×
Gilberto Molina Arcos
Gilberto Molina Arcos
ver +

" Comentar Imprimir
26 Agosto 2008 03:40:01
Michael Phelps y el taekwondo mexicano, fenómenos aparte
¿En qué se parecen se parecen la llamada "bala de Baltimore" y el deporte que le otorgó a México dos medallas de oro en Beijing? En apariencia en nada; algunos pensarán incluso que la comparación resulta ociosa. No lo es. Ambos ocultan actuaciones desafortunadas que obligan a la reflexión y siendo exigentes, a renuncias obligadas en ambas delegaciones.

Si uno mira los diarios estadounidenses, sitúan a su país a la cabeza del medallero general por el número total de preseas obtenidas: 110, contra 100 del anfitrión China. Es una estrategia de los rotativos para ocultar un segundo lugar que no esperaban.

Pues para todo el mundo, excepto para la nación de las barras y las estrellas, en primer lugar figura la delegación con mayor número de medallas de oro, que en este caso fue China, con 51 y en segundo lugar EU, con 36. Es decir, 15 oros menos. Es decir FRACASO.

Pero el descalabro se vuelve más estrepitoso si restamos las 8 medallas -siete con todo merecimiento-, que les otorgó solito Michael Phelps. Porque el vecino del norte tuvo su gran soporte en la piscina del Cubo de Agua, que no encontró en otros disciplinas.

La mayor decepción fue el atletismo, donde Jamaica les robó la gloria a tal grado de que leyendas de las pistas como Carl Lewis, cual político mexicano, se quejó de que el dirigente de la federación de atletismo de Estados Unidos llevó a Beijing "únicamente a sus amigos". Aún así lograron adueñarse de 7 oros, 9 platas y 7 bronces, lo cual no sirve de consuelo. Ellos iban por todo.

En México con el taekwondo sucedió algo similar al fenómeno Phelps. De pronto nos amanecimos con la novedad de que los Juegos Olímpicos de Beijing son las terceras más exitosas para una delegación azteca, sólo detrás de la cosecha del 68 (cuando fuimos anfitriones) y Los Ángeles 84. En el primer caso se ganaron tres medallas de oro, en los otros dos, sólo que en la capital californiana se ganarán en total seis preseas, y en China tres.

Las medallas áureas de María del Rosario Espinosa y Guillermo Pérez son resultado de una federación que trabaja, no exenta de problemas y rivalidades, más no de una delegación en su conjunto.

El deporte mexicano no es el taekwondo. Porque al margen de esta disciplina, la cosecha es marginal, sólo un bronce en clavados. La camina hace mucho tiempo que es historia y el boxeo de nuevo se fue el blanco. Aunque quizá la gran decepción fue el remo, donde un campeón como Everardo Cristóbal no fue capaz siquiera de rasguñar alguna final.

En muchas otras disciplinas los mexicanos fueron comparas, material de relleno.

En fin, allá los gringos si creen que ocuparon el primer lugar en el medallero y México si se deslumbra con el puesto 36. La bala y el taekwondo fueron el perfecto maquillaje de rostros sombríos.


Luces de alarma

El futbol mexicano empieza a alcanzar un mejor nivel... Los equipos comienzan a brindar buenas actuaciones, hay partidos emocionantes y en general el nivel va a la alza... Aunque hay conjuntos que preocupan a sus aficionados por su pésimo accionar, en especial América, Guadalajara y Pachuca, los cuales están acostumbrados a los primeros lugares,.

La situación más alarmante parece ser la de los Tuzos, quienes en cinco jornadas suman apenas dos puntos y tres derrotas, además de que ofrecen un nivel de juego decepcionante.

La baja por lesión de Bruno Marioni acabó con la esperanza del Pachuca por tener un gran goleador que culminara las múltiples oportunidades que el conjunto de Enrique Meza acostumbraba producir.

El brasileño Christian Correa no ha demostrado nada con su nuevo equipo, y los jóvenes como Víctor Mañón, Edwin Borboa, Luis Montes y José Francisco Torres lo único que han dado son minutos para cumplir con la regla que obliga a alinear a menores de 21 años.

Pachuca acaban de lanzar una campaña donde su lema reza: "Ser Tuzo es inevitable", pero los noveles aficionados que lograron atraer con sus recientes campeonatos pueden perderse de inmediato en una mala racha.

Ver el mal paso de los Tuzos puede aliviar a otros, pero para los aficionados del América y del Guadalajara no hay nada que cure el dolor que sienten ante su pésimo arranque.

Las Águilas hicieron un "papelón" al dejar ir una ventaja de 2-0 y caer 2-3 ante un equipo en crisis como lo era Jaguares, quien apenas la semana pasada había mandado a Edgar Solano, Cristian Armas y Carlos Balcázar a su filial de Primera A.

Pero las Chivas tampoco "cantan mal las rancheras"... A los tapatíos nada más les metieron cinco goles en su propio estadio. Aunque haya sido el actual campeón, Santos, el autor de esa masacre, Guadalajara no se puede dar el lujo de "tragarse" una goleada.

Afortunadamente hay equipos como Pumas, Cruz Azul, Atlante y sobre todo San Luis, quienes han regado en el césped un buen futbol, lo que evita que la liga se caiga.

Comentarios: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir
columnistas