×
Manuel Clouthier
Manuel Clouthier
ver +

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2016 04:08:30
La inversión y los ‘broncos’
He sostenido reiteradamente la idea de que nuestro país debe ser uno atractivo y confiable a la inversión productiva. Esto porque México requiere inversión productiva para poder generar los empleos que la juventud necesita derivado del famoso bono demográfico.

Desgraciadamente, nuestros gobernantes no entienden la importancia de la inversión productiva, ni cómo generar atractividad y confiabilidad a la misma.

Al contrario, con sus acciones el Gobierno federal, los gobernadores y los presidentes municipales lo que frecuentemente generan es asustar a los inversionistas y dar una pésima imagen de nuestro país al sector empresarial nacional y extranjero. Ejemplos hay muchos.

El reciente conflicto que trae el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, con la empresa automotriz coreana KIA es por demás ilustrativo de lo que no debe hacerse con la inversión productiva.

Resulta que la empresa automotriz decidió instalar en México una planta armadora de automóviles para surtir el mercado interno y exportar al vecino del norte.

Así analizó diferentes estados de la República como opciones para establecerse, llegando a una negociación con el Gobierno de Nuevo León para construir su planta industrial.

Hace algunos años, la empresa Nissan llegó a un acuerdo con el Gobierno de Aguascalientes para instalar una segunda planta automotriz gigantesca en dicha ciudad del Bajío. Retener esa segunda inversión de Nissan en Aguascalientes significó para el Gobierno del Estado una actitud agresiva en cuanto a incentivos y ventajas que tuvo que otorgar a la empresa japonesa, ya que muchos otros gobiernos tenían interés en atraer dicha inversión a sus estados.

Así como el Gobierno de Aguascalientes, el Gobierno de Nuevo León en la pasada administración otorgó incentivos y ventajas comparativas a la empresa KIA para que se instalase en ese industrioso estado.

Después de firmados los acuerdos institucionales entre el Gobierno y la industria, KIA empezó a construir su planta industrial. ¡Oh, sorpresa!

Con la elección del nuevo Gobierno y la llegada de “El Bronco”, éste consideró que el acuerdo que habían tenido su antecesor y la empresa coreana no le convenía a su administración y decidió dar marcha atrás amenazando (muy su estilo) con litigar el convenio institucional.

El envalentonado “Bronco” olvida que la empresa KIA no está instalando una carpa o tienda de campaña que se pueda montar o desmontar en función de los caprichos de cualquier bronco.

¿Qué estarán pensando los altos directivos e inversionistas de la empresa coreana del Gobernador de Nuevo León? ¿Qué pensarán de nuestro país, si esto les sucede en el estado con mayor cultura empresarial y de negocios? ¿Qué dirán estos ejecutivos en sus países de origen respecto de México y ante la comunidad empresarial internacional? ¡Obvia decir que no están muy contentos!

La inversión productiva demanda atractividad y confiabilidad. Los incentivos otorgados por el Gobierno ayudaron a incrementar la atractividad del estado de Nuevo León, por eso KIA decidió invertir en ese estado.

La falta de seriedad de nuestros gobiernos para cumplir acuerdos institucionales, la falta de certidumbre de inversión millonaria, y el gobernar con caprichos y amenazas dependiendo de cómo amanecieron hoy en el aspecto hormonal, atenta contra la confiabilidad que requiere la inversión empresarial.

México siempre ha sido atractivo, lo que nunca ha sido es confiable. “Los Broncos”, los Malovas, los Duartes y los funcionarios del Gobierno federal, que se caracterizan por la corrupción, el abuso del poder, la violación sistemática de los derechos humanos y del estado de derecho causan gran daño al país porque atentan contra la construcción de la confiabilidad que los empresarios demandan para invertir.

El acercamiento y coqueteo del presidente estadunidense Barack Obama con Cuba pretende que los ciudadanos de su país puedan invertir en la reconstrucción de dicho país caribeño.

Así, en Estados Unidos se escuchan voces que quieren levantar un muro con México, al tiempo que otros prefieren invertir en Cuba.

La próxima apertura comercial de Cuba atraerá inversiones que pueden afectar mucho a México en agricultura, turismo, petróleo, entre otros.

Más vale que los gobernantes lo entiendan y actúen en consecuencia para cuidar las empresas existentes y atraer muchas más a nuestro país.

El siglo 21 no espera, aunque aquí tengamos gobernantes de la prehistoria.



" Comentar Imprimir
columnistas