×
José Angel Morales
José Angel Morales
ver +

" Comentar Imprimir
17 Octubre 2010 04:00:06
Más que un voto, una gran oportunidad
En fechas recientes, el Diputado Federal Rubén Moreira urgió a sus compañeros legisladores a considerar alternativas para dar voz y voto a los mexicanos que residen en el extranjero. Cuestionó los esquemas actuales, y estableció las ventajas de una posible reforma. En una época en la que muchos cuestionan los qués y los cémos, Moreira fue más allá. Al retomar un tema que parecía olvidado en la agenda legislativa, el Coahuilense abrió una gigantesca ventana de posibilidades. Más que un mero voto, la idea representa una oportunidad para la vinculación social y política de todos los mexicanos.

El voto de connacionales en el extranjero es una práctica consolidada en 40 países; entre ellos España, Brasil y Argentina. Claro que sus circunstancias son distintas a las de México. El 98.7% del espacio electoral de los mexicanos en el extranjero residen en Estados Unidos. Los paisanos conforman una comunidad que no ha sido valorada en toda su extensión por el vecino país. Por desgracia, tampoco ha logrado un reconocimiento pleno en el nuestro.

Pero esta situación empieza a cambiar, al menos en Estados Unidos. Según “The Economist” la comunidad mexicoamericana está destinada a redefinir el contexto político de ese país. Mexicanos y estadounidenses hijos de mexicanos, integran la minoría de mayor crecimiento demográfico. Tras el censo de este año, se estima que el aumento de esta población modificara la composición de 18 congresos locales, para brindarles una mayor representatividad. Se han establecido como una fuerza emergente, que ha obtenido logros considerables.

También han buscado de manera afanosa la forma de mantener nexos con su patria de origen. Lo han logrado en el plano económico, en el cual sus remesas son palanca del desarrollo nacional. No ha sido posible sin embargo, que su participación se extienda a otros ámbitos.

Está claro que su impacto puede ser más significativo para nuestro país. Es necesario que voten, y que ese voto desencadene beneficios para su comunidad. Si no es así, simplemente no participarán. Lo anterior lo explica Anthony Down en su teoría del cálculo del voto; la cual argumenta que la gratificación del voto es resultado de la motivación para votar menos el costo del mismo. Esta simple fórmula nos ayuda a comprender la baja afluencia de los paisanos en la elección del 2006. El sistema para sufragar era confuso y costoso. Además, no existió una motivación real para votar. ¿Que conocían los paisanos de los candidatos y sus proyectos? ¿Se reunieron los aspirantes con ellos para conocer sus problemáticas, y ofrecer soluciones? ¿Se les explicó por qué era significativa su aportación? Al no haber respuesta a estas interrogantes, la participación brilló por su ausencia.

Tras el poco interés de los paisanos en esa contienda, se creyó que el experimento había sido un fracaso y que no se debía intentar de nuevo. Nada más alejado de la realidad. En su vinculación efectiva ganamos todos. Por ello, la idea del diputado Moreira de darles no sólo voto, sino voz, es tan trascendente.

El votar y opinar es vincular. Tiene razón también en que es necesario simplificar los mecanismos de participación actuales, pues hasta ahora el costo supera a la utilidad. Será pues, cuestión de revisar iniciativas y anteproyectos de ley. Pero la semilla ya ha sido plantada. De concretarse su germinación se obtendrían múltiples beneficios. Entre otros, sería posible la detonación de todo el capital humano de nuestro país dondequiera que este se encuentre. Se consolidaría una autentica comunidad binacional como ninguna otra en el mundo, con peso especifico en dos países, lo que permitiría avances en diversas materias como la migratoria y en Derechos Humanos. Y naturalmente, se adoptaría una innovación en materia legislativa que sería símbolo del mundo globalizado. En pocas palabras, sería posible redefinir el destino mismo de México y su gente.

Diversas ONGs y miembros de todos los partidos políticos se han sumado ya a la voz del parlamentario coahuilense Rubén Moreira. Él mismo se ha reunido ya con organizaciones de connacionales en Chicago para exponer el tema y recabar sus apreciaciones. Acertada su congruencia en el decir y el hacer. Y es que, como él, muchos mexicanos creemos que dar voz y voto a los paisanos implica más que el simple hecho en sí. Es un acto de justicia. Una deuda histórica. Una gran oportunidad. Que la semilla germine.

Sobre la Marcha esta semana

Impactante y conmovedor el rescate de los mineros en Chile. Triunfo de la unidad de un pueblo y de la voluntad política de un gobierno. El mundo entero se los reconoce…
30 Marzo 2010 03:00:19
Abogado del Diablo
El cuento de Marcial Maciel no ha terminado

¿Colorín colorado? El cuento de Marcial Maciel no ha terminado. La madrugada del viernes se dio a conocer un comunicado de los Legionarios de Cristo en el que por primera vez reconocen que su fundador cometió abusos sexuales en contra de menores de edad (incluidos sus propios hijos). En el documento se insiste en que la congregación desconocía la doble vida de su fundador.

Álvaro Corcuera, director de los Legionarios de Cristo, por fin pide perdón por los pecados de Maciel; pretende limpiar el pasado. El impacto está fríamente calculado. Cuando los alumnos de los colegios de la Legión regresen a clases dentro de 15 días, no habrá quien hable del tema. Corcuera maneja el calendario a conveniencia; también se adelanta dos semanas al resultado de una auditoría ordenada por el Vaticano; a la tormenta que viene.

“Quienes desconocen el fondo, ven todo esto como un acto de transparencia y honestidad, cuando en realidad es parte de la gramática del engaño; decir parte de la verdad, como si fuera toda la verdad”, advierte José Barba, catedrático del ITAM, ex Legionario de Cristo, otra víctima de las aberraciones sexuales de Maciel. Según Barba, la Legión sabía todo desde hace nueve años. “Habíamos pensado y esperado que las acusaciones presentadas contra nuestro fundador fuesen falsas e infundadas… -responde el comunicado de Corcuera con interesado arrepentimiento... Profundamente consternados debemos decir que estos hechos sucedieron.”

Mediante la táctica del “control de daños” (de los males, el menor), Corcuera escribe: “Nos ha llevado tiempo asimilar estos hechos… Para muchos —sobre todo para las víctimas— este tiempo ha sido demasiado largo y doloroso”.

El superior de los Legionarios pide perdón a todos lo que denunciaron a Maciel en el pasado; a quienes no se dio crédito o no se supo escuchar. ¿No se supo o no se quiso escuchar?

Las víctimas de las bajezas del legionario mayor han quedado como al principio: con las manos vacías. No por cuanto hace a algún dinero reclamado como compensación, sino por el desprecio y la condena a sus testimonios. ¿Solamente un sospechoso perdón a cambio de 15 años de calumnias y encubrimientos inconfesables?

27 Noviembre 2009 04:00:36
Blanco y negro
Convencido, asumo su legítimo derecho de réplica

En días pasados publiqué en este espacio la siguiente Rendija: ¿Mami, qué es lo que quiere el Negro? El Presidente le ofreció la embajada en Lisboa; “El Negro” dice que Portugal es aburrido. Calderón le propuso ser candidato al Gobierno de Durango; “El Negro” sabe que perdería. Calderón preguntó: ¿entonces qué $%&!?# quieres, “Negro”?; Rodolfo Elizondo contestó ufano: la embajada en Madrid. Calderón estalló”.

En respuesta, el titular de la resucitada Secretaría de Turismo me envió una atenta “carta aclaratoria”; la resumo a fin de que el alto funcionario pueda quedar bien con quien tenga que quedar bien; convencido, asumo su legítimo derecho de réplica: “…llamó mi atención la aseveración que hace en el apartado “Rendija”, donde insinúa un intercambio de palabras entre un servidor y el Sr. Presidente de la República… el cual es absolutamente falso.”

La carta replica además: “debo aclarar a usted que nuestra relación se ha distinguido por el respeto recíproco y el trabajo conjunto, no con palabras altisonantes como pretende sugerirlo… si algo ha caracterizado mi trayectoria política es mi absoluto respeto y lealtad a la figura presidencial… mi compromiso con este Gobierno está subordinado a los tiempos y decisiones del presidente Calderón, no a los intereses particulares del Secretario de Turismo como lo afirma en su columna…”

En primer lugar, agradezco a don Rodolfo la rebuscada respuesta. Con mal disimulada molestia argumenta que mis “insinuaciones son falsas”, sobre un eventual desacuerdo con Calderón.

Respetuosamente, me permito precisar: En parte alguna del escrito el Sr. Secretario desmiente que haya existido una conversación con el Presidente para tratar los temas consignados. Las palabras altisonantes que, según él, sugiero, sólo son signos de teclado ($%&!?#); si las interpreta de otro modo, es lo de menos. El Lic. Elizondo no desmiente haber declinado la Embajada de México en Portugal. Ignoro si esto se debe a que el Gobierno de Lisboa le negó el beneplácito; de que hubo gestiones diplomáticas, las hubo. Tampoco desmiente haber solicitado la Embajada en Madrid.

El Secretario de Turismo omite comentar su desinterés por una candidatura panista al Gobierno de Durango; esto ha sido propalado en círculos políticos dentro de su propio partido. Nada afirmo respecto a sus intereses particulares; los desconozco. “Absolutamente falso” dice del incidente ahora imaginario; aclaro y concedo, pero también espero. Lamento haber herido la sensibilidad de tan grata persona. Entendiendo su irritación, dado el aprecio profundo que tiene por la familia Calderón. Son cuestiones personales en las que nadie se debe meter.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir
columnistas