero cuando le dije a mi novio me dijo que tenemos que esperar hasta el año próximo”. Así que le dije: “Entonces, te pido que anuncien su compromiso en mi boda”. Ella se puso muy contenta y por supuesto que a mí no me dio envidia que ella captara en esos momentos la atención de todos los invitados. Al contrario, estuve feliz de que lo hiciera. Hubiera querido que nos casáramos el mismo día. Ella se casó un año después. Mi boda fue el 20 de junio y la de ella el 21. Ambas cumplimos años el 20 de ese mes, así que aunque no pudimos compartir nuestra boda juntas, sí compartimos el aniversario, igual que nuestro cumpleaños.

Ana, esa muchacha no comprende que a muchos gemelos o no, les gustaría compartir eventos y alegrías juntos, pero desafortunadamente han perdido a la hermana o hermano. Que le dé gracias a Dios que ambas viven y pueden verse frecuentemente, quererse.

Quise compartir contigo nuestra felicidad, y que esa muchacha lea esta carta para que se dé cuenta de que tiene una gran fortuna, que no la tire a la basura. Muchas gracias.

GEMELA AFORTUNADA

QUERIDA GEMELA AFORTUNADA:

Ustedes, gemelas, de verdad están gozando la fortuna de haber vivido unidas desde el vientre de su madre. Eso es envidiable. Es como deben vivir los hermanos. Sé que continuarán en unidad y armonía como hasta ahora. Felicitaciones.

Espero que esa chica lea tu carta y reflexione sobre el tema y se dé cuenta de que tiene la oportunidad de tener a alguien que puede ser la persona más cercana a ella y su mejor amiga.

ANA
06 Febrero 2019 03:51:00
Querida ayer y hoy
Soy una mujer adulta, liberal y pienso que justa. Tengo muchas amistades y entre ellas están dos homosexuales y una lesbiana. Ella mantiene su secreto. A mí, porque somos amigas desde que éramos niñas, me lo confesó, pero no se decide a ser sincera con la sociedad. Teme el rechazo. Ellos son homosexuales que salieron del clóset hace tiempo y a uno de ellos quiero hacerle un comentario.

Y sería un honor para mí si quisiera publicar mi mensaje para él, ya que no me ha sido posible decírselo personalmente. Siempre lee su columna. Gracias mil Ana.
Querido amigo: Quiero que sepas que no estás solo.

Me enteré de que ya no eres bienvenido en casa de tus padres y hermanos porque vives con tu pareja y los corrieron a ambos, así que sentí la necesidad de hablarte desde mi corazón.

Comprendo lo que sientes. Yo cometí un error muy grande cuando era jovencita y mi padre me corrió de la casa a pesar de las lágrimas de mi madre. A esa escasa edad anduve en la calle, vestida con andrajos y comiendo lo que encontraba, muchas veces de caridad. Me hice prostituta y de eso viví varios años. Finalmente me aparté de eso. Vine a vivir sola a esta ciudad, estudié una carrera corta, conseguí un empleo en el que fui ascendiendo. Conocí a un hombre extraordinario y maravilloso que se casó conmigo a pesar de que con toda sinceridad le conté mi vida. Tengo un hijo y somos felices. Sé que parece de película, pero sucedió, así que por eso te digo que te comprendo.

No hay nada “horrible” acerca de ser gay. Dios no se equivocó cuando nos hizo. No son una aberración. Él te quiere como eres a pesar de lo que pueda decirte cualquier persona. Dios te ama igual que a todos. No sé qué piensas de Dios. Lo que yo sí sé es que no estaría viva si Él no hubiera caminado por la vida a un lado mío.

Me dijo una amiga mutua que no duermes en las noches. Yo he estado ahí también. Mi consejo es que busques para ti y tu compañero la compañía de Dios. Adórenlo juntos donde quiera que estén. Ofrecerle a Él mis sufrimientos me ayudó mucho. Van a experimentar, como yo, el amor incondicional de Dios y van a sentir que la vida es mejor. Si Dios me dio paz, también te la puede dar a ti. Estaré orando por ti….

AYER Y HOY

QUERIDA AYER Y HOY:

Tengo la certeza de que tus palabras ayudarán a más personas que sólo al joven a quien van dirigidas. No todas las familias rechazan o temen a sus parientes homosexuales. Pero… aún hay muchos que sí lo hacen y se sienten ofendidos si un hijo o una hija les confiesan que lo son.

Quisiera pensar que ese joven se siente tranquilo y que un día sus padres le den la bienvenida en su casa.

Me alegra sobremanera que tu vida haya tomado ese giro hacia la felicidad. La mereces y espero que esa felicidad perdure para siempre.

05 Febrero 2019 03:51:00
Querido desesperado
Hace 22 años me casé con una mujer a la que he querido mucho y respetado mucho. Tenemos dos hijos. Una hija de 18 años y un hijo de 16. Había sido muy feliz hasta hace unos seis meses, cuando un cambio muy grande se operó, primero en mi esposa y luego en mi hija. Como digo, yo siempre he respetado a mi esposa. En mi casa nunca ha faltado algo. He trabajado arduo para sostener a mi familia y hasta tenemos tres carros, una casa muy grande y bonita con gran jardín. Tenemos bastantes amigos y muchas buenas relaciones. Mi esposa y yo siempre nos hemos llevado bien, pero eso ya no es así.

Resulta que mi esposa comenzó a referirse a mí (y a todos los hombres) como “estúpidos”. Al principio pensé que era broma, pero eso fue en aumento, y lo peor es que luego mi hija comenzó a hablar de la misma manera. Las cosas han llegado al punto en que no puedo abrir la boca sin oír “ustedes los hombres son unos estúpidos”. Y ya ni cumple con sus deberes. Si al menos pregunto qué hay de cenar me dice: “No seas estúpido. Busca tú mismo”. Estoy muy solo y desesperado, pues le comenté a mi hijo y me dijo: “No me interesa”, y se va. Sólo viene a casa a comer y cenar. Todo es un caos.

Les he pedido repetidamente que se detengan, que no es correcto su proceder y lenguaje, pero dicen que todo es “broma” y me dicen que soy “demasiado sensible”. Amo a mi esposa y claro a mi hija, pero ya no puedo soportar eso, no puedo permanecer en este matrimonio si continúan insultándome. Además, mi esposa está envenenando mi relación con mis hijos. Antes mi hija era una buena chica, ahora la considero un pequeño monstruo con la anuencia de mi esposa. Sugerí a mi esposa que fuéramos a terapia, pero dijo que no. Y cuando ella le comentó mi petición a mi hija, ella me tildó de “opresor”. ¿Qué pasó en mi hogar? ¿Entró el demonio? ¿Qué puedo hacer? Estoy

DESESPERADO

QUERIDO DESESPERADO:

El comportamiento de su esposa es totalmente grosero y hostil y la manera como lo trata es una falta de respeto completa; y no es “broma”, como ella dice. Y lo peor es que está moldeando ese comportamiento en su hija y perjudicando su relación con ella.

Si su esposa se niega a ir a terapia como recurso final para terminar con ese, que yo califico como “infierno”, le sugiero que vaya usted por su cuenta. Casi puedo garantizarle que cuando lo haya hecho adquirirá suficiente conocimiento y fortaleza para afrontar una decisión difícil. Mientras, pida a Dios paciencia.

ANA
02 Febrero 2019 03:54:00
Querida sin firma
Soy una mujer de 53 años. Soy la hija mayor de cuatro hijos. Crecí en una familia bien adaptada en la que tanto mi madre como mi padre fueron personas que supieron criarnos bien, tanto en el aspecto moral como cristiano, y desde luego nunca nos faltó nada en casa. Mi padre es un hombre culto, preparado, buen providente, inteligente y agradable. Es ingeniero y siempre supo darnos buen ejemplo. Mi madre fue cariñosa, dedicada a su familia, nunca hubo regaños con palabras altisonantes ni golpes de su parte. En fin. Fueron ambos ejemplares.

Ahora mi padre tiene 79 años y mi madre 76. Ellos siempre se amaron, eso demostraban, pero a partir de hace como 15 días comenzaron a pelear y a distanciarse, tanto que mi padre se fue a la semana a un departamento que ambos tienen en esta ciudad y que estaba desocupado. Nosotros notamos que su comunicación últimamente se había deteriorado. No conozco la causa. Le pregunté a mamá qué pasaba, pero no quiso decir nada. Mi hermano que me sigue habló con mi papá, pero estuvo muy cerrado. No creo que haya causa grave, pero de todas formas se separaron. Pienso que hace tiempo no gozan de los placeres de la vida, no iban a ninguna parte juntos, ni recibían visitas de familia ni amigos, solamente sus hijos íbamos a visitarlos. Me duele lo que pasa, porque siempre deseé que ellos disfrutaran juntos el tiempo que les queda de vida, que espero en Dios sean muchos años más.

Les dije a mi papá y a mi mamá que fueran a terapia, pero ambos rechazaron la idea. Estoy segura de que ambos comprenden y se dan cuenta de que en estos más de 50 años que tienen de estar casados, han cometido errores, pero que ninguno de los dos quiere dejar ir su coraje y su resentimiento, que está causándoles dolor y a nosotros angustia y preocupación. Económicamente ellos están muy bien, no va a faltarles nunca nada, pero aún así no puedo evitar que es una pena que vivan solos con este coraje y que no es saludable para ninguno ni para sus hijos.

Mi pregunta para usted es: ¿será demasiado tarde para que una pareja mayor llegue a un acuerdo y resuelvan sus problemas? ¿Estarían mejor separados? ¿Qué podemos hacer nosotros? Gracias.

SIN FIRMA

QUERIDA SIN FIRMA:

Es evidente que después de más de 50 años de feliz matrimonio, sus padres están teniendo choques de personalidad. Quién sabe desde cuando todo ese caudal de “coraje y resentimiento” se ha acumulado y ahora la presa se ha reventado. Pienso que una separación por unos cuantos meses podría ayudar a los dos a valorar de nuevo su matrimonio.

Así pues, pienso que es mejor que no hagan tanto esfuerzo por reunirlos por ahora. Permítanles desahogarse cada uno por su lado y reconsiderar si están mejor juntos o separados. Yo confío en que no pasará mucho tiempo antes de que él o ella inicien una reconciliación.

ANA
01 Febrero 2019 03:39:00
Querida esposa del bueno
Mi esposo es un hombre excelente y su mayor virtud es la generosidad. Sin embargo, acerca de eso es que quisiera quejarme. Yo no soy avara, pero cuido lo que él gana con su trabajo diario. No somos ricos, vivimos bien, pero ni nos acercamos a la riqueza. Tenemos nuestra casa que es grande y buena y está localizada en una buena colonia. Tenemos dos autos y nuestros hijos van a un colegio particular no muy caro. Vamos de vacaciones cada año, salimos a cenar con alguna frecuencia y los domingos comemos con nuestros hijos fuera de casa. Como verá no nos falta el dinero, pero tampoco nos sobra.

Él es un alto empleado en una tienda de departamentos y algunos parientes y amigos son tan “encajosos” que viven pidiéndole el favor de que les compre algunos artículos y que a él le salen más baratos porque le hacen precio de empleado.

Él lo hace con gusto y paga los artículos, pero después de que se los entrega, ha habido ocasiones (varias) en que ni parientes ni amigos le pagan.

Él es incapaz de cobrarles, pero ellos abusan de su bondad. ¿Y esas personas reconocen alguna vez sus favores? ¡No! Pero él, a pesar de eso, no rechaza las peticiones de nadie y pienso en ratos que es porque no puede soportar la idea de que piensen que no es un buen hombre.

Yo le digo que debe detenerse de hacer esos favores, pero él, a pesar de que me dice que está bien, vuelve a caer en lo mismo y yo ya estoy cansada. Él me pide que a nadie le hable de lo que le deben y yo me freno para no hacerlo porque me lo pide, pero me cuesta bastante. ¿Qué puedo hacer? Por favor ayúdame a convencerlo de que esos gorrones son solamente eso: gorrones. Le mostraré tu respuesta para que siga tu consejo. Muchas gracias.

ESPOSA DEL BUENO

QUERIDA ESPOSA DEL BUENO:

No pienso que tu esposo sea un hombre que no desea que piensen que no es un buen hombre y por ello accede a ayudar a parientes y amigos de esa forma que lo hace. El hombre con el que te casaste es un buen y generoso samaritano, y hasta que él esté listo para ver que la amistad es una calle de doble sentido, no cambiará ni va a aceptar un consejo no solicitado de mi parte.

Sin embargo, con amor continúa tu labor de convencimiento haciéndole una historia de todos los casos en los que esas personas han abusado de su generosidad y buena voluntad para que se dé cuenta de que es necesario un cambio.

No de que niegue su ayuda, pero sí puede decirles a esas gentes, cuando le pidan el favor de comprarles algo, el precio al que queda el artículo para que pasen a dejarle el dinero a su casa o a su trabajo para poder comprárselos.

Eso será más fácil que comprarlo él y luego cobrar. Ese podría ser el camino. Te felicito por el excelente esposo que es tu compañero de vida.

ANA
31 Enero 2019 03:34:00
Querido Mocoso
Tengo 68 años y estoy bien de salud en general, gracias a Dios. Sin embargo, en los últimos meses he tenido problemas de equilibrio. Algunas veces me tambaleo al caminar y con frecuencia me siento inestable. Mi médico general me envió con el otorrinolaringólogo y en el proceso de investigación de los síntomas, me mandó hacer un TAC y descubrieron que tengo una infección en los senos nasales.

Piensa que todo eso afecta mi oído y hace que pierda equilibrio. Me recetó antibióticos para tomarlos durante dos meses, pero después de ese tiempo no tuve mejoría. Al regresar y ver que no mejoré, me dijo que había necesidad de una cirugía.

Yo no quiero operarme. Ya no soy joven, soy hipertensa y además tengo muchos temores. Y yo recuerdo que hace tiempo le hacían a la gente lavado de los senos nasales para quitar infecciones y curar. Y era un tratamiento popular. ¿No sabe usted si todavía hacen esos lavados? ¿Qué opina usted?

Gracias por su opinión. Saludos afectuosos.

MOCOSA

QUERIDA MOCOSA:

Tiene usted razón, el lavado de los senos nasales, en el cual se introducía bajo presión agua tibia por la nariz (quizás con alguna sustancia, no sé), para lavarlos, como usted señala, era un procedimiento de rutina, pero las cosas han cambiado por la terapia de antibióticos y la cirugía para ocasionar el drenaje de los senos nasales.

¿Le sugirió usted a su doctor ese tipo de tratamiento? Quizás, si no lo hizo y en su próxima cita se lo propone, él acepte y pueda hacérselo para evitarle la cirugía. Y si la técnica funcionara, podría ahorrarle el gasto, molestia e inconveniencias de la cirugía. Yo deseo sinceramente que así sea. Un abrazo.

ANA
30 Enero 2019 03:50:00
Querida Bouquet
Quiero preguntarte si sabes qué es bueno para conservar bien la ropa de lana para que no se pique y que no sean las bolitas de alcanfor. En invierno no hay problema, pero en el verano hay que guardar esa ropa y en el invierno pasado, cuando saqué mis chamarras, encontré algunos agujeritos en tres de ellas y en un vestido.

¿Qué se puede hacer? Si acaso sabes, por favor infórmame para hacerlo. Muchas gracias y un abrazo.

BOUQUET

QUERIDA BOUQUET:

¿Recuerdas aquellos cofres de madera de las abuelitas? Generalmente estaban hechos con madera de cedro, que mantiene alejados a los insectos. Un mueble hecho de madera de cedro actualmente es muy costoso, pero te voy a sugerir lo que puedes hacer si no tienes uno. En el ropero o en el clóset puedes poner pequeños trocitos o lajitas de madera de cedro que es posible comprar en alguna maderería que venda ese tipo de madera.

También puedes solicitar que te vendan o quizá hasta te regalen, serrín de cedro que cae de la sierra cuando cortan esa madera y ponerla en bolsitas de seda, organdí o de organza (ahora las venden en las mercerías) y ponerlas en el fondo de los cajones o arriba de los suéteres.

Mi madre me heredó un mueble tipo “chiffonier” hecho de cedro y allí guardo los manteles que ella tejió y uno de lino que compré, además de piezas bordadas y tejidas que también hizo y que tienen un valor inestimable para mí. Se conservan en perfecto estado y se ven como nuevos.

Creo que mi sugerencia puede ser de utilidad para ti. Saludos afectuosos.

ANA
29 Enero 2019 03:49:00
Querida (O) R.R.
Tengo 73 años y sufro de calambres en las piernas (las pantorrillas). ¿Me puede recomendar algo tomado, un alimento o suplemento o ejercicio que pueda aliviar estos terribles calambres? ¿Por qué dan? Gracias. Mi nieta escribe esto.

R. R.

QUERIDA (O) R.R.:

Turné sus preguntas a mi amigo el médico y me dijo lo siguiente: de-safortunadamente no hay nada realmente definitivo que detenga los calambres o contracciones musculares nocturnos. Algunas veces una enfermedad no reconocida es unida a los calambres. El daño del nervio inducido por la diabetes, enfermedades del riñón, desórdenes de la tiroides, deficiencia de vitamina B-12 son algunos ejemplos. Se dice que también perturbaciones de calcio, magnesio o potasio están en el fondo de los calambres. Cuando nada de esto es encontrado, buscar el remedio más apropiado toma más tiempo.

Trate de estirar los músculos de las pantorrillas para prevenir los calambres nocturnos. Párese a medio metro de la pared. Ponga las palmas de sus manos en la pared y lentamente doble sus codos hasta que la parte superior de su cuerpo se acerque a la pared y sienta los músculos de las pantorrillas estirándose. Mantenga la posición por 10 segundos y regrese a la posición de partida. Descanse 5 segundos y repita. Haga hasta 10 repeticiones de esta rutina. Haga esto tres veces en el día y otra antes de dormir. Asegúrese de tener a alguien cerca al hacerlo para que pueda agarrarlo si parece que se desequilibra o tiende a caerse.

Dormir de lado disminuye los calambres de las pantorrillas. Acostarse sobre la espalda favorece los calambres. Cuando las personas están sobre sus espaldas los pies tienden a bajarse hacia la cama. Eso puede desencadenar un calambre.

Espero que estas recomendaciones puedan ayudarle. A mí me vino muy bien saber esto, pues también eventualmente me dan calambres y he notado que si me da frío en los pies también me dan calambres en los dedos de ellos. Reciba un saludo afectuoso y espero que mejore su condición.

ANA
28 Enero 2019 03:51:00
Querida Resentida
Desde que me casé hace dos años y medio, mis suegros me trataron fatal. Desde que éramos novios no me querían. Mi cuñada, aún soltera, siempre fue amable y nunca me hizo sentir mal. Pero ellos demostraron que no me querían.

Acabo de tener a mi primer hijo, un niño precioso y que es muy parecido a mi esposo. Pues ahora resulta que han cambiado radicalmente ellos. Desde que estaba en el hospital fueron a verme y nos llenaron de regalos. Mi suegra me besó varias veces y estaba maravillada con el niño. Mandaron hacer unas estampitas preciosas con una leyenda agradeciendo la visita de quienes vienen a vernos. Además mandó hacer unos angelitos en cerámica realmente hermosos para que vayan acompañados de las tarjetas. Vienen todos los días a la casa y me traen un pastel o pastelitos para que tenga yo que servir a mis amigas o parientes. En fin, atenciones que nunca esperé. ¡Qué cambio!

Quiero preguntarte cómo puedo dejar atrás tanto resentimiento si me dolía mucho su trato hostil. A mis padres nunca les dije nada para no mortificarlos y para que no demostraran nada cuando se encontraran con ellos, algo que realmente no sucedía, pues ellos no me visitaban. ¿Qué hago? Te voy a agradecer que me aconsejes. Muchas gracias.

RESENTIDA

QUERIDA RESENTIDA:

Vamos a reconocer el hecho de que tienes razón para estar resentida con tus suegros. Ahora pregúntate a ti misma si hay algo que puedas ganar si guardas esos sentimientos enfermizos hacia ellos. ¿Serás más feliz? ¿Ellos se sentirán más felices o menos felices? Pero la pregunta más importante es: ¿beneficiará en algo a tu hijo? Mi sugerencia es que aceptes ese nuevo acercamiento de tus suegros y lo disfrutes. Si te muestras bien dispuesta a aceptar su nueva actitud y a ser amable, tu relación con ellos va a crecer fuerte y cálida.

Nadie podría culparte si piensas que su cambio de corazón ha sido porque los convertiste en abuelos, porque le diste un hijo a su hijo, pero ¿no todos cambiamos nuestros sentimientos hacia los demás por ciertas circunstancias o sucesos? Cualquiera que hayan sido las razones del comportamiento de tus suegros, siéntete feliz de que haya sucedido. No sólo te has convertido en madre, también de hecho en otra hija para tus suegros. Felicidad en grande deseo para tu hijito, para tu esposo y para ti. Y más ahora que la dicha ha venido a acercar a esos señores hacia ti.

ANA
26 Enero 2019 03:56:00
Querida CDMX
Tengo una hija de 16 años y es la clase de jovencita que toda madre quisiera tener por hija. Es respetuosa, considerada, cariñosa, se porta bien y es una excelente estudiante. Mi dilema es si debo o no pagarle por hacer algunas tareas domésticas sencillas que le pido que haga en casa. Ella de buena gana me ayuda, no se queja ni se enoja, pero a veces no lo hace bien. Lo único que yo podría decir que en momentos me disgusta un poco es que me pide muchas cosas: zapatos, blusas, algunos cosméticos o adornos para el cabello, etcétera. Nunca me exige, sólo me pide.

Le he dicho que si hace un mejor trabajo en esas sencillas tareas domésticas, le daré algún dinero para sus gastos. Es tan buena niña que siento que merece ser recompensada, pero también quiero que aprenda que debe hacer bien las cosas si quiere que le pague. Así será la vida cuando crezca, así que quisiera que aprendiera esa lección ahora. Apreciaría cualquier consejo tuyo. CDMX

QUERIDA CDMX:

Tu hija está en la edad en que todo les gusta y quieren tener de todo. No la culpes por ello. Pero sí que aprenda que debe frenar un poco sus deseos. La idea de darle una recompensa económica por las tareas domésticas en las que te ayuda me parece muy buena. Los hijos también deben aprender el valor de cooperar con las tareas domésticas, pero también aprender que deben hacerlas bien. Dile que Calidad es hacer bien las cosas desde la primera vez. Y que los trabajos de cualquier tipo deben hacerse bien. Es una lección que la beneficiará para el resto de su vida.

La cooperación en los trabajos de la casa no debieran ser pagados, pero tu hija merece, por su comportamiento en general, recibir una recompensa. Eso siempre será un aliento.

ANA
25 Enero 2019 03:55:00
Querido Aurelio
Le escribe un hombre ya viejo, así que mi opinión, que no es ni novedosa y muchísima gente la comparte, es cierta y tiene validez. Se trata de lo terrible que se ha vuelto la aberrante práctica de tener sexo con niños o niñas. Me parece de lo más tremendo y terrible. Esos niños y niñas quedan traumados para toda su vida y muchos mueren. ¿Qué está pasando? Quisiera sus comentarios acerca de este triste asunto si le es posible. La saludo atentamente.

AURELIO

QUERIDO AURELIO:

Ha tocado un tema tan delicado como aberrante, como usted mismo lo califica. ¡¿Quién podía pensarlo hace algunas décadas?! En aquellos años podía suceder, pero ahora el sexo infantil hasta se ha convertido en una “industria mundial”. Es indigno y grotesco, pero lo cierto es que sí se ha convertido en lo que menciono y genera amplios dividendos. Infinidad de hechos ocurren entre los mismos padres o padrastros; en las iglesias; en las escuelas; y el internet vino a ayudar a impulsar la afición tan perversa de muchos adultos de tener sexo con niños.

¿Cómo? Han creado su propia red los pervertidos. Tienen sus claves, sus organizaciones. Se pasan “tips” literalmente en muchas o casi todas las ciudades del mundo de cómo conseguir niños y niñas. La explotación de los inocentes aumenta y los gobiernos no parecen tener los mecanismos a su alcance para contenerla.

Se dice que niños y niñas son llevados a burdeles de algunos países donde solamente se “rentan” niños y niñas, ni siquiera adolescentes.

¿Para qué tenemos tantos adelantos científicos y tecnológicos si las sociedades modernas han caído en la decadencia y depravación moral, si no respetamos los valores básicos? La prueba es esta.

ANA
24 Enero 2019 03:00:00
Entre la espada y la pared
Hace unos días mi mamá me llamó a su cuarto y cerrando la puerta me dijo que tenía algo muy íntimo que decirme. Luego en voz baja y llorando me dijo que cree por diversos datos que ha podido reunir, que mi papá está teniendo una aventura. Yo me quedé atónita. Y en ese rato no pude decirle nada. Ahora me he puesto a pensar que ella puede estar buscando que la ayude a pensar qué hacer, pero no puedo con ello, porque quiero mucho tanto a ella como a mi papá y no puedo tomar partido. Soy hija única.

Pienso que quizás mi mamá se está equivocando y está malinterpretando algunas actitudes de mi papá. Ese día le pregunté si había encontrado algo escrito o manchas de labial en su ropa. Me dijo que no, pero que ella ha notado muchas cosas y que una esposa no se equivoca cuando siente eso. ¿Crees que debo hablar con mi papá o es mejor que me quede callada y no intervenga? ¿Qué debería hacer mi mamá? Voy a agradecerte mucho tu ayuda y que por favor sea rápido. Saludos.

Querida entre la espada y la pared:

Acércate a tu mamá con mucho cariño y dile que has estado pensando en lo que te dijo, que sabes que debe ser muy doloroso para ella tener esos sentimientos y estar en esa situación, y que ciertamente necesita a alguien en quien confiar y que pueda ayudarla.

Luego explícale cuánto deseas poder ser de ayuda, pero que te pone en una posición muy difícil porque estás entre ella y tu papá.

Que tú los amas a ambos y no puedes tomar partido.

Pienso que lo acertado es sugerirle a tu mamá que busque a un buen o una buena sicóloga, consejero o consejera matrimonial que realmente pueda ayudarla.

Que le ruegas que lo haga para que se de-sahogue de esa angustia y pueda recibir los consejos que de verdad la ayuden a ver realmente si tiene o no razón de sus dudas, porque no hay nada tangible que haga pensar que tu papá le es infiel.

Espero que ella acepte tu sugerencia y todo vuelva a la normalidad en su hogar.


23 Enero 2019 03:55:00
Queridos lectores
Leí en un periódico en Estados Unidos, un texto muy interesante que quiero compartir con ustedes. Está traducido por mí y además de las fallas que pudiera haber en tal traducción, he querido cambiarlo un poquito para adaptarlo a la manera de ser de nosotros los mexicanos. Espero que sea de provecho para ustedes pues tiene un contenido muy valioso, pues son

CONSEJOS PARA CONVIVIR EN CORDIALIDAD CON LOS DEMÁS

1.- No decir nunca todo lo que se piensa. Hablar siempre en voz audible, pero baja y persuasiva. Como se dicen las cosas cuenta más que lo que se dice.

2.- Es mejor no hacer promesas, pero si se hacen, cumplirlas siempre, sin importar cuál sea el costo.

3.- Nunca dejar pasar la oportunidad de decir a los demás una palabra bondadosa y hablar siempre bien de los demás. No dejar de elogiar un buen trabajo sin importar quien lo haya hecho. Y si se necesita crítica, ofrecerla con cariño, nunca con rudeza.

4.- Interesarse siempre por las personas que nos rodean, sus intenciones, su trabajo, sus familias. Alegrarse con ellos cuando son felices y llorar con quienes sufren. Darle importancia a todos los que se conoce, sin importar si son humildes o encumbrados.

5.- Estar alegres. No agobiar ni deprimir a quienes estén cerca con nuestros problemas o enfermedades. Recordar que todos traen alguna clase de carga, y muchas veces más pesada que la nuestra.

6.- Dejar que las propias virtudes o valores hablen por sí mismos, sin hacer alarde de ellos. Negarse a hablar del lado malo de los demás. Desalentar el chisme, pues además de ser una lamentable pérdida de tiempo, es sumamente destructivo.

7.- Mantener una mente abierta. Discutir pero no llegar a acalorarse y menos al altercado. Es un signo de mente superior poder discordar sin ser desagradable.

8.- Tener cuidado con los sentimientos de los demás. El ingenio y la burla a costa de otra persona puede hacer más daño del que jamás se sabrá.

9.- No prestar atención a las observaciones maliciosas o mal intencionadas y aún a calumnias. Pensar que la persona que llevó el mensaje puede que no sea el más perfecto. Dar a esas personas el beneficio del perdón.

10.- No esperar recibir el crédito por lo que se hace, aunque se merezca recibirlo. Seguir haciendo el bien y obrando bien sin ver a quien, aunque no se reconozca. Tener paciencia. Olvidarse de uno mismo y aceptar con gratitud que otros “se acuerden”. El ser reconocido es mucho más agradable de esa manera.

Espero que les sean de utilidad estos consejos que comparto con ustedes.

ANA
22 Enero 2019 03:56:00
Querida temerosa
Recientemente fuimos invitados mi esposo y yo a una comida por un matrimonio de extranjeros muy agradables los dos. Él es compañero de trabajo de mi esposo y viven aquí desde hace algunos meses. Habíamos varios invitados, todos empleados de la misma empresa y fue una reunión muy amena. Había varios platillos, entre ellos “Carne tártara de res”, que dijeron consiste en carne cruda y molida de res, de buena calidad, con cebolla o cebollines y algunos otros ingredientes.

Yo nunca había comido eso, pero también había leído que la carne cruda de res (y pienso que cualquiera) puede tener bacterias y causar infecciones. Así que preferí comer otras cosas.

Otros amigos sí comieron, pero mi esposo y yo no. Pero quisiera saber si es cierto que la carne cruda de res puede causar infección. Me gustaría tu opinión. Muchas gracias por atenderme.

TEMEROSA

QUERIDA TEMEROSA:

Mi opinión muy personal es la siguiente: mejor mantener la determinación de abstenerse de consumir platillos de carne cruda.

A muchas personas les gusta la carne de res cruda, sazonada o semicocida con limón y en algunos países así la acostumbran, pero hay información de que hay riesgos implicados cuando los alimentos han sido manejados y preparados inapropiadamente. En estos casos el organismo infectante ha sido una forma rara de E. Coli, el que es completamente destruido cocinando perfectamente la carne. ¿Para qué correr riegos? Me voy a permitir darte a ti y a mis lectores algunas sugerencias más acerca de la carne que ayudarán a mantenerse sanos:

1.- Refrigerar o congelar la carne inmediatamente después de comprarla.

2.- Nunca descongelar la carne a la temperatura ambiente o en agua tibia. La técnica apropiada es descongelar la carne en el refrigerador de 15 a 24 horas.

3.- Cocer la carne molida lo más pronto posible después de descongelarse y luego cocerla sin interrupción hasta que esté lista para comer. El cocimiento parcial puede favorecer el crecimiento de bacterias.

4.- No dejar alimentos calientes fuera del refrigerador más de dos horas. Refrigerar los sobrantes prontamente y si es posible dividiendo las cantidades grandes en porciones más pequeñas para que se enfríen más rápidamente.

5.- Mantener el área de trabajo y los utensilios de cocinar limpios. Lavarse muy bien las manos antes de comenzar a preparar la comida.

Siguiendo estas recomendaciones pueden reducirse las probabilidades de que la bacteria se establezca en los productos de carne y así se impida la producción de toxinas que pueden causar serias enfermedades.

ANA
21 Enero 2019 03:55:00
Querida Scarlett
Tengo tres hermanos. Dos mujeres y un hombre. No sé qué pasa con las dos mujeres, ambas están casadas. Una tiene ocho años casada y otra seis. El hombre todavía está soltero, él es el menor y está por terminar su carrera universitaria. Le digo que no sé qué pasa con ellas, porque la que tiene seis años casada siempre anda enferma y la otra goza de mucha salud.

He pensado que pudiera ser que la que se enferma mucho es porque siempre está peleando con su esposo y su hijo único casi ni caso le hace. La otra tiene un magnífico esposo y se llevan muy bien y sus dos niños son lindos muchachitos. ¿Cree usted que eso puede influir en la salud? ¿Hay alguna manera de corregir eso? Me gustaría conocer su opinión. Y le agradeceré me la dé.

SCARLETT

QUERIDA SCARLETT:

Un matrimonio feliz es bueno para el sistema inmunológico de la mujer. Diversas investigaciones han encontrado que las mujeres casadas felizmente tienen sistemas inmunológicos más fuertes que aquellas que son infelices en sus matrimonios.

Mientras las mujeres felices son desafiadas por un virus o una bacteria, sus sistemas inmunológicos reaccionan más rápido y fuertemente. Entre tanto, las mujeres infelices tienden a tener funciones inmunológicas más débiles. Se ha comprobado que su organismo tiene menos anticuerpos (que luchan contra las enfermedades). Más y más, la ciencia está confirmando la relación tan estrecha entre la mente y el cuerpo.

Puedo darte esta respuesta porque una sobrina mía estudia Medicina en la Universidad de Oxford en Inglaterra y periódicamente me envía revistas de medicina que se editan allá. En una de ellas encontré esta información. ¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hermana? Pienso que nada. Es cuestión de ella y su esposo. Puedes aconsejarla o hacerle ver los errores que tú ves en ella, pero no más.

ANA
19 Enero 2019 03:54:00
Querida aprovechando
Soy madre soltera, trabajo tiempo completo y dejo a mi hijo de 2 años al cuidado de una señora que cuida niños en su casa. Tiene nueve niños, desde 6 meses hasta 4 años. La semana pasada me contó esa señora que está teniendo problemas con el padre de uno de los niños, ya que cuando va a recogerlo, primero se ponía platicar en la puerta, pero luego se pasó a la sala y luego a la cocina. Ha llegado ya a abrir el refrigerador, saca lo que le gusta y se sienta a comérselo. Mientras, le empieza a contar a la señora lo que le pasó durante el día, los problemas con sus suegros, en el trabajo, etcétera.

Ella no ha querido correr a este hombre y también no quiere perder su negocio, pero no sabe qué hacer acerca de su molesto comportamiento. Le dije que iba a escribirle a usted para pedirle consejo y me autorizó a hacerlo. Por favor ayúdela. Muchas gracias.

APROVECHADO


QUERIDA APROVECHADO:

Ofrezco una disculpa por repetir por enésima vez la frase de: “Nadie puede aprovecharse de usted si no se lo permite”. Que la señora no permita que ese tipo aprovechado pase más allá de la puerta de entrada. Que lo reciba con su hijo de la mano y, si aún así intenta pasar, que le entregue a su hijo, lo tome suavemente del brazo y le diga: “lo siento mucho, pero tengo un horario muy ocupado y los niños me necesitan, no puedo distraerme. Por favor discúlpeme”. Y que lo lleve de regreso a la puerta.

Espero que esto pueda solucionar este molesto asunto de la señora. Y la verdad es que el hombre, con su conversación y la molestia de la señora por la actitud de él, puede distraerla a ella, y con nueve niños a su cuidado ella necesita tener toda su atención para los pequeños.

ANA
18 Enero 2019 03:55:00
Querida espinita
Estoy divorciada desde hace cinco años. Actualmente tengo 43 años. Mi esposo me engañó durante todo el tiempo que duró nuestro matrimonio y quedé sumamente dolida y renuente a tener otra relación. Pero hace un año conocí en una fiesta a un hombre maravilloso del cual estoy muy enamorada y él también me quiere mucho. Estoy muy, pero muy feliz. Pero hay un problema: él tiene 31 años de edad. Cuando me invitó a salir por primera vez me sentí incómoda y mi primera pregunta fue: “¿En serio? Mi hijo mayor tiene 19 años”. “¿Y qué?”, me contestó él. Continuamos platicando y aunque le dije que no creía que algo funcionara entre nosotros, continuó buscándome por mi celular y también personalmente. Así que decidí darle y darme un oportunidad.

Bueno Ana, este hombre es lo mejor que me ha sucedido. A los seis meses decidí decirles a mis hijos acerca de mi relación. Ya puedes imaginar que no lo tomaron bien y se molestaron, pero no hice caso y luego, al ver lo feliz que me hacía esta relación, lo aceptaron. Además ha demostrado una gran calidad humana, es atento, considerado, muy trabajador, honesto, amable conmigo y con mis hijos. Su familia no es de aquí, pero ya les habló de mí y les dijo la verdad acerca de mi edad y mi condición de divorciada y con dos hijos ya mayores, y quieren conocerme. Dice que son personas de mente muy abierta y tolerantes.

Él quiere que nos casemos, pero ahora el problema es mi exesposo. Está muy enojado conmigo y dice que soy una tonta y que debo estar loca para involucrarme con ese “muchachito”, que toda la gente se va a burlar de mí, etcétera. Yo sé que mi vida ya no es de su incumbencia, pero me llama todos los días para gritarme y decirme muchas cosas.

¿Cree usted que de verdad soy una tonta? ¿Cometo un error al pensar que esta relación va a ser duradera? Voy a agradecer su opinión.

ESPINITA

QUERIDA ESPINITA:

La edad –en mi opinión– es solamente un número. Si los dos son totalmente compatibles y se aman, la diferencia de edades no debe molestarles a usted o a su amado. En cuanto a su exmarido, él no pertenece ya al cuadro de su vida. Dígale e insista en que no se entrometa.

La pregunta de que si durará su relación, solamente el tiempo lo dirá, como en todas las relaciones. Usted sea feliz y disfrute cada minuto al lado de su hombre. La diferencia de edades seguramente no importará, si ambos se aman, a menos que él quiera tener hijos, pues por la edad de usted sería dificultoso. Si así sucediera, espero que él esté dispuesto a la adopción.

Les deseo mucha felicidad.

ANA
17 Enero 2019 03:55:00
Querida clima benigno
Mi papá era doctor. El falleció hace bastantes años. Yo ya soy una mujer mayor, pero recuerdo que siempre decía que el tiempo frío puede ser peligroso para la gente anciana que sufre de enfermedades cardiovasculares. Él lo decía desde que era joven y cuando ya era viejo con mayor ahínco, pues padecía de angina de pecho. Y procuraba siempre andar bastante cubierto y la casa siempre estuvo calientita en tiempo de invierno. Finalmente mi padre no falleció del corazón. Mi mamá y él fueron hace muchos años a un viaje a Acapulco de vacaciones con otra pareja y los asaltaron y a mi papá le dieron un golpe muy fuerte en la cabeza y no resistió y falleció. Tanto cuidarse del clima y morir de otra cosa tan distinta.

De todas formas yo siempre ando con ropa térmica, pero porque soy muy friolenta, pero sí he ido a lugares fríos y no he dejado de viajar porque tenga miedo del clima. Creo que la muerte viene cuando debe venir. Pero también pienso que tenemos obligación de cuidarnos. ¿Usted cree que el frío sea dañino? Si mi carta es aburrida o sin importancia, no la publique, no me molestaré. Le mando un abrazo afectuoso y cálido. Y la felicito sinceramente.

CLIMA BENIGNO

QUERIDA CLIMA BENIGNO:

Su papá, como médico, sabía que el clima frío es peligroso para la gente anciana. Que haya muerto por otras causas nada tiene que ver con esa afirmación. Sin embargo, últimamente se sabe que el clima caliente puede ser igualmente peligroso, pues la gente anciana es más susceptible al calor y al frío sobre todo si presentan alguna enfermedad crónica. El estrés físico de las temperaturas extremosas hace que se manifiesten las enfermedades potenciales y estimula las ya existentes. El sistema cardiovascular resulta particularmente afectado. Y es bueno que la gente anciana que vive en climas extremosos regule su temperatura puertas adentro tanto como pueda y evite salir cuando la temperatura esté en su pico. Recomendaciones de mi amigo el médico.

ANA
16 Enero 2019 03:57:00
Querida a pesar de todo
Estoy casada con un hombre viudo que tenía una hija. Ella nunca me quiso y tampoco algunos miembros de su familia, pero con el apoyo y el amor de mi esposo he podido llevar adelante mi matrimonio y los problemas que trae el casarse con un hombre viudo. Soy feliz con él y él lo es conmigo.

Uno de los problemas que menciono se presentó algunos años atrás. Mi hijastra estaba saliendo con un muchacho que tanto su papá como yo no aprobábamos. Yo no quise intervenir mucho, pero apoyaba a mi esposo en su desaprobación. El novio en verdad no valía la pena. Sin embargo, ella pensaba que yo era la autora de todo el problema y siempre me culpó de ello. Finalmente ella se fue a vivir con él y luego se casaron. Y como ella era ya mayor de edad lo hizo sin la aprobación de su papá. Ya casada vino un día a la casa cuando su papá no estaba y me dijo muchas cosas muy duras, me ofendió en grande. Yo podía haber respondido a sus insultos pero preferí callar y solamente le dije que a pesar de todo y aún cuando no estábamos de acuerdo con su matrimonio, nuestra casa siempre estaría abierta para ella.

Unos cuantos meses después recibió mi esposo una llamada de ella diciéndole que esperaba un bebé, que pronto se convertiría en abuelo. Pero también le dijo que se había dado cuenta de que se había equivocado al casarse con ese hombre y que estaba sufriendo mucho por las circunstancias en que iba a nacer su hijo. Mi esposo y yo nos pusimos muy tristes. Te aseguro que quiero a mi hijastra a pesar de los pesares, y Dios sabe que siempre quise que fuera feliz.

Dos dolorosos años han pasado y ella ha aprendido una lección difícil. Llegó una mañana a la casa con su hijo en brazos y se echó en mis brazos en medio de un fuerte llanto. Me dijo que había tenido razón en todo lo que le decía y lamentaba mucho haberme dicho tantas cosas terribles que por favor la perdonara. Su papá y yo le dijimos que la queremos y que como yo le había dicho, la puerta de la casa estaba abierta para ella y su hijo.

Desde entonces vive con nosotros, estamos felices con ella y con nuestro nieto. Ella ha aprendido de la manera difícil lo que podía haber hecho de otra forma si hubiera escuchado lo que le rogábamos, pero parece que todos tenemos que aprender en nuestra propia cabeza. El esposo de mi hija está ahora en la cárcel en otra ciudad y ella está tramitando el divorcio. Durante toda esta penosa experiencia mi esposo y yo la hemos apoyado. Si hubiéramos sido punitivos, nuestra relación hoy sería muy frágil, tal vez ella no habría recurrido a nosotros para pedir ayuda. Gracias a Dios no sucedió así. Aunque no sabemos nada acerca del tiempo de miseria y tristeza que sufrió, ahora es más fuerte y también nuestro vínculo familiar. Gracias por su paciencia. Reciba saludos y felicidades.

A PESAR DE TODO

QUERIDA A PESAR DE TODO:

Ojalá todos comprendiéramos que todas las decisiones de la vida vienen con consecuencias y que cuando no escuchamos a quienes con amor y experiencia nos quieren cuidar y proteger, tenemos que aprender las lecciones de la manera difícil y que algo bueno viene cuando mantenemos una puerta abierta con amor.

Usted ha sido una mujer muy sabia y comprensiva. Es una bendición para su familia tenerla. Si no lo sabían antes, ahora lo saben.
ANA
14 Enero 2019 03:55:00
Querida amor y fe
Estoy en relación con un hombre de 33 años. Yo tengo 22. En mi casa no están de acuerdo en que tenga un novio de esa edad, pero yo pienso que puedo hacer un buen noviazgo con él.

En ratos pienso que quizás mi mamá tenga razón al no querer a mi novio e insista en que lo deje porque él es muy dominante, muy acaparador de mi tiempo y de mi persona, no quiere que salga con mis amigas y un día hasta me dijo que le gustaría que ya no fuera a la universidad, porque allí hay muchos hombres. Me falta un año para terminar mi carrera, así que le dije que nada me haría dejar de ir. Me miró enojado, pero ya no me dijo nada.

No quiere que me ponga pantalones apretados ni leggings, no permite que ande con minifalda. Ya no salgo a fiestas con mis compañeras, va por mí cuando salgo de la facultad y si no me lleva en las mañanas es porque tiene que estar en su trabajo a esa hora.

Por otro lado, es una persona estupenda. Es atento, educado, gentil, espléndido, me hace muy buenos y bonitos regalos por cualquier motivo, me manda flores y a mi mamá le manda chocolates (a ella ni eso lo hace quererlo). Es inteligente y me respeta mucho. Además es muy guapo y todas mis amigas me envidian. Ya me llevó a visitar a su familia, son gente fina y educada y me trataron muy bien.

Yo sé que cuando esto se haga más formal y si llegamos a casarnos él va a ser diferente. Confío mucho en eso. Si me contesta lo que piensa, aunque sea diferente a lo que yo pienso, me va a servir mucho para formarme una opinión más acertada de lo que me puede esperar.

Muchas gracias y felicitaciones por su columna.

AMOR Y FE

QUERIDA AMOR Y FE:

Tu juventud hace que veas la vida como la ves. Tienes todas tus esperanzas puestas en un cambio de actitud de tu novio, que es probable que no tenga ni siquiera si llegaran a casarse. No quiero decir que no pueda suceder. Por eso uso la palabra “probable”, pero es difícil que eso suceda. Sin embargo, cuando sentimos la fuerza del amor, no importa el resultado de una situación o lo que otra persona diga o piense. Por ese motivo la opinión de tu mamá y de la familia no tienen ningún peso en tu propósito de continuar tu noviazgo.

¿En cuál área de la vida enfrentamos nuestro mayor desafío? Sin duda en nuestras relaciones personales, sobre todo en las familiares y en las de pareja. Pero la confianza es un ingrediente fundamental para crear las relaciones amorosas y hacerlas duraderas. Por lo tanto debe haber apoyo mutuo en todos sentidos. Hay que dar al ser amado la oportunidad de su autoexpresión. Dile a tu novio que no se tome el privilegio de escribir el libreto de tu vida. Tú eres tu propia autora. Pero JUNTOS pueden ser coautores de su relación. La relación así se convierte en un proyecto conjunto al cual ambos contribuyen por igual.

Una relación amorosa es un proceso perenne de aceptación. Nunca permanece fija, siempre hay cambios. La pareja involucrada debe adaptarse constantemente a las necesidades más actuales de la relación, pero prevaleciendo siempre el sentimiento de amistad entre las dos personas que se aman. El amor se desarrolla porque la amistad entre dos seres se ha profundizado a altos niveles. Y entonces el amor es más potente a causa del deseo y propósito de permanecer en esa relación. Ese deseo lo tienen ambos y si tu novio dejara a un lado su deseo de controlarte y controlar tu vida, sería el hombre ideal, la pareja perfecta. Él es un hombre bueno, sólo está equivocando la manera de tratarte. Espero que tu amor logre un cambio en él y puedan llegar a ser muy felices.

ANA
11 Enero 2019 03:57:00
Querida Topacio
QUERIDA ANA:

Actualmente vivimos en una ciudad fronteriza del estado de Chihuahua. En tiempos recientes vivimos en Saltillo y debo decirle que me enamoré de la ciudad y de su gente. Me habían dicho que la gente de allí es difícil, pero conmigo no fue así. Todo mundo me trató muy bien y me sentí contenta siempre. Hice muchas amistades, también mi esposo y mis tres hijos adolescentes. Allá, desde que llegué comencé a leer Zócalo y consideré ese periódico como uno más de mis amigos. Una de las columnas que nunca me perdía era Querida Ana. Siempre me gustó mucho y pienso que usted es una persona muy preparada para dar la orientación que le pidan. Sigo viendo el periódico desde acá por internet, así que siento que aún estoy en poquito allá. Y sigo en contacto con muchas amigas que hice allá. Ahora, como le digo, vivimos en una nueva ciudad, ya vamos adaptándonos. Todos en la familia sabemos adaptarnos, porque hemos cambiado de residencia en varias ocasiones por necesidades del trabajo de mi esposo.

Ahora paso a contarle lo que sucedió en una boda aquí. No lo viví, una amiga me lo contó. Una muchacha que iba a casarse y estaba recibiendo los regalos de boda, se molestó mucho porque una de sus amigas le envió un regalo que ella consideró que costaba muy poco, que “ni siquiera cubría el precio del entremés del banquete”, así que tomó el regalo, contrató un servicio de paquetería y se lo regresó a la amiga con una nota que decía: “Si piensas tan poco de mi novio y de mí, y de igual manera nos consideras, te regreso tu regalo y por favor NO asistas a la boda religiosa ni a la recepción”. Y firmaba por ella y el novio.

¿Cómo ve? Yo nunca había visto una tan mala educación. La gente aquí también es amable y buena y no considero que la actitud de esa persona ejemplifique el carácter o manera de ser de la gente de acá. Pero en todas partes hay gente así. Me decía mi amiga que algunas amigas de esa chica “se revolcaban” de risa cuando les contó lo que hizo. Quise comunicarme con usted aunque fuera con un detalle como este. Espero no quitarle su valioso y ocupado tiempo y no encuentre fuera de lugar mi carta y, si le parece publicarla, por si alguien pensara así, para que no lo haga. Reciba un saludo muy afectuoso de mi familia y mío y espero volver a escribirle algún día. La sigo leyendo.

TOPACIO

QUERIDA TOPACIO:

Me encantó que me escribieras y lamento que personas tan gentiles como ustedes hayan dejado nuestra ciudad, pero me alegra que se sintieran contentos en Saltillo y conserven tan buenos recuerdos y amistades saltillenses.

Se escuchan opiniones adversas de la gente de Saltillo, pero pienso que quienes así opinan no han puesto mucho de su parte para hacerse un buen ambiente. Creo que en cualquier parte del mundo, si somos tratables, sencillos, tolerantes, podemos encontrar amigos y gente que nos trate bien.

La actitud de esa insolente y descortés muchacha y de sus amigas, no retrata a la gente de la ciudad donde viven ahora. Ella es la única responsable de esa postura que adoptó. Es una joven grosera y mal educada.

Y sus amigas son igualmente faltas de delicadeza. Igual que tú, me siento desalentada y triste al darme cuenta que alguien pueda cometer una grosería de ese tamaño. La maldad y la crueldad existen, pero que una muchacha que se supone “educada” haga eso, no deja de sorprender y de dar tristeza. Las invitaciones a las bodas son enviadas por la feliz pareja a personas especiales con quienes quieren compartir esa importante fecha. Que la invitación sea rescindida porque la pareja considera que el regalo de boda no es un despilfarro, son muy malos modales. Que yo sepa, en ninguna parte está escrito que un regalo de boda debe valer tanto como el costo del platillo que se sirva en la recepción, aunque en una ocasión recibí una carta de unos recién casados quejándose de que “no recuperaron” el costo de la boda. Nadie debe gastar más en un regalo de boda (o en cualquier otro regalo) que lo que cómodamente pueda. Si lo elige con buen gusto, es mejor a que sea costoso.

Espero que vuelvas a escribirme, con una anécdota, un saludo, un recuerdo o una buena noticia. Saludos cordiales para ti y toda la familia.

ANA
10 Enero 2019 03:59:00
Querida Karly
QUERIDA ANA:

Mi novio y yo somos taaannn diferentes. Pero nos queremos y de todas maneras nos llevamos muy bien, aunque a veces tenemos nuestras desavenencias y hasta pleitos. Yo quisiera casarme con él algún día, pero me inquieta que seamos tan distintos.

¿Será un riesgo grande casarse en estas condiciones? Me gustaría mucho que me dieras tu opinión.

KARLY


QUERIDA KARLY:

Siempre que los investigadores se ponen a estudiar las diferencias entre hombres y mujeres, además de las físicas, emerge el mismo patrón. Los hombres tienen más probabilidad de cometer adulterio, ya que son más abiertos al sexo, aún con desconocidas; es más difícil para ellos comprometerse en una relación, son más reacios a comentar acerca de sus sentimientos. En fin, los hombres son bastante diferentes a las mujeres.

¿Esto lo origina la diferencia biológica? No sólo eso. Se dice que la crianza, la educación, las presiones de la sociedad y el medio ambiente son los que forman nuestro comportamiento, pero en términos evolutivos, sería sorprendente que un hombre reaccionara de la misma manera que la mujer.

Al unirse, al hombre le interesa bastante su potencial reproductivo. La mujer quiere encontrar un compañero de alta calidad y asegurar con él una relación duradera. La mujer que intente que un hombre haga algo para lo que no fue hecho, sería como esperar que un olmo diera peras.

Muchos matrimonios han fracasado no sólo por falta de comunicación, sino porque no han sido capaces de aceptar sus diferencias, pero eso no significa que no sean capaces de mantener una buena relación.

Desde luego que es un reto, pero cuando un hombre y una mujer se convierten en compañeros, les conviene hacer todo lo posible por encontrar entre ellos todo aquello que pueda mantenerlos unidos. Además de un gran amor.

ANA
09 Enero 2019 03:52:00
Querido ¿León Domado?
Tengo una novia con la que he andado hace ocho meses. Nos llevamos muy bien y tenemos muchos intereses afines. Yo soy un profesionista de 24 años y tengo un trabajo muy bien remunerado y estable y me da prestigio. Ella, a pesar de que tiene 26 años, va a graduarse apenas en mayo próximo. Es una muchacha muy guapa y atractiva, inteligente, educada y agradable. Yo no soy feo y hacemos una bonita pareja. Yo soy responsable y también educado y la trato muy bien.

Así como le pongo las cosas va a pensar que por qué le escribo. Pero lo hago por lo siguiente: mi novia siempre está vigilando e investigando a mis amistades, no le gusta que salga con mis amigos después del trabajo, ni siquiera un día a la semana como lo he hecho siempre y lo hacía hasta que ella comenzó a molestarse y hasta a enojarse.

Un día uno de mis amigos me llamó al celular y como yo lo había dejado sobre la mesa en un restaurante donde estábamos ella y yo y había ido al baño, ella contestó y llegó al punto de decirle que yo estaba muy ocupado y que iba a estarlo todo el día. No me dijo nada cuando regresé. Me enteré de lo sucedido cuando platiqué con mi amigo días después y me contó todo. Me molesté mucho y le dije a mi novia que por favor no volviera a hacerlo. Ella me dijo que somos novios para andar juntos y olvidarnos de los demás. ¿Cómo ve usted eso?

Mi novia es fabulosa en muchos aspectos, pero es muy dominante y quiere tenerme atado a ella siempre. ¿Qué me aconseja? ¿Sigo con ella? La quiero pero esos detalles me molestan mucho. Le doy las gracias por su tiempo y por el consejo que pueda darme. ¿LEÓN DOMADO?

QUERIDO ¿LEÓN DOMADO?:

Cuando nos involucramos en una relación de pareja siempre habrá algo qué perder y detalles qué suprimir, como salir con otras o con otros, coquetear y cosas por el estilo. Sin embargo, nunca se debe perder el derecho de tener amigos (o amigas si es mujer), tampoco a salir alguna vez (posiblemente una vez a la semana) con ellos; a tomarse algunas cervezas, asistir a eventos deportivos o a cualquier otra cosa sana que haga al individuo hombre dichoso.

Tu novia ha cruzado la doble línea amarilla de la carretera de su noviazgo y eso es peligroso. Tú quieres a tu novia. Díselo y muchas veces, si quieres, pero también dile que no a costa de excluir todo lo demás.

Si ella vuelve a cruzar esa doble línea, aunque te duela y sufras, dale un boleto de ida sin regreso que la lleve fuera de tu vida. Si no te sientes capaz de hacerlo, ni puedes ser criticado ni merecedor de reproche. Y si así sucede, no hay más que aceptar de buen grado su manera de ser, soportar su dominio, que tal vez se deba a que es mayor que tú, y no te quejes.

ANA
08 Enero 2019 03:30:00
Querida respuestas sencillas
Te quiero contar lo que sucedió con mi hija menor, que tiene 8 años, una tarde que volvió del colegio. No es un problema, es una anécdota acerca de los hechos de la vida, que espero te parezca bien publicarla, porque es algo que pueda hacerte sonreír a ti y también a tus lectores.

Esa tarde llegó mi hija y me dijo que ya estaba enterada de cómo se hacían los bebés. Yo le dije que me dijera cómo lo había sabido y qué le habían dicho. Ella, con la sencillez propia de su edad, me repitió lo que había escuchado de una de sus compañeras de colegio y te aseguro que era correcto todo lo que me dijo. No supe qué decir más que encogerme de hombros y contestarle: “Efectivamente así es como los bebés son concebidos”. La niña dio un profundo respiro, abrió sus ojos muy grandes y agarrándose el pecho me preguntó: “¿Y tú y papi hicieron eso?”.

Te aseguro Ana que no sabía qué contestarle y aún no sé cómo me escuché a mí misma decirle: “Bueno, mi amor, cuando alguien quiere mucho un bebé, hace cualquier cosa”. La niña se quedó pensando un momento, luego se levantó de la silla de la cocina, donde estaba sentada y me dijo: “¡Ah, está bien!”. Y salió corriendo para ir a jugar con sus amiguitas vecinas.

Eso fue todo. Los niños no necesitan grandes explicaciones. ¿No te parece?

Quiero desearte Felices Pascuas de parte de toda mi familia. Todos te apreciamos mucho.

RESPUESTAS SENCILLAS

QUERIDA RESPUESTAS SENCILLAS:

Así es. En ocasiones los adultos nos metemos en grandes complicaciones tratando de dar respuestas y explicaciones complicadas. No cabe duda de que manejaste muy bien la situación, ya que si lo hubieras hecho más complejo, la niña habría sentido más curiosidad e indagado más y tú te habrías enredado en otro tipo de explicaciones.

Saludos y gracias tus felicitaciones, que yo por mi parte también deseo para todos ustedes y te agradezco haber escrito.

ANA
07 Enero 2019 03:00:00
Querido sólo travesti
QUERIDA ANA:

Soy un hombre felizmente casado, tengo 49 años y tengo tres hijos con mi esposa. Soy pequeño empresario y propietario de un respetado negocio en el que me va bastante bien. Mi esposa me apoya en el negocio, es la contadora y es muy competente en su profesión. Me ayuda mucho y juntos hemos logrado lo que tenemos. Practicamos una religión protestante y somos buenos cristianos. Tengo buenas amistades y somos socios de dos clubes. Con esto le quiero decir que no soy un paria, que no soy una persona indeseable. Y hago esta descripción por lo que enseguida voy a contarle.

Desde jovencito he sido travesti. Me gusta ponerme ropa íntima de mujer en la privacidad de mi recámara cerrada con seguro. No soy homosexual, eso se lo aseguro. He estado en ocasiones en sesiones con un terapeuta y me dijo que no es raro como soy, pero que si no quiero tener problemas, lo haga en privado. Animé a mi esposa para que también fuera a terapia para ayudar a tranquilizarla, porque después de años se dio cuenta de mi “debilidad”. Ella fue con otro terapeuta diferente y cuando le dijo lo que sucede conmigo, él le dijo: “¿Su esposo sabe que será responsabilizado por su comportamiento tan indeseable?”.

Ella me dijo lo que el sicólogo le comentó y he estado pensando mucho en eso y aún no puedo creer que un sicólogo le haya hecho esa observación tan dañina. Ahora resulta que mi esposa está confundida con eso que le dijo el hombre y cree que mi travestismo va a causar problemas en nuestro matrimonio.

Dígame por favor qué puedo decirle al sicólogo que ve mi esposa que pueda ayudar a resolver este problema. Recurro a usted por su gran liberalidad moral que he observado en sus respuestas, que son libres de prejuicios, pero sin llegar a la promiscuidad ni libertinaje. Le voy a agradecer mucho su ayuda.

SÓLO TRAVESTI:

QUERIDO SÓLO TRAVESTI:

No todos los sicólogos o terapeutas o siquiatras son competentes y algunos tienen prejuicios que no debieran influir en su trato con sus pacientes, pero desafortunadamente sucede. La mayor parte de los travestis son inofensivos, no son homosexuales y muchos están felizmente casados, al igual que usted, con mujeres que aceptan de buena manera su comportamiento. En su lugar, yo no intentaría nada con el sicólogo que vio su esposa. Pienso que ella debe buscar inmediatamente a otro profesional, de preferencia uno que esté mejor preparado en el tema. Pida sugerencias al sicólogo que usted ha consultado. Espero que pueda convencerla de hacer el cambio. Y le sugiero que se tranquilice, porque su estado de ánimo puede influir en el de su esposa. Han vivido felices muchos años y pueden continuar siéndolo siempre.

ANA
05 Enero 2019 03:50:00
Querida cara limpia
Tengo tres hijos. Una hija de 19 años, un hijo de 17 y otra hija de 14. Mi hija mayor nunca tuvo problema con su piel, pues aunque le salieron cuando era adolescente algunas “espinillas”, fueron pocas y desaparecían rápido y sin dejar cicatriz ni nada que la pudiera afligir. Con mi hijo no ha sido tan fácil, pero él me hace caso y no come lo que puede afectarlo y me permite que le aplique algunas cosas que me ha dicho nuestro médico que son buenas para quitar o al menos disminuir el acné.

El problema es con mi hija menor que tiene 14 años. No he podido hacerle entender que ciertos alimentos pueden aumentar el acné, y tampoco acepta ponerse nada en la cara. Cuando come cosas grasosas o chocolates y le digo que no lo haga, se enoja. Y el otro día me dijo que hay noticias verdaderas, que han dado instituciones dignas de crédito, en el sentido de que el acné no tiene nada que ver con la alimentación. Y que una amiga le dijo que hay un estudio que dice que está comprobado en pruebas que se hicieron, de que el chocolate no tiene ningún efecto sobre la piel. Eso me lo dice porque a ella le encantan los chocolates y siempre que puede, los come.

Ana, ¿cómo puedo convencerla de que está equivocada? Por favor ayúdame y te lo voy a agradecer muchísimo.

CARA LIMPIA

QUERIDA CARA LIMPIA:

Muchas y muchos jóvenes de la edad de tu hija actúan como ella respecto a ese tema. Pero quisiera que le dijeras que la prueba que comprobó “de manera concluyente” que el chocolate no tiene ningún efecto sobre la piel, fue financiada precisamente por una poderosa empresa fabricante de chocolate. A algunas personas no les afecta, pero tu hija es una de las que sí resienten consumirlo. Dile que deje pasar algunos años sin comer chocolate. Al pasar la adolescencia, muy seguramente el chocolate no dañará su piel.

La aplicación de ácido de vitamina A hace que la piel se desprenda y ayuda mucho. También muchos médicos todavía prescriben la tetraciclina sistémica para el acné. Y el seudónimo de tu carta dice mucho, pues si el acné de tu hija es benigno, lo mejor, además de la dieta, es no hacer nada, excepto mantener limpia la piel. Y no puedo dejar de decir que muchas personas han observado que ciertos alimentos agravan su acné y esos son los chocolates, las bebidas de cola y las nueces. Espero que tu hija entienda que sólo le pides que haga lo que es mejor para ella.

ANA
04 Enero 2019 03:59:00
Querida Lectora Asidua
Existe una situación entre la población del mundo que siempre me ha llamado la atención y nunca he tenido la oportunidad de investigar o preguntar la razón de la diferencia entre la mayor incidencia de calvicie entre los hombres que entre las mujeres.

Algo debe pasar en el organismo masculino que siempre se ha visto y sigue viéndose, que los hombres pierden el cabello mucho más que las mujeres y a veces hasta muy jóvenes.

Estoy sentada frente a la computadora y de repente me puse a pensar en eso y también en ti y pensé: “Le voy a preguntar a Ana a ver si ella me puede sacar de la duda”. ¿Sabes algo al respecto? Te parecerá un tema poco serio o trivial, pero pienso que mucha gente está en la misma posición que yo, que no sabemos qué pasa con ese asunto.

Gracias amiga por tu respuesta. Disculpa la molestia y recibe un abrazo agradecido por tus buenos consejos que, aunque no sean para nosotros, siempre son algo que puede servirnos a todos y todas. Abrazos afectuosos.

LECTORA ASIDUA


QUERIDA LECTORA

ASIDUA:

Es verdad que hay muchos más hombres que mujeres calvos. La principal razón es que el organismo femenino produce una cantidad muy escasa de andrógenos, las hormonas masculinas que precipitan la calvicie (eso me lo aclaró mi amigo, el médico). Pero es necesario decir que hay muchas mujeres que pierden el pelo, pero como los hombres se resisten a usar peluquines, su calvicie queda a la vista. Sin embargo, las mujeres por lo general se sienten tan molestas o hasta avergonzadas, que casi siempre tratan de ocultarla con un peinado hecho de manera especial para cubrir los espacios vacíos de cabello, o hasta usan una peluca.

También es necesario añadir que la calvicie en las mujeres es menos obvia, ya que en lugar de dejar por completo al descubierto el cuero cabelludo, a veces se va raleando el cabello sin dejar ninguna zona totalmente desnuda. En ocasiones el embarazo o una tensión emocional muy fuerte, pueden producir una calvicie temporal.

Estoy muy agradecida con su abrazo y por sus conceptos a mi trabajo, que si es favorable a los ojos de mis queridos lectores, se debe a su amabilidad, afecto y también a que amo mi labor. Recibe también un abrazo muy fuerte.

ANA
03 Enero 2019 04:02:00
Confidencial para furia
Tu carta me erizó la piel. Estás sufriendo mucho y comprendo que desees saber qué pasa con esa persona que te está dañando y por la que a la vez sientes compasión. Comenté con mi amigo el doctor sobre el tema y me dijo que muchos estudios han demostrado, además de otros problemas como la ingesta de alcohol o alguna enfermedad que las personas con autoestima baja tienden a ser fácilmente provocadas y en consecuencia tener más arranques de coraje y hasta de furia como la persona que mencionas.

Estas personas tienden a manifestar su coraje de manera errática. Por ejemplo: consideran actos demasiado inocentes como afrentas personales, lo cual socava más su escasa autoestima. Otro rasgo de estas personas es la tendencia a estarse lamentando y a quejarse de su mala suerte y de que son el blanco de los demás.

En cambio personas con autoestima estable, tienen menos o nada de arranques de coraje y son menos vulnerables a ser provocados por los demás. Cuando esas personas sienten coraje, tienden a no reprimirlo, sino a tratar de ventilarlo y expresarlo en forma creativa. Esas personas no tienen que proteger un ego frágil con arranques de enojo o hasta furia. Y hago un comentario extenso sobre este tema, porque el médico piensa que esa persona tiene muy dañada su autoestima y ese es su principal problema.

Si quieres ayudarla sugiérele la terapia sicológica, que puede ser muy favorable para su mejoría y tu tranquilidad y de quienes la rodean. Además ustedes tienen los medios económicos suficientes para cubrir ese gasto. Deseo que acepte tu proposición y pronto puedan disfrutar la felicidad y tranquilidad que merecen todos.

ANA
01 Enero 2019 04:05:00
Queridos lectores: Vivamos un poquito
En todo el mundo se celebra el inicio de un nuevo año. Para algunos hay alegría, contento, abundancia. Para otros, un día más de pobreza, de carencias. No faltarán quienes estén tristes o enfermos. Pero para todos es un día más, es un año más. Al fin y al cabo no hay origen en el tiempo, el tiempo se pierde, como se dice, en la noche de los tiempos.

Un día el hombre hizo particiones en el tiempo, que lo hicieron mensurable. Si el tiempo fuera el océano, el hombre, en su afán contable, lo embotellaría en envases iguales. Pero el tiempo es algo intangible, conocemos el paso del tiempo por las cosas. Los huesos de un cadáver nos indican tiempo, el estallido de una galaxia indica tiempo; las arrugas en nuestro cuerpo nos indican tiempo. Estamos rodeados de calendarios hacia los que ni dirigen la mirada por miedo de ver en ellos su vejez. Nos resistimos en ocasiones a hablar del tiempo pasado y hasta futuro, porque nos sabemos finitos y el tiempo siempre nos ganará la carrera.

El cambio de año nos aleja de nuestros propios años. El 31 de diciembre celebramos, unos más y otros menos, pero celebramos. Sin embargo nuestra vida continúa más o menos igual que el año anterior. El mundo envejece sin esperarnos y eso nos crea la ficción de mantenernos siempre en el mismo lugar, en la misma edad y a veces creemos o pretendemos que con el mismo aspecto.

¿Qué sucedería si llegáramos accidentalmente a una isla desierta del trópico, un lugar sin inviernos ni veranos, sin calendarios, sin obligaciones y sin deudas? Al principio intentaríamos recordar el paso de los días, pero la necesidad de sobrevivir nos apartaría rápidamente de esa compulsión cronológica. Celebraríamos el día en que logramos atrapar el primer pez; la primera vez que encendimos un fuego; la ocasión en que vimos una vela blanca en el horizonte, pero que desapareció en la bruma. El tiempo de un náufrago no tiene nada que ver con el tiempo de las bolsas de valores, de las elecciones, de las computadoras. Los fines de año, los cumpleaños, los aniversarios, son a veces recuerdos penosos más que de alegrías y el recuerdo de las cosas vividas repentinamente surge sin esperar a los días señalados.

Vivamos un poquito el tiempo de un náufrago; que se disparen en nuestra mente y en nuestro corazón los fuegos artificiales de la vida. Que el tiempo sea para nosotros un verdadero fluido vital y nuestra memoria se sitúe en el universo de la existencia. Y que esos fuegos artificiales que estallaron en nuestra mente y en nuestro corazón hagan brotar en nuestros ojos el dulce champán de los momentos felices, porque cada día puede ser un fin de año o el inicio de otro, o el de una década o de un siglo.

Ana hace un brindis por la felicidad de todos ustedes, mis queridos lectores.





31 Diciembre 2018 04:03:00
Más allá de la boda
Tengo un novio hace año y medio y estoy muy enamorada de él y él de mí. Tengo 31 años y él tiene 30. Nos llevamos muy bien y coincidimos en muchas cosas, pero es muy frío, no es cariñoso ni detallista. Yo soy quien lo besa y lo acaricia. Él a duras penas me da un beso de bienvenida o de despedida. A pesar de que es muy joven, tiene muy buen empleo, no tiene que mantener a nadie porque sus padres tienen dinero, no habla de un compromiso serio conmigo, no me ha dado anillo de compromiso, cuando le dije que cuándo nos casábamos, me dijo que prefiere que nos casemos solos y luego nos vayamos a Australia, o a China o a África. Yo me quedé helada y no podía ni hablar. Y te voy a decir por qué. Irónicamente yo me dedico a organizar bodas, primeras comuniones, bautizos, en fin, eventos de ese tipo. Imagínate lo que sería para mí no tener una boda con mis padres, hermanos, parientes y amigos, si tengo años dedicándome a eso. Quiere que seamos solamente los dos, los testigos y sin ningún invitado.

Mi sueño ha sido tener la mejor boda que haya organizado. No creas que deseo una boda de mil invitados, no, pero sí una boda sencilla pero hermosa. Deseo que 100 o pocos más invitados estén conmigo, además de mis padres, hermanos, familia, amigos, etcétera. Sin embargo, cuando después de que me dijo eso insistí en una boda como la sueño, me dijo que no soporta ser el centro de atención y dice que se sentiría muy infeliz si lo hago pasar por ello. Quise hacer una analogía de la situación y le dije qué sentiría si yo le pidiera dejar de hacer lo que hace, y me dijo que no es lo mismo, que es diferente porque es su trabajo. Y le dije, “bueno, yo coordino bodas”. Y ya no dijo nada, pero estoy en
ascuas.

No me diga, se lo ruego, que haga una boda pequeña. No puedo ni pensar en invitar a una prima y a otra no, o invitar sólo a unos tíos y a otros no. O a una amiga y a otra no invitarla. ¿Cómo explicar eso? Si lo hago ¿lo entenderá? Deme un consejo, por favor.

Muchas gracias.

Venecia

Querida Venecia:

Tengo una buena noticia, pero una sugerencia que quizás no vaya a ser de tu agrado. La buena noticia es que no voy a sugerirte que hagas una boda más pequeña. La sugerencia que no va a gustarte es que pienses bien y reconsideres casarte con tu novio. Ese muchacho debe tener una cabeza muy dura para no comprender que toda mujer considera el día de su boda como uno de los acontecimientos más importantes de su vida. Y tú, como coordinadora de eventos sociales, tu vida gira alrededor de ese tipo de eventos. Eso haría más difícil que aceptaras bien una boda como él la sugiere, solamente tú y él.

Más allá de la boda, ¿qué pasará con los cumpleaños, los aniversarios, los eventos alrededor de los bebés, las graduaciones de los hijos, sus aniversarios, sus bodas, cualquier ocasión que quieran festejar? El siempre querrá estar apartado, no gozará. “Se sentirá infeliz”. O quizás pretenderá que no se realicen.

Una alternativa es que ambos prueben la terapia y quizás acepte hacerla. Piensa si serías feliz con alguien que es tan introvertido, cerrado y egoísta que ni siquiera intente besarte. Solamente tú puedes contestarte eso. Si no leíste mi columna de días pasados, firmada por “Sin ilusiones”, te sugiero que la busques.


29 Diciembre 2018 04:05:00
Querida orgullo y frustración
Ya casi para terminar el medio ciclo escolar, hace un mes, en el colegio donde estudia mi hijo que está en cuarto año de primaria, convocaron a los alumnos de ese año para que hicieran una manualidad con madera y dijeron que el premio sería un trofeo y una mención honorífica. Entre las instrucciones estaba que no recibieran más ayuda que la supervisión de sus padres. Mi hijo tomó mucho interés en el asunto. Él es un niño muy aplicado y tiene muy buenas calificaciones. Mi esposo le enseñó a utilizar las herramientas apropiadas, lijar y pintar, pero el diseño y todo el trabajo los hizo mi hijo.

Cuando mi hijo y mi esposo llegaron al colegio con el trabajo, fue obvio que muchos padres habían hecho mucho más que supervisar la hechura del mismo. En realidad muchos padres presumieron de cómo habían diseñado, cortado y pintado la manualidad de sus hijos (no menciono el trabajo para que no se identifique el colegio), aun llegando tan lejos que hacía obvio que ese tipo de hechura no era la de un niño de 10 u 11 años.

Uno de los niños ganó el trofeo por ser su trabajo “el mejor en la exhibición”. Su trabajo estaba muy labrado y decorado, más allá de sus posibilidades. Yo digo que hasta estaba hecho por una persona dedicada a eso, ni siquiera por su padre. Mi esposo traía una fotografía. Él dice que exagero, pero sé que no. Cuando todo terminó le dijimos a nuestro hijo que debería estar orgulloso de su trabajo, porque él había hecho todo y había seguido las instrucciones de no recibir más ayuda que la supervisión.

Ana, eso fue otro ejemplo de que los padres están reviviendo su juventud a costa de sus hijos. Ellos no debieron participar en este proyecto. ¿Qué aprendieron esos niños? ¿Que está bien hacer trampa? ¿Que el engaño se premia? Me gustaría que comentara algo sobre esto, porque es algo que sucede mucho a todos los niveles. Gracias por sus atenciones.

ORGULLO Y FRUSTRACIÓN

QUERIDA ORGULLO Y FRUSTRACIÓN:

Has abordado un tema en el que describes a padres que están decididos a que sus hijos tengan éxito en todo, aunque eso signifique hacer trampa. Pero, ¿qué enseñanza están dando a esos niños? Cuando un padre miente es uno de los peores ejemplos que puede darse a los hijos. Y tienes mucha razón. Dudo que un trofeo que un niño no ha ganado leal y honestamente y que sabe no merece, lo haga sentirse ganador. El premio se vuelve insignificante. Las habilidades del niño son disminuidas y el niño puede llegar a pensar que no puede lograr nada sin ayuda o sin engaños. Ustedes están formando a un niño que un día será un hombre de verdad y con verdaderos valores. Los felicito.

ANA
28 Diciembre 2018 04:02:00
Querida sin ilusiones
QUERIDA ANA:

Estoy casada desde hace seis años con un hombre al que no sé cómo calificar. ¿Egoísta? ¿Introvertido? ¿Austero? ¿Desamorado? Él, sistemáticamente, rechaza todas mis insinuaciones románticas, mis intentos por conversar algo más que “¿Cómo amaneciste?, ¿Ya quieres comer, cenar, etcétera?, ¿Te gustó el guisado?, ¿Te preparo el baño? ¿Tienes frío, te traigo otra frazada?”. Y en respuesta recibo sólo monosílabos.

No tenemos vida social, ni siquiera entre nosotros, no salimos a comer, a pasear, al cine, a visitar amigos. No discutimos nada de nuestra vida, ya que jamás discutimos porque él se niega a hablar o siquiera responder a mis quejas o preocupaciones. También rechaza la terapia o cualquier tipo de ayuda y hasta la literatura sobre las relaciones o la depresión. ¡Dios mío!

Él estuvo casado dos veces antes de casarse conmigo. De los dos matrimonios estaba divorciado y yo confié en su versión de que sus dos matrimonios anteriores fracasaron por causa de sus dos exesposas. Hoy sé que había una razón muy fuerte para eso y para que estuviera solo. Confié en su comportamiento para cortejarme, pero sólo era comportamiento de citas. La parte feliz de nuestro matrimonio fue solamente por unos tres o cuatro meses. Por favor Ana, dígales a sus lectoras que huyan de los hombres que se han divorciado más de una vez. Para mí es mi primer matrimonio. Por fortuna no tenemos hijos y tampoco los tuvo en sus dos matrimonios anteriores. Yo creo que sus dos exesposas se han de estar riendo de mí porque he descubierto lo que ellas supieron hace años.

Soy una mujer preparada, creí que era inteligente, profesionista de éxito, competente y educada, guapa, joven. ¿Qué quiere? No me estoy autoalabando, simplemente pongo las cosas como son para que usted pueda aconsejarme. Lo que voy a agradecerle mucho.

SIN ILUSIONES


QUERIDA SIN ILUSIONES:

Por favor no te trates con tanta dureza. El ser inteligente, capaz, educada y preparada no es garantía de que una persona de cualquiera de los dos sexos, automáticamente elija al cónyuge perfecto. ¿Y por qué piensas que las dos exesposas de tu marido se están riendo de ti? Si alguien puede comprender tu desdicha, son ellas. Ya que tu marido rechaza la terapia y no está dispuesto a trabajar a favor de su matrimonio, te sugiero que vayas sin él, aunque solamente para entender por qué has tolerado tantos años esta forma hostil de vivir. Te aseguro que después de eso, sabrás qué hacer. La bienaventuranza está a la vuelta de la esquina.

ANA
27 Diciembre 2018 04:04:00
Novia para papá
Tengo 16 años y quise escribirle acerca de mi papá. Él nos ha criado a mi hermana y a mí de todo a todo desde hace cinco años que falleció mi mamá. Es un hombre admirable y necesita a una mujer en su vida, pero trabaja mucho y luego en la casa y por atendernos no ha tenido tiempo de conseguir una novia.

Mi papá es, como le digo, un hombre admirable como persona, pero además es muy guapo, es alto, tiene 45 años, pero parece que tiene menos, será porque es muy deportista y le gusta el campo y come sano, igual que nosotros. Es profesionista, le gusta viajar, pero no lo ha podido hacer casi nada desde que tiene que cuidarnos y solamente ha salido una vez al año, en vacaciones con nosotros.

No es nada egoísta, tiene muy buen carácter y mucho sentido del humor. Le gusta cocinar y lo hace muy bien, él es quien lava la ropa, nosotros nada más lavamos la ropa de nosotros. Yo le ayudo a lavar lo demás.

También coopera mucho en la limpieza de la casa, aunque nosotros todos los días tenemos la obligación de tener arregladas nuestras recámaras.

Una señora nos ayuda tres veces por semana, pero los fines de semana él limpia la cochera, el jardín y la cocina, que ya sabe que es donde más puede ensuciarse.

Y muchas veces limpia los vidrios. También nosotros lavamos los trastes del desayuno, comida y cena, pero cuando estamos en exámenes o nos invitan a algún lugar, él lava lo que sale.

Mi papá necesita una amiga, una novia y tal vez una futura esposa. Queremos que sea una mujer inteligente, que no tenga hijos, que sea enérgica para que pueda con nosotros, porque aunque no somos difíciles, somos adolescentes y queremos que ayude a papá a cuidarnos. Sé que mi papá se siente solo, pero no dice nada seguramente para que nosotros no estemos tristes.

A veces sale con sus amigos, pero es como cada mes y para las 12 de la noche ya está de regreso en casa. Por favor ayúdeme a encontrarle una novia a mi papá.

Querida novia para papá:

Eres una muchachita encantadora y me robaste el corazón. Al parecer tu papá es un hombre excelente en todos sentidos, y además muy agradable. Me parece extraño que no haya conseguido ya una novia o una esposa.

Tal vez él no quiere comprometerse por ahora. Cuando lo desee, puedes apostar a que en 24 horas tiene una larga lista de aspirantes. Para darle un “empujoncito”, puedes presentarle a las madres solteras de tus amigas y compañeras.

Quiero decirte que lamento mucho no poder hacer nada al respecto, ya que mi columna no puede ser usada como un “aviso de ocasión”. Sería inundada con cartas en ese sentido. Dale a tu papá un poco más de tiempo. Él es muy afortunado al tener una hija tan considerada y cariñosa.



26 Diciembre 2018 04:03:00
Querida Shockada
QUERIDA ANA:

Anteayer me enteré que mi hermano menor, de 23 años, es homosexual. De esto sólo estamos enteradas mi hermana y yo. Mi hermana es la mayor de los tres y al igual que yo, también está casada.

Debo decirte que tanto mi hermana como yo no sabemos cómo manejar esta noticia. No sé a quién decirle sobre esto, ni siquiera he podido decírselo a mi esposo.

Mi hermana tampoco, pero yo deseo confiar en alguien y decidí escribirte a ti, sabiendo que siempre conservas el anonimato y, sobre todo, que das muy buenos consejos.

Yo aún estoy en un completo estado de shock y mi hermano quiere que seamos mi hermana y yo quienes les informemos a nuestros padres de esta situación, pero yo pienso que mi hermano es quien debe decirles de esto a ellos.

Tanto mi hermana como yo sabemos que mi papá no recibirá bien la noticia, mi mamá seguramente sufrirá y llorará, pero finalmente aceptará lo de mi hermano, pero con mi papá va a ser otra cosa, él va a ponerse furioso.

Es muy difícil para mí entender la razón por la que mi hermano decidió convertirse en gay. ¿Qué pasó? No me explico nada. Por favor ayúdame. Estoy desesperada.

SHOCKADA


QUERIDA SHOCKADA:

Comienzo por decirte que tu hermano no decidió convertirse en homosexual. Así nació o sucedió sin su voluntad.

Y quisiera de todo corazón que todos los miembros de la familia aceptaran la situación. La orientación sexual de tu hermano no cambia la clase de persona que él es.

A tu hermano toca informarles a tus padres sobre este asunto. Está bien que tu hermana y tú lo aconsejen, pero respeten su privacidad y permitan a él determinar cómo manejarlo.

Mientras tanto las exhorto a ustedes dos y lo pidan al resto de la familia que lo apoyen lo más que puedan. Tu hermano necesita saber que lo aman, sin importar que sus inclinaciones sexuales sean diferentes.

ANA
25 Diciembre 2018 03:00:00
...sé que van a ser de su gusto, como han sido del mío desde hace muchos años…
QUERIDOS LECTORES:

Noche de Paz… Noche de Paz 2018. Han pasado más de 2 mil años y El Niño sigue naciendo para traer paz y amor. A ese maravilloso acontecimiento se le ha cantado, se han escrito miles de poemas y de textos. Es un tema inacabado e inacabable. Yo me emociono cada año, desde que tengo recuerdos, con el Nacimiento de Jesús. Y me maravilla y me enternece que así siga siendo a mi tan luenga edad.

En mi casa hay tres pequeños libreros y uno de ellos contiene libros que he visto desde que pude apreciar qué eran y para qué servían.

Y cuando ya aprendí a leer, mi madre nunca me impidió que leyera todo lo que en ellos había. Así, leí de todo. Y entre esos tan viejos libros, hay uno cuyo título es Cantares Populares Literarios, recopilados por don Melchor de Paláu. Es una preciosa edición realizada en Barcelona, España, por Montaner y Simón Editores, en el año 1900.

Del largo prólogo del autor, “entresaco” unas cuantas líneas referentes a lo que es el Cantar: “Tiene el Cantar la exactitud de la prosa y la armonía del verso; corto como la emoción…”. “El Cantar tiene música en sí, y aunque lo leamos sin ella, la sentimos vagamente como cuando se mira un instrumento que ha deleitado repetidas veces nuestros oídos”.

De ese libro he seleccionado para ustedes el día de hoy algunos Cantares dedicados al Nacimiento de Jesús.

Sé que van a ser de su gusto, como han sido del mío desde hace muchos años. Y con ellos van mis sinceros y cariñosos deseos de que la Nochebuena y la Navidad les traigan muchas bendiciones. En esa palabra se contiene todo lo bueno que pueda haber.

ANA

Hermosa como
ninguna,
Purísima Concepción,
a los pies tienes la luna,
sobre la cabeza el sol.

Bendita la Virgen pura,
que es relicario de amor,
porque lleva en sus entrañas,
tan Soberano Señor.

Esta noche es
Nochebuena, y no es noche de dormir,
que está la Virgen de parto,
y a las doce ha de parir.

La Virgen iba a Belén,
le dio el parto en el
camino,
y entre la mula y el buey,
nació el Redentor de almas.

San José tenía celos
del preñado de María,
y en el vientre de su
Madre
el Niño se sonreía.

En Belén tocan a
fuego,
del portal salen las llamas,
porque dicen que ha nacido
el Redentor de las
almas.

En el portal de Belén
hay estrellas, sol y luna;
la Virgen y San José,
y el Niño que está en la cuna.

Un pastor comiendo sopas
en el aire divisó
un ángel que le decía
“ya ha nacido el
Redentor”.

Los pastores daban saltos
y bailaban de contento, al par que los angelitos
tocaban los
instrumentos.

Una pandereta
suena,
yo no sé por donde va,
camina para Belén
hasta llegar al
portal.

San José mira a la
Virgen
la Virgen a San José,
el Niño mira a los dos
y se sonríen los tres.

Este rey niño, Jesús,
de los cielos bajó acá,
siendo su real
comitiva
María y José no más.



24 Diciembre 2018 04:02:00
Querida esperar contra toda esperanza
Este caso es enviado por un amigo de redes sociales. Contrario a la creencia, la mayoría de las relaciones no se acaban por falta de amor, se terminan porque la pareja ya no avanza, aunque se amen demasiado, pueden pasar el tiempo, incluso tener otra pareja y no dejar de amar a tu ex. Hay que analizar dos aspectos básicos para tomar la decisión de superar la ruptura o intentarlo una vez más.

El primer punto es el amor: sientes que se aman aunque discuten demasiado, hay celos, inconformidad en las metas económicas o sociales, hubo una infidelidad, etc., ¿pero en el fondo sientes que si superaran esta situación podría funcionar? Hay que comprender a fondo en qué etapa de la relación están: si te desesperas porque no recibes un mensaje de ella, necesitas ver su foto, saber qué hace y si ella está bien, si se le ofrece algo, muy probablemente estás enamorado, lo que significa que tu cerebro es adicto a los besos de ella.

El matrimonio, además de social y espiritual, es biológico, si tenían relaciones sexuales los niveles de dopamina en tu cerebro son muy altos, por lo tanto necesitas estar con ella nuevamente, tu cerebro te obliga a buscarla. Aunque intentes besar a alguien más, tu cerebro no produce los mismos niveles de dopamina y por lo tanto no consigues olvidarla con alguien más. A veces ni puedes tener sexo de manera satisfactoria o simplemente no quieres conocer ni salir con otra porque tu cerebro te obliga ser fiel a tu ex, aunque el compromiso social se terminó, para tu neuroquímica siguen siendo esposos (aunque sean novios de 3 años, por ejemplo).

Si ella siente lo mismo, esta relación no se termina por falta de amor, sin embargo el amor tiene límites, para lo cual hay que revisar el segundo punto: ¿pueden avanzar juntos?. Para que el amor dure y las discusiones sean escasas y lo menos dolorosas posible, además de amarse mucho, necesitan evaluar si la vida juntos es feliz para ambos. Por ejemplo, tienes un mejor amigo con el que te la pasas genial, confías en él y te apoya, pero si tuvieran un negocio juntos terminarían a golpes y con la amistad.

Con tu pareja es algo similar, ¿puedes vivir con ella? ¿Ella es un apoyo para conseguir tus metas individuales y de pareja? ¿Tú lo eres para ella? El amor no se acaba tan fácilmente, ella te puede amar toda la vida, sin embargo hay algo en ti que no le conviene o la hace infeliz, por mucho que te ame, después del enamoramiento (4 años máximo o antes, si ella se embaraza) el cerebro cambia y ya no es suficiente besar y hacer el amor contigo, ahora necesita un hombre que la cuide, la apoye y con el cual consiga el estándar de vida que ella requiere para estar segura y plena.

Cuando se termina una relación es muy importante analizar qué falla tienes tú; si después del análisis consideras que hiciste todo bien, entonces no era la pareja adecuada, aunque se amen mucho. Si ella quiere un hombre que gane el doble de lo que tú ganas y a ti no te interesa hacerlo, si ella quiere trabajar y tú quieres que se dedique a los hijos, si ella quiere esperarse para casarse y tú la presionas demasiado o viceversa, si ella quiere tener hijos y tú no puedes o no quieres, tú quieres vivir en otra ciudad por cuestiones de trabajo y ella no se quiere mudar, tú quieres dedicarle 5 años más a consolidar un buen futuro económico y ella quiere pasar más tiempo contigo y le es suficiente con lo que ganas actualmente, etc.

Estas cuestiones, aunque parecen vanales, son trascendentales para decidir si regresan o si tienes que superar esta separación y seguir con tu vida, aunque la ames. Si el problema fue más grave, como celos extremos, infidelidad, problemas en la intimad, etc., se pueden resolver, pero con ayuda de un especialista. ¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita). ¿Quieres rescatar la relación o encontrar el amor? Separa tu cita 844 10 00 862.
22 Diciembre 2018 04:02:00
Querida indecisa
He estado padeciendo reflujo ácido y mi doctor me ha recomendado que no me acueste con el estómago lleno, que meriende temprano y que si ceno sea ligero y también temprano. También me dijo que no coma picantes ni mucho condimento, tampoco café ni harinas en la cena y que trate de evitar en lo posible el pan blanco y me sugirió que coma pan de centeno, porque se digiere mejor que el pan de trigo.

Yo soy una persona con poco dinero. ¿Será por eso que el doctor me aconseja esas cosas? A mí me parece que son recomendaciones anticuadas, ya que actualmente existen bastantes medicamentos para el reflujo. Me las recetó en genéricos, pero me dijo que si quería comprarlas lo hiciera, pero que me hacía esas recomendaciones. ¿Sigo viendo a ese médico anticuado?

INDECISA


QUERIDA INDECISA:

¿Anticuado tu médico? No lo veo así. Existen muchas drogas para tratar la enfermedad del reflujo que padeces. Losec, Pantoprazol, que es Tecta; Omeprazol, que es Nexium y otros, y tu médico las conoce perfectamente y quizás te las recetó (no me dices), pero invadiendo el terreno de la especulación, me atrevo a pensar que como son costosas en su presentación original, te las recetó en genéricos y además las indicaciones acerca de la dieta, él tuvo, como cualquier médico bueno, el tino de hacerte esas “recomendaciones anticuadas” como las calificas.

Te sugiero que si puedes compres los medicamentos que te recetó, pero no eches a la basura las recomendaciones de la dieta indicada. Te aseguro que son valiosas. Y también te aseguro que estás viendo a un médico inteligente y considerado.

ANA
21 Diciembre 2018 04:01:00
Querida Ana
Vivo en Estados Unidos en una ciudad de la frontera con México, en el estado de Texas. Mis padres vinieron a vivir aquí casi recién casados y aquí nacimos mis hermanos y yo que soy la mayor. Ellos han trabajado mucho para darnos lo que necesitamos. Ahora mi papá tiene un pequeño negocio y mi mamá le ayuda. Cuando yo tenía 5 años mi abuelita materna pidió a mis papás que me dejaran ir a vivir con ella a México porque acababa de fallecer mi abuelito y como yo era la mayor, pues mi hermana tenía 2 años y medio, ella pensó que yo sería buena compañía. Mi abuelita estuvo seis meses con nosotros, así que mis papás pensaron que yo podría ser buena compañía para mi abuelita y aceptaron que fuera un año con ella y también para aprender bien el español y luego enseñárselo a mi hermana.

Me fui a vivir a México con mi abuelita y no fue un año sino ocho, hasta que ella comenzó a estar enferma y mis padres la llevaron a vivir con ellos y volví a su lado. Y vivió con nosotros hasta que falleció. Para entonces ya había nacido mi hermano que tenía 6 años y mi hermana 10 y yo 13. Fui muy feliz con mi abuelita y nosotras íbamos a ver a mis papás o ellos venían. Ella me enseñó muchas cosas, también a amar al país de mis padres, a querer mis raíces y puso mucho cuidado en que yo aprendiera un español muy correcto. Al salir del colegio todos los días me ponía a leer, comentábamos la lectura y me ponía pruebas de ortografía. Soy feliz por haber acompañado a mi abuelita y sé que con mi correcto español podré conseguir un magnífico trabajo cuando comience a trabajar por los dos idiomas correctos.

Esta es la parte bonita de la historia. La parte terrible es la que te contaré: hace un mes fui violada después de asistir a una fiesta de una amiga. Un amigo al que conocía de la escuela platicando conmigo me invitó a platicar en su carro. Acepté y luego me ofreció una bebida y sin pensarlo la bebí. Poco después me sentí rara y no recuerdo más hasta que desperté en la madrugada del otro día en un jardín con la ropa rota. Llamé a mis padres preocupados porque no regresé y vinieron por mí. Me llevaron a un hospital donde al checarme dijeron que había sido violada y me había dado algo para dormirme. Me aterrorizó pensar que me hubiera pegado alguna enfermedad o me embarazara, pero gracias a Dios no hay nada de eso, pero sí el trauma de lo que me sucedió que me ha dañado mucho y a mis padres y ya tengo cita con una sicóloga. Mis padres quieren ponerlo en la cárcel, pero yo no quiero volver a verlo. Pero tampoco quiero que siga inocente y le haga lo mismo a otra muchacha.

Como mis papás son de Saltillo, siempre buscan en internet Zócalo para leer las noticias, y como leemos tu columna, le dije a mi mamá que quería contarle mi historia para que advierta a sus lectoras que nunca acepten bebidas de nadie. Que beban sólo de botellas o botes que ellas abran. Si esta carta puede ayudar aunque sea sólo a una mujer, yo estaría feliz de que no tenga mi terrible experiencia y valdrá la pena que te escribiera y publiques mi carta.

Te saludo con cariño y espero que Dios te dé una larga vida para bien de tanta gente.

¡EN PELIGRO!


QUERIDA ¡EN PELIGRO!:

He mencionado en otras ocasiones los peligros que pueden correr las y los jóvenes de ser drogados en las fiestas, pero tu carta me proporciona una buena oportunidad para recordar a mis lectoras y lectores, otra vez, esos peligros. Hay personas depravadas en todas partes y se deben cuidar mucho. Y por favor recuerden que demasiado alcohol, aún sin drogas añadidas, puede causar muchos y serios problemas. Gracias mil por leer Zócalo y también mi columna. Y te felicito efusivamente por la excelencia en tu manejo del español. Tu abuelita hizo un trabajo de primera. Descanse en paz.

ANA
18 Diciembre 2018 04:02:00
Querida precauciones
Quisiera enviar una recomendación a las y los jóvenes. Ojalá que quienes lean esta carta piensen bien y comprendan que es de gran utilidad, sobre todo en estos tiempos, lo que les digo. Cuando era joven soltera y vivía sola, porque tuve que salir de la casa de mis padres y trasladarme a otra ciudad por cuestiones de trabajo, siempre que salía con amigas o con algún muchacho en una cita, dejaba pegada en el refrigerador una nota en la que mencionaba la fecha, la hora en que salía, con quien lo hacía, el número telefónico de la persona, dirección, trabajo, de dónde nos conocíamos y hasta anotaba la hora probable de regreso.

Quienes se enteraron de esto, decían que era ridículo y que estaba paranoica, pero si las muchas jóvenes extraviadas y que hasta han sido asesinadas, hubieran hecho esto, al menos podría haberse seguido un rastro para localizarlas. Pueden haberme llamado paranoica, pero para mí siempre significó una cuestión de seguridad básica.

Probablemente mi recomendación ayude a otras personas y pienso que no sólo a las y los jóvenes que viven solas y solos, sino a cualquiera.

Y si no viven solos, informen a los demás miembros de la familia o personas con quienes vivan, de todos estos datos que menciono.

Gracias por aceptar publicar mi carta. Lo hago porque su columna es muy leída y el mensaje puede llegar a mucha gente.

Reciba saludos afectuosos.

PRECAUCIONES



QUERIDA PRECAUCIONES:

Gracias por tomarte el tiempo de escribir. Fuiste inteligente y madura desde muy joven. Pienso que las jóvenes que se resisten a dejar esa información temen que de alguna manera disminuye su independencia. Sin embargo, es una manera eficaz de aseguramiento en el caso de cualquier emergencia.

ANA
17 Diciembre 2018 04:00:00
Querida Decepcionada
QUERIDA ANA:

Mi novio me ha pedido que me case con él. Ya tenemos año y medio de novios y estoy animada a aceptar la proposición. Él es educado, tiene excelente trabajo, es pulcro y arreglado, es simpático… pero tiene un defecto (o varios quizás) que considero grave. Es egoísta y no le gusta cuidarme. No quisiera trabajar para el resto de mi vida. Quiero quedarme en casa y criar hijos y cuidar mi hogar. Quizás hacer trabajo voluntario, pero fíjese lo que me sucedió hace días.

Llegó mi recibo del teléfono y yo no completaba para pagarlo. Le pedí a mi novio que lo pagara por mí. Lo hizo de mala gana y luego me dijo que eso no debe suceder otra vez. Me espantó su actitud. Dijo que proveer económicamente a una mujer era lo mismo que consentirla o mimarla y que él ha notado que me gusta que me traten de esa manera, ya debería haberme dado cuenta que él no es así, y que no espere que sea romántico porque no es su estilo. Pienso que merezco a alguien que me mime. Si él me amara, ¿no cree que debiera estar dispuesto a hacer cosas románticas por mí? No quiero cometer un error casándome con él. Por favor deme su opinión sincera. Gracias mil.

DECEPCIONADA

QUERIDA DECEPCIONADA:

Tu novio y tú no son compatibles. Él no parece ser el hombre maravilloso que has estado esperando. Sin embargo ha sido honesto y sincero acerca de su manera de ser, que tú consideras un defecto. Créeme, no es probable que cambie y pienso que es bueno que empieces a considerar cambiar tus expectativas de que un hombre te “mime”. Pocos hombres estarán dispuestos a hacer eso, ni tienen que hacerlo. El matrimonio es otra cosa y si a ti te interesa tanto eso, pienso francamente que no eres aún lo suficiente madura para casarte.

ANA
15 Diciembre 2018 04:04:00
Lamento infinito
Soy madre de tres hijos varones, así que nunca sufriré en carne propia los problemas que pueden tener los padres de hijas mujeres. Desde luego tenemos serios, importantes y a veces tremendos problemas con los hijos, pero me refiero al problema que tiene en estos momentos una sobrina de 16 años, hija de mi hermana. Ella, mi hermana, hace una semana vino llena de aflicción y pena, se echó en mis brazos y lloró mucho. Cuando se calmó me contó que su hija había quedado embarazada y sin contarle nada a ella ni a su papá ni a nadie de la familia (a mí que la quiero tanto o a su abuelita) había ido con alguien y le practicaron un aborto, pues el muchacho le había dicho que ni esperara matrimonio, que lo único que podía esperar era dinero para un aborto y ella, ignorante y tonta, se sintió perdida y aceptó. La acompañó una amiga.

Cuando ya había abortado fue a contarle a su mamá. Le habían practicado el aborto ese día y se veía enferma y débil. Mi hermana se la llevó a su ginecólogo y él le dijo que no estaba grave, pero sí bastante lastimada y que no sabe si le trajo consecuencias físicas, además de las morales, tales como poner en peligro su fertilidad o alguna infección. Le dio medicinas y la puso en reposo unos días. Pero recordé que un día escuché a mi hermana gritarles a sus dos hijas que “si salían con domingo siete, las mataba”. ¡Pobre de mi hermana!

Yo traté de calmarla, es una buena mujer, esposa y madre. Ha enseñado a sus hijas y su hijo a ser personas de bien, pero en estos tiempos en difícil tener control sobre los hijos. Me duele mucho lo que les pasa a mi hermana y a mi sobrina. Ojalá pueda decirles a sus lectores que vigilen a sus hijos e hijas, que los observen con quiénes salen y a donde van. Y que también los hijos se acerquen a sus padres en cualquier circunstancia. Dios la bendiga y le siga dando sabiduría para ayudar a tantos como lo hace.

Corazón roto



Querida corazón roto:

Lamento infinito que su querida sobrina tenga que aprender estas lecciones de la vida de manera tan difícil. El sexo no es diversión ni juego. Puede causar muchos problemas iniciar la vida sexual a edad temprana. Puede traer embarazos, una enfermedad venérea, SIDA; puede arruinar la autoestima y tomar años recuperarla. También, como dijo el ginecólogo a su sobrina, tener sexo sin visitas regulares a un médico, puede poner en peligro la fertilidad. Todo eso, además de las implicaciones morales, que son tremendas y duran toda la vida, especialmente cuando se recurre al aborto.

Su hermana y su sobrina necesitan hablar mucho. Ella y todas las madres con hijos deben tener muy presente que son la principal fuente de apoyo de sus hijos y deben cumplir con ese papel. Que su hermana le diga que la quiere y estará siempre allí para ella. Las hijas nunca deben pensar que sus madres “las matarán” si les confiesan algún error o pecado. Que los hijos tengan la confianza y libertad de acudir con sus padres con TODO lo que les pase. Que sepan que son amados incondicionalmente. El trabajo de una madre no es tanto enseñarle a los hijos cómo tender una cama, tener arreglada su recámara, estudiar, ser corteses, educados, generosos o hasta también no tener sexo antes del matrimonio. Punto medular de la relación, es que los hijos sepan siempre que su madre y padre los aman y con toda confianza pueden acudir a ellos, donde encontrarán comprensión, respeto y sobre todo mucho amor. Y enseñarles a quererse y respetarse a sí mismos. Si una madre puede hacer esas cosas por sus hijos, ellos tendrán el poder para vivir la vida de una manera positiva. Su sobrina necesita tener la seguridad de que se le ama y aprecia incondicionalmente. Tal vez eso buscaba en ese muchacho que la embarazó.

Dios los lleve de su mano en estos momentos y siempre.

11 Diciembre 2018 04:04:00
Querida Incertidumbre
QUERIDA ANA:

No es la primera vez que le escribo y me gusta mucho leer su columna, a veces uno se refleja en los problemas de los demás y con los consejos que da en ocasiones se resuelven de la misma forma o al menos ayudan bastante.

Mi problema es el siguiente: tengo casada 20 años. Mi esposo y yo tenemos 42 años y nuestro matrimonio ha sido perfecto hasta ahorita. Hemos tenido altibajos, pero creo que la comunicación es indispensable para que un matrimonio resuelva sus desavenencias y salga adelante, así que lo aplico. La comunicación entre nosotros siempre ha sido buena.

Le comento: hace como seis meses o poco más, él tuvo un problema de disfunción eréctil, lo que por supuesto nos afectó a los dos y no porque no se consumaran nuestras relaciones, sino la preocupación por lo que él pudiera sentir, el estrés, la incertidumbre, etcétera, de la razón por la que sucedía. Así que sin dejar pasar tiempo, acudió con un médico especialista, el que le manejó que era sicológico, pero aun así le dio un tratamiento que duró como tres meses, el que funcionó en el primer mes. A lo largo del tratamiento observamos que ya no había problema alguno y ya no acudió a ver al médico ni tomó nada.

El problema es que en estos días ha tenido la misma situación, han sido varias veces que no mantiene el mismo ritmo en las relaciones. Yo no me preocupo, porque lo que nos une es más el amor que la atracción física, pero él, como hombre, sí esta mortificado. Yo le comenté que quizás había que hacerle unos estudios de laboratorio para ver si todo andaba bien, pero cada año se los hacen en su empresa y si algo anduviera mal, inmediatamente se lo notificarían, así que quizás no sea por ahí la cosa, pero me parece extraño que esté pasando por esta dificultad siendo tan joven. Sí maneja mucho estrés en la empresa, pero sabe hacerlo muy bien, pues nunca se le ha visto enojado o agresivo conmigo ni con nuestros hijos, que son tres, de 17, 13 y 8 años. Es muy comprensivo y como le comento, platicamos mucho de todo lo que pasa en nuestro alrededor.

Quiero comentarle que no tenemos hipertensión, ni diabetes, ni fumamos. Sí tomamos una que otra cerveza, pero cuando vamos a una fiesta o convivio o quizás para relajarnos un fin de semana en casa. Lo ideal es que acuda nuevamente con el médico y él resuelva la situación haciéndole los estudios pertinentes, pero mientras quisiera que me diera su opinión acerca de lo que probablemente esté ocurriendo. Esperando su respuesta me despido enviándole un caluroso saludo y una felicitación por su noble labor. INCERTIDUMBRE


QUERIDA INCERTIDUMBRE:

Estoy apenadísima contigo por el tiempo que ha transcurrido desde que enviaste tu carta y deseo rogarte me otorgues la gracia de tus disculpas por ello. Te aseguro que estuvo fuera de mi voluntad, mi computadora se descompuso y al cambiarla se me perdieron algunos archivos y pude recuperarlos apenas hace unos días, encontrándome tu carta. Pero como doy respuesta a todas las cartas que me escriben, aquí estoy para decirte lo siguiente:

Seguramente ustedes ya habrán hecho muchas gestiones al respecto, así que espero que todo haya sido resuelto de manera más que satisfactoria. Tu hermoso matrimonio y los 20 años que tienen de estar felizmente casados son motivos suficientes para superar lo que están pasando tú y tu esposo y para darle solución. Si a él le hacen un check-up o una evaluación médica anualmente, es posible que el problema no sea físico, pero el médico sabrá si otros estudios deben realizarse y con seguridad ya lo visitó tu esposo. Asimismo, alguna consulta con un sicólogo no estaría de más, aunque él, como dices, ha sabido manejar el estrés a que lo somete su trabajo. Si no ha ido a sesiones psicológicas, sugiero que lo haga sin dilación.

Seguramente ustedes ya habrán hecho muchas gestiones al respecto, así que espero que todo haya sido resuelto de manera satisfactoria. Deseo muy sinceramente que su matrimonio continúe siendo tan feliz y la salud de ambos sea excelente. Te saludo con mucho afecto y de nuevo ruego tu comprensión.

ANA
10 Diciembre 2018 04:03:00
Lo veo todo

Tengo 67 años, así que estoy ya vieja. Estuve casada en mi juventud, pero mi esposo se divorció de mí a los cinco años de casados y no volví a casarme. Él sí se casó al año y medio de divorciados. Según sé es feliz y tiene cinco hijos. Nosotros no tuvimos hijos. Mis padres obviamente ya no viven. Tengo tres hermanos casados y tienen familia. Viven bien y al parecer felices. Yo, desde que falleció mi mamá (antes falleció mi papá), hace 11 años, vivo sola. A veces mis hermanos y sobrinos me visitan, pero no muy seguido. Yo sólo tengo pocas amigas y a veces salgo con ellas. Tengo buen carácter, no soy malhumorada, trabajé hasta jubilarme, pero ya estoy cansada. Le cuento todo esto para que sepa cómo es mi vida. He sido una mujer muy decente y nunca he andado en cosas con otros hombres después de separarme. Le voy a contar lo que me pasa. Es un problema.

Enfrente de mi casa se cambió una pareja de recién casados. Me separa de su casa mi jardín, la calle y el jardín de ellos. Su recámara da justamente enfrente de mi cocina y yo paso mucho tiempo en mi cocina, me gusta estar allí y tengo una tele para verla en la cocina. Allí recibo a mi familia y amistades. Mi casa es agradable y mi cocina está muy bonita, la tengo bien arreglada. El tema es que el matrimonio de enfrente parece quererse mucho, porque a toda hora hacen el amor y, como le digo, su recámara está frente a la de mi cocina. Ellos no corren las cortinas porque su ventana no está muy baja, y quizás piensan que nadie los ve, y realmente nunca he visto que nadie se detenga a mirar, pero mi casa está un poco más alta que la de ellos, yo sí puedo verlos.

Desde luego que hacen el amor principalmente en la noche, pero a veces dejan la luz de la recámara encendida y yo puedo verlos desde mi ventana, y principalmente si la luz de mi cocina está apagada. Y no me gusta nada ver eso. Quisiera decirles que corran sus cortinas, pero me da pena. No puedo cambiarme porque mi casa es propia y la de ellos también. Y tengo muchos años de vivir aquí. No sé cómo resolver esto, por favor déme un consejo. Se lo agradeceré infinito.
Lo veotodo

Querida lo veo todo:

Lo que sucede no es ningún problema, pero usted así lo considera y le daré algunos consejos: mande instalar una persiana en la ventana de su cocina y manténgala cerrada la mayor parte del tiempo. Unas bonitas cortinas sería otra opción. Otra sería comprar un árbol ya crecido y lo siembre frente a la ventana de su cocina. El árbol le quitará la vista de la casa de enfrente que le inquieta. Otra opción es que cambie el televisor a una sala de estar o si no tiene en su recámara, lo cambie para allá. Dice el refrán: “No hay peor ciego que el que no quiere ver”. Le sugiero que se convierta en ese ciego del refrán. Usted no quiere ver ese espectáculo, cierre sus ojos o desvíe su mirada cuando pase frente a la ventana. Nadie la obliga a observar. Espero que mis sugerencias le sean útiles.



08 Diciembre 2018 04:05:00
Abuela sin sueño
Mi única hija está casada y tiene una niña de 6 meses y me dijo hace unos días que su suegra le ofrece cuidarle a la niña mientras ella va al trabajo, porque acaba de conseguir un empleo tras el que anduvo durante varios meses. Y además mi hija y mi yerno necesitan mucho que ella vuelva a trabajar. Yo no puedo cuidar a la niña, porque también trabajo casi las mismas horas que mi hija.

Yo tengo muchas reservas con ese asunto, porque la suegra de mi hija es una persona muy despreocupada y extraña. Su casa la tiene muy desarreglada, su esposo y sus hijos andan con la ropa arrugada porque no la plancha. En fin. Y para colmo me enteré de que a la niña de un año de una de sus hijas, que le habían dejado para que la cuidara una tarde, la bañó y se puso a rizarle el pelo con una pinza caliente de las que se usan para hacer rizos. ¡Imagínese, a una niña de un año! La trató como si fuera muñeca. Gracias a Dios no la quemó.

Mi hija sabe eso, pero como no tienen por ahora dinero para pagar la guardería, dice que está pensando aceptar el ofrecimiento de su suegra. ¿Qué le digo o hago para que no la deje con ella? Estoy muy preocupada y le agradeceré su opinión y consejo. (Abuela sin sueño)

Querida abuela sin sueño

Se me erizó el cabello con lo que me cuenta de la suegra de su hija. Pero como muchas hijas, esa señora dejó a su hija al cuidado de su abuela pensando que recibiría mejor cuidado de un pariente cuidadoso.

Si su hija no tiene dinero suficiente para pagar la primera mensualidad de una buena guardería, préstele usted lo suficiente o que ella o su esposo pidan un adelanto de sueldo en su trabajo. Y, ¿por qué no hace la solicitud en una guardería del IMSS? Son guarderías muy vigiladas y se dice que muy buenas. Ella, como empleada, seguramente tendrá Seguro Social y tiene derecho a llevar a su pequeña a una guardería. Eso no se logrará de inmediato, pero cuando menos lo piense le otorgan ese derecho. Hagan algo, pero que no lleve a la niña con esa señora tan despreocupada. No corran ese riesgo.

Estoy segura de que las abuelas adoran a sus nietos, pero eso no las hace buenas niñeras. Espero que su hija comprenda eso y los padres que lean esto se aseguren de que sus hijos están debidamente cuidados. Si las abuelas quieren ver a sus nietos, llévenselos, pero si las personas mayores no son ya tan competentes como alguna vez lo fueron, quédense allí y supervisen las visitas.




07 Diciembre 2018 03:08:00
Querida desesperanza
QUERIDA ANA:

Soy una mujer de 28 años, casada y con un hijo de 5 años. Mi esposo es un hombre excelente y nos cuida y ama mucho a mi hijo y a mí. Pero estoy enfrentando un conflicto tremendo. Estoy locamente enamorada de mi médico. Él también está casado. Desde luego él no sabe que lo quiero, jamás se lo he dicho porque sé que no es correcto y además puedo perderlo como médico. Sin embargo, constantemente invento excusas para pedir cita para consultarlo o simplemente lo consulto por teléfono sólo para escuchar su voz.

He estado a punto de cometer el error de decirle a mi esposo de mis sentimientos, pero afortunadamente me he detenido.

Pero Ana, no importa lo mucho que trate, no puedo corresponder al amor y afecto de mi esposo como antes, y sé que eso es debido a mis intensos sentimientos por mi doctor. La verdad es que amo a dos hombres.

A uno nunca lo tendré aunque lo desee desesperadamente. Y el otro es un esposo noble, amoroso y generoso, excelente padre de mi hijo y hombre de bien.

¿Crees que haya alguna esperanza para mí? Me siento falsa y mentirosa, no puedo más. ¿Qué me aconsejas que haga? Gracias mil.

DESESPERANZA

QUERIDA DESESPERANZA:

Cuando niños o jóvenes algunos y algunas idealizan a maestros y maestras. Luego esa idealización puede pasarse a los doctores. ¿Y cómo no? Por lo regular son personas consideradas, preocupadas y brillantes que dedican su vida a cuidar a otros.

Son humanos, de barro, como todos, pero el paciente poco ve ese aspecto de sus personalidades. ¿Quién no amaría a una persona que los ayuda cuando están enfermos?

¿Esperanza para ti? Depende de lo que esperas. Pero tu mejor apuesta en esta ruleta, sería cambiar de doctor a ir a terapia.


Quisiera esperar que lo hicieras para conservar tu matrimonio y en especial para bien de tu hijo.
ANA
06 Diciembre 2018 04:03:00
Querido padre arrepentido
QUERIDA ANA:

Soy un hombre de 53 años. He estado casado con mi esposa 29 años y tenemos tres hijos, dos casados y una hija soltera. Mi esposa y yo nos llevamos muy bien y nos queremos mucho. Cuando yo comenzaba la carrera en la universidad tuve una novia y nos quisimos mucho. Ella resultó embarazada y decidimos decirlo a nuestras familias.

Ellos estuvieron de acuerdo en que nos casáramos en una ceremonia sencilla y apoyarnos tanto económica como emocionalmente, pero faltando dos semanas para la boda me sentí abrumado con la responsabilidad del matrimonio y de un bebé y me di cuenta que no estaba preparado para eso y así se lo dije al sacerdote que nos casaría, en una plática que tuve con él y le pedí se lo dijera a mis padres y a los padres de mi novia.

El sacerdote hizo lo que le pedí y la boda no se realizó, pero el padre de mi novia la mandó a vivir con unos parientes en una ciudad lejana, en Estados Unidos y allá dio a luz a un niño, al que luego dio en adopción. El padre de ella, bajo amenaza, me dijo que jamás permitiría que volviera a ver a su hija. Y a ella, al mandarla para allá, le dijo que ya no quería que regresara a la casa. En mi casa nunca volvió a mencionarse el asunto, como si nada hubiera sucedido.

Mi novia me escribió desde donde estaba y estuvimos en contacto desde entonces hasta tres años después que nació el bebé. Luego ella se hizo de un novio y me escribía muy esporádicamente y un día me dijo que iba a casarse. Yo, para entonces ya había terminado la carrera y tenía novia y las cartas de mi antigua novia ya no llegaron, me casé y no he vuelto a saber de ella.

Ana, fui un cobarde y aún me persigue mi cobardía. Mi esposa está enterada del hijo que tuve, pero nunca les hemos dicho a mis hijos. Ahora pienso si estaría bien que les dijera del hermano que tienen. Le dije a mi esposa y dijo que me apoyaría en lo que yo decida. Un día pueden enterarse por otro medio. Toda mi familia y la de ella lo supieron y también algunas amistades. A veces la gente no guarda los secretos para siempre o quizás su medio hermano pudiera presentarse en casa. Muchas cosas suceden en la vida y preferiría ser yo quien los enterara. ¿Piensa usted que si los entero será una carga muy pesada para mis hijos?

PADRE ARREPENTIDO


QUERIDO PADRE ARREPENTIDO:

Enterar a sus hijos acerca de ese hijo que tuve en su juventud no creo que sería injustamente abrumador. Al contrario, los preparará en caso de que alguien les haga un comentario al respecto o si su hermano se presentara en el futuro. Usted sabe que en Estados Unidos los hijos adoptados son proclives a buscar a sus padres biológicos.

Y ahora me permito decirle algo que espero le ayude: pienso que hizo lo correcto al decirle al sacerdote que no estaba preparado para la responsabilidad del matrimonio y de un hijo, y pedirle lo comunicara a las dos familias. Y no tuvo la oportunidad de conocer o estar al pendiente de su hijo, la decisión de ella de darlo en adopción tan pronto nació, lo impidió. Ahora es tiempo de que olvide la culpabilidad que ha estado sintiendo todos estos años y empiece a perdonarse a usted mismo.

ANA
04 Diciembre 2018 04:00:00
QUERIDA MARY:
Mi hija va a casarse con un hombre que no es de mi agrado. Ella tiene 31 años y es profesionista, y él 35 y también lo es. Ninguno de los dos ha sido casado. Todos dicen que es bueno, pero yo con mi experiencia siento que no es así. Admito que no hay motivo para mi rechazo, pero no lo quiero. Tengo cuatro hijos. Tres mujeres y un hombre. Él y una hija están casados. Me quedará una soltera. Yo me quedé sola con mis hijos adolescentes porque mi esposo nos dejó y tuvimos que hacerle frente a todo ellos y yo solos. Afortunadamente todos son buenas personas. Eventualmente ven a su papá y no le reclaman nada.

No sé qué más decirle a mi hija pero no me hace caso. Dice que estoy equivocada, que tiene sus defectos como todos, pero que es muy bueno y se quieren. Ni ella ni sus hermanos me hacen caso, dicen que imagino cosas. Dicen que como mi hija que se casa y la otra soltera sostienen la casa de manera formal, lo que me pasa es que temo los problemas económicos que puedan presentarse. Tal vez hay algo de verdad, porque como he pasado tantos apuros temo a la pobreza, pero mis hijos nunca me dejarían de ayudar. Eso lo sé bien. He estado enferma y aunque no soy vieja, porque tengo 58 años, ya no trabajo. Algún tiempo me dediqué a las ventas, pero últimamente he caído en un estado de depresión y prácticamente no hago nada, ni en casa. Mis otros hijos están de acuerdo con mi hija, dicen que es buen hombre y es la elección de ella y que tiene edad suficiente para saber lo que le conviene, que me tranquilice. Pero quiero lo mejor para ella.

¿Qué hago Ana para convencer a mi hija que no se case con ese hombre? No me escucha. Gracias por su respuesta.

MARY

QUERIDA MARY:

Está equivocando totalmente su actitud y lo que puede suceder es que su hija se vaya alejando de usted y quizás hasta de sus hermanos. Desde luego que es importante para los jóvenes la aprobación de los padres hacia su pareja, pero ella no comprende su rechazo porque tiene la edad suficiente y creo que también la inteligencia para darse cuenta de si su novio es la persona que le conviene o no para ser el compañero de su vida. Pienso que usted, en lugar de rechazar al novio de su hija, debería buscar la manera de aceptarlo, por el bien de la joven y de usted misma.

En una ocasión me escribió una señora cuyo hijo se comprometió con una joven que trabajaba de desnudista y la señora, desesperada porque no aprobaba la elección de su hijo, intentó todo para disuadirlo, pero sin resultado.

Él le decía que la joven ya no trabajaba en eso y había sido en otra ciudad muy lejana y nunca volvería a hacerlo. Ella estaba desolada. Yo le contesté que por el bien de la relación madre-hijo, mejor callara y aceptara a la joven porque la profesión de ella no la haría una mala esposa, que quizás había escogido ese trabajo por inmadurez y grave necesidad. Pasó el tiempo y ya no supe si el muchacho se casó con la joven esa. Pero un día, tres o cuatro años después, recibí una carta de la señora donde me decía que había seguido mi sugerencia de no intervenir más en la decisión de su hijo, quien se había casado con esa muchacha y ella resultó ser una excelente esposa y madre y también excelente nuera y cuñada y todos acabaron por aceptarla y quererla porque era una buena mujer y amaba mucho a su hijo. Agregaba la señora que su hijo terminó agradeciendo que ya no hubiera criticado a su novia, luego esposa, porque eso los habría intranquilizado y pudieron comenzar bien su matrimonio.

Le sugiero que no hable mal del novio de su hija y mantenga una buena relación con ambos y si él tiene sus defectos –como todos tenemos- será su hija quien los ponga en la debida perspectiva, los tratará con inteligencia y amor, y muy importante que no la culpe a usted si hay problemas por su actitud. Busque la manera de aceptar al novio de su hija, pues recuerde que los padres tienen mayor presencia en el amor de los hijos cuando todavía están en el cuadro. Emociónese junto a su hija por su próximo matrimonio y siéntase feliz con ella. Le aseguro que todos se sentirán felices.

ANA
01 Diciembre 2018 02:05:00
Querido papá preocupado
Hace casi un año me casé con una mujer divorciada que tiene una preciosa y adorable hija de 4 años. Quiero muchísimo a mi esposa y también a la niña que, aunque no sea mi hija, la quiero como tal. Nos llevamos muy bien los tres y no hemos tenido ningún problema.

El problema es la mamá de mi esposa que es hija única. Ella es una excelente madre y suegra y la mejor abuela que se pueda imaginar, pero le tiene un gran rencor y aversión al primer esposo de mi mujer y padre de la niña, y cada vez que se menciona su nombre dice algo negativo de él.

Y si por casualidad ella está en nuestra casa cuando él va a recoger a la niña, hasta corre para no estar presente, se mete en la cocina o en una recámara. Y la niña se da cuenta de eso. Todos le hemos dicho que ya deje en paz al hombre, incluyendo mi propia madre, de manera muy discreta y afectuosa para no lastimarla, pero ella no escucha razones y sigue haciendo lo mismo y si surge el tema se molesta.

Mi esposa y su ex no se llevaron bien, pero él ha sido un gran padre, es cariñoso, responsable, paciente, puntual, se presenta siempre a la hora para recoger a la niña cada dos fines de semana. Sólo ha cancelado una vez que estuvo enfermo en cama, y otra que tuvo que salir de la ciudad por asuntos del trabajo. Él no se ha casado de nuevo, tiene novia y eso es otro tema del que mi suegra reniega. Siempre paga puntual la pensión alimenticia y la niña lo quiere mucho y siempre tiene ganas de verlo y se ve feliz cuando viene a recogerla.

Me preocupa que ese coraje y aversión que mi suegra siente por él y los comentarios que hace, puedan afectar a la niña y eventualmente puedan confundirla. Lo hemos comentado mi esposa y yo y nos preocupa mucho ese tema. Ella es pequeña ahora y no comprende muchas cosas, pero llegará el día en que se dará cuenta de que algo anda mal ¿qué podemos hacer?

PAPÁ PREOCUPADO

QUERIDO PAPÁ PREOCUPADO:

Hablen seriamente con su suegra, su esposa y usted, y díganle que no hay razón para exponer a la niña a esa clase de comentarios y situaciones que pueden afectarla. Dice usted que es la mejor abuela que pueda imaginarse, así que por amor a su nieta ella se convencerá de que debe suspender sus comentarios y dominar su actitud frente al padre de la niña.

Si ella no atiende a su recomendación, al menos, cuando el papá de la niña vaya a recogerla, eviten que la abuela esté en su casa, o entréguenla en otro lugar donde ella no esté. Espero que el amor haga el milagro.

ANA
30 Noviembre 2018 04:04:00
Su madre pretende llamar la atención
Le escribe un hombre que está a punto de jubilarse. Mi esposa y yo hemos trabajado duro toda nuestra vida y criamos a tres maravillosos hijos que ya están casados. Ella está jubilada. Ambos, gracias a Dios tenemos buena salud. Estamos en un punto en nuestras vidas en que parece que todo lo tenemos resuelto. Podemos viajar cerca los fines de semana e irnos una o dos veces al año de vacaciones. Es nuestra manera de olvidarnos de los deberes y pendientes. Y desde luego, nos divertimos.

¿Cuál problema? Mi madre. Mi padre falleció hace cinco años y desde entonces ella está en la creencia de que todos debemos pensar sólo en ella. Tiene 88 años y está bastante bien de todo. Yo soy el mayor de los hermanos que somos cuatro, y créame, todos en la familia: hermanos, yernos y nueras, y hasta los nietos, estamos al pendiente y hacemos más por ella que la mayoría de las familias harían. Sin embargo, eso no es suficiente para que mi mamá haga insinuaciones acerca de sentirse excluida cuando mi esposa y yo o mis hermanos, no la incluimos en nuestras escapadas de fin de semana o en las vacaciones. A todos nos reclama.

Mamá es muy activa todavía, con las limitaciones de su edad, obviamente, pero ella dice que está solamente sentada en la casa, sola día tras día. Cuando le llamamos por teléfono todo lo que hace es quejarse de que nunca la llama nadie o no van a verla. Y nada más lejos de la verdad. Nos programamos escrupulosamente entre todos para llamarla cada mañana y tarde y vamos por ella en las tardes (no todas, pero muy seguido) y la invitamos a merendar o a cenar en algún restaurante. Todos los domingos come con alguno de nosotros y cuando menos cada 15 días la invitamos al cine. Para que le miento, no la llevamos a los viajes, pero no le faltan salidas en la ciudad. Solamente cuando quiere ir a ver a una hermana que vive en Laredo, la llevamos cualquiera de nosotros. Por favor ayúdenos. Gracias.

Fred

Querido Fred:

Quejarse puede ser la manera en que su madre pretende llamar la atención y también su modo de hacer conversación. Quizás le faltan temas y utiliza ese para captar el interés de ustedes. No lo tomen de manera personal, ella es bastante mayor y seguramente se siente sola desde que falleció su esposo. Lo extraña y le hace falta. Les sugiero que le instalen Netflix en su televisor, le interesarán tanto las películas que no va a querer salir a pasear. Pero continúen consintiéndola y atendiéndole como hasta ahora. Es un regalo inapreciable de la vida tener mamá.

28 Noviembre 2018 04:00:00
QUERIDA SIN PAPÁ:
Tengo 21 años y en dos semestres más termino mi carrera profesional. Siempre he tenido excelentes calificaciones. Desde hace dos años tengo un trabajo de medio tiempo. Nunca he fumado ni bebido y jamás he usado drogas. He tratado siempre de ser buena hija. Tengo un novio hace tres años que ya terminó su carrera hace un año. Nos queremos mucho y nos llevamos de maravilla. Me trata como a una reina, con respeto y consideración. Nunca discutimos y tiene muy buen trabajo. Hace cinco meses decidimos vivir juntos y me fui a su casa (vivía solo). Pensamos casarnos cuando yo termine mi carrera.

¿Mi problema? Mi papá. Él está furioso porque me fui a vivir con mi novio. Dice que soy una inmoral, que he avergonzado a la familia y no deja de decir que mi impuro comportamiento denota que no lo quiero ni lo respeto, y que por lo tanto no quiere tener nada que ver conmigo hasta que le demuestre algo de respeto y deje a mi novio y viva sola o vuelva a la casa de ellos.

Con mi mamá ha sido diferente. Ella me ha demostrado más comprensión y conoce muy bien a mi novio porque ha convivido más con él y sabe que es un excelente muchacho que me ama mucho y aunque no le parece bien que viva con él sin casarme, dice que no quiere echar a perder mi felicidad y yo sé lo que hago, pues tengo edad suficiente. Ella ha tratado de convencer a mi padre pero él no quiere transigir.

Quiero mucho a mi papá pero nunca he podido complacerlo, es una persona difícil y pienso que no le importaría destruir mi relación con mi novio. ¿Quién se equivoca? ¿quién tiene la razón? ¿él o yo?

Muchas gracias por tu consejo. Confío mucho en lo que puedas decirme. Y sinceras felicitaciones por tu columna.

SIN PAPÁ

QUERIDA SIN PAPÁ:

Como persona anticuada no recomiendo que las parejas vivan juntas antes del matrimonio porque no va con los usos y costumbres de mi época y también porque en ocasiones el matrimonio no se lleva a cabo. Pero vivimos una época muy diferente y uno tiene que ir evolucionando en sus criterios. Sin embargo, al tratarse de una hija, es difícil. Por eso tu papá, que vivió su juventud en otra época que tú ni siquiera imaginas, actúa de esa manera. Entiéndelo un poco, él te ama y te amará siempre igual, pero no puede pensar de otra manera.

Te recomiendo que conserves abiertas las líneas de comunicación con él y dale la oportunidad de mantenerse en contacto si lo desea, porque seguramente él olvidará lo que está sucediendo una vez que tu novio y tú se casen. Por ahora, tal vez poco puedas hacer para que cambie, pero lo hará. Puedes estar segura.

ANA
27 Noviembre 2018 04:00:00
¡POBRE FLACO!
Mi esposo siempre ha sido bastante delgado pero ahora parece un hilo y tiene mucha tos. Tose día y noche y se le ha ido el apetito. Además dice que la comida no le sabe a nada y que por eso no come y en consecuencia está tan delgado. Él ha fumado mucho desde adolescente y desde entonces no ha dejado el cigarro. Fuma como 2 cajetillas al día. ¿Cree que al fumar el humo del cigarro le habrá afectado el gusto? Me gustaría le preguntara a su amigo el doctor para conocer su opinión. Gracias.

¡POBRE FLACO!

QUERIDA ¡POBRE FLACO!:

Hablé con mi amigo el doctor y dijo lo siguiente: ciertamente el cigarrillo puede disminuir el apetito, pero lo que más puede preocupar son las consecuencias por el posible daño que puede haber en los pulmones. La pérdida de peso y tos persistente en un fumador adulto siempre deben levantar sospechas de que pudiera estar presente una dolencia seria y sin diagnosticar: un cáncer de pulmón o una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, ya que esos síntomas son manifestaciones comunes del precio que los fumadores tienen que pagar.

El doctor opina que su esposo debe ser examinado por su médico para que le ordene los exámenes que considere pertinentes y enviarlo con un neumólogo.


Al mismo tiempo insistir en que deje el cigarrillo. Él tiene adicción por la nicotina, pero puede ser ayudado por una variedad de productos que ahora existen. Pero su doctor es el lugar para empezar el proceso de curación. Espero que todo esté bien y sólo sea algo pasajero. Pero por su bien, y del resto de la familia, que él se aleje definitivamente del cigarrillo.

ANA
26 Noviembre 2018 04:00:00
QUERIDA ¿INFERIOR? ¡NUNCA!:
Me casé hace tres años con un hombre al que quiero mucho y sé que él me quiere. Es norteamericano. Todavía no tenemos hijos. Él trabaja para una empresa de su país y tan pronto llegó a esta ciudad y nos conocimos, se me acercó, me pidió que saliéramos, nos hicimos novios y nos casamos. Fue rápido. Nos llevamos muy bien… siempre y cuando su mamá no esté cerca.

Sucede que la señora, rubia esplendorosa, no me quiere nada. Yo soy una mujer preparada, soy profesionista, tengo excelente empleo, de buena familia, sencillos, pero todos educados y mi padre, mi madre y hermanos todos profesionistas y con una formación de primera. Visto bien, me comporto bien en sociedad, tengo buenas amistades. Llevo bien mi casa, siempre está limpia, arreglada y de buen gusto. Ella no tiene nada que tacharme, sólo que soy mexicana y quizás no lo que ella hubiera deseado para su hijo. Otra rubia como ella.

No me explico su actitud, ya que mis padres, hermanos, tíos, primos, etcétera, somos más educados que su familia, y vivimos mejor en muchos aspectos. Yo he ido a donde vive su familia y aunque no son personas malas ni indeseables, de verdad no le llegan a mi familia. No es mi deseo hacer comparaciones ni desacreditarlos, pero no puede decir que no soy digna de ser la esposa de su hijo.

Cuando ella ha venido o yo he ido para allá, me menosprecia enfrente de él. Cuando tenemos visita, ella ni se digna acompañarnos. También cuando le hablo se voltea y no me responde. En una palabra, me hace sentir que soy “inferior” a ella. A él toda mi familia lo trata con gran cortesía y hasta con cariño. A mis padres nunca les he dicho nada de eso y él lo sabe. Tal vez por eso se aprovecha y nunca me ha defendido con ella.

Como la señora rara vez nos ha visitado he podido soportar su actitud belicosa y grosera, pero es la reacción de mi esposo la que me duele, pues con ella presente me manda como si fuera su sirvienta, pero cuando le he señalado su comportamiento, me dice que sólo imagino cosas. Me duele la pregunta pero, ¿me querrá mi esposo?

Su madre quizás venga para la Navidad o nosotros vayamos ¿qué puedo hacer para que él se comporte conmigo como debe o como lo hace siempre que no está presente su mamá? Muchas gracias por su consejo que tanto necesito.

¿INFERIOR? ¡NUNCA!

QUERIDA ¿INFERIOR? ¡NUNCA!:

Desde luego que ni ahora ni nunca inferior a ella ni a nadie. Eres una mujer muy valiosa y mereces el mejor de los tratos, de parte de tu esposo y de su madre. Yo pienso que tu esposo se siente intimidado por su madre, que el cordón umbilical no ha sido cortado aún. Sin embargo, él no debe permitir que esa vieja y filosa espada de combate te trate a ti, su esposa, tan mezquinamente. Dile que quieres saber qué sentiría si a él tus padres lo trataran como lo hace su madre o él mismo cuando ella está presente. Agrega que por lo pronto vas a informar a tus padres lo que está sucediendo porque ni consideras justa la actitud de ella ni de él, que es la que más te duele. Y hazlo, aunque sea un momento doloroso para tus padres, pero pienso que ellos deben conocer la manera como ella te trata. Y finalmente dile que vas a pedirles que, aunque por su educación y manera de ser, nunca lo tratarán a él como ella a ti, sean menos cariñosos con él porque no lo merece. Casi puedo asegurarte que no va a aceptar que lo hagas y va a exigirle a su madre que te trate dignamente, como te mereces. Y que él lo hará de la misma manera. Hasta que él reúna el valor para defenderte, ella seguirá siendo grosera. Pon punto final a esto y no permitas que se repita. Es una gran injusticia.

" Comentar Imprimir
columnistas