×
Guillermo Herrera Márquez
Guillermo Herrera Márquez
ver +

" Comentar Imprimir
16 Noviembre 2013 05:04:33
Sabiondos rebuznantes
Nadie nos enseña a ser padres y heredamos a nuestros hijos hábitos y creencias sin cuestionarnos si son los más adecuados o no y si ayudarán en la vida de nuestros hijos, nos preocupamos y dedicamos gran parte de nuestro tiempo en que nuestros hijos desarrollen su coeficiente intelectual sin embargo los hacemos portentos de ignorancia en inteligencia emocional.

Todos tenemos en la familia “genios” en materia académica pero brutos, torpes e ignorantes en materia en el manejo de las emociones, personas que no saben manejar sentimientos propios y mucho menos entender los ajenos.

Culturalmente suponemos que un niño con altas calificaciones tiene un futuro promisorio y que la vida le brindara los mayores beneficios sin embargo nos faltan dedos en las manos y los pies para ver ejemplos de personas que saben muchas fórmulas matemáticas, cuestiones financieras y hasta fechas históricas, sin embargo carecen de la capacidad para socializar o demostrar cariño.

Históricamente nos han enseñado que las escuelas son para ir a obtener buenas calificaciones, aprender nuevas teorías y sacar buenas calificaciones, una óptica que critican algunos psicólogos quienes señalan que a las instituciones educativas acudimos para socializar, aprender a manejar sentimientos y competir en materia emocional.

Desde niños en los primeros años de kínder observamos a pequeños que serán inseguros, antisociales, flojos, conflictivos, así como los que serán líderes, trabajadores, sociables y destacados, heredamos muchos de los hábitos de nuestros padres y en los primeros años de vida escolar crecemos o nos relegamos en el desarrollo de nuestra vida emocional.

Por comodidad muchos padres y maestros establecen parámetros simplones de calificación en un niño, lo consideran grandioso si saca nueves y dieces y malo si tiene seises o sietes, sin darse cuenta de que quizás los primeros solo tengan como cualidades la obediencia y el espíritu de trabajo, pero que al momento de enfrentar problemas serios en su vida adulta no saben cómo enfrentarlo.

Expertos en psicología señalan que solamente el 20 por ciento del éxito profesional depende del coeficiente intelectual, el resto de su capacidad para saber valorar y tratar a las personas, la inteligencia emocional.

La principal diferencia entre Coeficiente intelectual y la inteligencia emocional radica en que el primero es determinado genéticamente y se desarrolla en los primeros años de la vida y no cambia después de la adolescencia, por lo que no puede ser adquirido, mientras que la inteligencia emocional se desarrolla con el paso del tiempo y puede ser aprendida.

Vivimos tiempos complicados donde los jóvenes y niños deben enfrentar problemas graves como el bullyng, drogadicción y suicidios a muy temprana edad, por lo que es necesario que como sociedad modifiquemos los parámetros para calificar a los niños. Desarrollamos monstruos de la soberbia que se sienten superiores por obtener buenas calificaciones y sepultamos y limitamos a aquellos que no obtienen calificaciones sobresalientes, pero que poseen otras virtudes.

Es preciso señalar que no es una regla establecida, existen algunos genios que poseen ambas inteligencias, tienen grandes coeficientes intelectuales y también saben dominar el campo emocional.

Aunque suene un poco soñador ojala algún día nuestra educación en México desarrolle en sus programas el plano emocional, nos ayudaría mucho a fortalecer el potencial de los niños y quizás así podríamos en un futuro también enseñar un poco a los padres, quienes crecieron con modelos obsoletos donde predominaban los números y las fechas.


09 Noviembre 2013 05:04:47
A cuidar el aguinaldo
En pocas semanas algunas empresas iniciarán la entrega de los aguinaldos con el objetivo de que los trabajadores aprovechen ofertas como el “Buen Fin” y le garanticen a los comerciantes que las compras se harán en la ciudad en la que habitan, evitando así viajes a ciudades más comerciales o a los Estados Unidos quienes tienen capacidad económica para hacerlo.

Hoy el mexicano es mucho más cuidadoso y selectivo al momento de comprar, por necesidad hemos debido aprender a comprar, a comparar y a cuidar el dinero, más cuando se tienen escenarios tan poco halagadores como el que algunos especialistas señalan para Coahuila y México en 2014.

Este mes que apenas iniciamos de noviembre resulta clave para los buenos compradores, quienes previo a los precios navideños acuden a las tiendas o supermercados para visualizar los productos productos, previo al incremento de precios que se aplica en diciembre.

Algunos conocidos me han señalado que las ofertas en México no son muy atractivas y que no se aplican descuentos reales al producto que quieres compra, sino que te obligan a comprar otro más que necesitas sin necesidad para el consumidor, o bien monedero electrónico que tampoco gusta a muchos porque se sienten obligados a comprar otro producto que no requieren con el objetivo de que compres y gastes más, pero sin sacrificar la utilidad para el que vende.

La cercanía que tenemos con Estados Unidos ha hecho que adoptemos muchas costumbres de ellos nos guste o no, una de ellas precisamente se refiere al consumo donde hemos aprendido y aprovechado los beneficios de comprar a crédito, permitiendo de esta forma que muchos consumidores puedan adquirir productos como automóviles, aparatos electrónicos o equipo de cómputo que habitualmente no podrían comprar de contado y lo que también por consecuencia ha generado que no se den compras compulsivas en diciembre, ya que parte de ese aguinaldo se comprometió meses atrás.

También es importante señalar que no se puede gastar lo que no se tiene y cada vez más son las empresas que deciden dar de aguinaldo a los trabajadores lo mínimo que los obliga la ley que es de 15 días, además cada vez son menos las empresas que ofrecen buenas prestaciones como ahorro e incentivos extras, la crisis los ha obligado a cuidar la chequera en tiempos decembrinos.

Por otro lado no podemos dejar de señalar que aunque lento hemos aprendido a comprar en línea. Mientras en otros países existe una cultura mucho mayor a comprar en línea en México vamos perdiendo el miedo a comprar con tarjeta de crédito y somos más cuidadosos al momento de dar claves bancarias, ya pasamos el noviciado o el boom del uso del dinero electrónico.

La seguridad también ha jugado un papel primordial, son muchos los casos que se publicitan en medios de comunicación donde personas son asaltadas después de cobrar su aguinaldo en el banco por lo que cada día son menos las personas que prefieren traer el dinero consigo, situación que ha provocado que seamos más cautelosos al momento de comprar.

Años atrás una gran cantidad de familias preferían comprar pinos navideños naturales, los cuales desde luego son más bellos pero que terminan con la vida de un árbol y además presentan riesgo de incendio cuando se secan, por ello muchos ahora optan por comprar uno artificial y reutilizarlo durante varios años.

Tal y como sucedió en las fiestas patrias cada vez es menor el presupuesto de las oficinas y comercios que destinan a la decoración o ambientación, por ello miden y escatiman los recursos para adornar de navidad, situación que nos invadía de manera impresionante en antaño y que ahora no se ha dejado de hacer, sólo que en menor medida y tomando en cuenta el presupuesto.

Aprovechemos este tiempo, investiguemos y comparemos, en diciembre será demasiado tarde ya que los comerciantes ya habrán inflado muchos de los precios para luego rebajarlos y venderlos más caros de lo que realmente cuestan, cuidemos nuestro dinero para tener un buen cierre de año.








02 Noviembre 2013 02:00:17
No nos queremos morir
En este pintoresco país nos gusta celebrar, incluso dicen algunos que hasta reírnos de la muerte sin embargo lo hacemos de una manera puramente folklórica y festiva, no de manera previsora.

Es un argumento muy atractivo para un guión de cine al más puro estilo de Emilio “El Indio Fernández” decir que los mexicanos nos burlamos de la muerte, sin embargo, es una mentira total, nos asusta pensar que tarde o temprano vamos a dejar este mundo, incluso nos aterra considerar que debemos prever gastos funerarios.

Los mexicanos destinamos un porcentaje considerable del salario para adquirir bienes o productos de gozo inmediato, bienes como los automóviles, viajes, casas, celulares, educación y terrenos, sin embargo destinamos muy poco o nada en comprar un seguro de vida o bien adquirir un espacio funerario, son aspectos en los que no quisiéramos pensar aunque sabemos que tarde o temprano se van a requerir.

Según datos del INEGI solamente el 9% de los finados en este país contaba con un plan de previsión funeraria, por lo que el resto además del dolor dejaron un trámite caro y complicado por cumplir a sus seres queridos.

En este país tan disparejo en materia económica hasta al momento de morir se muestran clases, existen servicios funerarios que alcanzan los 180 mil pesos, donde se ofrece además de lo tradicional servicio de ballet parking, servicio de internet en el centro de negocios, coros profesionales y esquelas en diarios de circulación nacional, mientras que por otro lado existen opciones del Sistema de Velatorios del IMSS que ofrecen servicios desde 7 mil 500 pesos. Vale pena mencionar que existen también dependencias gubernamentales que ayudan a las familias de escasos recursos que no cuentan con dinero suficiente para velar y dar sepultura a sus difuntos.

Otra muestra de la precaria cultura previsora que tenemos en nuestro bello México es que solamente el 16.98 por ciento de los mexicanos teníamos en el año 2010 un seguro de vida según estadísticas de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Hablando en términos macroeconómicos podemos señalar además que la penetración del seguro de vida en relación al Producto Interno Bruto alcanza apenas el 0.9 por ciento y representa el 41 por ciento de la participación total del mercado asegurador.

Es tanta la seriedad que se le tiene a la muerte en México que incluso hoy 2 de Noviembre se celebra la fiesta patronal de la Santa Muerte, la cual ha visto crecer de manera muy significativa en un periodo de tiempo muy corto su número de fieles. Los adeptos o seguidores al culto de la también llamada “Niña Blanca” consideran que existe mucho desconocimiento respecto a ella y aseguran que fue creada por Dios y que no necesariamente es usada con fines maléficos como muchos consideran.

Conscientes de que son miles los problemas legales que conlleva no darle importancia a la muerte las autoridades federales de este país instauraron hace años a septiembre como el mes del testamento, lo cual poco a poco ha venido cambiado los patrones culturales que tenemos, al grado de que este año se debió extender hasta octubre.

David Arellano Cuan, quien es titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobernación señaló en días pasados que en este 2013 se incrementó un 20 por ciento el número de testamentos otorgados con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que refleja que poco a poco se avanza en materia de cultura testamentaria.

Existen otros que se enredan en la bandera deseando tirarse de un balcón del Castillo de Chapultepec y son quienes señalan que en México debería de solamente celebrarse el Día de Muertos y no la Noche de Halloween, una fiesta muy norteamericana, pero que resulta muy divertida para los niños, sin embargo no existe comparación alguna ya que se festejan aspectos distintos y de manera muy diferente.

Aunque mucho se diga que la muerte no nos asusta a los mexicanos, sí demostramos al igual que muchas culturas un temor a lo desconocido, a dejar este mundo terrenal y preferimos hacer caso omiso de nuestras preocupaciones bajo una máscara tradicional con música, comida y fiesta.





26 Octubre 2013 03:00:15
Peña, el villano o héroe priista
El Gabinete y el presidente de la República Enrique Peña Nieto parecieran no estar muy preocupados por la creciente animadversión que se ha ganado desde su llegada al poder, sin embargo, su partido debiera escuchar las voces de desacuerdo del pueblo, ya que el periodo sólo dura seis años y querrán mantenerse en 2018 en Los Pinos.

Aunque no lo visualicen por ahora, el PRI no se puede dar el lujo de perder otra elección presidencial, les costó mucho regresar al poder luego de que en 2000 cayeron a ser la segunda fuerza política en la elección presidencial y hasta el tercer escaño seis años más tarde, el ciudadano les dio una segunda oportunidad condicionada.

Al presidente Peña y su equipo se les ha olvidado rápidamente los vulnerables números que los tienen en el poder ya que fueron elegidos solo por el 24.19% del total del padrón electoral de 2012, si es que tomamos en cuenta que hubo un 36.1% de abstencionismo.

En el corto plazo el Gabinete de Comunicación Federal ha establecido una estrategia exitosa guardando silencio y dejando de publicar -para evitar críticas- estadísticas como la del número de muertes a causa de la lucha contra el crimen, tampoco han publicado los índices de aceptación y popularidad que tiene el Primer Mandatario al finalizar su primer año de gestión.

A los ojos de algunos sectores de la población se están tomando decisiones no apropiadas y cuyo único objetivo en el corto plazo es capitalizar al Gobierno federal, pero sin tomar en cuenta los intereses de la Nación.

La primera gran reforma planteada y aprobada fue la educativa, la que sin duda le ha generado millones de detractores ya que es preciso señalar que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es la agrupación más grande no sólo de México sino de toda Latinoamérica.

Ahora la reforma hacendaria también ha provocado mucha molestia en sectores fronterizos y sobre todo empresariales, quienes han hecho público su descontento por las reformas aprobadas por nuestros “honorables” diputados y senadores.

Un detalle que tienen los priistas a su favor es que no solamente ellos hacen oídos sordos de las necesidades de los mexicanos, también el resto de los partidos parecieran estar negociando rebanadas de un pastel con las reformas, sin tomar en cuenta que son trabajadores y representantes del pueblo y que no tienen en su perfil de puesto el concepto de autonomía.

Si bien es cierto el PRI domina numéricamente la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores no lo hace con el dominio de antaño, han perdido posiciones valiosas ante el PRD y el PAN, por lo que deben seguir trabajando, primero en mantener su número y luego para seguir creciendo.

Los jóvenes son un sector que en numerables ocasiones han manifestado su descontento por Peña y todo lo que él representa, no podemos olvidar el movimiento llamado “Yo soy 132” o las rechiflas que han hecho al Mandatario cuando acude a una universidad, o bien la última acontecida en Guadalajara durante la XI Cumbre de Negocios, cuando una joven regiomontana de posgrado reclamo al presidente, sin importarle que el Gobernador del Estado y los organizadores del evento se la querían comer con la mirada, cuando rompió el protocolo establecido.

Gran parte de esta molestia se basa en que los jóvenes no se sienten escuchados y tomados en cuenta, sólo se les cita cuando se requieren hacer spots electorales y cuando es tiempo de votar.

Peña y su equipo decidieron apostar y tomar el trabajo con circunstancias poco alentadoras, un gobierno sólido en materia económica, pero sin mucha liquidez, con miles de problemas de seguridad y donde la población exige soluciones inmediatas.

Pareciera que las reformas traerán consecuencias positivas en un plazo muy largo, pero si ayudarán a capitalizar financieramente rápido al Gobierno federal, el cual muy poco o nada ha hablado de dónde utilizará dicho recurso en su gasto corriente de 2014, por lo que será fundamental aplicar programas de austeridad, el país es uno muy distinto al que gobernó el PRI anteriormente y donde se capacitaron los Chuayfetts, los Videgarays y los Osorios.

Los priistas no pueden olvidar que este es otro México al que gobernaron por más de 70 años y que si llegaron de nueva cuenta al poder es con condiciones, no pueden arriesgar la estrategia que han venido trabajando con gobiernos estatales y municipales por años, tratando de recuperar el prestigio que alguna vez tuvieron.
19 Octubre 2013 03:06:09
La cortina de humo Tricolor
Aunque me duela en el alma debo aceptar que la Selección Mexicana y lo ocurrido en las últimas horas refleja de manera muy clara lo que somos y hemos sido, un pueblo maravillosamente ingenuo y noble que se deja seducir por espejitos o cortinas de humo.

No es casualidad que el mismo día los diputados aprueban la Reforma Fiscal y el mismo día se inicie una campaña mediática monstruosa para ver si se quita o no a Víctor Manuel Vucetich de la Dirección Técnica Nacional y que incluso se den el lujo de anunciarlo hasta el viernes para hacerlo con bombos y platillos.

Sin importar lo burda y descarada que sea la telenovela del futbol mexicano seguimos apoyando y consumiendo un producto basura y sobrevaluado sin darnos cuenta de que simultáneamente ocurren cosas de relevancia trascendental para el país que nos van afectar mucho más allá de acudir o no a una justa mundialista.

En este país se toma con mayor seriedad ver quién será el próximo técnico nacional, en lugar de analizar los currículums de los funcionarios de gobierno que nos dirigen, se analiza con más pasión y precisión concienzuda el historial de un director técnico que el de un Presidente de la Republica.

El negocio de la Selección Nacional dista mucho de representar lo que es y ha sido este país, es una empresa rentablemente multimillonaria de dólares, pero para unos cuantos y un fiasco para el resto de las población.

En 1938 se transmitió en Estados Unidos un programa de radio llamado “La Guerra de los Mundos”, donde se tomó como base la novela de Orson Welles escrita en 1898 que hizo creer a las personas que nos invadían los marcianos, lo cual provocó un gran revuelo por lo ingenuo del público en ese entonces, sin embargo los mexicanos estamos al mismo nivel, solo que con el pequeño detalle que 75 años después.

Una precisa campaña de mercadotecnia al grado quirúrgico nos ha hecho sentir un patriotismo barato y corriente al sentir que somos más mexicanos por vestir una playera verde –la cual cambia de diseño cada 6 o 7 meses- o ver un partido de jugadores grises y mediocres en lugar de exigir cuentas al gobierno, cuestionar sus movimientos y analizar con la misma precisión su eficiencia y efectividad.

Una forma muy genuina de mostrar un patriotismo genuino sería trabajar arduamente, hacer las cosas bien y a la primera y cumplir con los compromisos que nos fijamos como ciudadanos y mexicanos, más allá de un espectáculo deportivo aún más teatral que la lucha libre.

Mientras millones de mexicanos deberán pagar más por consumir refrescos o comprar alimentos para sus mascotas, o bien existir el riesgo de que puedan desaparecer 400 mil empleos directos y 720 mil indirectos por el impuesto a la producción de carbón y emisión de dióxido de carbono el Presidente Enrique Peña Nieto, acude a la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Panamá para decir que se siente confiado en que México logre su boleto al Mundial al vencer al complicadísimo y cuasi perfecto equipo de Nueva Zelanda.

Hoy diferentes sectores de la población se sienten defraudados por lo que ven en la cancha, sin embargo no se sienten dolidos por ver como miles de personas pierden sus trabajos, ganan salarios de risa, como millones de personas viven en la miseria y toda la riqueza de este país queda en muy contadas manos, que son los que dirigen entre otras cosas los destinos de la Selección Nacional.

Llevamos cuatro técnicos en un periodo de tres meses, lo que habla de que la guillotina se aplica sin cortapisas, sin embargo no hemos visto correr las cabezas de los ineptos patiños disfrazados de dirigentes como Justino Compean, Decio de María y Gonzales Iñarritu, quienes toman decisiones arrebatadas y desesperadas al ver como su proyecto se hunde sin explicación.

Los jugadores no han decepcionado, es su nivel real, el que siempre han mostrado solo que antes nos hicieron soñar que eran jugadores como del Monopoly con cifras estratosféricas que no valen y que ahora preocupantemente no tienen la capacidad para reaccionar, no es que no quieran.

Por favor, ya basta, ¿cuándo será el día que también nosotros como ciudadanos hagamos valer nuestra opinión, que dejemos de comprar espejitos baratos y que se hagan las cosas como deben ser?, que el futbol se haga y desenvuelva en la cancha, mientras que la política y el negocio se haga fuera de ellas.
12 Octubre 2013 03:00:56
La delincuencia, un paso adelante
Los delincuentes en este país siempre le llevan un paso adelante a las autoridades, encuentran la manera creativa para delinquir con total libertad y es hasta que las estadísticas son alarmantes cuando los legisladores deciden modificar las leyes y tratar de proteger a una población inconsciente, ingenua e irresponsable que tampoco se ayuda a sí misma.

Como si no fueran suficientes los crímenes cometidos por esta vía, apenas el jueves Facebook anunció que desaparecerá por completo la opción de privacidad para poder filtrar a quienes tienen acceso al perfil, es decir, todas las personas libremente tendrán acceso para visualizar la información de cualquier persona que tenga una cuenta, con su consentimiento o sin él, lo que sin duda será bien aprovechado por los no pocos delincuentes virtuales que pululan en el mundo.

Por desgracia todas les semanas vemos en los medios de comunicación a degenerados que abusan de niñas y niños o jóvenes y que el modus operandi partió de una red social como Facebook, motivos que han llevado a nuestro país a ser líder a nivel internacional en materia de secuestros.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Publica y la Justicia Penal señalo que en los primeros meses de gestión de Enrique Peña Nieto como Presidente de la Republica se ha disparado este tipo de delitos hasta en un 35%, incluso se atreven a señalar que podríamos llegar a 3 mil 600 en este año si se continua con la tendencia mostrada hasta ahora.

Hasta el momento según dicho estudio se han perpetuado hasta el mes de agosto un total de mil 130 privaciones de la libertad, de las cuales solamente se han logrado rescatar 458 entre la Secretaria de la Defensa y la Secretaria de la Marina, según señala el presidente del Consejo Antonio Ortega Sánchez.

Si bien es cierto las estadísticas se fundamentan en los casos de demanda valdría la pena considerar que existe un número similar o mayor que no se demanda por miedo.

Las extorsiones también están al alza hoy en día, es tan lenta la ley mexicana para establecer justicia en materia informática que los delincuentes aprovechan dichas lagunas jurídicas para servirse con la cuchara grande y delinquir a todo lujo, apoyados por plataformas como Facebook, la cual está interesada solamente por tener más suscriptores y generarle mayores ganancias a sus accionistas.

Debido a la edad otoñal que viven muchos de nuestros legisladores no se dan cuenta de la magnitud del problema que enfrentamos como sociedad hoy en día, los riesgos que vivimos ya incluso estando en nuestras casas y si a eso sumamos la innegable y gigantesca estupidez conque manejamos las redes sociales abrimos de par en par las puertas para los delincuentes.

Esta nueva generación de delincuentes no siempre pertenecen a grupos delincuenciales, establecidos en toda forma, son mentes enfermas y hábiles cibernéticamente para extorsionar personas a través de las redes sociales, son hijos de vecinos, familiares y hasta compañeros de escuela o trabajo quienes se dedican a jugar con las personas, al fin y al cabo las leyes en dicha materia y la implementación de justicia está en pañales.

No contamos con elementos suficientes para visualizar un cambio radical en la legislación mexicana para reducir los delitos cibernéticos, será hasta que un mercadólogo o asesor le sugiera a un candidato modificar las leyes para que con intenciones meramente electorales considere la opción de sancionar con todo el rigor de la ley a quienes cometan delitos a través de su computadora o teléfono celular.
05 Octubre 2013 04:04:20
¿Y la reforma profesional?
Gran molestia ha causado al gremio magisterial la Reforma Educativa hecha por el presidente Enrique Peña Nieto, modificación que hará que se les evalúe anualmente para mantener su plaza sin embargo ellos cuestionan y me sumo a su voz que solicita que se haga en todas las carreras profesionales, proponiendo un servidor que se inicie por la función pública.

Haciéndole un poco al Julio Verne, con sus cuentos fantasiosos, me gustaría observar a presidentes, gobernadores, alcaldes, incluso secretarios de Estado aplicando sus exámenes, con resultados que pudiéramos ver en la red con transparencia ejemplar y que quienes no cumplan con un puntaje satisfactorio ser retirados de sus funciones para recibir capacitación.

Increíble resulta ver funcionarios de primer nivel que no saben hablar el básico idioma inglés que requieren traductores y que son incapaces de señalar autores de libros, mucho menos sabrán de cuestiones estadísticas o matemáticas, por lo que me gustaría que dichas evaluaciones fueran simultaneas para todas las profesiones, incluyendo desde luego comunicadores.

Me gustaría afirmar que solamente los funcionarios de Gobierno adolecen de falta de preparación y actualización en su rama profesional, sin embargo, lo mismo aplica para médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, desde luego docentes y hasta comunicadores, quienes colaboran al igual que muchas profesiones de manera muy valiosa para mantener estancado a México.

Este país está plagado de improvisados, ignorantes y caducos, cuya única y sobrevalorada cualidad es su valentía o ambición como para ejercer una profesión de la que no tienen idea ni ética para ejercerla y que como nadie la evalúa se ejerce con plena libertad, sin importar el costo social que ello provoque.

Aunque me pese aceptarlo debo reconocer y sumarme a las voces que señalan que las “Flamantes” reformas que se están haciendo o proponiendo por el Ejecutivo y partidos políticos es demagogia pura ya que gran parte de los problemas de este país no son las leyes, constituciones o reformas, sino su seguimiento y aplicación de justicia para que se lleven a cabo.

A muchos les preocupa de sobremanera -al menos de dientes para afuera- saber quiénes están impartiendo clases a nuestros hijos, sin embargo no es menos importante el trabajo y ética del funcionario que maneja nuestro dinero, el abogado que procura la impartición de la justicia o el medico que maneja vidas con sus manos y conocimiento, todas las actividades laborales requieren una profesionalización genuina.

No termino de entender con la nueva postura para que servirá un título profesional y una cédula de los maestros sí año con año deberán ser evaluados, cuando se supone que se debería fortalecer el trabajo y exigencia en las escuelas normalistas, así como un seguimiento férreo a la asignación de plazas, sin mencionar con el monitoreo que se debe hacer con los sindicatos.

Estúpido resulta pensar que todos los docentes son malos, corruptos, flojos o comodinos, existen millones de maestros que cumplen con su horario, que tienen vocación para la docencia y que trabajan de manera digna para mantener a sus familias, no todos nuestros docentes tienen aspecto y hábitos pandilleriles.

Peligrosas me parecen las declaraciones del Secretario de Educación Emilio Chuayffet y el propio Presidente Enrique Peña, quienes señalan que los resultados de sus reformas se verán en cuatro o cinco años, justo cuando ellos ya no estén en el poder y que si no se logran los resultados sea otro quien deba dar explicaciones si no se notan los cambios, ellos ya estarán viviendo de manera cómoda y sin sobre saltos en Irlanda u otro país de mundo.

La destacada y brillante clase política tiene una oportunidad de oro frente a sí, sería maravilloso si predican con el ejemplo y condicionan su trabajo a exámenes anuales, quizás así los maestros dejarán de manifestarse y quejarse, sentirán ellos y nosotros como sociedad que existe justicia y equidad en este país.
28 Septiembre 2013 04:00:15
Estrés laboral,  esclavitud disfrazada
Sin darnos cuenta somos victimas del estrés laboral, ya sea como empleados o como jefes y no sabemos la magnitud de los niveles de preocupación que manejamos cada día, circunstancialmente hemos debido aprender a vivir preocupados.

Pasé seis años de mi vida en primaria, tres en secundaria, dos en bachillerato, así como cuatro y medio en universidad además de tres en posgrado y sin embargo jamás en esos 18 años y medio dentro de las aulas se me enseñó cómo superar las preocupaciones y presiones laborales, hemos debido aprender de manera autodidacta.

En México con suma precisión nos enseñan fechas históricas como la Revolución Mexicana, la Independencia, el Día de la Raza y hasta la Batalla de Puebla, además de tablas de multiplicar, coordenadas, diagramas, cálculo, álgebra y hasta fórmulas de compuestos químicos sin embargo no nos enseñan como firmar un contrato de trabajo, como solicitar empleo, mucho menos a lidiar con jefes o subordinados complicados para tomar mejores decisiones y tener calidad de vida profesional.

Mucho se responsabiliza a las redes sociales como Facebook o Twitter de que provocan infinidad de divorcios sin embargo habría que analizar otra hipótesis como ver cuántas de esas separaciones se debieron al poco tiempo que pasaban como pareja los conyugues, quienes deben pasar gran parte del día en la oficina, negocio o industria lejos de la esposa o esposo.

Para ver la magnitud de este problema según el INEGI en 2009 se registraron un total de 84 mil 302 divorcios, cifra que apenas un par de años después en 2011 se registraron 91 mil 285, muestra del creciente índice de desintegraciones familiares.

Risible resulta escuchar y pensar que en este país las jornadas laborales son de ocho horas, que se viven otras ocho para comer, convivir con la familia, distraerse y las ocho restantes para dormir, los índices no son tan maravillosos como se manejaron en el siglo pasado, cuando bien le va a un empleado actual pasa 9 ó 10 en su trabajo, si es que no se lleva tarea a la casa o es interrumpido con cuestiones laborales en su hogar con una llamada al teléfono celular.

Es muy complicado, por no decir imposible que un trabajador mantenga equilibrio cuando no tiene tiempo para convivir con su familia, socializar, caminar tranquilamente por un parque o bien leer; debe pasar y desquitar todos sus minutos pensando en cómo hace la transición del dueño de su empresa de millonario a multimillonario.

Sin duda estos niveles de trabajo y estrés laboral afectan físicamente y psicológicamente al trabajador, las permanentes campañas de estrés por parte de la alta administración tarde o temprano le cobran factura no sólo a la salud de su planta laboral, sino a la productividad.

Muchos recursos y tiempo pasan los grandes gurúes de la administración pensando y analizando cómo se debe aplicar la capacitación, como mejorar los canales de comunicación dentro de la empresa y como ser más productivos para mejorar la rentabilidad del negocio, sin embargo nada es tan efectivo y certero, aun sin sistema, como la permeabilidad que se da cuando existe estrés, sigue una línea vertical muy clara y llega a todos y cada uno de los empleados de la empresa.

En el mundo actual se ha convertido en una prioridad vivir en una casa propia, si es privada mejor, tener un automóvil de modelo reciente, incluso ocupar un puesto que huela a gerencia, todo ello nos da estatus, sin embargo debemos pagar un costo muy alto en materia de salud física, mental y hasta espiritual.

En un mundo tan competitivo de la misma forma que en el reino animal sólo los más fuertes e inteligentes sobreviven y aprenden a vivir con estrés, a manejarlo de tal forma que no afecte su mente y cuerpo.

Esclavismo es una palabra muy fuerte, sin embargo en este país donde los ricos hacen e interpretan las leyes a su conveniencia seguimos viviendo un estrés interminable en materia laboral, aunque en el fondo es lo primero mencionado en este párrafo como en siglos anteriores, sólo que ahora se maneja con términos más románticos.
21 Septiembre 2013 03:00:25
Oídos sordos en la Gran Hacienda
En los últimos años la ciudad de Ramos Arizpe se había caracterizado por llevar un desarrollo urbano sostenido, solidez económica y satisfacción de los habitantes, hoy sin embargo, la molestia y quejas ante las autoridades Municipales y Constructoras como Corsa S.A reinan en esta ciudad otrora ejemplo regional.

Es bien sabido para los economistas que un indicador palpable para saber cómo está la situación económica de un país, estado o ciudad es a través del ramo de la construcción, de la compra de vivienda, por ello se convierte en un aspecto fundamental para ver el desarrollo urbano de una comunidad.

Por ello es importante escuchar y analizar las quejas ciudadanas en contra de constructoras y compradores de vivienda.

Colonos del Fraccionamiento Gran Hacienda, un complejo construido por la Constructora Corsa S.A manifiestan gran molestia por el deficiente, poco profesional y rustico servicio recibido, el cual ha dejado mucho que desear desde que se inició con la venta de inmuebles, hace ya casi dos años. Ya esta constructora había sido señalada por mal servicio en Noviembre de 2008, cuando vecinos de la Colonia Analco II habían manifestado molestia por malos terminados en sus casas, cuarteaduras y mal acabado en puertas y ventanas.

Algunos de los empleados de esta Constructora desconocen por completo el concepto de servicio, de atención al cliente y lo peor es que tiran al cesto de la basura el prestigio e imagen corporativo que pudiera tener esta empresa.

Increíble resulta para cualquier comprador que existan dueños de casas habitación en esta Colonia Gran Hacienda en Ramos Arizpe que tengan ya más de un año y ocho meses habitando sus casas y que la constructora o sus empleados no tengan la delicadeza, atención u obligación para entregarles los planos; precisión en tiempo que si existió al momento de firmar los créditos ya sea a través de Infonavit o Cofinavit según manifiestan los propios vecinos.

Era de esperarse que si no se han entregado los planos a los vecinos de sus propiedades tampoco hayan distribuido de manera uniforme el reglamento Interno a todos y cada uno de los vecinos, situación que desde luego genera conflictos entre los habitantes por ser un fraccionamiento cerrado, obligación que la constructora debe cumplir.

Es tanta la molestia entre los habitantes de estas casas construidas por Corsa que los propios vecinos debieron con recursos propios pagar por un portón eléctrico, una promesa hecha por los representantes de la constructora, quienes señalaron que ellos absorberían el costo según señalan los vecinos. Un detalle grave es que aunque la constructora aun no entrega la colonia y departamentos del sector y ya no cuenta con mecanismos para ingresar, deben esperar a que un vecino ingrese y puedan pasar.

Con estas lluvias recurrentes existe un grupo de vecinos de la colonia que señalan que sus nuevas y poco modestas casas tienen un deficiente impermeabilizado, cuentan con numerosas goteras, situación de la que ya han manifestado a los representantes de la constructora y han hecho caso omiso, solo promesas de la burocracia privada. Si fueran casas con varios años de edificación sería entendible, no con casas que no llegan muchas de ellas a los dos años.

Incluso existen vecinos que aseguran que les fue prometida la instalación de hidroneumáticos al momento de la venta, situación que se quedó en el mundo de las palabras ya que solamente ocurrió en algunos de los hogares.

Pecando de optimistas pensamos que estas problemáticas no se repetirán en el nuevo fraccionamiento de esta casa constructora ubicado a espaldas de la Nissan en Saltillo, el cual se anuncia con bombos y platillos.

Esperamos y deseamos que el personal de la Constructora no esté esperando que se cumpla el plazo de garantía para n o cumplir, tal y como lo señalaron hace años los vecinos de la Analco II.

Queremos pensar que los dueños o accionistas de estas empresas desconocen gran cantidad de los problemas, molestias y pésimo servicio que brindan sus trabajadores, de lo contrario no se entendería las ganas y empeño por dañar el prestigio e imagen de una empresa como Corsa.
14 Septiembre 2013 03:00:37
‘Grito de fiesta o desesperación’
Mañana el Presidente de la República Enrique Peña Nieto dará su primer grito motivo de un aniversario más de la Revolución Mexicana aunque se llevará a cabo en un ambiente lejos de ser festivo, en un país inmerso en manifestaciones, altos índices de violencia, molestia y con una economía estancada.

Hoy no vivimos dependientes del Virreinato de la Nueva España, hoy vivimos dependientes de los intereses políticos y económicos de los grandes capitales que rigen la vida de esta nación.

Ni las múltiples propuestas de reformas: energética, hacendaria, educativa y la que se acumule; ni tampoco haber detenido a la enemiga número uno de la educación en México bajo su gestión, han logrado que el joven Presidente priista sea visto con buenos ojos por la ciudadanía común, la ciudadanía que trabaja lejos de la burocracia, política y medios de comunicación, como hay millones.

Para desgracia de Peña y sus asesores, la excelente cortina de humo cuando existen problemas denominada Selección Nacional está lejos de ofrecer condiciones para despertar el espíritu y orgullo patrio, como lo han hecho sus antecesores. El llamado “Tricolor” hoy ofrece más lastimas y vergüenzas que orgullo, por eso se debió a recurrir al “Canelo” Álvarez, un imán inhallable de taquilla para que saque la casta.

Mi cabeza sigue sin comprender lo que se vive en México en materia educativa, por un lado se dice que hacen falta reformas para mejorar la calidad en materia académica, pero no se fijan metas numéricas, ni se fijan plazos para ver dichos resultados en el corto plazo y por otro se quieren eliminar las exenciones del IVA en materia educativa.

Aplaudible me parece que el Gobierno de Peña Nieto este muy preocupado por establecer estándares de calidad en materia docente, sin embargo también me gustaría que fueran evaluados los burócratas sin importar jerarquía, que anualmente deban acreditar un examen y que si no lo acreditan sean capacitados y si reprueban de nueva cuenta dejen su puesto.

Ya que vivimos tiempos donde las reformas están de moda me gustaría proponer una que se encargue de fiscalizar y monitorear los recursos de los gobernantes, que evite que existan funcionarios de cualquier orden de gobierno que gaste millones de dólares en ropa en tiendas exclusivas como La Casa Bijan, la cual se ubica en Rodeo Drive y donde un par de calcetines cuestan más de 700 pesos y se encuentran trajes que superan los 700 mil pesos, cifra con la que muchos podríamos comprar una o hasta dos casas o departamentos.

Creo que hemos visto diariamente a muchos funcionarios gubernamentales que hacen gala de una educación precaria, no pueden presumir gran cultura, lo que respalda la propuesta de Peña Nieto y su equipo, urge mejorar la educación en este país.

Como si fueran pocos los impuestos que ya pagamos, Luis Videgaray el flamante secretario de Hacienda considera que se deben incrementar los gastos en materia de renta y compra de inmuebles, así como gravar los alimentos de las mascotas.

Por más que busqué no encontré en su propuesta un inciso que hablara de cómo se van a eficientar los gastos de campañas políticas, gastos de representación de los funcionarios, viáticos y gastos de austeridad de la alta administración, no la burocracia de a pie.

Somos un pueblo noble, muy noble diría yo, capaz de celebrar o incluso reír en momentos complicados, cuando los escenarios presentes y futuros no sean halagadores, no importa ¡Viva México!
07 Septiembre 2013 03:04:37
Facebook y Twitter capitales
Han pasado miles de años desde que Santo Tomás se aventuró a afirmar la existencia de los siete pecados capitales sin embargo a pesar de tanto avance tecnológico y científico seguimos pereciendo víctimas de los mismos males mucho tiempo después.

Quizás la forma de expresarlos han sufrido algunas modificaciones con el devenir del tiempo, es ahí donde las herramientas actuales nos han ayudado o perjudicado para mantener los mismos problemas que en la antigüedad. La soberbia, avaricia, envidia, ira, lujuria, gula y pereza siguen tan vigentes desde el primer día de la creación, solo que ahora se puede hacer a escalas industriales.

A manera de pregunta quiero plantear: ¿Cuántos de estos pecados se consolidan y magnifican a la N potencia gracias a las redes sociales y la tecnología?

Para muchos la soberbia desencadena en muchos de los otros pecados, nos sentimos dignos de criticar con todo rigor a aquellos que nos rodean, incluso hoy en día los niños juzgan a los padres como si fueran lo peor del mundo, ni que decir a los maestros a quienes simple y sencillamente no respetan las nuevas generaciones, mucho menos a las personas de la tercera edad.

Arrogancia y altivez son parte solamente de los aspectos que reflejan dicha soberbia, donde se refleja toda esta Cenodoxia, la cual podemos observar a la perfección en las redes sociales como Facebook, donde nos gusta ser vistos, admirados, considerados, alabados e incluso halagados.

Para ver la avaricia en su máxima expresión basta con que observemos, olamos y analicemos nuestros centros de trabajo, donde no importa la salud física y mental de los trabajadores, solo se requiere producir ganancias y cifras que permitan hacer a los accionistas pasar del status de millonarios a multimillonarios.

Pareciera que las cosas materiales nos dieran personalidad, queremos más y más, es tanta nuestra carencia de valores que consideramos héroes a aquellos que matan, humillan, roban y secuestran pero que tienen amasadas grandes fortunas de dinero y propiedades.

La envidia es y ha sido un pecado natural de vivir en sociedad, siempre deseamos lo de los demás, nos parece atractivo lo ajeno y nos halaga ser envidiados, muestra que somos superiores que alguien en algún aspecto.

Cuantos millones de personas hombres y mujeres recurren a la tecnología para satisfacer sus necesidades lujuriosas, hemos visto casos incluso en las noticias de personas que se dedican a la pornografía infantil, o bien a distribuir y recibir fotografías de desnudos, donde lo que menos se hace es contemplarlas con fines artísticos como lo hizo en su tiempo Miguel Angel.

Cuando tenía Facebook me parecía risible observar fotografías de comida, era tanta la gula de algunas personas por ser tomados en cuenta que hasta le tomaban fotografías a sus comidas o bebidas y en cuestión de segundos las publicaban en la red, como si alguien le preocupara o robara el sueño por saber que están consumiendo.

La pereza es el pecado capital más noble para las redes sociales, ya que han logrado lo que ni el trabajo, escuela, deporte o lectura habían logrado antes que es estar esclavos de ellos gran parte del tiempo, noches, madrugadas y días en los que las personas pasan pegados a la computadora o teléfono para informar que hacen, siente o piensan.

En México no nos caracterizamos por ser expertos en materia estadística, pero valdría la pena analizar cuanta ineficiencia e inefectividad se ha presentado por personas que están en el trabajo presas de Twitter o Facebook, o bien en la escuela.

Lo aceptemos o no las redes sociales son un magnifico escaparate para poder observar como los siete pecados capitales mantienen una vigencia palpable y rica, la cual pinta para mantenerse por muchos años más.
31 Agosto 2013 04:00:14
El estilo propio de Rubén
Bien dicen que para la mayoría de los políticos la popularidad es sinónimo de éxito, sin embargo existen funcionarios como Rubén Moreira Valdez que no muestran esta cara de la política y prefieren hacer trabajo básico y de fondo, aunque éste no acapare las ocho columnas de los periódicos o titulares en los noticieros.

Rubén Moreira ha debido luchar contracorriente en su gestión, llegó a gobernar con muchas carencias financieras, con muchos detractores por ser hermano del ex gobernador y porque su estilo no es apapachador, ni tampoco popular, sino más bien con tintes ideológicos e históricos.

Al llegar al poder Moreira Valdez debió tomar una decisión trascendental para su gestión, decidió dejar a un lado las obras de relumbrón y concentrarse en obras y acciones necesarias, pero que en el corto plazo no generan dividendos en términos de popularidad, pero en materia de funcionalidad y consolidación financiera.

No es menor el reciente logro del equipo del actual gobierno estatal, el cual ha hecho los merecimientos suficientes para que la Certificadora Internacional Fitch Rating haya otorgado a Coahuila la calificación de BBB+ en lo que se refiere a calificación crediticia.

Aventurado sería señalar en estos momentos que las finanzas de Coahuila están relucientes, sin embargo se hacen trabajos estrictos, serios y costosos para sentar la base de la mejoría, resultados que brindarán dividendos quizás en el segundo trienio de este gobierno, o bien en los próximos sexenios ya que fue mucho el daño que sufrió el estado en materia de deuda.

Pagando el costo que conlleva tomar decisiones, el Gobierno estatal decidió recortar su nómina, eliminando a muchos pilotos “aviadores” de nivel profesional, así como los lujos a los que estaban acostumbrados los funcionarios estatales, quienes han debido ajustar su “modus vivendi” y absorber trabajos que antes realizaban compañeros que hoy ya no están.

Hoy los funcionarios estatales deben ganarse los halagos en base a resultados, ya no existen recursos para financiar alabanzas, es preciso trabajar con austeridad y no esperar muchos aplausos; se deben dar resultados tan y como lo hacen las empresas: en base a resultados.

La cultura y los derechos humanos son dos rubros que han captado la atención de manera muy especial a este gobernante, quien ha administrado gran parte de su gestión para consolidar estas áreas, olvidadas por muchos años en Coahuila y en muchas latitudes de México.

Emulando a sus grandes héroes históricos, Moreira Valdez ha dedicado gran parte de su tiempo a la materia legislativa, incluso más que los propios diputados locales, quienes se han limitado a aprobar las iniciativas enviadas por el ejecutivo. Aspectos como el nuevo sistema penal acusatorio, la nueva constitución estatal y el divorcio “exprés” han dado un vuelco al escenario legal que tenemos en Coahuila.

Obras como la que se realizan en Luis Echeverría de Saltillo reflejan a la perfección la óptica de este gobierno, el cual hace inversión a largo plazo en obras muchas veces subterráneas, que no se ven pero que traerán beneficios para las próximas generaciones.

Moreira Valdez es un hombre obsesivo en materia educativa e histórica, ha procurado fortalecer la educación media superior y ha establecido como estrategia el impulso a las carreras técnicas en el estado, una exigencia manifestada de años atrás por las grandes industrias instaladas en Coahuila.

El problema más serio que ha debido enfrentar este saltillense se refiere a la seguridad, donde se requiere de mucho esfuerzo para combatir la inercia que tiene esta zona del país y donde Coahuila no ha sido la excepción.

Faltan pocos meses para que este gobernante rinda su segundo informe de gobierno, una gestión a la que muchos no ha gustado y no porque no se estén dando resultados, sino porque no aparecen en la prensa para la foto y porque muchos han debido sufrir con creces el precio de la austeridad.




24 Agosto 2013 03:00:53
Reformas en boga
Este sábado cerramos una semana muy complicada en materia legislativa, como nunca en la historia en una misma semana se trataron temas de tanta relevancia como las reformas energética, educativa y electoral.

Como dicen los políticos de la “Vieja Guardia”, “quien se mueve no sale en la foto” y es por ello que todos los actores políticos quieren demostrar o dar una opinión, conozcan o no del tema; sencillamente no se pueden quedar callados y dejar que otros acaparen los reflectores, marketing político puro.

Quiero iniciar con la reforma que acapara titulares nacionales e internacionales que es la reforma energética, resulta que después de 75 años ahora todos y cada uno de los partidos tiene una postura y una propuesta para salvar las finanzas debilitadas de Pemex, una empresa que tiene varias décadas funcionando con muchos pasivos y que lo peor es que ha sido saqueada por los gobernantes en turno para compensar otras áreas.

Patético me resultó escuchar a Cuauhtémoc Cárdenas hacer su propuesta de Reforma Energetica, la cual jamás planteó cuando fue candidato a la Presidencia de la República, ni tampoco cuando su copartidario en ese entonces Andrés Manuel López Obrador encabezaba las encuestas en los comicios del 2000, me parece degradante hacer una propuesta tan importante con una dosis tan alta de nostalgia y melancolía, no muy aplicables cuando los otros países petroleros ya nos llevan años luz de ventaja.

Acción Nacional también realizó su propuesta sin embargo mi inteligencia aún no comprende porque no lo hicieron mientras estuvieron 12 años en el poder, quizás jamas quisieron apoyar a su Presidente Felipe Calderón y demasiado tarde se dieron cuenta que los conflictos internos solo los han desgastado en luchas estériles.

Disto mucho de ser adepto de Enrique Peña Nieto sin embargo su propuesta quizás con puntos mejorables es la primera que se presenta en 75 años, muchos de los cuales gobernó su partido y que ahora se cuelgan de la propuesta del mexiquense para adoptarla, sin embargo ya se les olvido que gobernaron 63 de esos 75 años en los que no se hizo nada para mejorar la administración de Pemex.

Por otra parte accidentado resultó el regreso a clases, el cual a quien mas ha afectado es a los estudiantes.

Mientras las entidades gubernamentales cuestionan la actualización y preparación de los maestros, estos últimos cuestionan el riesgo que tienen en sus plazas y otros por debajo del agua señalan justamente que por qué sólo esta profesión debe ser evaluada anualmente, que se debería aplicar el mismo criterio a doctores, abogados, ingenieros y comunicólogos, a quienes les basta un título académico para no ser cuestionados en el futuro.

Muchos buenos docentes se encuentran en las aulas trabajando con niños y jóvenes y colaborando con su grano de arena para que este país esté mejor, sin embargo existen otros que ya de manera sistemática reclaman cualquier propuesta que haya, con razón y sin razón.

Existen fracciones parlamentarias que están condicionando la Reforma Energética con una Reforma Electoral, sin embargo existen muchos puntos en el aire y difícilmente se pondrán de acuerdo, ya que el PAN considera que puede volver a los Pinos, mientras que el PRI no querrá ceder un palmo de probabilidades de ser derrotado y el PRD que critica todo, ya vimos que no era solamente Andrés Manuel quien levantaba la voz ante la más mínima oportunidad.

Esperemos que en los próximos días los partidos dejen de querer llamar la atención, que dejen su soberbia de lado y que realimente se hagan reformas de utilidad que bien le hacen falta a México, no importa quien se ponga la medallita, lo que pedimos a gritos son resultados.
17 Agosto 2013 03:00:06
Viviendo en pretérito
Una de las cosas que más nos cuesta a los seres humanos es aceptar los cambios que no da la vida, nos aferramos al pasado y a los malos hábitos a pesar de que dichas costumbres nos hayan provocado malos resultados.

La llamada “zona de confort” no es una zona de comodidad de manera implacable, ya que en muchas ocasiones dicha “zona” nos genera molestia, resentimientos y dolor, yo lo llamaría recorrer el camino y sentimientos conocidos, ya que preferimos pagar el costo de mantener una certidumbre que buscar nuevos horizontes desconocidos.

Para que una puerta se abra es necesario cerrar con seguro y poner candado a la anterior, ya que será imposible abrir una nueva si la anterior no se ha terminado de sellar.

Sin darnos cuenta muchos vivimos un mal llamado presente viviendo del pasado, mantenemos costumbres, ideologías y hasta objetos antiquísimos porque sentimos que nos dan identidad, cuando ocurre todo lo contrario, nos quitan una identidad actual y solamente reflejan lo que un día vivimos, lo que un día sentimos.

Si bien es cierto las fotografías nos ayudan a captar momentos irrepetibles de felicidad también se convierten en ladrones de felicidad ya que provocan melancolía y nostalgia por glorias pasadas, cuando éramos jóvenes, cuando nuestros hijos eran niños y lejos de causarnos una alegría provocan evocar episodios pasados que para algunos fueron mejores.

Miles de seres humanos deambulan por este mundo sin darse cuenta que dejaron de vivir hace 30 o 40 años, mantienen incluso la ropa de hace mucho tiempo, con los mismos colores y combinándolo con lo mismo que se hacía en aquella época; otros incluso mantienen o tratan de hacer el mismo peinado, a pesar de que sean anticuados se empeñan en sentir que sigue de moda, amparados por la moda “retro”.

Otros más se empeñan en mantener incluso objetos materiales y les asignan un valor inmaculado por ejemplo los automóviles, a los cuales les crean una personalidad que les hace recordar su época de juventud o bien cuando sus hijos eran pequeños y la familia completa utilizaba dicho vehículo.

Existen casas que son dignas de envidia para cualquier museo histórico, con muebles, fotografías, detalles y atmósferas que huelen a pasado, con cortinas que no dejan entrar la luz del presente, de la nueva circunstancia y no dejan renovar el aire que se respira.

La música nos guste o no también refleja lo que somos, quienes hemos sido y quienes seremos, existen radiodifusoras, programadores y personas del público en general que siempre escuchan éxitos del pasado, no se atreven a conocer nuevos cantantes, nuevos grupos y prefieren lo ya conocido, escuchando canciones que fueron o son bonitas pero siempre nos hacen recordar situaciones o personas que ya no son parte de nuestra vida.

En Saltillo se vive un fenómeno con reuniones de ex’s, personas que se reúnen a platicar glorias pasadas, invitan a la prensa para que fotografía esos momentos plagados de nostalgia donde por minutos se sienten de nueva cuenta alumnos e incluso invitan a docentes que les hacen recordar esos bellos tiempos del pasado.

No importa la edad que tengamos siempre seremos jóvenes si tenemos planes para el futuro, es bonito recordar los ayeres pero dejándolos sepultados en el pasado, es preciso disfrutar nuestro día con- día, con las personas que amamos y queremos y quienes forman parte de lo más bello que podemos disfrutar que es nuestro presente, con virtudes, defectos y problemas, pero que le dan sabor a la vida.
10 Agosto 2013 03:00:36
Capacitación ‘nylon’
Los mexicanos vivimos a una prisa desmesurada por hacer las cosas que poco o nada nos preocupamos y ocupamos por la capacitación, preferimos el resultado mediato que tomarnos el tiempo para analizar y diseñar una estrategia que nos permita no repetir los problemas vividos con anterioridad.

Incluso los latinos somos una raza que prefiere aprender haciendo, se nos dificulta leer diagramas e instructivos y cuando compramos un producto electrónico preferimos aprender picando cuanto botón vemos que sentarnos y con tranquilidad leer el instructivo, estamos acostumbrados a aprender bajo la marcha.

Hoy en día nuestra economía es la segunda en Latinoamérica con tratados comerciales –solamente superados por Brasil-, lo que ha significado que hemos debido aprender nuevos esquemas de trabajo para poder competir con nuestros socios comerciales.

El experto en el tema Mayauel Serrano asegura que nuestro país tiene un atraso en la materia de 20 años con respecto a naciones como Estados Unidos y España.

Todavía en la década de los 70’s cuando gobernaba Jose Guillermo Abel Lopez Portillo nuestra economía era cerrada, por lo que los empresarios diseñaban sus propios programas de inducción y capacitación en las empresas, aunque solamente se ocupaban diseños muy precarios a diferencia de otros países donde ya se tenían establecidos programas de capacitación profesionalizados.

La productividad ha obligado a las empresas establecer programas específicos de capacitación ya que se manejan conceptos como calidad, cero defectos, menores costos y mayor rentabilidad sin embargo tanta necesidad de utilidad ha obligado circunstancialmente a reducir tiempos en la curva del aprendizaje, aunque a la larga se terminan pagando costos más altos por el aprendizaje de los empleados.

Más allá de la frialdad de los números vale la pena analizar por qué los mexicanos no somos adeptos a brindar o recibir capacitación de manera sistemática, por lo que de acuerdo a la experiencia personal como contratante de personal y como personal empleado puedo establecer algunas propuestas.

Los mexicanos tenemos una concepción rudimentaria del tiempo y recibir o brindar capacitación la vemos como una pérdida de tiempo, un espacio dentro de la agenda que nos va a quitar productividad para lograr metas específicas que vivimos en el día a día, por ello cuando acudimos estamos pensando en lo que dejamos de hacer, más allá de la implementación que tendrá lo que estamos recibiendo.

La segunda es los costos, la capacitación se ve como un gasto y no como una inversión, dentro de nuestro innegable espíritu guadalupano sentimos culpabilidad de dejar la línea de producción o la oficina para capacitarnos por lo que consideramos como perdida lo pagado por la capacitación y lo peor lo que estamos dejando de ganar por no estar en la parte operativa.

Otro concepto es la resistencia psicológica que tenemos por el cambio, a los mexicanos nos cuesta mucho el atrevernos a hacer cosas nuevas, les cerramos la puerta incluso a escucharlas y considerarlas mentalmente, para muestra un botón: nos llevó más de 70 años brindarle una oportunidad a un partido de gobernar el país que no fuera el PRI. Vale la pena observar las cifras de compras que tenemos para comprar en línea y compararlo con otras naciones para ver que nos gusta hacer las cosas a la vieja usanza.

Muchos de los cursos que ofrecen las empresas en materia de capacitación hoy en día ya son en línea sin embargo somos una cultura que ya de por si batalla para aprender nuevas cosas, mucho más si no es cara a cara, como lo solicitan los estudiantes y aprendices del siglo pasado.

Es necesario que empresarios y empleados consideremos la capacitación como una oportunidad para desarrollarnos, de ser más productivos; consideremos que ya hubo personas que se tomaron la molestia de diseñar programas para hacernos la vida más sencilla, dejemos de complicarnos la vida y salgamos de nuestra zona de confort. Hagamos capacitación, dejemos de ahorrarnos centavos porque se nos están fugando pesos.
03 Agosto 2013 03:00:26
Ambición material
Mucho se habla de que los divorcios van en incremento, incluso que existe un rompimiento social que afecta a las familias, sin embargo éste como muchos problemas sólo se analizan superficialmente y no se lleva a la raíz porque simple y sencillamente no conviene a los intereses de los grandes capitales.

El ser humano siempre ha tenido necesidades fisiológicas, seguridad, aceptación, estima, económicas y también sexuales entre otras, estas necesidades no han cambiado con el tiempo, lo que ha cambiado es la forma en la que las satisfacemos.

La sociedad no es mejor o peor que antes, sólo que ahora existe mayor apertura de comunicación, lo que ha provocado que cada vez más personas decidan mostrarse tal y como son, en todos los aspectos, no solo en lo sexual o adicciones.

Muchos de los problemas que se dan en las familias contemporáneas tiene que ver con la ambición de tener mayores cosas materiales, de ser admirados y aceptados socialmente y sobre todo, a la voraz ambición de los capitalistas que buscan ser más ricos a costa de todo, incluso a costa de la sociedad.

Aunque los más románticos insistan en señalar que la esclavitud desapareció hace muchos años es una mentira, son millones los mexicanos que cumplen jornadas agotadoras de trabajo, sin capacidad de tiempo para socializar, divertirse, practicar un ejercicio y convivir con la familia, su único pensamiento del día deberá y será pensar cómo hacer más rico al dueño de la compañía en la que trabajo.

En estos momentos vivimos para trabajar y no trabajamos para vivir, nuestro fundamento se ha convertido en materia laboral, hemos dejado de preocuparnos y ocuparnos incluso por nuestra salud y familia.

Gran cantidad de personas culpan a las redes sociales como el Facebook de infidelidades y separación de parejas, sin embargo es un análisis muy limitado y simplón.

Los problemas que enfrentan muchas parejas tienen mayor profundidad y las redes sociales solo facilitan algo que inequívocamente existe, solo se aprovechan estas redes sociales para facilitar comunicaciones o encuentros, pero no son ellas quienes operan detrás de un teclado, son seres humanos con carencias, antivalores y deficiencias quienes plasman cada una de las letras que forman palabras y mensajes.

Barato y tonto resulta culpar a las redes sociales de las fallas que tenemos como sociedad, son un vehículo como la televisión, la radio o la prensa para expresarse. Ahora que si basamos nuestra vida en echar culpas si han facilitado las cosas para mostrar nuestro verdadero sentir social.

Los gobiernos como el de Coahuila han facilitado los procesos para la separación sin embargo una pareja estable y con capacidad suficiente para superar los momentos difíciles, con tendencia al trabajo y con madurez sabe que los matrimonios tienen crisis y no se cobijará por la facilidad legal que se tiene para divorciarse.

Mientras no sepamos discernir y marcar nuestras prioridades seguiremos educando a nuestros jóvenes e hijos para que den su vida por personas que ni siquiera conocen, millonarios que incluso disfrutan de sus grandes capitales fuera de México, seguiremos viviendo vidas para hacer más felices a personas que viven fuera de nuestro hogar.
27 Julio 2013 04:04:32
La doble cara de la discriminación
Los mexicanos nos sentimos heridos y dolidos cuando se habla de la discriminación que existe en la frontera norte, nos quejamos amargamente del trato que recibimos de nuestros vecinos del norte y a pesar de ello repetimos de manera similar el patrón sin embargo no lo hacemos con los extranjeros sino con nuestros mismos compatriotas.

La discriminación en nuestro país es multivariable, se discrimina por el aspecto físico, por el color de la piel, por el nivel socioeconómico, por el lugar de origen, desde luego la preferencia sexual y hasta por la condición de gravidez. Aunque no queramos aceptarlo y nos duela hacerlo, en este país como te ven te tratan, te pueden ver en traje y corbata y con ello suponer que eres una persona importante, con unas finanzas solventes y que cuentas con grados académicos, mientras que pueden ver a la misma persona en playera, jeans y cachucha y eres un perfecto desconocido que debe hacer fila y recibir tratos cortantes, las sonrisas cambian por hosquedad.

Despiadado es el trato de nuestros queridos paisanos con los extranjeros y con los locales, ven con malos ojos al turista nacional que da propinas en pesos y abusan de manera indiscriminada a los visitantes de otros países sin embargo se quejan de manera amarga de que el Gobierno no les brinda apoyo para promover el turismo cuando somos nosotros mismos los que acabamos con la gallina de los huevos de oro, por decirlo en términos coloquiales.

Existen muchos grupos en todas las ciudades y Saltillo no es la excepción donde verifican hasta el grado de “Pedigre” para aceptar a un miembro en un grupo, no importa que pueda o no pagar una acción sino que se analiza el legado de su familia y honorabilidad a los ojos de esta “sociedad”, aunque resulta una doble cara ya que muchos de sus miembros tienen una honorabilidad que deja mucho qué desear.

Hace unos días un conocido me platicaba el caso de su esposa, a quien despidieron de su trabajo en una gasera de manera injustificada, que no querían darle su indemnización completa y que el motivo era su estado de embarazo, misma situación que me tocó presenciar con un jefe en el pasado que solicitaba a las mujeres al momento de contratarlas que no se embarazaran al menos por dos años.

La preferencia sexual es otra característica por la que se discrimina en este país y no solamente a las personas homosexuales, sino también a los heterosexuales ya que existen gremios donde son más reconocidos y prestigiados aquellos que tienen preferencias por personas del mismo sexo, tal es el caso de estilismo, la cocina y el diseño de moda.

Hace unos días durante un viaje nos comentaba una persona a mi esposa y a mí que dudaba que fuéramos norteños, ya que no vestíamos botas y que nuestro acento no era norteño, muestra inequívoca los estereotipos que nos formamos fácilmente. A nuestros vecinos del sur, llámese guatemaltecos, salvadoreños, beliceños o panameños los tratamos de la misma forma que los estadounidenses a nosotros, los vemos por debajo del hombro y les tenemos una desconfianza inmerecida, la misma con la que nos ven los anglosajones estadounidenses a nosotros los mexicanos.

Singulares somos los mexicanos, una raza con una sensibilidad muy a flor de piel cuando nos ofenden, pero con una coraza impresionante cuando somos nosotros los que dañamos, ofendemos y discriminamos por las mismas razones por las que nos quejamos.




.


20 Julio 2013 03:00:15
Nuestro Saltillo melancólico
Saltillo es una ciudad peculiar en muchos aspectos, palpable esta diversidad de manera más descarada para quienes no han crecido aquí, pero que para quienes vivimos aquí por mucho tiempo perdemos la perspectiva de nuestro innegable aire provinciano.

Pareciera que el tiempo en la capital de Coahuila corre en dos velocidades, para muchos el reloj avanza muy despacio y para otros el cronómetro avanza a gran paso con vialidades de ciudad moderna, pero que mantiene su dosis nostálgica del pasado, del Saltillo del Siglo 17 o 19.

Los saltillenses somos muy peculiares, han pasado ya más de 20 años desde que inició el uso de los cajeros bancarios y seguimos manteniendo esa desconfianza inicial, dedicamos minutos valiosos para leer siempre la misma información, sacamos e ingresamos la tarjeta de crédito o débito hasta en cinco ocasiones para realizar el mismo trámite al menos dos veces por quincena. Pareciera un proceso distinto en cada ocasión y le dedicamos hasta 10 minutos a un proceso diseñado para tardarnos 3 minutos a lo más.

Tiendas muy populares de conveniencia con letras x se han visto invadidas en los últimos años con clientes que acuden, pero no a comprar objetos materiales sino a comprar tiempo aire para su teléfono celular y siempre que acuden olvidan el número telefónico y deben buscarlo en el aparato mismo, proceso que toma al menos 5 o 6 minutos por cliente, mucho si tomamos en cuenta que los inventos y creadores de dicho sistema lo consideraron para uno o dos minutos.

El momento de conducir en nuestras calles también es muy peculiar, se han creado vías rápidas para transitar a una velocidad moderada pero constante sin embargo seguimos manejando de la misma forma que lo hacíamos hace años en los callejones chuecos y mal creados del centro. Es tanta nuestra falta de cultura al conducir que frenamos y nos detenemos de manera abrupta arriba de los puentes y por ello los accidentes están a la orden del día.

Nuestro centro de la ciudad también es nostálgicamente mágico, comercios sobreviven a pesar de la modernidad y el devenir del tiempo mostrando e incluso vendiendo los mismos productos que lo hacían generaciones anteriores, incluso ya con vidrios y aparadores amarillentos por el paso del tiempo, además de banquetas diseñadas para una o dos personas como límite. Clubes sociales mantienen pura su tradición y legado familiar, existen muchas personas en esta bella ciudad que de manera inconsciente tratan de descifrar implacablemente el árbol genealógico de las personas y siempre tratan de encontrar familiaridad con las personas del Saltillo del siglo pasado, incluso con profesiones y oficios que se vivían décadas atrás, les hacen ruido los apellidos foráneos.

Existen todavía los que llaman a la ciudad el “Atenas de México” porque años atrás brillaba nuestra ciudad por sus instituciones educativas legendarias, las cuales se veían inundadas por estudiantes foráneos del resto del estado, incluso del noreste del país, hoy todos los estados e incluso la ciudad se han visto invadidas por nuevas instituciones con prestigio propio. Años atrás un docente en mis años de universitario argumentaba que los saltillenses somos una sociedad desconfiada por naturaleza, atribuyendo dicha característica al sentido de que la ciudad está situada geográficamente como un punto de paso para muchos destinos del noreste del país y que nos veíamos visitados por una gran cantidad de forasteros y los locales a manera de protección se hicieron cuidadosos en su trato con personas o procesos que no conocen.

El mundo va a una velocidad endemoniada, necesitamos dotarnos de una gran dosis de paciencia y tranquilidad para no perder la calma y poder disfrutar nuestra bella ciudad, una ciudad que no pierde su toque colonial pero que tanto atrae a muchas personas por su peculiaridad, Saltillo es presente y es pasado.

22 Junio 2013 04:00:06
Debate y no un foro
Esperamos que el próximo debate que protagonicen los candidatos a la Alcaldía sea eso, un debate donde se analicen, argumenten, defiendan posturas y se señalen cuestionamientos que tenemos como ciudadanos y que no se convierta en un simple foro solo de propuestas, queremos que se analice a fondo la problemática y oportunidades que tenemos en Saltillo.

La palabra “debate” proviene del latín debatture y significa discutir, disputar sobre algo tal y como lo define el concepto se trata de una discusión de temas con opiniones antagónicas sobre un tema en particular o problema.

Suponemos que las plataformas de los partidos políticos están basadas en representatividad de la población y con diferencias, que los mismos problemas se pueden abocar y solucionar con métodos y técnicas distintas, por lo que es fundamental argumentar y defender posturas para encontrar y definir soluciones.

En este espacio hemos señalado que nuestra clase política representa a la sociedad, una sociedad mexicana no acostumbrada a los cuestionamientos, argumentación, debate puro y a la discusión de cualquier tipo de temas, carecemos de una cultura lo suficiente holgada como para mantener una discusión y tocar temas de profundidad sin tomarlo personal.

Años atrás la cadena española Antena Tres transmitía un programa llamado “Esos Locos Bajitos” que conducía Bertin Osborne y donde niños de muy corta edad cuestionaban a un personaje y mantenían además una discusión sobre temas de actualidad, lo cual reflejaba una cultura ibérica de altura, donde cuestionaban y analizaban problemas de una manera que ya quisiéramos escuchar en México de nuestros estudiantes universitarios.

Hasta el momento he leído y visto en medios de comunicación y redes sociales cientos de chismorreos y golpes bajos hacia los candidatos sin embargo no han sido criticas de altura, se dejan llevar más por lo de “encimita” que por las propuestas reales, planes de trabajo y posturas respecto a los múltiples problemas que tenemos en Saltillo.

En este país nos da miedo la discusión, nuestra incapacidad para defender una idea hace que evitemos la confrontación, preferimos negociar no hacernos daños y dejar que los problemas se solucionen después, no vaya a ser que resultemos más perjudicados que beneficiados por “sacar los trapitos al sol”.

Los debates deben ser tomados con seriedad, recordemos un caso internacional en 1960 cuando John Fitzgerald Kennedy ganó en gran parte la elección presidencial de los Estados Unidos por su facilidad para hablar y que ganó muchos puntos cuanto arrasó en el primer debate televisado ante su contrincante Richard Nixon.

Los candidatos ya han tenido muchas oportunidades para hablar solo de propuestas, desde sus trípticos, entrevistas y hasta visitas a colonias, es momento de defender su proyecto y cuestionar las debilidades de sus contrincantes, hablar de sus ventajas competitivas.

A muchos sectores de la población, incluyendo a los candidatos no alcanzan a comprender la naturaleza de un debate genuino, piensan que se trata de una pelea cuando es un ejercicio comunicativo.

Espero que Ricardo Torres Mendoza, Tomasa Vives Preciado, Fernando Donato de las Fuentes Hernández, Isidro López Villareal y José Luis Garay Fernández se tomen en serio el debate, que no sea un argumento para salir en medios de comunicación y mal gasten su tiempo y el nuestro solo en propuestas de un Saltillo color rosa, necesitamos hombres y mujeres que dirijan nuestra ciudad con claridad, mucho valor y sentido común al hacer y también al hablar.
15 Junio 2013 04:00:53
Los rostros de Jericó
Estamos a tres semanas de conocer al que será el nuevo alcalde de Saltillo por ello vale la pena analizar la gestión de Jericó Abramo Masso, un hombre que ha causado controversia por sus decisiones y quien en el último año ha visto incrementarse su número de detractores.

Cargados con una fuerte dosis de soberbia los políticos suelen sentirse incómodos al grado de molestia cuando se les cuestiona su trabajo, incluso algunos toman la critica a manera personal sin embargo es precisa esta dinámica para que exista sobrepeso y se equilibre la balanza ante el séquito que lo acompaña con alabanzas interminables, es el costo que se debe pagar por ser funcionario público.

Un análisis profesional implica analizar las situaciones de manera integral, existen deficiencias en todos los municipios y Saltillo no es la excepción sin embargo también es justo y profesional destacar los logros, las cosas que se han hecho bien a pesar del costo político y hasta personal por lograr los ideales que un funcionario como Abramo Masso tiene buscando el bien de una ciudad.

A Jericó se le puede criticar su carácter arrebatado, incluso en ocasiones agresivo para defender sus ideales y proyectos, se le puede criticar incluso declaraciones poco prudentes en momentos complicados sin embargo nadie puede cuestionar su empuje, convicción, trabajo incansable, ambición y valor por implementar lo que considera correcto, aunque eso genere detractores.

Abramo Masso en su afán por convencer de que hace lo correcto se ha enfrascado en luchas estériles con funcionarios, políticos, empresarios, ciudadanía y hasta medios de comunicación, muchos de los cuales han criticado justa o injustamente a este joven funcionario que dejará obras importantes que sólo el tiempo podrá juzgar.

La gestión de Jerico podría dividirse en dos etapas: pre Saltibus y post Saltibus, un programa que consideró el Alcalde que sería su broche de oro sin embargo se le ha revertido y hoy en día muchos lo juzgan por solo ese aspecto sin analizar lo hecho en los tres años previos.

Muchas de las críticas a Abramo Masso han llegado por hacer el “deber ser” como lo es establecer y respetar horarios en la venta de alcohol, regularizar negocios que operaban fuera las reglas legales, incluso retirar negocios que no pagaban impuestos y que eran utilizados para fines ilícitos fuera de la ley.

La Ruta Recreativa, la ciclovia, la Calle Cobra Vida y el Biblioparque Sur y Norte son algunas de las obras que han venido a darle una nueva fisionomía a la ciudad les guste o no a sus detractores, hacía muchos años que no se aplicaban recursos municipales para promover la convivencia familiar y el deporte.

En materia de seguridad también Saltillo deja un legado importante con esta administración en la cual se establecieron los Groms y el grupo Cobra (ahora fusionados), dos órganos que si bien han tenido fallas también han tenido muchos más aciertos y que trabajan para brindar seguridad a los saltillenses, más allá de las estadísticas nacionales y estatales.

Se han hecho obras como el retorno en el Boulevard Venustiano Carranza, puentes y obras que traen beneficio social en coordinación con el Gobierno estatal.

Cualquier analista con dos dedos de frente se puede dar cuenta de que el Saltibus es un proyecto ambicioso y urgente pero con resultados a largo plazo, es un proyecto que no se puede fundamentar en un solo hombre y su equipo de trabajo, se afectan miles de intereses legendarios y arraigados.

Debemos ser sinceros y aceptar que el problema del transporte en Saltillo tiene mínimo 30 años y las cosas no pueden corregirse en un año cuando existen múltiples intereses que se niegan al cambio y eficiencia del servicio.

La opinión y percepción de un servidor es en calidad de ciudadano, ya que aunque en repetidas ocasiones he solicitado una entrevista periodística con Jerico Abramo al Departamento de Comunicación Social no ha brindado respuesta positiva y por ello solamente se conoce la versión social, ciudadana y la del funcionario respondiendo en conferencias de prensa o eventos públicos.

A un gobernante se le juzga por sus obras y por las finanzas que deja en su gestión, conocemos ya lo primero en la gestión de Jericó, lo segundo deberemos esperar hasta el próximo año cuando el nuevo Alcalde señale como le fue entregado el Municipio, aunque en muchas ocasiones lo hacen para curarse en salud.


" Comentar Imprimir
columnistas