×
El Duende Preguntón
El Duende Preguntón
ver +

" Comentar Imprimir
07 Julio 2011 03:51:16
Elba, ¿el ocaso de un emporio?
¡Híjole, pajaritos, ahora sí se puso bueno el agarrón! Hagan sus apuestas, preparen sus botanas favoritas y acomódense en su asiento porque la pelea entre mi comadrita Elba Esther Gordillo y el tal Miguel Ángel Yunes, ex director del ISSSTE, se va a poner de a peso. Eso sí, no pidan que les digamos en esta lucha quién es el rudo y quien el técnico, eso está difícil y más bien se trata de dos rudazos de la política que se van a dar con todo y es que se conocen muy bien y hasta de tiempo atrás.

En todo caso aquí sí aplica aquello de “máscara vs. cabellera”, por aquello de las muchas cirugías estéticas de mi comaye Elba y porque en este lance el veracruzano Yunes sí se puede jugar su larga melena de colmilludo político de las cañerías. Así que sin más ni más, entremos en los pormenores de esta lucha digna de la respetable y popular arena Coliseo.

Y como diría el destripador, vamos por partes. Elba Esther Gordillo y Miguel Ángel Yunes eran hasta hace algunos meses amigos entrañables, socios políticos en el acuerdo que negoció la maestra con el presidente Felipe Calderón a cambio, según ha dicho ella misma, de apoyar con votos y con operación política al hoy Presidente en su accidentada campaña. ¿Qué pasó entonces que ahora estos dos se quieren sacar los ojos?, ¿será que como dice la Mafufa, del amor al odio hay un paso?

Lo que me cuentan amigos de mi comadre es que las diferencias entre ella y Yunes comenzaron desde que éste comenzó a aprovechar su posición de director del ISSSTE, que ella le había conseguido en sus cochupos con Calderón, para promover su imagen y acercarse al Presidente sin tomar en cuenta ya a la maestra. Eso no le gustó nadita a Elba, que tenía a Miguel Ángel por uno de sus hombres de más confianza y le hacía caso en todo, como si el maestro fuera él y ella su pupila.

Yunes se fue metiendo despacito, como la humedad, en Los Pinos; se hizo amigo del presidente Calderón y se acercó mucho a la que fuera coordinadora de la Oficina de la Presidencia, Patricia Flores. Eso no le gustó nada a Gordillo, que comenzó a tener diferencias con el veracruzano, al que acusaban de trabajar para sí mismo y no para el grupo político de la maestra que lo había arropado.

Para cuando el señor Yunes quiso cumplir su eterna ambición de ser gobernador de Veracruz y convenció al Presidente y a su amiga Paty Flores de que lo apoyaran para ser candidato del PAN, los afectos habían dado paso a una fría relación entre Yunes y Elba Esther.

Por eso, pajarracos, ahora que estos dos se pelean, está clarísimo que su pleito puede ser con todo y que, se conocen tanto los dos, que de los golpes que se den no sólo van a salir chispas, sino que pueden salpicar para todos lados.

Yo por lo pronto ya aposté con la Mafufa que insiste en que mi comadrita va a ganar; yo le digo que, con todo su poder, Elba Esther se metió a un pleito que puede ser el inicio de un ocaso para ella, porque Yunes la conoce y si desde el gobierno deciden apoyarlo en su enfrentamiento, las cosas se le pueden complicar a la maestra. ¿Creen que podamos ver el inicio del ocaso del emporio gordillista, que ha tenido secuestrada por casi 30 años a la educación en el país?

EL BAÚL DEL DUENDE…

No sé si les pase a ustedes, pajarracos, pero a mí me da la impresión que las autoridades de la ciudad, preocupadas y ocupadas como están con tantas campañas y aspiraciones políticas, no están invirtiendo lo suficiente para preparar a la capital para enfrentar las fuertes lluvias. Basta con que caiga una ligera lluviecita para que todo se desquicie, claro como los trabajos en el drenaje no se ven como los segundos pisos y otras obras… Pajaritos, les aviso que me voy unos días de vacaciones con la Mafufa, por lo que esta columna se volverá a publicar hasta el 19 de julio, les dejo un abrazo y todo mi agradecimiento por su lectura. ¡Regresaré! Ja, ja, ja.
04 Enero 2011 04:50:39
“A ver, a ver que dice el bebe…”
¡Sí pajarracos, adivinaron, me refiero en el título a este nuevo año que comienza, a este 2011 que es apenas un bebé de cuatro días de nacido, todavía no camina, apenas quiere como hacer sus pininos y balbucea cosas que no entendemos, pero con las que claramente nos quiere decir algo. ¿Qué nos va a decir este año, pajaritos?.

¿Qué nos depara, cosas mejores, situaciones más positivas en lo individual y en lo colectivo?, ¿mejorará la economía, terminará la violencia absurda que se vive en algunas partes del país?, ¿nos dejarán de ver la cara de tontos nuestros gobernantes ineptos y buenos para nada?

Quisiera decirles que todo eso va a ocurrir, que la preocupación que tenemos cada uno, en la parte personal o cuando nos vemos en la sociedad, se resolverá; que todos mantendremos nuestros empleos y podremos seguir pagando esos créditos que nos agobian; que un día de este 2011 podremos salir a la calle tranquilos, seguros de que nadie puede hacernos daño y de que volveremos sanos y salvos a casa por la noche porque tenemos una policía eficiente que nos cuida y un gobierno que se preocupa por los ciudadanos y no por sus aspiraciones políticas.

Quisiera de corazón, pajarracos, decirles que en este nuevo periodo que comenzamos juntos, los que sean padres podrán ver a los ojos a sus hijos y decirles con seguridad: “hijo mío, estamos trabajando todos para dejarte un mejor país, para que vivas más tranquilo, feliz, para que puedas con tu esfuerzo y trabajo, no sólo cubrir tus necesidades básicas sino crecer, ahorrar, salir, viajar, conocer el mundo”.

Me encantaría poder decretar desde este humilde espacio que es suyo, que en este año no nos despertaremos todas las mañanas con noticias que estremecen primero, que indignan después y que a veces hasta nos provocan ánimo y desgano para seguir luchando por la vida: que si mataron a 20 en Guerrero, que si un casi niño de 14 años dice casi sonriendo como degollaba y mutilaba a sus víctimas, que si una mujer que se atrevió y gritó justicia para su hija muerta la mataron como a un perro en plena calle y frente a la oficina del gobernador que debía protegerla.

¡Que ganas!, pajaritos, no saben cuántas, de poder decirles que no verán más a esos niños que en la calle, desarrapados y con frío, van pidiendo una moneda que luego les quitará algún padre o madre o algún explotador, porque ya tenemos un gobierno que no está formado solo por políticos y éste si destina sus recursos y aplica las leyes para que nuestra riqueza y producción como país se distribuya más justamente y no se quede en las manos de unas cuantas familia y unos cuantos apellidos, o en los bolsillos de los mismos políticos.

Nada me gustaría más que decirles que este 2011 ya no habrá más miedos, angustias, sufrimientos de una madre o un padre cuyo hijo está secuestrado, que no habrá más mexicanos que reciban el cuerpo de un familiar porque no pudieron pagar un rescate, que todo eso acabará porque al fin tenemos policías profesionales y que hacen su trabajo y porque logramos acabar con priístas, panistas, perredistas, y todas las plagas terminadas en istas, para llevar al poder a ciudadanos honestos, con auténtico interés de servicio que si bien no son perfectos ni ángeles no piensan solo en su beneficio, político o económico, ni en el de sus mafias llamadas pomposamente partidos.

Desgraciadamente no les diré nada de eso, pajarracos, no me gusta mentir y no hay muchos elementos para el optimismo. Si puedo decirles que si cada uno trabaja en lo que debe, que si cada uno se esfuerza en lo que hace, que si todos actuamos menos egoístamente y pensando un poco más en los demás, algo podrá empezar a cambiar, pero eso no les resuelve sus dudas y sus angustias del momento: podré seguir pagando mi casa? ¿seguiré teniendo trabajo este año para alimentar a mis hijos, a mi familia? ¿regresará vivo o ileso a casa cuando tenga que volver del trabajo de la escuela?

Para eso no tengo respuesta, así que pajarracos, no nos queda más que seguirle echando ganas y pensar, con el buen ánimo de los optimistas, que algo podrá mejorar cada día y que vendrán mejores tiempos…Hijóle ya soné como canción de la Yuri hace muchos años, en fin lo único que quiero y puedo decirles, y se los digo de corazón, pajaritos, es que este sea para cada uno y para todos nosotros, un gran, gran 2011, ¡Feliz año nuevo!
09 Diciembre 2010 04:22:04
Lo agarraron por caliente
Por más que David golpee a Goliat con su estrategia, siempre el gigante, cuando se decide a dar un manotazo, termina aplastando al más pequeño.

Algo así le acaba de pasar, pajarracos, al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, quien después de exhibir y desnudar a la política exterior imperial e intervencionista de los Estados Unidos, ahora está detenido y será sometido a un proceso.

Pero no, no crean pajaritos que al señor Assange, hoy en día un personaje mundial envuelto en la polémica y símbolo de la libertad de expresión y del acceso libre a la información, lo detuvieron por las filtraciones de documentos secretos del Departamento de Estado que publicó en su red social; no, hubiera sido un escándalo internacional que lo detuvieran por eso. Al pobre Julian, que estaba bajo asedio desde que comenzó a filtrar documentos secretos de EU sobre las guerras de Irak y Afganistán, lo fueron a detener por calenturiento.

Sí, como escucharon pajarracos, acusado de no haber utilizado condón en las relaciones sexuales que sostuvo con dos chicas suecas hace varios meses, el fundador de WikiLeaks fue detenido por la policía de Londres y será sometido a un proceso por esas acusaciones, casualmente retomadas y activadas después del escándalo mundial que desataron sus filtraciones de los cables diplomáticos estadounidenses y la molestia mayúscula que eso desató en la Casa Blanca.

Resulta que Julian Assange estaba de paso por Suecia el verano pasado y, en un arranque de pasión, invitó a dos jóvenes suecas a su cuarto de hotel; quién sabe si andaría muy urgido, pero el señor les pidió a las dos chicas que se acostaran con él sin usar preservativo. No se dice en las acusaciones si él las forzó a hacerlo sin la protección o si ellas consintieron, el caso es que después de haber estado con el señor Assange, las muchachonas suecas —con una fama bien ganada— lo denunciaron por haberlas forzado a tener sexo sin preservativo.

La detención de este señor provocó airadas reacciones y desató el sospechosismo. Y es que no es para menos, pajarracos, a Julian lo detienen justo cuando arrecia la presión contra la red social de WikiLeaks y cuando los discursos desde Washington hablaban de “castigar a los responsables de la traición” que permitió que desnudaran las prácticas diplomáticas injerencistas y altaneras de Washington en todo el mundo.

Lo que muchos están reclamando en defensa del señor Assange es que él no traicionó a ningún gobierno ni cometió ningún delito al publicar una información que le fue proporcionada por un soldado del Ejército de los Estados Unidos, el jovencito de 23 años Bradley Manning, y que si a alguien quieren culpar y juzgar en la Casa Blanca debiera ser a ese militar de su país que robó y filtró los documentos secretos del Departamento de Estado. Y a ese soldado, hasta donde se sabe, ya lo tienen preso y bajo proceso por traición en una prisión en Kuwait, ¿por qué entonces la presión y la detención contra Assange?

Ayer ya había fuertes reacciones, desde hackers que infiltraron páginas de internet de grandes empresas trasnacionales, como medida de protesta por la detención del creador de WikiLeaks, hasta las denuncias de censura en otra red social, twitter, o las acusaciones contra los gobiernos de Gran Bretaña y de Estados Unidos por orquestar una persecución disfrazada contra el hombre que simplemente hizo lo que cualquier medio y cualquier periodista haría al recibir una información como los cables del Departamento de Estado: publicarlos.

En fin, pajarracos, que al señor Assange una calentura le dio el pretexto perfecto a quienes querían frenar su labor de difusión e información que se propuso desde WikiLeaks. ¿Cuántos gobernantes, políticos y dirigentes se han jugado mucho más en una relación pasional —remember Clinton o varios ex presidentes mexicanos: López Portillo, Fox, etc.— y a ellos nadie los acusó ni mucho menos los detuvieron? Ni hablar, hay de calenturas a calenturas.
14 Septiembre 2010 03:29:29
Soy mezquino y pecador
Sí, pajarracos, lo confieso: si no sentir en estos momentos un ánimo inflamado y patriotero por los festejos del Bicentenario es ser mezquino y pecador, reconozco que lo soy. Si como dijeron el obispo y el funcionario federal —que quién sabe si se pusieron de acuerdo o piensan igual— soy un apátrida, un apóstata y un amargado porque no he puesto mi banderita en el castillo ni me he comprado mi sombrero de paja de otros años, acepto que soy todo eso y más, soy casi un Grinch del Bicentenario.

Porque por más que le doy vueltas y vueltas, no me cabe en la cabeza que nuestras autoridades nos quieran ver la cara de pen…tontos al pensar que con un desfile espectacular, con lucecitas, espejitos y trajes de colores —montado por un señor extranjero que vino a cobrar una millonada—, es suficiente para conmemorar una fecha tan profunda y significativa en la historia de este país como son los 200 años del movimiento de Independencia.

Y no digo que no son bonitas las lucecitas, los bailes, los carruajes y me encantan los juegos pirotécnicos, pero reducir a eso una fecha tan trascendente es banalizar el sentido de este momento que debiera haber sido mucho más profundo y productivo para el país. ¿Dónde están por ejemplo las grandes obras públicas que quedarán para la posteridad y para las futuras generaciones como celebración de una nación dinámica e independiente? No las hay, y no las hubo por la desorganización, el descontrol y la incapacidad de quienes desde el gobierno organizaron estos festejos.

¿Dónde está la reflexión de fondo que se imponía por estas fechas sobre los grandes pendientes de la Independencia 200 años después? La igualdad social, el fin de las nuevas formas de esclavitud, la pobreza lacerante que seguimos arrastrando como nación, las nuevas formas de independencia e interrelación con el mundo globalizado?, ¿cómo vamos a lograr el México libre y justo que soñaron y por el que lucharon los independentistas?

Ya sé que dirán que ya me puse denso y que sí hay motivos para festejar, y sin duda que los hay: tenemos que festejar a nuestra patria, ese lugar donde hemos nacido y crecido; donde aprendimos a hablar, a caminar, donde nacieron nuestros padres y sus padres; donde reposan nuestros ancestros; donde nos hemos caído y levantado, donde nos hemos superado; donde tenemos una vida que, con todo y los problemas, contradicciones, violencia, es la nuestra.

También hay que festejar pero a los mexicanos que luchan, a los que se parten el lomo trabajando, en un empleo, cuando lo tienen, o en dos si los consiguen para completar el sustento familiar. A los que se levantan de madrugada todos los días para llegar, dos horas después de tráfico, a ganarse la vida; a los que a pesar de las crisis, de las adversidades, de lo difícil que es a veces seguir y salir adelante, se sienten orgullosos de su patria y sus raíces.

Pero nada de eso tiene que ver con “festejar” como lo pide el gobierno: embaucándonos con las lucecitas, los montajes y la pirotecnia; eso es efímero, tan efímero como el humo que se llevará esas luces y dará paso a la realidad de lo que verdaderamente somos y a nuestras contradicciones que seguirán ahí, cuando pasen los grandes espectáculos, tan duras y crudas como siempre, tan difíciles de sobrellevar y remontar.

En fin, pajarracos, que ya me puse sensible, y como les dije, no comulgo con visiones oficialistas y oficiosas que nos quieren hacer saltar como monos ante un bonito espectáculo; eso para mí no es conmemorar la Independencia. Creo más en apapacharnos y festejarnos a nosotros mismos, darnos ánimos, querernos y sentirnos capaces de lograrlo a pesar de lo difícil que a veces nos lo ponen, a pesar de lo grandes y pesados que son nuestros problemas, los personales y los del país… a pesar de estos políticos ineptos y gobernantes banales que tenemos; ellos sí son mezquinos y pecan de torpeza y de soberbia.

¡Y que viva México, cab...!
19 Agosto 2010 04:05:37
El orgullo regio, herido
¿Alguna vez han estado, pajarracos, en esa bella y pujante ciudad que es Monterrey? Si su respuesta es afirmativa entonces entenderán de qué les hablo. Si no conocen a la industriosa capital de Nuevo León, de cualquier modo, como mexicanos, comprenderán la terrible situación que está pasando esa próspera y luchona región de nuestro México.

Monterrey y su zona metropolitana, junto con buena parte del estado de Nuevo León, viven en estos momentos un literal estado de sitio por parte del crimen organizado y el narcotráfico, que han convertido a esa orgullosa y noble ciudad en un territorio donde campea el miedo, la incertidumbre y la indignación por la violencia y el caos que han sembrado los narcos ante la incapacidad manifiesta de las autoridades y los gobernantes, léase alcaldes, gobernador y Presidente, para garantizar la seguridad y tranquilidad de los asolados ciudadanos regios.

No ha pasado día, en las últimas semanas, en que una balacera en las calles, brutales ejecuciones o un narcobloqueo que secuestra la vialidad en las principales avenidas alteren la vida y siembren el terror entre los habitantes de esa ciudad. La otrora vital y orgullosa capital de Nuevo León, símbolo del México emprendedor e industrioso, es hoy una zona urbana atrapada en el desánimo, la incertidumbre y la desesperación que comienzan a expandirse entre la población de todos los niveles.

Lo mismo entre obreros, profesionistas, estudiantes, amas de casa o poderosos empresarios, el tema de conversación y de preocupación se unifica: ¿hasta cuándo y hasta dónde va a parar este caos, esa inseguridad y violencia que tiene bajo asedio a una ciudad que se preciaba hasta hace algunos años de tener una seguridad y una estabilidad que le permitían ser uno de los polos de desarrollo y empleo en el país?

La situación está llegando a niveles de hartazgo y desesperación. No son pocos los regios y los neoleoneses que ya se preguntan qué pasa con su gobernador, Rodrigo Medina, que ganó hace un año la gubernatura por su juventud y frescura pero que hoy comienza a verse verde, inexperto, incapaz de imponer el orden y controlar la situación de caos en que se sume su estado. La molestia e irritación de los regios alcanza también ya al presidente Calderón, que al lanzar una guerra contra los narcos en la improvisación y sin planearla, convirtió a la región que simbolizaba trabajo y desarrollo en un violento e inestable campo de batalla en el que el mando y el control ni siquiera parece tenerlo el Estado sino los criminales.

En medio de ese clima, el miedo no sólo se da a los enfrentamientos armados en las calles, a los bloqueos que desquician el tráfico vehicular e impiden la movilidad de las personas o a toparse en las calles con los delincuentes que se pasean como Pedro por su casa. El miedo que angustia, que carcome a muchas familias regias es a los secuestros que abundan y se registran a todas horas y en cualquier lugar.

La vida social se ha cancelado por decreto de la delincuencia y en un virtual estado de sitio las costumbres de los regios, gente alegre y pachanguera, han tenido que cambiar para abandonar hábitos como la vida nocturna, una cena en un restaurante o el simple gusto de salir a caminar, a bailar o a convivir por las noches.

Es tal el miedo que se respira a ser víctima inocente de la delincuencia que muchos regios han optado por migrar. Los más acomodados, empresarios, clasemedieros y comerciantes, sacan a sus familias y se las llevan a McCallen o a San Antonio; los de recursos más bajos se quedan pero viven en la angustia y el miedo.

Todo esto que les cuento, pajarracos, no es un invento y mucho menos ficción, ojalá lo fuera. Recientemente tuve la oportunidad de estar en Monterrey y me sorprendió encontrar a una ciudad regia herida, dolida, desanimada, muy distinta a la que yo conocí en varias ocasiones anteriores en que la había visitado. Platicando con amigos regios me decían con dolor, rabia e indignación que ya no entienden lo que pasa y que no saben cómo ni cuándo terminará esta situación que tiene postrado al altivo y justificado orgullo regio.
27 Julio 2010 03:26:52
¿Qué harían ustedes, pajarracos?
La pregunta que les hago hoy tiene que ver con la dramática carta y la fotografía que ayer se difundieron de Diego Fernández de Cevallos. En un texto, supuestamente de su puño y letra, Diego clama por apoyo de su familia para que paguen el rescate millonario que piden sus secuestradores y que puedan liberarlo. Narra “el infierno” que está viviendo en cautiverio, y pide a su hijo, a su familia, toda, no escatimar ni regatear con los secuestradores, “no jugar al pobre” y moverse, pedir incluso préstamos millonarios, para que paguen el rescate que lo libere.

Cuando leí anoche la carta de Diego en el castillo, no pude evitar preguntarme qué haría yo si me viera en una situación de ésas. Por supuesto que igual que ustedes toco madera y nunca, nunca quisiera verme, pajaritos, involucrado en algo así. Pero igual me pregunté si lo que hacía el panista, clamar, suplicar a su familia, casi presionarla para que pagaran lo que tuvieran que pagar por su libertad, es algo que haría yo.

Se los digo porque en ese drama terrible que son los secuestros, he escuchado algunas posiciones de personas o grupos que impulsan la idea de “romper el negocio y la industria ilegal que representan los secuestros”, y para ello proponen desde penalizar y castigar a una familia que pague un rescate a secuestradores —cosa que opera y se aplica ya en algunos países— hasta la idea de que el secuestrado renuncie de antemano a cualquier petición de rescate y se haga a la idea, desde que cae en las garras de sus secuestradores, de que nadie pagará un peso por su rescate y sus captores no obtendrán ninguna ganancia por su secuestro.

He sabido de personas que, sabiendo que pueden ser en algún momento secuestrados, sobre todo padres de familia, advierten de antemano a sus parientes que si llegan a caer en las garras de esos seres animales que son los secuestradores, no negocien ni acepten pagar ningún rescate. “Si me secuestran a mí ya denme por muerto, no paguen nada ni negocien con esos animales; si llego a sobrevivir y escapo ya se enterarán, si no, sigan con su vida”, dijo un padre de familia que conocí a su esposa e hijos.

¿Se imaginan una situación así, pajarracos?, ¿renunciarían ustedes a la posibilidad de intentar salvar la vida de su familiar, amigo o conocido atendiendo las exigencias de los secuestradores?, ¿podrá una familia, un padre, una madre, un hijo, dejar a su suerte a un pariente secuestrado y no pagar un rescate con tal de no favorecer el negocio ilícito y monstruoso del secuestro?

Vaya dilema, pajaritos. Me parece que el instinto básico de conservación nos haría a todos, los que pudiéramos ser víctimas de un delito tan real y presente en México como es el secuestro —se tenga o no dinero porque ahora secuestran a cualquiera— actuar como lo hizo ayer Diego Fernández de Cevallos si tuviera oportunidad: pedir ayuda, auxilio a su familia para que lo rescaten. Dudo mucho que haya quien renuncie tan fácilmente a su libertad y a su vida, y me cuesta trabajo creer que haya personas con la frialdad y la indiferencia para abandonar a su suerte, así se los haya pedido el secuestrado, a un familiar en cautiverio.

La carta de Diego es tan dramática y desesperada, que por momentos pudiera interpretarse un ligero chantaje y amenaza a sus familiares, particularmente a su hijo, al que le pide actuar con rapidez y sin escatimar dinero, o de lo contrario “será tarde”. Incluso, Fernández de Cevallos comienza su misiva con una terrible frase: “No puedo describir el infierno que vivo y no se cuánto aguante más”.

¿Qué hace una familia destrozada, desesperada y angustiada ante algo así? Sin duda la mayoría se deshace de todo lo que puede y paga el rescate que le piden con la esperanza de salvar a su familiar. Pero, ¿y si los secuestradores no cumplen y no respetan la vida del secuestrado? ¿Qué hace una familia cuando no cuenta con el apoyo del Estado ni del gobierno que debiera brindarle seguridad, al grado de que prefiere fuera de las investigaciones a cualquier institución gubernamental? Yo no tengo respuestas para todas esas preguntas, pajaritos, y espero nunca tener que responderlas. ¿Qué harían ustedes?

15 Julio 2010 03:36:53
Los nuevos secretarios
¿Qué les parecieron los cambios en el gabinete presidencial, pajaritos? Anoche en el trayecto entre un aeropuerto y otro, en mi regreso de Sudáfrica, me enteré por internet de los movimientos que hizo el presidente Felipe Calderón en su equipo cercano. No me sorprendió para nada la salida de Fernando Gómez Mont, que ya estaba más anunciada que los deslices de la Mafufa, pero sí me sorprendió, si he de ser honesto, el nombramiento que hizo en su lugar el Presidente.

¿Que quién es el nuevo secretario de Gobernación? Sí, acertaron si dijeron que es otro amigo del Presidente; José Francisco Blake fue diputado junto con Felipe Calderón en la 59 Legislatura, era parte de lo que llaman “la burbuja” cuando el hoy Presidente era líder de la fracción del PAN en San Lázaro, y desde ahí trabó una relación personal y de amistad con Calderón. Fuera de su paso por la Cámara de Diputados y del cargo que tenía al nombrarlo, que era secretario de Gobierno de Baja California, no se le conoce mucha más experiencia política. En ese sentido, el Presidente vuelve a dar la razón a quienes dicen que al elegir colaboradores, Felipe siempre privilegia la amistad y la cercanía, por encima de la experiencia o la capacidad.

¿Pero es ese el único motivo por el que nombra a Blake en Gobernación? No, hay otras razones de fondo que explican con más precisión y lógica la designación presidencial. Al tal José Francisco, pajarracos, lo trae Calderón desde el estado fronterizo con la estrellita en el pecho de haber sido “el pacificador de Tijuana” — algo así como aquella película del peacemaeker— y esa es su principal carta de presentación. Lo dijo así Calderón en su discurso y lo dijo bastante claro: Blake Mora llega no para ser sólo el interlocutor político de este gobierno, sino para ser el responsable de la estrategia de seguridad del gobierno federal y de la lucha contra el crimen organizado.

Y en esa responsabilidad, mucho ojo pajaritos, porque este tal José Francisco Blake se convierte en un personaje a seguir en los próximos dos años, y muy particularmente con miras a la sucesión presidencial del 2012, fíjense con cuánta anticipación se los digo.

Por lo demás, el chisme está muy bueno: se fue junto con Fernando Gómez Mont la chica superpoderosa Patricia Flores, una joven duranguense, que había despertado toda clase de pasiones en la Presidencia de la República y en el gabinete.

Y cuando digo pasiones digo eso: rumores, poder, pleitos, encontronazos. Paty Flores, como le decían en Los Pinos, no sólo se volvió una mujer cercanísima a Calderón, sino que se enfrentó, literalmente a gritos y sombrerazos, a varios de los secretarios de Estado y a los colaboradores cercanos del Presidente.

Su pleito con Gómez Mont fue más que sonado, y en varias reuniones de gabinete o en los pasillos de la residencia oficial abundan testigos de que el choque de visiones entre la Flores y el Gómez Mont se volvió casi un tema personal. Para acabar con ese enfrentamiento que dividió a su gabinete y hasta problemas personales le causó, Calderón optó, salomónicamente, por deshacerse de los dos colaboradores que provocaron la división. Todos apostaron a que, entre Paty y Fernando el Presidente se quedaría con la primera, pero se equivocaron, los corrió a los dos.

De Gerardo Ruiz Mateos casi nada qué decir, pajaritos, el pobre nunca se enteró que era secretario de Economía y tampoco se enteró que regresaría al puesto que ocupó en la Oficina de la Presidencia. Me cuentan que para variar Ruiz Mateos andaba en la luna y estaba por abordar un avión para hacer un viaje a Europa cuando le llamaron y le dijeron que no podía irse porque el Presidente lo iba a quitar de Economía para regresarlo a Los Pinos. “¡Ah, ¿estaba yo en Economía?”, debe haber preguntado el frívolo y torpe Gerardo Ruiz Mateos.

En general no esperen mucho de estos cambios, pajarracos, como dice siempre la Mafufa, “que no haya ilusos para que no haya decepcionados”. Yo creo que son más un movimiento de campaña de Calderón, que una decisión realmente para fortalecer su gobierno. Y escuchen lo que les digo, échenle el ojo al tal Blake, puede ser el caballo negro del preciso.

01 Julio 2010 03:15:52
Silencio cómplice
Han pasado dos días del brutal asesinato del candidato Rodolfo Torre, pajarracos, y las autoridades, tanto federales como del estado, no han dicho nada sobre quiénes, cómo y por qué mataron a este señor que, según dicen todas las encuestas, sería el próximo gobernador de la entidad tamaulipeca. Desde acá en Johannesburgo he estado, entre la sorpresa y el hastío, observando cómo la violencia sigue al alza en nuestro México, y cuando creemos que lo hemos visto todo, viene algo peor para dejarnos perturbados y con miedo.

Es increíble que casi 72 horas después, con dos Procuradurías, como son la PGR y la Procuraduría de Tamaulipas trabajando conjuntamente, según dijeron, con el secretario de Gobernación que estuvo en aquel estado comisionado directamente por el Presidente, con la presión de un desafío tan grande y claro como el que lanzaron los señores del narco que, según dice el primer mandatario de la nación, aparecen detrás de esta ejecución, oficialmente todavía no sepamos nada de qué pasó, ¿por qué? ¿qué fue este violento zarpazo de la delincuencia?

Más bien, pajarracos, he aprovechado las madrugadas acá en Sudáfrica o estos dos día en los que no hubo actividad en el mundial, para enterarme vía internet de lo que hay sobre ese caso que conmocionó a todo el país. Y lo que he encontrado han sido sólo datos periodísticos, informaciones filtradas o investigadas por periodistas como mi amigo Salvador García Soto o como otros diaristas y columnistas que han arrojado luces sobre este asesinato, pero de la autoridad nada, silencio total que por momentos suena a complicidad.

¿Será tan difícil que con pruebas y peritajes en el lugar del artero crimen, con las declaraciones de los testigos sobrevivientes, si es que han podido declarar, y con lo que gente de los alrededores sabe, no tengan todavía ninguna pista, ninguna línea clara de cómo y por qué, y sobre todo quiénes asesinaron a Rodolfo Torre Cantú?

¿O será más bien que, aunque tengan esa información, aunque tengan ya algunos datos que pueden establecer líneas claras, prefieren callarlos, dosificarlos para esperar a que el estupor y la indignación bajen y apostarle, como siempre lo hacen, al olvido y desmemoria de la sociedad?

En fin, que desde acá de tierras mundialistas la cosa se ve tan negra y tan complicada como se debe ver de allá mismo, ¿hasta dónde llegará esta violencia criminal, política y social en México? Nadie nos da una respuesta a esa pregunta y yo desde acá les digo, pajarracos, que quisiera ver a algún político tener la dignidad y la hombría que tuvo el Vasco Aguirre para reconocer que, como no dio los resultados esperados por la afición y no llevó a México al quinto partido prometido, asume toda la responsabilidad de ese fracaso y renuncia. ¿O fue más bien que ya le urge irse de ese México “jodido” que nos dijo dejaría en cuanto pasara el mundial? Ah, la verdad es que ya no sé, por lo pronto los dejo porque es tarde y hace frío en Johannesburgo, tanto frío que ya siento que se me congelan las orejas.

EL BAÚL DEL DUENDE…

Antes de despedirme, les dejo un par de datitos que me llegaron hasta acá vía correo electrónico. Resulta que el diputado local panista Carlos Pizano se puso muy activo y logró impulsar y negociar una reforma a la Ley de Turismo en la ciudad que dicen proponía cambios muy interesantes; redactó su propuesta, la cabildeó con los grupos parlamentarios, pero al final para presentarla la puso en manos de su coordinadora Mariana Gómez del Campo. Y a la Marianita, que no es siempre la más ducha, que se le ocurre ir a hacer el amarre político para sacar esa reforma con la consejera Jurídica del DF, Leticia Bonifaz, en lugar de buscar el respaldo de los diputados del PRD en la Asamblea Legislativa. Craso error porque hasta ahí llegó la buena iniciativa del diputado Pizano, ya que la Bonifaz, por más que presume que las puede todas, en la ALDF simplemente no entra y las cúpulas de la bancada perredista ya dijeron que, si la manda Leticia, esa propuesta “no pasa”… Me voy a dormir pajarracos, pero les prometo que la próxima semana, desde Sudáfrica, ¡regresaré!, ja, ja, ja...
29 Junio 2010 03:01:20
¿Qué dirán los Limantur?
No hay duda, pajarracos, que como dice esa máxima: el poder los iguala, y el domingo tuve ocasión de comprobar que cuando se trata de enseñar el cobre, nuestros políticos, sean azules, tricolores o amarillos, son exactamente lo mismo. Se los digo por lo que ocurrió en el palco del estadio Soccer City de Johannesburgo, el domingo al terminar el partido entre México y Argentina.

Resulta que me tocó estar ahí de invitado, codeándome con la crema y nata de la Femexfut. Que sí Justino por aquí y Decio de María por allá, que si los directivos de una televisora botaneando en una esquina y los familiares de los seleccionados mexicanos en otra, el caso es que ahí estaba yo, cuidándome de los pisotones entre tanta “gente bien”, los invitados de la Federación Mexicana de Futbol para ver el triste y frustrante juego donde nuestra selección fue humillada y eliminada por los argentinos, por el árbitro y por los yerros y terquedades del señor Javier Aguirre.

Estaba yo bien enchilado ante la derrota y con ganas de mentarles la mama a muchos de los federativos que han hecho del futbol mexicano un millonario negocio en el que lo único que crece y mejora año con año son las ganancias monetarias, pero no así los resultados de la selección que siempre termina asesinando la esperanza de millones de mexicanos que se aferran a la ilusión futbolera ante tanta desgracia en el país.

En eso vi, entre los invitados de lujo, a un señor canoso que se apellidaba Gómez Mont. “Es el hermano del secretario de Gobernación”, me dijo mi amigo Christian Ahumada a la pasada. “Sí pero parece que ya andan bastante servidos él y sus acompañantes”, terció otra persona que se metió en nuestra plática. Habían pasado unos minutos de esos comentarios cuando en el salón se comenzaron a oír gritos, jaloneos y empujones; cuando me abrí paso entre la gente, que se amontonaba en el lugar donde surgía la gresca, pude ver la escena entre el flamante funcionario federal, su hijo que lo acompañaba y una señora que después supe era la esposa del Guille Franco.

Al calor de los gritos y las impertinencias de los Gómez Mont, que comenzaron a lanzar ofensas y gritos al jugador naturalizado mexicano, su esposa les exigió respeto a su presencia y en cuestión de minutos, tras jaloneos en los que algunos testigos afirman que los del apellido panista de prosapia jalonearon a la señora de Franco del cabello, aquello se convirtió en un zafarrancho con todo el sello mexicano en el que los gritos y las mentadas salían de los dos lados.

Un hermano de Cuauhtémoc Blanco, tepiteño bravo al fin, entró al quite por la señora y con una silla quería descontar al funcionario y a su hijo que comenzaron a ser acosados por el resto de los invitados que pidieron a gritos que los policías de Sudáfrica los sacarán del lugar. A empujones y con gritos de ¡fuera, fuera!, el señor Miguel Gómez Mont y su vástago fueron literalmente echados del palco; al joven lo sujetaron los de seguridad con una llave, mientras al padre lo empujaban hacia la salida.

Todavía en su penosa salida, el señor Gómez Mont se dio el lujo de gritar: “A la chingada todos los de Argentina”. No dudo que muchos compartieron en ese momento aquel grito, pero el bochornoso y desconsiderado incidente que acababa de protagonizar el señor de apellido político hizo que nadie siguiera su nacionalista proclama.

Cuando lo habían echado a empellones junto a su prepotente hijo, supe que se trataba, además del hermano del secretario

Fernando Gómez Mont, del director del Fondo Nacional de Fonento Turístico (Fonatur) uno de los cargos públicos más codiciados en México porque desde esa posición se han hecho millonarios negocios con los desarrollos turísticos más importantes del país. “Que pena y que nivel”, pensé mientras se comentaba en el palco aquel penoso incidente.

Ayer, desde acá desde Sudáfrica, me enteré por internet que ya habían corrido al señor Miguel Gómez Mont del Fonatur. “Más que merecido”, pensé, y no pude evitar preguntarme, como dirían las señoras de sociedad, “!Qué van a decir los Limantour, los Corcuera…qué vergüenza para los Gómez Mont”.



22 Junio 2010 03:07:18
¡Vamos muchachos!
Perdón, pajarracos, pero no resistí la tentación de dedicar esta columna al juego que hoy enfrenta México contra Uruguay y del cual depende el futuro de la Selección y, en mucho, las esperanzas de millones de personas que, ante los pocos motivos para emocionarse y celebrar que tenemos en este país, esperan casi un milagro de esos 11 mexicanos que hoy se la tienen que jugar en la cancha.

Tal vez para cuando ustedes lean esto ya haya pasado el partido, pajaritos, y tal vez México haya ganado, con lo que estamos no sólo en la siguiente fase del mundial, los octavos de final, sino que además evitaremos que nos toque como rival una selección que se ha convertido en “el coco de los mexicanos” como es la albiazul Argentina, que con sus grandes estrellas y su futbol directo y efectivo, nos ha matado ya en varias ocasiones los sueños y las ilusiones.

Así que si eso ocurrió y ya estamos en los octavos, sin tener que enfrentar a los argentinos, ¿qué esperan, pajarracos?, dejen de leer esto y festejen, celebren que, total, los problemas seguirán ahí cuando ustedes terminen de gritar y de darse un respiro de felicidad y esperanza en nuestra atribulada realidad. Yo desde acá, desde Sudáfrica, desde donde les escribo haré lo mismo, saldré a las calles de Rustenburgo, donde jugará la Selección, y gritaré y cantaré y me desgañitaré junto a los miles de mexicanos que han venido hasta acá persiguiendo un sueño.

Ah, porque ¿se han fijado, pajaritos, qué cantidad de mexicanos hay en Sudáfrica en este mundial? No hay un conteo oficial, pero hay quienes estiman hasta en 40 mil los compatriotas que, con grandes sacrificios unos, empeñando hasta el carro otros y los menos con relativa facilidad y comodidades, dejaron todo allá en México por un mes, y cruzaron el mundo para venir a este país complejo pero a la vez fascinante que es Sudáfrica.

No temo equivocarme si les digo, pajarracos, que lo que más hay en este mundial por acá son mexicanos, muchos más que turistas y aficionados de cualquier otra parte del mundo, y aunque sé las historias de varios que casi embarcaron a su abuelita con tal de venirse, la realidad es que viendo por acá a tanto paisano uno se pregunta: ¿y la crisis? ¿Qué no estábamos saliendo a duras penas de la peor recesión en la economía nacional?

El caso es que cuando ustedes lean esta columna puede que ya todo haya pasado. Y si el resultado no fue glorioso y si hubiera llegado la dolorosa derrota y los uruguayos hicieran valer la potencia que han mostrado en sus dos anteriores partidos, entonces pajarracos no quedará más que rezar por un milagro, que Sudáfrica haya derrotado a Francia y que por diferencia de goles nos podamos colar al segundo lugar del grupo y así clasificar aunque sea de panzazo.

Ahora que si no hubo victoria pero tampoco derrota, y el resultado del partido fue un empate, pues entonces a prender las veladoras, a machar bailando hacia Chalma y de rodillas a la Basílica de lo Morenita, a pedirle a la Mafufa que prepare un conjuro y a recurrir a Catemaco a cualquier lugar y cualquier cosa que nos pueda ayudar para enfrentar a la potentísima Argentina de Maradona, con todo y su prodigioso Leonel Messi.

Así que sólo hay tres de tres, pajarracos, una de esas se materializará hoy y nos dará, ya sea la esperanza de saber que pasamos una primera etapa y que se vale seguir soñando; la decepción de que el Vasco Aguirre se equivocó y nomás volvemos al conocido círculo del “sí se puede” al “no se pudo”, o la mediocridad superviviente de un empate que nos lleve a enfrentar nuestro peor temor que es Argentina.

Como sea, algo es un hecho, pajaritos, hoy habrá fiesta y ya sea de alegría, de dolor o de preocupación, pero una cosa sí les aseguro: ¡su amigo el Duende volverá a cantar el Cielito lindo en Sudáfrica, sí señor!
17 Junio 2010 03:48:34
Carta a la Mafufa
Johannesburgo, Sudáfrica. Querida y amada bruja Mafufa: te escribo desde el intenso frío de la madrugada sudafricana, que me hiela los pies y está a punto de congelarme las orejas. No he podido dormir, parte por la gélida temperatura, parte porque te extraño.

La verdad, brujita, es que aunque tú te has enterado que no he sido un santo y que de pronto las bellezas de todo el mundo que se ven por acá me han movido el tapete, mi corazón sigue siendo tuyo, tan tuyo como en aquellos días que te conocí siendo apenas una brujita adolescente que soñaba con el amor y quería comerse la vida.

Hace más de 150 años de que nuestras vidas se cruzaron, y la verdad, mi Mafus, para mí han sido como 15 minutos. Y sé que aunque de pronto peleamos y discutimos, de mis celos por tu forma de ser coqueta y pizpireta —sobre todo con el señor periodista y con Carlitos Loret—, en este siglo y medio que llevamos juntos puedo decir que soy un duende feliz, afortunado, y que el amor de una bruja de las buenas, como tú, me pertenece.

Te preguntarás por qué te escribo para decirte todo esto y por qué lo hago de madrugada, titiritando de frío. Pues la verdad es que en esta noche helada en la que el insomnio me atrapó y me revuelco titiritando en la cama, me puse a pensar qué será de ti solita en el castillo, abandonada en nuestra enorme cama, sollozando quizás por tu duende amado que está tan lejos y que te extraña tanto como tú a él.

Me han llegado rumores, brujita, de que te han visto en cafés con el señor periodista o con el señor Loret; incluso un mensaje de Facebook me aseguraba que la otra noche andabas bailando con el joven Risco en un bar de la Condesa. La verdad es que no les creí, sé que mucha gente quisiera vernos separados, divididos, e inventan deslices y salidas tuyas que, conociéndote tan bien como te conozco, conociendo tu decencia y tu forma de ser recatada y tímida, sé que sólo son chismes.

Fíjate, un chismoso de La Chuleta me aseguraba que el otro día te vieron incluso coqueteando con el maestro Enrique Canales, cosa que no puedo creer, primero porque te conozco a ti y tu castidad casi de monja, y segundo porque el buen Canales sería incapaz de una bajeza de tal nivel cuando él y yo somos amigos y tantas veces te hemos llevado serenata juntos al castillo.

También quería contarte que no sé por qué desde que llegué a Sudáfrica, tengo un par de ronchas muy grandes en la frente, que me dan mucha comezón y que se están poniendo cada vez más duras y crecen como si estuvieran calcificadas. Ya me llevaron mis amigos de Radio Fórmula a revisar con un doctor del centro de prensa, un médico de la FIFA, y después de analizar cuidadosamente las protuberancias y de tomarme muestras, ha concluido que se trata de dos “brotes extraños” que obedecen a dos posibles causas: o tengo un exceso de calcio, producto de mis 603 años y el cambio de clima, o mi pareja me engaña y estoy por convertirme en un astado.

Por supuesto que yo defendí tu honor y le crucé al médico ése, un francés estirado, un par de bofetadas que lo dejaron viendo estrellitas. “Sépase usted, mi franchute, que mi pareja es una bruja decente, incapaz de traicionarme y más pura que el agua embotellada”, le dije indignado antes de salir del consultorio mientras el doctorcito preguntaba: “Qui le passe à ce monsieur?”.

Así que, querida bruja, sin más ni más, llegué a la conclusión de que esas protuberancias que crecen en mi frente deben de ser producto del frío, del helado clima sudafricando y de muchas cosas raras que por acá he tenido que comer. No te sorprendas, pues, Mafufa mía, si cuando vuelva a tu lado, en un par de semanas, me vez un par de cosas raras en la frente; yo confío en que sea sólo algo temporal y que, en cuanto esté contigo de nuevo, esas cosas raras desaparezcan y tú y yo volvamos a ser tan felices y enamorados como siempre. Te ama y extraña desde Sudáfrica: tu duende fiel.


15 Junio 2010 03:32:52
Mis aventuras en Sudáfrica
¡Pajarracos!, ¿cómo están? Primero que nada me disculpo porque el jueves pasado, un embotellamiento acá en Sudáfrica me impidió llegar a tiempo al hotel para enviar mi columna. Dicho eso, prometo no volver a embotellarme, al menos no el día en que tenga que comunicarme con ustedes.

Pues nada, les cuento pajaritos que por acá la estamos pasando bien, aunque claro hay sus problemas: dormir poco, moverse de un lado para otro para llegar a las coberturas de los partidos, sortear las dificultades en las carreteras que la verdad son bastante malas cuando no están inconclusas, bueno hasta andarse cuidando de los ladrones que en varias ciudades de Sudáfrica, especialmente en Joburb (como le dicen de cariño a Johannesburgo) están movidísimos contra los turistas, hagan de cuenta como el DF en día de quincena.

La verdad es que yo he decidido relajarme y pasarla bien. Y ayer lunes me fui al Soccer City a ver el partido de Holanda contra Dinamarca que prometía ser un duelo bastante parejo entre dos equipos del norte europeo que han mostrado un gran nivel en mundiales. Pues nada, llegué con mis cuates de la radio, saludé a dos que tres amigos en el estadio y me senté a disfrutar del partido cuando de pronto: (pónganle música cursi como arpas y pianos) apareció ella, la chica de mis sueños, la mujer por la que podría serle infiel a mi amada Bruja Mafufa: Doutzen Kroes.

Trigueña de ojos verdes, 22 años, y una larga cabellera dorada, la modelo holandesa me dejó sin habla. Yo la vi, ella vio a un jugador holandés, yo la saludé, ella saludó a una amiga; yo me acerqué hasta donde ella estaba, ella volteó hacia los fotógrafos que le gritaban porque los dejara retratar su perfecta humanidad.

Ahhhh, pajaritos, la verdad es que quedé flechado. Con decirles que a medio tiempo pedí a un vendedor del estadio que le llevara un vasito de refresco y una torta, sí como en la primaria, así de prendado quedé de aquella joven que al recibir su torta y su chesco preguntó quién se los mandaba y cuando el vendedor le dijo que yo y apuntó hacia donde estaba, ella hizo una cara de sorpresa que no pudo ocultar su desconcierto, mientras yo movía mi mano saludándola.

Pues nada, pajarracos, ella sólo agradeció el gesto y siguió en lo suyo, emocionada con los goles de Holanda y apoyando, cual muchacha bien nacida, a su selección. Yo ya no pude ver para nada el partido. Ni me enteré cuando el tal Poulsen cabeceó hacia el arco danés y la desafortunada espalda de un jugador de la tierra de Hamlet hizo que el balón entrara en las redes. Yo estaba ya perdido en el planeta Doutzen y soñaba con meter mi balón en sus redes.

Tampoco me enteré, pajaritos, cuando rendida ya y desanimada Dinamarca, los holandeses tomaron el control del partido y tras un tiro proverbial de Elia, que dibujó con el balón en el poste como lo hubiera hecho Rubens, el balón rebotó y le quedó a Kiutz sólo para que la firmara y sentenciara así el triunfo contundente de Holanda.

Yo sólo veía cómo la delgada y grácil Doutzen agitaba sus brazos mientras cantaba cánticos de apoyo a su selección, que a mí me sonaban como alabanzas angelicales. Tan absorto estaba, imaginando cómo Doutzen y yo nos íbamos juntos a los países bajos, totalmente bajos, que ni siquiera me di cuenta cuando el ángel de mi adoración vino hacia a mí y, como si de su boca salieran notas musicales, me dijo en un imperfecto español: “Oh, gracias por el lunch, ¿comou te íamas pequeñín?

No sé si fue mi tamaño o si fue la forma de moverme, el caso es que Doutzen y yo salimos juntos del estadio, para envidia de muchos periodistas y jugadores holandeses que me miraban con cara de “pin… enano suertudo”. Ella me pidió que la llevara a comer y después de eso la dejé en su hotel. Todavía suspiro cuando siento el beso de despedida en la mejilla y todavía me agito y me angustio cuando pienso que la veré mañana. ¿Y si me cacha la Mafufa? ¿Y si ella sólo busca una amistad? ¿y si soy débil y terminamos yendo Doutzen y yo a hacer bajezas como las de su país? ¿qué hago, pajarracos?, aconséjenme.

Por lo pronto, para los que no la conocen, aquí les dejo este link para que vean a Doutzen.
http://www.devaneos.com/calorcito/las-mejores-fotos-de-doutzen-kroes-en-bikini-en-la-pasarela/
03 Junio 2010 03:31:55
El ABC de la impunidad
¿Cuánto vale una promesa presidencial en México? La verdad no mucho, pajarracos, es más me atrevería a decir sin temor a equivocarme que casi nada. La palabra del Presidente está tan devaluada que cuando el jefe del Ejecutivo federal ofrece que se resolverá algo “sin distingos”, “tope en lo que sea” o “caiga quien caiga”, más bien hay que pensar y entender que ese asunto, trátese de un tema de justicia, de corrupción o simplemente una solución a una demanda o exigencia ciudadana, serán enviados al olvido, al incumplimiento.

Porque eso es lo que pasa con muchas de las promesas y los compromisos presidenciales, pero en particular con uno, el que tiene que ver con la dolorosa y trágica muerte de 49 niños, todos ellos pequeños que no rebasaban los cinco años de edad, que fueron entregados en custodia a una institución del Estado como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que fueron encerrados por éste, a través de particulares a los que subrogó el servicio, en una bodega sin instalaciones adecuadas ni normas de seguridad que garantizaran el bienestar y la integridad de los niños en caso de un accidente.

Este sábado se cumple un año de aquella ignominia, pajaritos, un año de que todo el país se estremeció y lloró la pérdida de niños inocentes y la desgracia de muchos otros pequeños que quedaron quemados, enfermos, marcados de por vida por el incendio de ese galerón industrial que les habilitaron como guardería. Yo he de confesarles, pajarracos, que con todo y lo duro que me creo, más de una vez lloré y lamenté profundamente la muerte de esos niños.

Pero también me indigné, me enfurecí y maldije a la corrupción, a la negligencia y la indolencia de las autoridades que permitieron toda esa cadena de irregularidades, incumplimientos y errores de los dueños de esa guardería y de los funcionarios responsables —léase desde el entonces gobernador de Sonora, Eduardo Bours Casteló, hasta el por ese tiempo director del IMSS, Juan Molinar Horcasitas— que desembocaron en una tragedia que pudo evitarse o ser menor si las instalaciones y las medidas de seguridad en esa estancia hubieran sido las adecuadas para resguardar la integridad física de los pequeños.

También se cumple un año de que escuché muy serio, casi consternado y conmovido al presidente Felipe Calderón decir que lo ocurrido en Hermosillo era una de las peores tragedias ocurridas en México y que nuestro país estaba de luto por esas muertes.

“En el caso ABC no habrá impunidad para nadie… caiga quien caiga y tope en donde tope”, decía el 30 de junio de 2009, desde Panamá, el primer mandatario de la nación.

Un año después, ¿dónde está la justicia, señor Presidente de la República? Resulta que sí hubo impunidad para todos los involucrados y presuntos responsables, desde la prima de su esposa, Marcia Matilde Gómez del Campo, una de las dueñas de la guardería, hasta el ex gobernador Bours, que se pasea tranquilo y millonario por Sonora y por todo el mundo, sin dejar de mencionar a Juan Molinar Horcasitas, al que el propio Presidente protege y promueve.

¿Dónde se topó la justicia, presidente Calderón?, ¿por qué no cayó nadie y usted está tan tranquilo?, ¿no le conmueve el dolor de los padres por la ausencia de sus niños?, ¿no le duele saber que hay una madre de uno de los niños muertos que ha intentado suicidarse varias veces porque dice que no soporta la vida sin su niño? ¿Cuándo cumplirá su promesa de justicia?

Todo un país y unos padres dolidos y decepcionados esperan su respuesta.

06 Mayo 2010 03:14:50
¿Cuándo va a terminar esta pesadilla?
Al igual que a muchos mexicanos, la violencia que vivimos en muchas partes del país, producto de la guerra contra el narco, me provoca a estas alturas una sensación de hartazgo, miedo e incertidumbre. ¿Cuándo terminará esta situación que todos los días nos impacta con noticias de balaceras, muertos, ejecutados, civiles inocentes que mueren en fuegos cruzados o confundidos con delincuentes por los soldados?.

La verdad es que nadie parece tener la respuesta a esa pregunta. Por momentos da la impresión de que el presidente Felipe Calderón y su gobierno se aventaron a declarar una guerra contra los criminales y narcotraficantes un poco como El Borras, sin planeación ni estrategia, más en la urgencia de responder, por un lado a criminales que estaban rebasando al Estado y por otro a la necesidad apremiante que tenía en ese momento —diciembre de 2006— el nuevo Presidente para ganar legitimidad y reconocimiento de la sociedad, después de la cuestionada elección presidencial de aquel año.

Y no es que yo no esté de acuerdo en que se debe combatir a los narcos y a los criminales que nos amenazan y afectan a todos con sus actividades ilícitas; claro que se les debe combatir y tratar de someter, para eso está el gobierno, pero la pregunta que me asalta y seguramente a muchos de ustedes es si la forma en que lo está haciendo esta administración es la más efectiva y adecuada para lograr el objetivo que se ha propuesto que es acabar con la violencia y el desafío que representan esos delincuentes para la sociedad mexicana.

Desde hace un rato muchas voces, algunas de ellas de ciudadanos de a pie y otras de expertos en el tema, cuestionan que la estrategia del mandatario para enfrentar esta guerra está resultando demasiado costosa. A la muerte de civiles inocentes, que el propio Presidente calculó en 10% del total de muertos en los últimos cuatro años, algo así como 2 mil 300, se suma el enorme gasto que representa para las finanzas públicas mantener esta confrontación.

Miles de millones de pesos se han invertido en lo que va de este gobierno en armar mejor al Ejército mexicano, en crear nuevas policías, en adquirir tecnología para profesionalizar la seguridad, en mantener y movilizar a las tropas que están dando esta batalla también con pérdida de vidas de militares, y yo les pregunto, pajaritos, a la luz de los avances logrados y los resultados que tanto publicita el gobierno en materia de decomisos de drogas, armamentos y captura de narcos: ¿ha sido un dinero bien gastado?, ¿realmente estamos por derrotar a los cárteles de la droga, que según el Presidente son uno de los cinco jinetes del Apocalipsis que enfrentamos los mexicanos?

A final de cuentas, más que análisis o razonamientos, lo que muchos mexicanos están reclamando, lo mismo en el norte que en el sur o el centro del país, es que esta violencia desbordada que nos impacta y nos afecta a todos termine ya, que recuperáramos la precaria y a veces inestable tranquilidad que teníamos y que, sin dejar de lado el combate a los delincuentes y el sometimiento del crimen organizado, eso ya no nos costara tantos recursos ni tantas vidas a los mexicanos. ¿Creen que eso sea posible algún día, pronto?

Por ahora hay tres versiones “oficiales” de cuánto durará esta pesadilla. Por un lado el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo antier desde Washington que la violencia en nuestro país terminará pronto, en el mes de junio próximo. Pero al mismo tiempo aquí, el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, afirmaba que esta guerra y todos sus efectos violentos tardará todavía cuatro años más y que por ahí de 2014 podríamos entrar en una etapa de mayor estabilidad en ese terreno.

Y si ya las dos versiones encontradas de los secretarios del gabinete calderonista provocan confusión, añádanle otra que dio también ayer el director de la DEA de Estados Unidos, Anthony Placido, quien afirmó que esta guerra contra los narcos y el “descabezamiento de los principales cárteles de la droga en México” tiene que terminarse antes de 2012 porque, una vez que llegue otro Presidente a Los Pinos, no hay garantías de que se seguirá combatiendo a los criminales como hasta ahora lo ha hecho Calderón. Yo les preguntó entonces, pajarracos, ¿a quién le creemos?
08 Abril 2010 03:31:07
Y tú, ¿confias en el Renaut?
¡Córranle, pajarracos, córranle!, si no han registrado su celular en el llamado Renaut, les quedan apenas 72 horas para hacerlo o de lo contrario se quedarán sin línea en ese aparatito insignificante pero que se nos ha vuelto indispensable y sin el cual su comunicación puede volverse una pesadilla. Por que, como dice el Chente Fernández, acá entre nos, ¿alguno de ustedes se imagina ahora sin celular?.

Hace apenas 15 años que esos aparatitos eran considerados un lujo o una excentricidad de algunos fanáticos de la tecnología, pero ahora se han vuelto casi un artículo de primera necesidad, o al menos eso indican las impresionantes cifras de usuarios de telefonía móvil que en México abarcan ya a todos los niveles sociales, edades y profesiones. Bueno, pues eso que parece una pesadilla, quedarte sin tu celular en la mano, puede ser una realidad a partir del sábado si es que no se llevó a cabo el polémico registro de la línea ante el Renaut.

Y no me refiero a la marca de carros francesa, sino a las siglas del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el pomposo nombre con el que las autoridades denominaron a este nuevo engendro de registro que, a tiras y tirones, con quejas, indolencia de las compañías telefónicas, descuido y negligencia del gobierno y el Congreso, pero finalmente será obligatorio a partir del primer minuto del domingo 11 de abril.

Porque ya desecharon en el Senado, los legisladores del PAN y el PRD, la propuesta priísta para alargar el plazo para el registro por un año más; hoy en el pleno senatorial ese planteamiento será rechazado y a partir de las 12 de la noche del sábado comenzarán a desconectar las líneas telefónicas, sean de plan o de tarjeta de prepago, que no hayan sido registradas.

La Mafufa y yo ayer nos aplicamos a registrar nuestros teléfonos y, al menos nosotros, nunca pudimos hacerlo de la forma que están promocionando las autoridades esa en la que te piden que mandes al 2877 un mensaje con nombre.día.mes.año de nacimiento y no sé qué otras cosas más. Por esa vía lo intenté en varias ocasiones y nunca pude; pero hay otra manera mucho más sencilla: si ustedes tienen su número de CURP a la mano, ya sea en documento o en una credencial, agárrenlo, manden un mensaje al 2877 póngale “alta. y los 18 dígitos” que forman su CURP, tal como aparecen, lo envían y en cuestión de segundos les mandarán un mensaje diciéndoles que su registro se está procesando y luego otro mensaje donde les dirán que ya quedaron registrados, o si acaso ya lo estaban sin saber, les informarán que su línea ya había sido registrada y le dirán en qué fecha.

De que hay que hacerlo hay que hacerlo o se quedarán sin celular; ahora que si me preguntan qué pienso de esta medida y de este registro ahí sí les tengo qué decir. Me parece que este registro, como muchas cosas en este país, se hizo con las patas; en el afán positivo de regularizar un enorme mercado de usuarios que creció desordenadamente, en gran medida por la inacción de las autoridades y por el desinterés de las compañías privadas que prestan el servicio, se aprobó una ley que ordenó crear el registro pero, ante los fuertes intereses y presiones de las telefónicas, que se negaron a entregar la información de sus bases de datos de clientes o a invertir ellos recursos y tiempo para armar el registro, se terminó por hacer un diseño legal que le cargó al ciudadano-usuario toda la responsabilidad para registrarse y al mismo tiempo relajó los controles y mecanismos de seguridad con los que se está elaborando la nueva base de datos nacional.

No se nos olvide, pajarracos, lo que pasó con aquel Registro Nacional Vehicular, el famoso Renave, que en los tiempos de Ernesto Zedillo, allá por 1998, ocasionó un terrible escándalo cuando se descubrió que los concesionarios privados a los que el gobierno había encargado el nuevo registro, que contendría información y datos de millones de automovilistas de todo el país, estaban ligados a la delincuencia organizada, nada menos que a las bandas de robacoches, a través de su finísimo director, Ricardo Miguel Cavallo, un ex torturador en la dictadura Argentina y agente de bandas del crimen organizado.

¿Quién nos garantiza que, en medio del desorden y las prisas con las que se está haciendo, el Ranaut no acabará igual que el fallido Renave?

06 Abril 2010 03:48:40
Justicia con distingos
Vaya que hay sus diferencias sociales en México, pajarracos; cuando se es pobre y sospechoso de haber cometido algún delito, aplica la acusación a priori, sin presunción de inocencia, el presunto implicado es remitido directamente al reclusorio, donde tendrá que esperar semanas, meses y a veces hasta años para que se le inicie un proceso y pueda demostrar su inocencia o se demuestre su culpabilidad, pero mientras eso ocurre ya se pasó años en la cárcel y ya vivió una de las experiencias más terribles y aterradoras que se puedan vivir en este país.

Ah, pero si se tiene dinero y algún apellido pomposo, extranjero o castellano de alcurnia, el panorama cambia. Los presuntos implicados serán tratados con todo cuidado y atención, no habrá detenciones y mucho menos remisiones a un reclusorio; en el peor de los casos se les dictará un arraigo que pasarán cómodamente en un hotel, hasta que sus costosos abogados logren mover influencias y recursos legales para conseguirles que enfrenten las investigaciones en libertad.

Porque cuando se tienen recursos económicos no se es ni indiciado ni presunto implicado, y mucho menos sospechoso; en ese caso, las autoridades aclaran que sólo son sujetos a investigación y esgrimen a favor de los señalados la presunción de inocencia que nuestra Constitución y códigos penales otorgan a todos los ciudadanos mexicanos sin excepción ni distingos de ningún tipo, pero que en la práctica, pajaritos, sólo existe para quien tiene el dinero para argumentarla y defenderla a través de sus abogados.

Y del amparo ya ni hablamos, pajarrcos, a ése sólo tienen acceso quienes pueden moverse con abogados para obtenerlos con la rapidez y eficacia que ese instrumento constitucional debiera dar, otra vez, a cualquier acusado sin distingos, pero que en los hechos nuevamente depende de la capacidad económica o de las influencias para conseguirlo y hacer efectiva la protección del Poder Judicial ante los abusos del Estado.

¿O alguna vez supieron de algún jodido que haya logrado un amparo y evitado ir a dar al reclusorio por una acusación de la que ni siquiera le habían probado la responsabilidad? ¿Tuvieron las indígenas Teresa y Alberta o su compañera Jacinta la posibilidad de un amparo o al menos de un arraigo mientras se probaba su culpabilidad en un presunto secuestro de agentes federales realizado por estas mujeres que vendían artesanías y comida en un tianguis de pueblo?

He sabido de casos, pajarracos, de personas de bien que al verse involucradas en una riña callejera y ante una acusación falsa son enviadas directamente a un reclusorio donde llegan a pasar meses, a veces hasta años en espera de un juicio que nunca llega y que cuando llega y logran ser liberados ya han quedado marcados de por vida ante la experiencia de convivir con criminales y delincuentes de alta peligrosidad.

Pero eso nunca lo verán cuando los acusados o implicados en una investigación tengan cierto nivel social y cierta capacidad económica. A menos que se trate de una venganza política o de un caso donde entren en juego intereses económicos que movilicen a su vez intereses políticos y corrupción en el Poder Judicial. En la mayoría de los casos, tener capacidad económica equivale en México a tener acceso a la justicia, no tenerla es quedar condenado a la injusticia y al oprobio de un sistema judicial y carcelario que puede arruinar para siempre la vida de la persona más proba y recta.

Díganme si no es eso lo que estamos viendo en el caso de la niña Paulette Gebara Farah, donde los padres, con todo y las contradicciones en que han caído, con todo y las inconsistencias y las mentiras que se han descubierto en el caso, no están siquiera en calidad de indiciados y se les liberó después de un arraigo en el que siempre tuvieron acceso a sus abogados y a todas las comodidades. ¿Se imaginan si la niña de cuatro años en vez de vivir en Interlomas hubiera vivido en Iztapalapa y en lugar de sus apellidos libaneses se hubiera apellidado Gómez o Gutiérrez?

Muy distintas serían las cosas, pero estamos ante una procuración de justicia y un sistema judicial que se mueve por intereses y por influencias, y ni siquiera es seguro, como van las cosas, que la niña Paulette vaya a tener justicia en su extraña muerte.
23 Marzo 2010 03:21:34
Estudiantes masacrados
¿Se acuerdan pajarracos de aquellos anuncios de las campañas de salud que por allá en los 70 advertían que el alcoholismo era una enfermedad y no distinguía entre edad, sexo o condición social? Pues algo similar sucede ahora, pero con la violencia del narcotráfico en México; está tan desbordada esa violencia que ya no distingue entre delincuentes o no delincuentes y mueren cada vez más inocentes de la población civil.

La frase con la que muchos, comenzando por el gobierno, intentaban minimizar los efectos de esta ola de violencia, diciendo “es que se matan entre ellos”, está cada vez más lejos de la realidad. Los ejemplos sobran y van desde niños que han quedado atrapados en los fuegos cruzados en la calle, hasta familias enteras que fueron ejecutadas en sus viviendas por reyertas y venganzas entre cárteles, como la familia de aquel marino que murió en el enfrentamiento con Arturo Beltrán Leyva.

Pero de un tiempo para acá, pajaritos, a la lista de las víctimas inocentes de la violenta guerra contra el narco, en la que están lo mismo empresarios, comerciantes, periodistas, amas de casa, niños, se han sumado varios casos de jóvenes estudiantes, algunos de ellos ejemplares y con un futuro prometedor, que cayeron asesinados a tiros por la delincuencia sin tener nada que ver con actividades ilícitas.

El caso más conocido fue el de Villas de Salvarcar, en Ciudad Juárez, que mientras departían y se divertían en una fiesta fueron acribillados brutalmente por pandilleros, quienes llegaron a cobrar una cuenta pendiente con alguno de los asistentes. Los 16 jovencitos estudiantes de un Cebetis, varios de ellos con calificaciones sobresalientes, quedaron tirados en un reguero de sangre sin enterarse siquiera por qué les segaron la vida.

Ese caso motivó incluso una disculpa presidencial, luego de que el presidente Felipe Calderón, informado quién sabe por qué inepto colaborador, declarara desde Japón, donde estaba en visita oficial, que aquellos jóvenes de Juárez “eran pandilleros” y habían muerto en una revancha entre pandillas.

Pero los de Juárez no han sido por desgracia los únicos estudiantes que han caído abatidos por la violencia irracional. El viernes por la tarde, en la ciudad de Monterrey, dos estudiantes de posgrado del Tec de Monterrey murieron a las puertas del campus de esa institución, víctimas del fuego cruzado entre narcos y soldados.

Fue el propio rector del TEC, pajarracos, Rafael Rangel Soltsman, quien confirmó la muerte de los alumnos, Jorge Antonio Mercado Alonso, de 23 años y Javier Francisco Arredondo Verdugo, de 24 años, cuyos cuerpos tuvieron que ser identificados por sus padres en el Semefo, luego de que las autoridades los presentaran inicialmente como sicarios del narco que habían muerto en la balacera.

Ayer mismo, pajarracos, en San José de Gracia, Michoacán, otro estudiante, este de la Universidad Autónoma de Guadalajara, murió acribillado en esa población, cuando salía de un bar junto con su hermano. Ángel Fernando Guerra González, de 24 años, era estudiante del octavo semestre de la carrera de Químico Farmacéutico Biólogo en la UAG.

Leía anoche, pajaritos, que el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, decía que esos jovencitos “murieron en la línea de fuego”, como queriendo reconocerlos como héroes civiles de esta guerra. Y yo les pregunto, pajarracos, qué queremos para la juventud de este país: ¿qué dejen su sangre en una calle porque mueren “en la línea de fuego”, que acaben enrolándose con los narcos y el crimen porque no ven otra opción de estudio ni de trabajo o que pudieran vivir su vida y desarrollar el potencial que cada uno de ellos podría tener?
16 Marzo 2010 03:42:27
El ojo de Washington
Nada les haría más feliz, pajarracos, que mirar a las tropas de infantes de Marina y a los batallones de la USA Army, cruzando la frontera con México para “apaciguar” esas tierras violentas del norte mexicano y tomar el control de la llamada guerra contra el narco. Eso es lo que en el fondo quieren y desean muchos sectores en Washington. Y no lo quieren de ahorita, por la muerte de tres ciudadanos estadounidenses que laboraban en su consulado en Ciudad Juárez, la quieren de siempre, desde aquel fallido intento de invasión de 1847.

Aunque ya es un hecho casi común que agentes policiacos de Estados Unidos y hasta algunos agentes militares encubiertos participen en los operativos contra el narcotráfico que realizan en México las dependencias federales y militares, la realidad es que hasta ahora, pajaritos, salvo los acuerdos secretos que realice el gobierno sin enterar con claridad al Congreso y al resto de los mexicanos, la Constitución y las leyes de nuestro país prohíben de manera terminante que fuerzas de seguridad de otros países, sean policías, agentes investigadores o militares, participen en labores de seguridad en territorio nacional.

La violación a la soberanía es algo que, aunque haya quienes lo consideran un tema “del pasado” o inoperante en la globalidad, sigue latente cuando lo que se involucra es la participación de fuerzas armadas de otras naciones. Es sabido ya que desde hace décadas, agentes de la DEA realizan labores de investigación y seguimiento de los temas del narcotráfico en México; lo hacen con consentimiento del gobierno mexicano y con base en tratados y acuerdos de cooperación existentes.

Pero lo que se plantea ahora, y por lo que presionan desde hace tiempo del otro lado del río Bravo, es que ya no sólo de la DEA sino de otras agencias y dependencias de seguridad de EU puedan participar en la planeación y ejecución de operativos policiacos y militares contra los grupos de la droga. Y por supuesto que es difícil creer que un marín o un agente de inteligencia militar estadounidense, asignado en los acuerdos de la iniciativa Mérida, aceptará venir a México sin armas, aunque nuestras leyes lo prohíban de manera expresa.

La muerte de los tres empleados del Consulado estadounidense en Juárez, ocurrida el fin de semana, ha revivido las presiones y los apetitos de muchos sectores militares y políticos de Washington que reclaman que su gobierno haga algo para garantizar la seguridad no sólo de su personal diplomático en México, sino que intervenga para dar garantías y tranquilidad a toda la población de EU que habita en la franja fronteriza y que tiene que interactuar, por negocios y comercio, con el lado mexicano.

Ayer, por lo pronto, pajarracos, se anunciaba el envío de agentes especiales del FBI que llegarán a Ciudad Juárez para investigar la muerte de sus conciudadanos. ¿Es el reconocimiento tácito de que el gobierno y el Estado mexicanos ya no pueden esclarecer esos crímenes ni garantizar la justicia para sus ciudadanos o para los extranjeros que por distintas causas viven en México?

No sé como lo vean ustedes, pajaritos, pero a mí se me hace que detrás de los lamentables asesinatos de Juárez, que dicho sea de paso, fueron sólo una parte de la estadística de sangre que ese mismo día le costó la vida a mexicanos inocentes que se vieron atrapados en los fuegos cruzados de los narcos, puede venir una escalada de presiones y forcejeos para aumentar la presencia y la participación de agencias estadounidenses en el combate a las drogas en México.

Tampoco sería la primera vez que eso ocurre y en todo caso se reeditaría una de las cíclicas oleadas de presión sobre México desde la Casa Blanca. La pregunta que les hago y que me hago, pajarracos, la verdad con algo de angustia, es: ¿estamos en condiciones de fuerza y solidez —y cuando digo esto me refiero a la sociedad, al país y a nuestro gobierno— de resistir en estos momentos uno más de los embates desde Washington?
02 Marzo 2010 04:25:43
Justicia lerda
Nueve meses tuvieron que pasar, pajarracos, para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dijera lo que desde el principio era evidente: que en la muerte infame de 49 niños en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, hubo 16 funcionarios, de todos los niveles, federal, estatal y municipal, que incurrieron en negligencias y omisiones graves que influyeron para la peor tragedia por causas no naturales que se haya vivido en México.

Desde los funcionarios municipales que no le exigieron a la Secretaría de Hacienda del estado de Sonora las condiciones de seguridad y protección civil mínimas en la bodega contigua a la guardería, pasando por los funcionarios estatales de esa dependencia que no tenían ni siquiera extinguidores en una bodega que almacenaba papeles, hasta los funcionarios federales del IMSS que no vigilaron que se cumplieran las disposiciones de seguridad en la guardería, todos aparecen mencionados como responsables de “violaciones graves de garantías” en el informe preliminar que ayer presentaron a la Corte los magistrados María del Rosario Mota y Carlos Ronzón.

Aunque falta todavía que el ministro Fernando Franco González revise los resultados de la investigación de varios meses que realizaron los magistrados federales a petición de la Corte, el solo hecho de que ayer los mismos ministros hayan difundido tal informe en su página de internet, habla claramente de que en la guardería de Hermosillo se cometió un crimen contra esos 49 niños en el que muchos tuvieron responsabilidad directa o indirecta, pero al final fueron parte de la cadena de irregularidades que segó la vida de esos pequeños de entre dos y cinco años de edad y dejó en el desconsuelo y la impotencia a sus padres.

Es más, pajarracos, hasta aparecen nombres en el documento difundido por la Corte: el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours aparece mencionado como responsable de omisiones, lo mismo que el ex director del IMSS y hoy secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas; junto a ellos aparece el ex alcalde de Hermosillo Ernesto Gándara, el director jurídico del IMSS, Gerardo Gutiérrez Domínguez, la coordinadora de Guarderías del instituto a nivel nacional, Dora García Kobeh, y el secretario de Hacienda del gobierno de Bours, Miguel Eugenio Lohr Martínez.

Veremos qué dice el ministro que debe analizar el informe para determinar si hubo o no violaciones graves a las garantías individuales de los niños de la guardería y sus familias. Pero por lo pronto, pajaritos, queda muy claro lo torcido y lerdo que ha sido la aplicación de la justicia en este caso: mientras los magistrados comisionados por la Corte para investigar hablan de 16 funcionarios del más alto nivel como responsables de violaciones, los jueces que han llevado el caso, y la Procuraduría de Justicia de Sonora como responsable de la investigación, no vieron esas responsabilidades y al día de hoy no hay un solo detenido por la que, insisto, puede considerarse la peor tragedia ocurrida en México por causas no naturales.

De los dueños de la guardería, esos que tenían parentesco lo mismo con la primera dama, Margarita Zavala, que con el ex gobernador Bours y que hoy están libres y sin ser encontrados por la justicia, mejor ni hablamos. El viernes se cumplen exactamente nueve meses de aquella tragedia; nada honraría más a los ministros de la Corte que hacer justicia en este caso, en esa o en una fecha próxima, pero justicia para la memoria de esos niños asesinados por la corrupción, la negligencia y la omisión.

EL BAÚL DEL DUENDE… Les paso el chisme tal como me lo contaron, pajarracos: en un cine de la zona de Bosques de las Lomas, el pasado 21 de febrero, los asistentes se sorprendieron al ver llegar a la sala a la pareja política más buscada: Enrique Peña Nieto y su Gaviota, Angélica Rivera. La película que eligieron: Día de san Valentín, y aunque se les vio acaramelados, la verdad, pajaritos, es que llevaban chaperones, pues los acompañaban sus hijos. ¿Y la boda, apá?... Me voy pajarracos, pero regresaré, ja, ja, ja.
23 Febrero 2010 05:18:47
Pídala cantando
“Y yo que me la llevé a la Cumbre de Río, creyendo que era doncella, pajarracos”. ¿Cómo vieron la reunión de los presidentes latinoamericanos en Cancún? ¿Qué tal el Hugo Chávez cantando rancheras o gritando “vivas” a México? Yo la verdad me divertí mucho, pajaritos.

Ver al gran Lula da Silva, a Michel Bachelet, a la Cristina Fernández de Kitchner, todos muy playeros en la Riviera maya y todos dispuestos a unir sus fuerzas para terminar de darle los santos óleos a la OEA para sustituirla por un mecanismo de integración y negociación latinoamericana, ya sin Canadá y sin EU, países que aunque están en el continente americano, no comparten intereses ni prioridades con las naciones de América Latina.

La verdad es que parece haber buen ánimo para crear un nuevo mecanismo de diálogo en la región. Aunque hay diferencias entre los países, por ejemplo Hugo Chávez ya pide que la nueva organización comience por condenar a EU por la instalación de sus bases militares en Colombia, cosa a la que se opone por supuesto el gobierno colombiano.

Pero por encima de las diferencias también hay muchas cosas que unen a Latinoamérica; por ejemplo, ayer la Cumbre de Río emitió una declaración conjunta de todos los presidentes y sus países para rechazar las exploraciones petrolíferas que realiza la Gran Bretaña en la zona de Las Malvinas. Argentina se queja de que con esas exploraciones, están invadiendo sus recursos y su territorio, y pidió el apoyo de todas las naciones que acuden a la Cumbre.

Veremos que más surge de esa reunión y si logran ponerse de acuerdo para crear lo que algunos ya llaman la Unión de Estados de América Latina y el Caribe o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe; en fin, que el nombre es lo de menos, lo mejor sería que lleguen a un acuerdo y surja este nuevo mecanismo que puede ser una forma de fomentar la tan anhelada, siempre pospuesta y nunca concretada unión latinoamericana.

Por lo pronto, pajarracos, me dio gusto ver que nuestro país ha vuelto a acercarse a las naciones hermanas de Latinoamérica; porque lo que fue en el sexenio de Vicente Fox la política exterior fue desastrosa para el acercamiento con la región, con la que tenemos tantos lazos culturales y sociales, porque toda la diplomacia se orientó a quedar bien con los Estados Unidos y se descuidó, hasta el grado de acabarlo, el liderazgo que algún día tuvo México entre los países de América Latina.

La política foxista más bien fue de distanciamiento y hasta pleitos con las naciones latinoamericanas. ¿Cómo olvidar el pleito con Hugo Chávez y aquella su frase de “cachorro del imperio” que le dedicó al presidente Fox?, ¿o aquel desencuentro tan fuerte que tuvo México con Cuba que llevó prácticamente a la suspensión de relaciones con la querida isla del Caribe? Eso por no hablar del enfriamiento de los tratos con Brasil y con Argentina.

Ayer al menos, pajarracos, si bien no podemos decir que México haya recuperado ese liderazgo latinoamericano, que ha ocupado en buena medida Brasil, fue positivo ver al presidente Calderón recibiendo de manera cálida a todos los mandatarios visitantes: desde el cantador Chávez, hasta el fracturado Rafael Correa, de Ecuador, que llegó en silla de ruedas y con una pierna enyesada; el hábil Fernando Lugo, de Paraguay, que aprovechó para ir a ver al jugador de su país, Salvador Cabañas, o hasta el homenajeado Evo Morales, que recibió las llaves de la ciudad de México de manos del jefe de gobierno, Marcelo Ebrard.

Así que, en espera de ver si hay acuerdos y si éstos fructifican en la Cumbre de Río, por lo pronto, pajarillos, da gusto ver que México ya no está confrontado ni distanciado de ningún país latinoamericano. Si bien tenemos que ver al norte porque es nuestro socio comercial y vecino y hay que cuidar esa relación, hacia el sur tenemos afinidades culturales y de identidad que nos pueden fortalecer y dar peso en el mundo.
18 Febrero 2010 04:37:09
¡Se va, se va!, ¿se fue Gómez Mont?
Como diría mi amigo El Perro Bermúdez, pajarracos, “¡se armó la rebambaramba!” en el tema de la renuncia del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont: “Tenla, tuya, mía, te la presto”, se dicen todos los actores involucrados en este escándalo de la política nacional, y en esa cámara húngara en que se ha convertido el asunto. Lo que vuelve a salir a flote es la nula transparencia, la falta de ética y los acuerdos turbios que siguen privando en la política mexicana.

Que si Gómez Mont renunció al PAN para congraciarse con los priístas pero se distanció del Presidente; que si negoció con el PRI el aumento del IVA prometiendo que el PAN no haría alianzas con el PRD fue con el conocimiento pleno de Calderón, que luego no cumplió su palabra, o que si él actuó por la libre en esa promesa a los priístas y luego también actuó por su cuenta al renunciar al PAN, desatando la ira presidencial.

Versiones van, versiones vienen, pajarracos, y como diría la Mafufa —que le robó la frase a Porfirio Remigio—: “Pa’ mí que todos son oje…”. El asunto es que en medio de todo ese revoltijo de versiones, una cosa parece clara: Fernando Gómez Mont ya no dura mucho al frente de la Segob. Su figura se desgastó con el escándalo, es difícil creerle que rompe con el PAN pero no con el Presidente y, la razón principal, ya no lo quieren en esa posición ni en Los Pinos ni en las cúpulas panistas.

Y seguro ustedes me dirán, pajarracos, entonces ¿cómo es que el Presidente sale a decir que confía en su secretario de Gobernación, que cree en la lealtad de Gómez Mont y que no piensa removerlo? Bueno, pues eso es parte de lo que les digo: en la política mexicana, lo que sigue prevaleciendo es la hipocresía, la simulación y la turbiedad en todos los asuntos. Hacia el público, Calderón no quiere presionar ni pedirle la renuncia al titular de Gobernación, porque eso sería tanto como reconocer públicamente que fue el Presidente quien ordenó o avaló las alianzas en el PAN. ¿Y cómo explicar que Felipe Calderón es jefe de partido, más que jefe de Estado?

Pero hacia adentro, en la realidad, el Presidente ha dejado que la jauría panista se lance en contra de Gómez Mont y busquen reventarlo. Son varios los secretarios del gabinete que se están moviendo para buscar la salida del inquilino de Bucareli, lo mismo hacen desde las cúpulas del PAN, desde donde están corriendo las versiones de que “las horas de Gómez Mont están contadas”.

Incluso, pajaritos, ya sueltan y deslizan nombres de posibles sustitutos y lo mismo mencionan al titular de la SCT, Juan Molinar, que al secretario del Trabajo, Javier Lozano, o hasta la coordinadora de los diputados panistas, Josefina Vázquez Mota.

Es posible que pronto logren el objetivo y que la figura de Fernando Gómez Mont se desgaste tanto que él mismo, conociendo su forma de actuar, termine renunciando al cargo. El problema es qué puede pasar en ese caso. Calderón estaría rompiendo, si se va del gabinete el titular de Segob, con el poderoso grupo de Diego Fernández de Cevallos, y estaría también haciendo más grande la fractura con el PRI, que ha dado su respaldo total al que aún despacha en Bucareli.

¿Qué puede significar eso? Primero, pajarracos, que si se ahonda el distanciamiento con los priístas, el gobierno de Calderón ya puede olvidarse de cualquier reforma importante, sea la política, la fiscal o cualquier otra, y estaríamos ya de lleno en la sucesión presidencial con un PRI que se lanza con todo y aplica su mayoría en la Cámara de Diputados para sacar las leyes y reformas que a ellos les interesen, incluidos los dos presupuestos federales que restan como ellos decidan.

La otra consecuencia puede ser que, si revientan a Gómez Mont y lo hacen renunciar del gabinete, Calderón y su equipo estarían, voluntaria o involuntariamente, construyendo al próximo candidato presidencial del PAN. No estoy seguro, pajarracos, que Fernando quiera realmente ser candidato; de hecho le he escuchado decir en varias ocasiones que no le interesa y que no busca ninguna candidatura. Pero a los ojos de la opinión pública, de los analistas y opinadores, si es echado del gabinete presidencial, Fernando Gómez Mont estaría listo para ser el candidato que se enfrente al calderonismo y se lleve la nominación panista. ¿Será?
04 Febrero 2010 04:40:02
Ni a quién creerle
En el caso Cabañas hay una buena noticia y muchas, muchas dudas. Del mismo tamaño del gusto que fue saber que el jugador de futbol Salvador Cabañas comienza a recuperarse del edema cerebral que le provocó la agresión a balazos en un bar, fue también el escepticismo sobre los avances, a cuentagotas, que van logrando las autoridades en las investigaciones de este turbio asunto.

Porque yo no sé a ustedes, pajarracos, pero a mí esa versión de que todo se debió a una discusión de copas por el tema del futbol, nomás no me convence. El tamaño de la fichita que atentó contra Cabañas, el tal JJ, o José Gerardo Balderas Garza, no parece del tipo que saca una pistola para dispararle a alguien por algo tan simple; lo dijo la propia PGJDF: “El JJ no mata por poca cosa”.

Además, las evidencias que conectan al agresor de Cabañas con el narcotráfico, no sólo como narcomenudista del ya cerrado bar Bar y de varios antros más de la ciudad, sino como operador y publirrelacionista importante de capos de la droga como el tal Édgar Valdés Villarreal, La Barbie, son cada vez más contundentes y confirman que este señor no era cualquier buscapleitos de antro y, al agredir de esa manera al jugador de futbol, con un balazo en la cabeza, al estilo inconfundible de una ejecución, realmente estaba ajustando otro tipo de cuentas.

Y ahí es donde la duda surge, pajaritos. Sin tratar de adelantar conclusiones, y en espera de los datos que arrojen las investigaciones, la pregunta obligada es ¿qué hacía un jugador, deportista e ídolo del futbol mexicano en tratos con un narco de mediana monta? ¿fue todo producto de una riña casual o en realidad el “JJ” entro detrás de Cabañas al bar, primero, luego lo siguió hasta el baño para dispararle con la clara intención de matarlo, porque traía alguna cuenta pendiente con él?

Serán las autoridades las que tengan que esclarecer eso. Que bueno que el señor Cabañas se esté recuperando, que gusto que tenga plena conciencia y que mantenga vivo su deseo de volver a las canchas y llegar incluso a jugar el mundial, superando cualquier secuela que le pudiera dejar esta desgracia.

Pero en el fondo del tema, pajarracos, se asoma algo de lo que ya ha habíamos comentado aquí: los oscuros, turbios y a veces hasta ilegales intereses que bordan el mundo del futbol, ese millonario negocio, que por fuera se muestra como el deporte masivo mas importante del país y como una limpia competencia; aunque por dentro, en las entrañas de ese mundo al que muy pocos tienen acceso, aparecen a veces suciedades y porquerías que de inmediato tratan de ser tapadas por los intereses que ganan en este gran negocio.

Se los digo porque me parece, pajaritos, que en el caso Cabañas han empezado ya a jugar esos oscuros intereses. La semana pasada, el viernes, alguien se encargó de esparcir rumores insistentes sobre la captura del “JJ”, como tratando de exhibir y descalificar a la PGJDF y sus investigaciones; se dio también la filtración a un diario de esa versión, basada en la declaración de un supuesto testigo que dijo haber escuchado una discusión sobre futbol como causa de la agresión al jugador.

En ese mismo ambiente se dio a conocer el compromiso político que hizo el presidente Felipe Calderón con su homologo del Paraguay, Fernando Lugo, para lograr la captura de José Jorge Balderas Garza “el JJ”.

Paralelamente, hay un afán de las poderosas empresas televisivas que patrocinan el futbol por reducir el tema al innegable aspecto humano y emocional de la recuperación del jugador, pero sin profundizar en lo que pudo haber detrás de esa agresión.

No vaya a ser, pajarracos, como es común en este país, que en este caso que conmocionó a tanta gente, se imponga al final una investigación y una justicia a modo. Que se conozca lo que les interesa que se conozca, y que se tape lo que ensucie los intereses del dinero que se mueven detrás del negocio del futbol.
19 Enero 2010 04:57:39
A donar lo que se pueda
¡Ay, pajarracos, no quiero sonar insensible, pero con esto de las donaciones para los haitianos en desgracia, el otro día la Mafufa me contó un chiste que se los platico, nomás para que se rían un poco entre tanta tragedia. Un señor desempleado que acude desesperado al banco de sangre para vender un poco de su plasma y cuando estaba formado en la cola pasa un tipo preguntando: “¿Señor usted vende su sangre o la dona?”. El donante preocupado aclaró de inmediato: “!no, por el momento nada más la sangre¡”.

Ya fuera de bromas, pajarracos, el domingo la Mafufa y yo nos fuimos a donar algo de ayuda para los millones de víctimas y damnificados en Haití. La bruja junto unas botellas de agua, comida enlatada y algunas medicinas y fuimos en busca de un lugar para entregarlas. El primer Centro de Acopio que encontramos era uno instalado en la explanada de la delegación Tlalpan; estaba tan solo y desairado el lugar que la verdad no nos inspiró confianza. “No aquí se ve que la gente no viene a dejar sus donaciones porque no les tienen confianza a los de la delegación”, dijo la Mafufa.

Nos fuimos a buscar otro lugar. Llegamos a la Embajada de Haití en México y, afortunadamente había mucha gente, pero aquello estaba tan desorganizado que nos desesperamos y fuimos a buscar otro Centro de Acopio. “Vamos al Zócalo –me dijo la Mafus—creo que allá el carnal Marcelo puso un centro muy grande de recepción”.

La verdad es que estábamos muy lejos del centro y en esto que oigo en la radio que estaba también el centro de la Cruz Roja Mexicana. Estábamos cerca y llegamos rápido a la benemérita institución. Que buena organización. Un Ejército de ciudadanos voluntarios ordenaban a los donantes que llegaban en sus carros o camionetas o incluso a pie a dejar un poco de ayuda.

La Mafufa nos bajamos un par de cuadras antes y llegamos caminando con nuestras cajas. De inmediato nos las recibieron y fue impresionante ver como la gente seguía llegando con mucho, con poco, con regulares donaciones y apoyos, pero todos con la buena voluntad de ayudar.

Si ustedes aún no apoyan con algo, pajaritos, háganlo. La ayuda se va a necesitar no sólo ahorita, en un mes, dos o tres meses, se seguirá requiriendo apoyo. El nivel de devastación y de necesidad que hay en Haití es tal que van a pasar meses, años para que ese país se levante del colapso que sufrió.

Así que ya sea un poco de ayuda material o unos pesos de ayuda económica, los invito a que lo hagan cuando puedan y quieran, cuanto puedan y deseen, pero dense la oportunidad pajarracos de sentir que pusieron un granito de ayuda. Como dice aquel dicho, hoy es por ellos, mañana por nosotros.

EL BAUL DEL DUENDE…Dice un dicho, pajaritos, que “más vale dedazo por conocido que convenciones de delegados por conocer”. Y eso parecen estar haciendo en el PRI, donde mi amigocha Bety Paredes decidió cancelar el método que originalmente se utilizaría para elegir a los candidatos priístas a las 12 gubernaturas estatales que se renuevan este año, y en su lugar optaron por recurrir a un viejo método, muy conocido y probado por el PRI: “el dedazo”. Sólo que ésta vez en lugar del dedo presidencial, son varios dedos los que eligen a los candidatos: el de el CEN priísta, el del gobernador saliente, el dedo toluqueño de Peña Nieto y el dedo flamígero de Manlio Fabio Beltrones. Ah y en algo debe estar interviniendo también el dedito de mi compadre Salinas. El caso es que así, con ese método de “candidato de unidad” eligieron a César Duarte como candidato en Chihuahua y así van a destapar en las próximas horas al senador Carlos Lozano como candidato priísta en Aguascalientes. Y vienen más…Mientras en el PAN y el PRD buscan amarrar ya las alianzas en Oaxaca e Hidalgo, más las que se acumulen. Y en tierras oaxaqueñas parece ser que el candidato aliancista, Gabino Cué, tendrá la bendición presidencial, al ser recibido por estos días por Felipe Calderón en Los Pinos. Ya se imaginaran pajaritos como le cayó eso al gober penoso Ulises Ruiz…Bueno pajarracos me voy porque hablando de donaciones, creo que la Mafufa me va a donar algo hoy en la noche. Luego les cuento como me fue…!Regresaré! Ja, ja, ja
07 Enero 2010 04:58:03
La “demencia animal” del señor Arce
Seguro ya se enteraron, pajarracos, de la polemica que armó el tal Esteban Arce, un conductor de Televisa que, como si estuviera en la sala de su casa, platicando con sus cuates, utilizó las cámaras y micrófonos de la empresa de televisión más importante de habla hispana para descalificar de manera grosera y moralina a quienes tienen una preferencia sexual distinta a la heterosexual. “Eso es demencia animal”, dijo el tal señor Arce para referirse a quienes sienten atracción por las personas de su mismo sexo.

Sin dejar de reconocer el derecho que tiene el señor Arce de pensar lo que quiera de la homosexualidad e incluso su plena libertad de expresarlo, en este caso, pajaritos, lo cuestionable es la forma en la que el señor descalifica, agrede y deshumaniza a quienes él mismo dice, “son distintos a mí”. Porque se puede estar o no de acuerdo con quienes tienen una preferencia sexual distinta, pero de eso a llamarlos “animales” a considerarlo “anormales” y “contranatural”, hay un gran tramo.

Sobre todo, pajaritos, y esa es quizás la parte más delicada de la irresponsabilidad en la que incurrió este conductor, no se puede o no se debe utilizar el poder inmenso de un medio de comunicación, especialmente de una televisora como Televisa, para esgrimir posiciones morales tan personales y particulares sobre un tema polémico, que divide a la sociedad, que involucra a un importante sector de la población mexicana y que puede lastimar u ofender a muchas personas.

Insisto, si el señor está en la sala de su casa, con sus amigos o en la barra de un bar y expresa su opinión, por dura y moralina que sea, sobre los homosexuales, no pasa nada más allá de la discusión o la aprobación que pueda provocar de quienes le escuchan. Pero si el señor está al frente de un programa de televisión que ven millones de personas en una sociedad diversa y plural como es la mexicana, e incluso más allá de nuestras fronteras, y desde ahí descalifica, agrede y lastima a quienes no tienen las mismas preferencias sexuales que él, el asunto toma otra dimensión.

No sé a dónde pueda parar este asunto del señor Arce. Ayer leía en EL UNIVERSAL que la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) le había iniciado una queja por sus declaraciones; vi también que sus comentarios provocaron una ola de comentarios de indignación y rechazo en redes sociales como el Twitter o el Facebook. Bueno, hasta en los programas de la propia Televisa, ayer los conductores criticaban a su compañero y deslindaban a la empresa de sus posiciones agresivas y homofóbicas.

¿Le irá a costar la chamba a este señor? Ayer veía en el Twitter de Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, que éste les decía a todos los que le han escrito para pedirle que salga Esteban Arce de su empresa, “están siendo escuchados”. No me daría gusto, pajarracos, que el señor perdiera su trabajo, pero sin duda que su caso representa una muestra de que en la sociedad mexicana hemos madurado y que, poco a poco, aunque todavía cuesta mucho trabajo, se empieza a romper esa impunidad con la que operan muchos en los medios de comunicación.

Es bueno saber que no todos en esta sociedad se quedan callados ante los excesos de las figuras públicas, sean éstos del ámbito público o del privado. Y que las redes sociales siguen avanzando en México como una poderosa herramienta de expresión y protesta de los ciudadanos, que han encontrado en estos espacios de internet no sólo foros para expresarse libremente, sino también medios para presionar, exigir o defender causas ciudadanas.

Veremos en qué para este asunto y si no ocurre lo mismo que con tantos casos de políticos o funcionarios que, aun habiendo sido exhibidos con videos, grabaciones o documentos por sus actuaciones irregulares o hasta fraudes, al final nada ocurre. Sería bueno saber que la actuación irresponsable de quien sea, en un ámbito o medio que tiene tan grande repercusión en la sociedad, no se deja pasar tras un escándalo. Y que, con respeto a las posiciones y opiniones personales, esta sociedad avanza en tolerancia y respeto a las diversidades y a la pluralidad de todo tipo.

03 Diciembre 2009 04:45:15
El intolerante cardenal
Nunca me he considerado homofobo pajarracos; es más, sin ser defensor activo de la causa gay, siempre he pensado que en la sexualidad, como en la vida, cada quien es libre de hacer lo que le plazca, lo que le haga sentir bien, lo que le satisfaga siempre y cuando no transgreda derechos de terceros, no forcé ni obligue a nadie y no agreda la dignidad de nadie. O como diría la Mafufa, que siempre ha sido defensora de las libertades en todos los terrenos, “que cada quien haga de su cola un papalote”.

Por supuesto que también creo en una sexualidad responsable y consciente, pero al final pienso que en este terreno, como en todo, la libre elección, la tolerancia y respeto es lo que debe prevalecer entre los seres humanos ¿Por qué les digo todo esto? Porque ayer, pajaritos, me indignó escuchar los dichos de un cardenal de la iglesia católica mexicana, monseñor Javier Lozano —por cierto homónimo del polémico secretario del trabajo— que se aventó a decir que “los homosexuales no van al cielo”.

“Todo lo que va en contra de la naturaleza ofende a Dios”, dijo el tal monseñor, que como si fuera el administrador del paraíso celestial se apropió el derecho de decidir quiénes pueden o no entrar en el reino celestial en el que él cree: “Tal vez no son culpables, pero actuando contra la dignidad del cuerpo, por supuesto que no entrarán en el reino de los cielos. Todo aquello que consiste en ir contra la naturaleza y la dignidad del cuerpo ofende a Dios”, afirmó el cardenal mexicano.

Con todo respeto a las creencias de cada quien y a quienes profesan la religión católica, pajarracos, escuchar tan contundentes y discriminantes declaraciones del prelado me llevó a preguntarme si hay algo de “natural” en el comportamiento del propio cardenal ¿No fue Jesús quien predicó el amor al prójimo por encima de toda distinción o prejucio?, ¿no fue Cristo quien habló de “amaros los unos a los otros” sin mencionar jamás si ese amor debía condicionarse a algunos tipos de raza, color de piel, preferencia sexual o condición social?

En todo caso, y esto se lo preguntó directo al señor cardenal, ¿es natural que él, como todos los ministros de su iglesia, repriman su sexualidad y se comprometan a un celibato que, aunque decisión personal, termina por ir contra la naturaleza de su cuerpo? ¿no va “en contra de la dignidad del cuerpo” —parafraseando a monseñor Lozano— reprimir un instinto natural, inspirado por Dios, como es el sexo? ¿no lleva esa represión obligada a que muchos sacerdotes terminen abusando o violando a niños; a otros los obliga a llevar una doble vida con hijos y mujeres no reconocidas o recurren a la prostitución de manera clandestina como forma de escape?

Respeto la forma de pensar de cada quien, pajaritos, lo que cada uno piense de la homosexualidad; creo en la tolerancia y en las diferencias de pensamiento. Pero también me parece que las declaraciones que el cardenal hizo al portal de internet italiano Pontifex.Ron son una forma de discriminación y estigmatización de quienes tienen una preferencia sexual distinta y muy alejada de los verdaderos preceptos cristianos y católicos.

Máxime, cuando el cardenal, ni siquiera tiene el valor de asumir plenamente su muy subjetiva e intolerante opinión personal y trata de justificar sus dichos en preceptos de la doctrina católica: “esto no lo digo yo, sino San Pablo”, dijo este jerarca católico de 76 años, quien además añadió: “no se nace homosexual, sino que se vuelve la persona, por motivos de educación, por no haber desarrollado la propia identidad en la adolescencia”.

En fin pajarracos, ahí les dejo el tema para que cada uno de ustedes de su opinión ¿Coinciden con el cardenal sobre la discriminación a las personas que tienen una preferencia homosexual?, ¿realmente creen que Dios, que se definió a sí mismo como amor, discrimine a quien no entra en los cánones sexuales que definen las mayorías?, ¿creen que, como dice monseñor Lozano no nacen sino se hacen “por motivos de educación” y por un extravío de su identidad en la adolescencia?, ¿creen que ser católico, y en este caso jerarca de esa iglesia, le de autoridad para decir quién sí y quien no puede ganar el reino de los cielos que promete esa religión?
01 Diciembre 2009 04:24:55
Las caderas de Shakira y las nachas de la Guzmán
Ayer me enteré, pajarracos, no sin cierta sorpresa, que la cantante colombiana Shakira se ha convertido en toda una embajadora de los temas de la niñez. “Shakira atrapa las miradas de presidentes”, “Shakira asesora a presidenta de Chile”, “Shakira va a la próxima cumbre iberoamericana”, decían algunas de las notas que destacaban la labor de esta singular cantante que ha hecho del movimiento de las caderas un gran arte.

Y yo pensé, pajaritos, no sin cierta ingenuidad, si a Shakira no le interesaría acudir a una cumbre conmigo y asesorarme a mí solito sobre el correcto y adecuado movimiento de caderas. En eso estaba yo pensando cuando llegó la Mafufa y, desconfiada como es, me preguntó qué cavilaciones me tenían tan emocionado. “Nada bruja, estaba pensando que haremos para celebrar este próximo año nuestro aniversario”. Por qué han de saber, queridos pajarillos, que la Mafus y yo cumplimos el año entrante 100 años de estar juntos y, romántica como es, la bruja se ha empeñado en organizar tremendo festejo.

Bueno, el caso es que mi pretexto no le cuadró a la Mafufa que se puso terca en que yo estaba tramando algo más, y en eso, pajarracos, que se me ocurre para cambiarle la conversación, sacarle un tema que hace rato me venía dando vueltas en la cabeza. “Oye brujita –le dije— ¿supiste que ya le dictaron auto de formal prisión a la cosmetóloga esa que le operó las nachas a la Alejandra Guzmán?” La verdad es que yo sólo saque el tema para desviar la conversación, pero a la Mafufa mi pregunta le sirvió para echarse toda una disertación sobre el trasero de la cantante rockera.

“Hazme el favor —me dijo con su tono incisivo de cuando algo le molesta— ahora resulta que a la señora que le operó mal las nachas a la Guzmán la detienen de inmediato, la encarcelan y le sacan no se cuantas acusaciones más, pero todo a partir de la denuncia de la cantante ¿no?”

Sí, así es, parece que meterse con una cantante tan famosa fue lo que detonó que la detuvieran y le sacaran otras 19 denuncias.

¡Pues que bueno que a la señora, si es culpable, la juzguen y la castiguen, pero yo me preguntó duendecito: ¿Dónde están los culpables de la horrible muerte de 47 niños en la guardería ABC de Sonora, cuyos primeros seis meses de tragedia se cumplen este viernes?

La verdad, pajaritos, la pregunta de la Mafufa me dejó frío. No supe qué responderle, a sabiendas de que, efectivamente, casi seis meses después de aquella horrible tragedia con mucho el hecho más terrible ocurrido en México en este año que termina, no hay uno sólo de los dueños de la guardería o de los apoderados legales, que han sido acusados, presos por la muerte de aquellos pequeñitos, hijos de padres y madres trabajadoras de Sonora.

¿Acaso es que en este país las nachas de una cantante, por famosa o buena que sea, valen más que la vida de 47 niños inocentes que murieron por la corrupción e irresponsabilidad de unos dueños inconscientes y un gobierno que se supone debía cuidarlos como prestación social a sus padres que trabajan?

Yo no supe que responderle a la Mafufa. A simple vista, a juzgar por el tratamiento que ha dado el sistema de procuración e impartición de justicia en nuestro país, sí valen más el trasero de la cantante que la vida de tantos niños que dejaron en el dolor a sus padres ¿O como entender si no, pajarracos, que en un caso se hayan movilizado policías, se haya capturado rápidamente a los responsables y se les haga un juicio pronto y expedito, mientras en el otro caso, a pesar de los constantes reclamos de los enojados y adoloridos padres, la justicia simplemente no avanza y los culpables siguen prófugos y viviendo fuera de México?

Si Shakira ya es asesora de mandatarios y asiste como invitada de honor a las cumbres políticas de Iberoamérica, no me extraña entonces que la Mafufa tenga razón y que como país, como sociedad y sobre todo como sistema, se le de más importancia al encantador derrier de una cantante que a la vida de 47 niños.

24 Noviembre 2009 04:59:06
¿Le saco o no le saco?
A mi correo electrónico, pajaritos, llegó anoche la carta con la que Enrique Peña Nieto le respondió a Carlos Navarrete y al reto público que éste le lanzó para que debatieran sobre el tema del presupuesto.

No sé ustedes, pero yo ya me había preparado con la Mafufa para ver si se daba ese agarrón; habíamos planeado hacer unas botanas, invitar a los cuates al castillo y disfrutar de un debate que se antojaba interesante entre el presidente del Senado y el político más popular del momento.

Pero ayer que recibí la carta de Peña Nieto de plano le dije a la bruja que cancelara los planes. Y es que, después de negar que él haya tenido algo que ver en la aprobación del IVA, que haya presionado a los diputados priístas para que lo aprobaran, o que su estado haya resultado beneficiado con recursos federales por haber apoyado el aumento de impuestos, el gobernador mexiquense simplemente dice a Navarrete que no le entra y que “debatir me parece ocioso”.

Como ustedes se acuerdan, pajarracos y si no se las refresco, la semana pasada el presidente del Senado, el perredista Carlos Navarrete acusó a Peña Nieto de haber impulsado la aprobación del IVA a través de “presiones” y “amenazas” a los diputados priístas y sugirió que eso le trajo beneficios especiales al presupuesto del estado de México. En respuesta, Peña Nieto le contestó también en declaraciones a los medios y le preguntó a Navarrete si a él o a alguno de los 45 diputados del PRD que aprobaron el presupuesto 2010 alguien los había presionado.

Fue ahí, cuando, cual fajador experimentado, Navarrete le hizo un reto público a Peña Nieto: “Lo invito a que asistamos a un debate sobre el tema del presupuesto y los nuevos impuestos”. Y, ésta vez ya no en los medios sino con una carta muy formal, el gobernador le contestó en un texto muy cuidado, y punto por punto negó las acusaciones para decirle que no va a debatir con él y que, en todo caso, pueden debatir en el Congreso.

“Los tiempos y espacios de discusión sobre el Paquete Económico 2010 ya se dieron en el Congreso de la Unión, donde usted tuvo la oportunidad de hacer valer sus opiniones y argumentos. Un debate entre usted y yo para revisar las circunstancias de aprobación del paquete económico, no abonaría a la construcción de un consenso que nos permita superar las graves deficiencias de nuestra actual situación económica y fiscal, y en consecuencia me parecería ocioso”, le dice Peña Nieto a Navarrete.

“¿Cómo ves?”, le pregunté a la Mafufa, “¿crees que respondió bien el gobernador o le sacó al parche?” La Mafufa se quedó pensando un rato y, al final admiradora de Peña Nieto como es, dijo que le parecía una respuesta “elegante y adecuada”.

“¡Pamplinas!” Le dije a la bruja, la realidad es que creo que hubiera sido una buena oportunidad para que el popular gobernador mexiquense nos enseñara si más allá de su muy buena imagen televisiva hay algo más que ofrecerles a los mexicanos. Es cierto que Peña no tiene que probar nada ante Navarrete y que el gobernador no está obligado a entrarle a un debate público con el senador, pero ¿no era el tema del presupuesto un asunto de fondo que podía haber defendido, con argumentos, el político mexiquense?

Es obvio que Navarrete, habilidoso como es, vio la posibilidad de colgarse de la popularidad del gobernador mexiquense y pensó que de ese modo también ayudó a pegarle al candidato mejor posicionado con miras al 2012. Pero de que Peña pudo haberle entrado y, si como dice en su carta, está cierto que no metió las manos en el tema del presupuesto ni hizo llamadas o presiones a los diputados de su partido, pues debería haber defendido sus puntos de vista y sus posiciones. Porque finalmente le dedica tiempo a una carta muy clara y bien redactada que, si la hizo él mismo, podía haberlo dicho igual en un foro ante el senador.

No sé, pajarracos, al final me quedó la duda y la subjetiva e imparcial opinión de la Mafufa, que como muchas señoras se ha vuelto fan del político al que llaman “el barbie masculino”, de si Peña contestó bien al reto de Navarrete con su carta o si le sacó al debate. ¿Ustedes que piensan?
10 Noviembre 2009 04:27:21
¿Ya perdimos la guerra?
Cuando las voces que pesan en una sociedad se unifican en la crítica hacia un gobierno, es que algo no anda bien. Críticos y detractores de los gobernantes siempre habrá, incluso malquerientes y personas o sectores afectados en sus intereses, que reaccionan negativamente y se convierten en atacantes constantes de una administración.

Calderón tiene, por ejemplo, sus enemigo acérrimos que, agrupados en torno a Andrés Manuel López Obrador, siempre le cuestionarán cualquier cosa que haga porque ni siquiera lo creen un Presidente legítimo y dudan de la forma en que llegó al poder.

Pero a últimas fechas, al Presidente le han crecido los detractores. De sectores cada vez más disímbolos y a veces hasta opuestos, crecen las voces que cuestionan la forma de actuar de este gobierno, lo mismo en la estrategia con la que ha enfrentado la terrible crisis económica que nos afecta, que en su política de seguridad y guerra contra el narco o en la forma de ejercer el gasto público.

¿Quién iba a pensar, por ejemplo, pajarracos, que el presidente Calderón se alejara tanto del empresariado, el mismo que lo llevó al poder y lo convirtió en su candidato cuando los desplantes y amagos de López Obrador asustaron a los grandes capitanes de empresa? Hoy no pasa día que no escuchemos al dirigente de un organismo empresarial, incluso de los que son panistas militantes, cuestionar los planes y acciones del gobierno en materia económica y desconfiar o de plano descalificar su política económica.

Ayer mismo, pajarillos, vi dos distintas críticas que lanzó el empresario más rico de México, el que más invierte en nuestro país y en toda América Latina. Carlos Slim Helú no dudó en desautorizar el programa económico que el gobierno federal plantea para 2009, con su avalancha de nuevos impuestos. “No va a funcionar”, dijo el poderoso magnate que puso en tela de juicio que se vaya a lograr la recuperación económica.

Más tarde el mismo Slim aprovechó un foro en Monterrey para asegurar que México requiere urgentemente de un modelo similar al de China, que saca a millones de chinos de la pobreza. “Necesitamos hacer crecer la clase media”, puntualizó el hombre cuyos clientes son mayoritariamente los casi extintos clasemedieros mexicanos.

No es nuevo que Slim muestre sus diferencias con Calderón públicamente; hace rato que el ingeniero marcó una cortés distancia de Los Pinos y, aunque mantiene relaciones diplomáticas y participa en contratos y proyectos de gobierno, su línea crítica se ha mantenido a la actual política económica y la forma de ejercer el presupuesto público bajo el gobierno calderonista.

Lo malo, pajarracos, es que Slim no es el único empresario que a últimas fechas cuestiona fuertemente al gobierno. Es más, es tan notorio el enfriamiento de los empresarios con la Presidencia, que más bien llamó la atención una declaración del empresario Roberto González Barrera, del Grupo Maseca, quien llamara a “apoyar al Presidente para superar la crisis en torno de él”.

Puede entenderse que entre los del dinero haya quienes critiquen al Presidente; lo que sí me cuesta trabajo entender, pajarracos, es que desde su mismo partido surjan cuestionamientos y acciones que descalifiquen la que ha sido hasta ahora la principal bandera del ejercicio presidencial.

Porque eso hace el alcalde de San Pedro Garza, el panista Mauricio Fernández, cuando lanza su polémica e ilegal cruzada para aniquilar a los narcotraficantes y criminales de su municipio utilizando guardias blancas y comandos de exterminio. ¿Qué no se supone, pajarracos, que esa guerra la estaba dando, con el Ejército, la Policía Federal y los presupuestos públicos más altos de la historia el presidente Felipe Calderón? ¿No era él el “comandante supremo” del ejército de militares y policías que estaban combatiendo a los criminales, a los que ya les íbamos ganando la guerra?

Y entonces, ¿por qué necesitamos a un alcalde justiciero que busque hacer su propio ejército para dar esa batalla contra los criminales? ¿ya nos ganaron la guerra, nuestro Ejército mexicano y las “renovadas” policías federales ya fueron derrotados y no pudieron? Es pregunta, pajaritos.

05 Noviembre 2009 04:00:26
¿Se vale exterminarlos?
¡Qué debate, pajarracos! Ayer la Mafufa y yo nos dimos un tremendo agarrón en el castillo. La bruja afirmaba que está de acuerdo con el polémico alcalde de San Pedro Garza, Nuevo León, el tal Mauricio Fernández, que al tomar posesión del cargo anunció su propia política de combate a los narcos y a criminales en su municipio: el exterminio. Dijo este alcalde que a esos delincuentes los enfrentará con “operativos de limpieza” y “grupos rudos” que los acaben.

Hasta ahí yo también le daba la razón a este panista con fama de atrabancado; pero donde comenzó mi agarrón con la Mafufa fue cuando le dije que justo cuando anunciaba eso, el alcalde dio a conocer en su toma de protesta, varias horas antes de que los identificara la Procuraduría capitalina, que los cuerpos que habían sido encontrados en el DF aquel fin de semana eran de un secuestrador apodado El Negro Saldaña y de varios de sus cómplices ejecutados con el tiro de gracia.

“¡Ah caray!”, le dije a la Mafufa, “¿y cómo el alcalde de San Pedro supo antes que las autoridades del DF la identidad del ejecutado?, ¿no será que a ese secuestrador, de nombre Héctor Saldaña, se lo echó uno de esos ‘grupos rudos’ o ’de limpieza’ que anunció Fernández?”.

Uyyy, pajaritos no le hubiera dicho eso a la bruja, se puso como energúmena: “¿Y qué si se lo echó un comando especial?, esos criminales desalmados tienen que ser aniquilados a como dé lugar”, dijo totalmente convencida de que a los narcos, secuestradores, violadores, pederastas y demás asquerosos delincuentes se les debe exterminar “por las buenas o por las malas”, como dijo el alcalde de San Pedro.

Me entró entonces un terrible dilema: por un lado coincidía con la Mafufa en que hay delincuentes que por la monstruosidad de sus actos, los que secuestran, los que violan, los que abusan de niños, los que matan despiadadamente a ciudadanos de bien, se merecen el más terrible castigo. Digo, siendo honestos, ¿quién no ha pensado que mataría si el o los suyos se ven agredidos por estos seres sin entrañas? Estuve a punto de darle la razón a mi brujita y al polémico edil.

Pero, ¿saben qué, pajaritos? Decidí que no, que aunque yo esté de acuerdo en que se atrape y se castigue con todo el rigor a esos criminales, no puedo aceptar ni convalidar de ningún modo que un gobernante decida recurrir a métodos extralegales o salvajes de exterminio.

Avalar lo que propone el alcalde de San Pedro Garza y que fue aplaudido en su toma de protesta, porque sin duda hay miles, quizás millones de mexicanos que claman por una política de exterminio del crimen, significa romper con lo poco que nos queda de legalidad y de Estado de derecho en este país. Y ya sé que me pueden criticar, llamarme ingenuo, quizás hasta cobarde, y decirme que ese eufemismo que nuestros políticos llaman “Estado de derecho” sólo ha servido para auspiciar toda clase de violaciones a la ley, a nuestra Constitución, a nuestro podrido e ineficaz sistema de justicia y ha permitido la impunidad.

Y tendrían toda la razón, pajarracos, como se lo dije a la Mafufa, pero prefiero seguir cuestionando y criticando, alzando la voz para denunciar las injusticias y luchar porque se acabe la impunidad y la corrupción, que avalar la creación de grupos paramilitares, de guardias blancas que se dediquen a exterminar, así sin más ni más a cualquier criminal o sospechoso de serlo.

Siempre será mejor, pajaritos, apostarle a que los problemas, por graves y desesperantes que sean, se resuelvan dentro de las leyes, que abrir la caja de Pandora de la ilegalidad como sistema de justicia. Porque hoy este alcalde dice que sólo violará la ley para exterminar a criminales deleznables, pero mañana cualquier gobernador o Presidente podría decir que sólo lo hará para exterminar a los que protestan, a los que piensan distinto a los grupos en el poder o a los que practican una religión distinta a la de la mayoría.

Creo firmemente, pajarillos, que este polémico alcalde debe ser frenado a tiempo y sometido a la ley si es que, en su afán de hacer justicia, violó las leyes; o de lo contrario desataremos demonios que después será muy difícil controlar. ¿O ustedes qué piensan?
03 Noviembre 2009 03:00:37
¡Denles duro, pajaritos!
Contagiados del síndrome Shakira (locos, ciegos, sordomudos) los partidos que formaron la mayoría parlamentaria en el Congreso (PRI, PAN, PVEM y Panal) se empeñaron (o debiera decir se emperraron) en aprobar el aumento al IVA de 15 a 16% y al ISR de 28 a 30%, además de avalar con sus votos toda una cauda de nuevos impuestos que caerán como loza sobre todos nosotros. Así, estos señores quieren dejarnos a todos —como decía aquel baladista ochentero, Óscar Athié— “flacos, ojerosos cansados y sin ilusiones”.

¿Pero saben qué, pajarracos? No les daremos ese gusto. Si bien nos exprimirán y seguro hasta obligarán a la mayoría a pagar sus leoninos y draconianos aumentos de impuestos, so pena de echarnos encima a su terrorista aparato fiscal, esta vez, pajaritos, me parece que las cosas no volverán a ser igual.

No sé si se dieron cuenta pero, aunque al final no logramos que estos seres egoístas y mezquinos que tenemos por representantes dizque populares se conmovieran y entendieran que la sociedad ya no resiste más la carga de sus yerros, en esta batalla que muchos dimos han emergido nuevos movimientos ciudadanos y nuevas formas de protestar e inconformarse con las decisiones que toman los que detentan el poder.

¿Vieron por ejemplo cuánta gente se opuso en twitter o en el facebook a las alzas de impuestos? ¿supieron de varias organizaciones que a partir de esto están llamando a dar un seguimiento puntual a los diputados y senadores, evaluando cada una de sus acciones o inacciones para que la gente de los distritos sepa qué hicieron o qué dejaron de hacer sus supuestos representantes en el Congreso?

No sé, tal vez me digan idealista o que falta mucho para poder lograr que la voz de nosotros los ciudadanos realmente sea escuchada por nuestras élites políticas que siguen haciendo lo que quieren y lo que conviene sólo a sus intereses, pero la verdad, pajarillos, sí creo que poco a poco iremos cambiando las cosas y que, aunque finalmente no quisieron escucharnos, los diputados y senadores de los distintos partidos o el gobierno de Calderón, saben claramente hoy que lo que hicieron al aprobar ese plan fiscal no es aceptado por la mayoría de los mexicanos, y tendrá consecuencias para ellos.

Y ahí viene la nuestra, pajarracos, la única forma real y efectiva que tenemos los ciudadanos de premiar o castigar a los políticos que hoy detentan cargos públicos, a falta de otro tipo de mecanismos como la reelección, el referéndum, el plebiscito o la revocación de mandato, es el voto.

Y ya sé que habrá los escépticos que digan: “¡Ay, Duende tan ingenuo, pero si ellos mismos controlan las votaciones!”, y es posible que tengan razón, pero aún así creo que es la mejor forma de hacerles sentir a los partidos que nos recetaron los aumentos de impuestos, incluido el Presidente, que no estamos de acuerdo con lo que hicieron.

El próximo año hay elecciones en 10 estados que elegirán gubernaturas. Las encuestas dicen que en la mayoría de esos estados ganaría el PRI y en otros el PAN, ¿por qué no aguarles la fiesta, pajaritos, y cobrarles lo del IVA, el ISR y demás impuestos con votos en contra de esos partidos, votos anulados o simplemente votos en blanco?

Que conste que no estoy convocando a apoyar a ningún partido, eso lo decide cada quien, pero al menos yo no le daré un solo voto, ni en estas elecciones locales ni en las próximas federales, a los partidos y candidatos que no se conmovieron ni tantito de ver las dificultades y apuros con los que la mayoría de nosotros enfrentamos esta crisis, como para encima cargarnos más impuestos.

¡Hay que darles duro, pajarracos! Decía un viejo amigo periodista que los políticos son como ciertas especies animales: “Sólo entienden a chin…” Pues de esos hay que darles con los votos, con las acciones que les hagan entender que ya no somos la misma sociedad apática y dejada, que hay muchos que ya no queremos agachar la cabeza, por más que una inmensa mayoría se siga conformando con quejarse pero al final quedarse con los brazos cruzados. O, ¿ustedes cómo ven, pajaritos?
22 Octubre 2009 03:57:16
¿Y el plan “B” del PRI?
Con una puñalada trapera, de esas que no sólo duelen sino que enca…nijan por la mentira y el engaño, los del PRI nos clavaron a todos con la aprobación del aumento al IVA y los nuevos impuestos que propuso el presidente Felipe Calderón.

Nunca he sido priísta, pajaritos, y más bien tengo serias distancias con los dinosaurios; pero ante la incapacidad de los panistas y el radicalismo de los perredistas, llegué a creer —qué ingenuo y pen...itente de mí— que los del PRI se opondrían al sanguinario plan fiscal de Calderón y buscarían una alternativa que no golpeara tanto a la gente.

Como diría mi amiga Paquita la del Barrio: “Pero qué mal calculé, yo le creí a los priístas, pero son bien gobiernistas por cul…pas o yo que sé”; si están pensando en estos momentos “ah, qué duende tan idiota”, pues sí les doy la razón. En algún momento creí que los viejos y mañosos dinosaurios, ésos que a pesar de su negro pasado siguen ganando elecciones, los que nos dicen que ya aprendieron de sus errores, de verdad habían entendido que si querían tener la posibilidad real de volver al poder en 2012, tenían que frenar las groseras intenciones del Presidente de cargarnos a todos, a los mismos de siempre, el costo de la crisis.

Pero la verdad me equivoqué; nunca hubo tal “plan alterno” con el que el PRI cacareó que modificaría radicalmente el plan fiscal de Calderón. En realidad se trató de un gancho, de un distractor de los priístas mientras ganaban tiempo para dos cosas: que pasaran las elecciones locales de Coahuila y Tabasco del domingo pasado, en las que no querían que su bajeza de aprobar los aumentos de impuestos les afectara, y también hicieron tiempo para negociar con Hacienda el reparto del botín de dinero que van a obtener con el aumento del IVA y con los nuevos gravámenes, que será repartido entre los gobernadores priístas.

Yo no sé a ustedes, pajarillos, pero a mí todo esto me da asco. Asco del gobierno federal que no encontró otra forma de subsanar su escandaloso faltante en las finanzas públicas que cobrándole más impuestos a la gente; asco de los diputados priístas y panistas, y los del PVEM y los del Panal y los de todos los demás partidos que votaron a favor del alza de impuestos, que ni por un momento se pusieron en los zapatos de millones de mexicanos que estamos luchando desesperadamente por sobrevivir, que nos partimos el lomo para ganar el dinero que nos permita llevar alimento, vestido y lo indispensable a la casa.

Ya no les hablo, pajarracos, de los casi 50 millones de mexicanos que, según las cifras oficiales de la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos en los hogares mexicanos realizada por el INEGI este año, viven en condiciones de pobreza; y de los casi 20 millones que están en situación de pobreza extrema, en la cual cayeron muchos de ellos en el actual gobierno de Calderón. Esos mexicanos no existen en el mundo de gorra en el que viven nuestros diputados, nuestros secretarios de Estado, nuestros gobernadores y presidentes.

En su mundo rosado, que les costeamos todos los que trabajamos, sólo hay restaurantes de lujo, comidas gratis, camionetas del año, celulares de última generación; viajes gratis al extranjero con todo y su familia, seguros de gastos médicos para atenderse, ellos y sus hijos, en los mejores hospitales privados. ¿Cómo van a pensar en el hambre y en lo que cuesta ganar el dinero si muchos de ellos siempre han vivido a costillas del erario y de nuestros impuestos? ¿Cómo si los que llegaron desde abajo a la política ya se olvidaron de su origen y han encontrado en los cargos públicos sólo una forma de hacerse nuevos ricos?

¿Y qué vamos a hacer al respecto?, le preguntaba ayer a la Mafufa. “Nada”, me respondía la bruja. “Con lo agachones y cobardes que somos, seguro vamos a patalear un rato, a quejarnos, a mentárselas a los políticos y gobernantes, y luego, cuando se nos haya pasado y olvidemos, ya sea porque ganó la Selección o porque llegó el final de la telenovela de moda, nos sentiremos bien de ser mexicanos, nos resignaremos a que tenemos el gobierno que merecemos y acudiremos puntuales a pagar nuestros impuestos, no vaya a hacer que nos agarre Hacienda”. ¿Tendrá razón la bruja?
15 Octubre 2009 03:25:11
Una marcha clave
Junto a las mentadas y la ira de muchos capitalinos que serán afectados y bloqueados en sus actividades cotidianas, muchos ojos estarán puestos en la marcha de hoy del Sindicato Mexicano de Electricistas. En su movilización de este jueves, los electricistas que demandan revertir la decisión presidencial de extinguir la ineficiente Compañía de Luz y Fuerza del Centro se juegan la supervivencia de su movimiento de protesta, que si no prende hoy, se va a fundir.

Para decirlo claro, pajarracos: si el SME, con todo y sus organizaciones que lo apoyan y el respaldo del movimiento de Andrés Manuel López Obrador, no logra hoy dar una muestra impresionante de fuerza, se verá reducido a una protesta testimonial, a un movimiento radical que se quedará en la “resistencia”, pero que difícilmente podrá revertir la extinción de su fuente de trabajo ni por la vía legal, ni por la de la presión callejera.

Caso contrario, si hoy los electricistas y sus apoyadores consiguen una amplia convocatoria, si sacan a las calles una cifra de personas que demuestre gran fuerza y simpatía y solidaridad de otras organizaciones sindicales y sociales, estaremos ante el inicio de un conflicto prolongado que complicaría y pondría en tela de juicio la decisión de Calderón de tomar por la fuerza y desaparecer a la extinta paraestatal.

Los más optimistas entre los del SME hablan de una convocatoria superior a las 200 mil personas; otros dicen que si logran reunir 150 mil están del otro lado. En el gobierno no sólo están atentos al tamaño de la marcha sino que han desplegado, desde la Secretaría de Seguridad Pública federal, Gobernación , Presidencia y el Cisen, todo un sistema de monitoreo, grabación en video y seguimiento del desarrollo de la marcha.

Así que hoy se definen, en una movilización, muchas cosas. El SME tendrá que poner toda su carne en el asador si quiere tener alguna oportunidad por la vía de la presión, porque por la vía legal ha quedado claro, después del revés que tuvo su propuesta de una controversia constitucional llevada por el PT a la tribuna de la Cámara de Diputados, que no tienen ninguna posibilidad de llegar a la Suprema Corte con su reclamo.

Por la vía del amparo, aunque podrían lograr algo, los abogados del gobierno han armado ya una defensa legal y un blindaje al decreto presidencial que difícilmente sería revertida aún con amparos masivos de los electricistas; además de que una estrategia de ese tipo, parecida a la que siguieron los burócratas inconformes con la nueva Ley del ISSSTE llevaría mucho tiempo, tal vez años, y alargaría un movimiento que además de desgastante puede resultar excesivamente costoso.

Por eso les repito, pajaritos, hay que estar muy pendientes de la marcha de hoy. De entrada les recomiendo que después de mediodía ni se acerquen a la zona de Paseo de la Reforma, Polanco, Constituyentes o Parque Lira. Es previsible que toda la circulación se verá afectada y también que mañana volverá a quedar claro que, en medio de este conflicto político-laboral, ya se asoma de nuevo la polarización política que vive el país desde las elecciones del 2006: de un lado la policía capitalina, a cargo de Marcelo Ebrard, apoyando y casi alentando la marcha del SME y los lopezobradoristas, a los que van a cuidar los policías que todos pagamos con nuestros impuestos; y del otro lado el gobierno federal, siguiendo con lupa la movilización, y apostando primero a una escasa convocatoria y segundo a cualquier hecho de violencia o descontrol que pueda presentar al de los electricistas como un movimiento violento.

Así que ya lo saben, pajarracos, si saben marchar, ¡no marchen! Porque estos señores del SME, los mismos que durante décadas nos trataron con la punta del pie como usuarios de la compañía para la que laboraban, los mismos que hoy quieren que los veamos como víctimas del autoritarismo presidencial y que sintamos simpatía, casi lástima por ellos, hoy van a marchar. Y en esa marcha se juegan todo.
08 Octubre 2009 03:17:24
¿Súper Felipillo contra los charros sindicales?
Como si se tratara de una película del Santo, de esas en las que El Enmascarado de Plata enfrenta a peligrosos vampiros o almidonadas momias, el presidente Calderón se enfrascó en una confrontación de fondo contra uno de los sindicatos más combativos y que representan también parte de lo más cuestionado del sindicalismo de cuotas y privilegios que surgieron durante el priísmo.

Porque no me dirán, pajaritos, que aunque uno esté de acuerdo con la lucha sindical y defienda las conquistas de los trabajadores, eso nada tiene que ver con las perversiones y deformaciones que han vuelto al sindicalismo mexicano un auténtico lastre para los contribuyentes de este país.

Soy un convencido de que uno de los grandes pendientes en nuestra insípida e imperfecta democracia son los sindicatos. Muy lejos de la defensa de los trabajadores y mucho más cerca del negocio de pequeños grupos o la mina de oro de algunos de sus sempiternos líderes, el sindicalismo fue pervertido por el antiguo régimen del PRI.

Si bien en su orígenes algunas organizaciones obreras y sindicales lograron conquistas históricas para los trabajadores —la creación del IMSS, el ISSSTE o el Infonavit— con los años, el muy noble y defendible derecho de asociación de los trabajadores se convirtió en un negocio para unos cuantos vivales y en una efectiva y eficiente forma de control político y clientelar para el viejo priísmo.

A cambio de que le garantizaran millones de votos en su ya desaparecido sector obrero, el PRI permitió que los líderes sindicales no sólo se eternizaran en el cargo, sino que aprovecharan el poder y el millonario manejo de las cuotas sindicales para engordar sus cuentas personales.

Al amparo del buen servicio que prestaban a los presidentes de la era priísta, manteniendo a los trabajadores agachados y votando por el viejo partido, figuras como Fidel Velázquez, Carlos Jonnguitud, Joaquín Hernández Galicia, Leonardo Rodríguez, Venus Rey, Napoleón Gómez Sada y una larga lista en la que se incluyen algunos vigentes como Carlos Romero Deschamps, Francisco Hernández Juárez o Elba Esther Gordillo, consolidaron auténticos feudos de poder en sus gremios y, con la defensa de la autonomía sindical como comodina bandera, se volvieron inmensamente ricos y poderosos.

Por eso creo que, en el fondo y como “cambio de fondo”, como él mismo lo llamó en su discurso del pasado 2 de septiembre en Palacio Nacional, Calderón hace bien en enfrentar a los sindicatos que hace tiempo dejaron de representar los intereses de la mayoría de los trabajadores para representar sólo los de una pequeña camarilla de grillos y charros; pero, y nunca falta un buen pero, pajarracos, tengo dudas de si detrás de la embestida del gobierno calderonista, que encabeza el fajador y protagónico secretario del Trabajo, Javier Lozano, hay realmente una estrategia bien trazada y mejor pensada para liquidar no sólo al problemático SME sino a otros empoderados sindicatos para sustituirlos por sindicatos más democráticos, más representativos de los trabajadores y, sobre todo, más transparentes en sus finanzas y que no nos cuesten a todos los mexicanos.

Porque tampoco se trata, y lo aclaro para que no me acusen de regresivo o antisindicalista, de desaparecer los sindicatos como agrupaciones para la defensa de los trabajadores. Se trataría más bien de sacudir y limpiar a las organizaciones sindicales de todos los vivales que pervirtieron la defensa de los trabajadores.

Por eso les reitero mi duda: si Calderón de verdad va a enfrentarse con los charros sindicales como un envalentonado enmascarado azul, con su “joven maravilla” Lozano, ¿también va a ir contra su aliada política Elba Esthero Gordillo o del perverso Romero Deschamps o de muchos otros?, ¿tiene realmente el Presidente una buena estrategia para desmantelar al viejo y corrupto charrismo sindical u otra vez, como lo hizo contra el narco, se aventó a lo Borras y sólo va a agitar el avispero?

06 Octubre 2009 03:48:31
¿Hacia dónde va el PRI?
Como los viejos hechiceros y alquimistas que son, aunque ahora se presenten con cara de renovados científicos, los priístas buscan desesperados la pócima que les permita salir bien librados de un difícil conjuro: apoyar al presidente Felipe Calderón en la aprobación de su cuestionado paquete económico 2010, para que no los acusen de irresponsables, pero también no cargar ellos con el costo político de aumentar impuestos y de paso asegurar que buena parte de los recursos que se recauden el próximo año lo manejen los virreinales gobernadores priístas.

Anoche, pajaritos, me cuentan que en la sede nacional del PRI olía a azufre y a cuernos de chivo —de los reales, no piensen que me refiero a las metralletas—, porque ahí en el edificio de Insurgentes Norte estuvieron encerrados hasta entrada la noche los gobernadores priístas, desde Enrique Peña Nieto hasta Fidel Herrera, pasando por Ulises Ruiz, Ney González, Eugenio Hernández y el recién estrenado Rodrigo Medina, y que se reunieron con Beatriz Paredes, Francisco Rojas y Manlio Fabio Beltrones.

La encerrona, que comenzó por la tarde y seguía hasta casi las 10 de la noche, tenía por objeto revisar la “propuesta económica alterna” que hará el PRI para modificar el paquete económico del presidente Calderón.

En realidad los priístas no modificarán radicalmente el plan presidencial, pajaritos. Según me cuentan, lo que buscan es garantizar los recursos y la recaudación que pide Calderón para tapar el hoyo de 300 mil millones de pesos en las finanzas públicas, pero sin hablar del impuesto de 2% que pide el Presidente, y más bien disfrazar ese gravamen de otras maneras para que la población pague, pero no sienta el tremendo empujón.

Como dijo la Mafufa, pajarracos, no esperen milagros de los viejos hechiceros del PRI, que lo único que saben hacer son encantamientos y conjuros, pero que al final no les interesa mucho salvarnos a los contribuyentes de ser los paganinis del faltante en las finanzas públicas, siempre y cuando ellos no paguen el costo político de cobrarles más impuestos a la población.

¿O ya se nos olvidó que fue el PRI, con todo y la inolvidable y dolorosa “roqueseñal” el que nos recetó el aumento de 15% al IVA para paliar el desastre del error de diciembre cometido por el presidente Ernesto Zedillo?

Entonces eran gobierno y así, sin cremita, los tricolores no se tentaron el corazón para decirnos “les va a doler pero es por su bien y por los pobres”, exactamente lo mismo que ahora nos quiere vender Calderón, que no nos dice que en buena medida el hueco enorme en las finanzas del gobierno se generó porque durante su administración y la de Fox creció de manera irresponsable el gasto operativo del gobierno, es decir el gasto que se invierte en pagar más burocracia y no necesariamente en obras de infraestructura.

Así que prepárense, pajaritos, porque esta vez el empujón será a dos manos: una azul y la otra tricolor. Y sin cremita.

EL BAÚL DEL DUENDE… Qué les cuento, pajarracos: ayer me invitó a comer mi amigo el señor Rogerio Azcárraga, presidente de Grupo Radio Fórmula porque fue el 74 aniversario de esa empresa en donde ustedes saben que trasmitimos La Chuleta. Pues nada, que llego yo a la comida muy propio y emperifollado y... oh, sorpresa, no era el único personaje en la comilona; ahí estaban, muy sonrientes y puestos, lo mismo Enrique Peña Nieto que el secretario Juan Molinar Horcasitas o el góber penoso Ulises Ruiz. También saludé por ahí al soñador de Fidel Herrera, que dice que quiere ser Presidente; al folcórico góber de Nayarit, Ney González, y al secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero… Y hablando de festejos, también en EL UNIVERSAL estamos de plácemes porque nuestro Presidente, el licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, fue reconocido en Oviedo, España, con el premio ASICOM, en reconocimiento a su trayectoria profesional. Felicidades a don Juan Francisco, un hombre que tuvo el valor y la visión de abrir El Gran Diario de México al periodismo plural y abierto en nuestro país en épocas donde la mayoría de la prensa sólo daba espacios a las voces oficiales… Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré!, ja, ja, ja…
01 Octubre 2009 03:34:13
¿Quién ganó y quién perdió con Juanito?
Desactivado y controlado por Marcelo Ebrard en escasa media hora, Juanito ya no será un problema para la delegación más poblada de la ciudad, aunque también dejará de divertirnos a todos. Y es que con ese popular personaje, pajaritos, que parecía tan ingenuo y auténtico, se movieron muchos intereses y grupos de poder que vieron en el intento de tripular al hombre de la bandita un jugoso negocio político, un golpe letal para Andrés Manuel López Obrador y hasta la posibilidad de crearle un problema al gobierno capitalino.

El simpático Juanito llegó a ser tan codiciado por los grupos y partidos, que el PRI y el PAN llegaron a ofrecerle sumas estratosféricas porque se quedara como delegado y se afiliara a sus filas. Entre los cercanos a Rafael Acosta, pajaritos, se habla de que azules y tricolores llegaron a tentar al iztapalapense con cañonazos de hasta 350 millones de pesos que, él afirma, resistió.

Tanto Beatriz Paredes como el mismo presidente Calderón mandaron a sus operadores a tratar de seducir a Juanito con promesas de cobijo y protección y es claro que, a juzgar por la decisión final del personaje, ambos fracasaron.

Al final Marcelo les ganó la partida y tuvo que salir incluso a salvar a López Obrador de lo que parecía ser un gran ridículo. Claro que al final eso tuvo consecuencias, pajarillos, y a Ebrard le cobraron la factura en el reparto de comisiones de la Cámara de Diputados: el agandalle del PAN de la Comisión del DF, porque su objetivo desde ahí es precisamente Marcelo Ebrard, lo cual, pajarillos, suena lógico en la lucha política.

Lo que ya no suena tan lógico es que desde el partido del jefe de gobierno, el PRD, le hayan dejado pasar el fuerte golpe que significa perder el control de esa comisión parlamentaria. Guadalupe Acosta, un diputado muy negociador de Los Chuchos, dejó pasar a la panista Gabriela Cuevas, a cambio de que le dieran a su corriente la Comisión de Vigilancia, y aunque la negociación no parece mala para ellos, el problema es que entre los propios perredistas acusan a Acosta y a su corriente de estar “de mano sudada” con César Nava, y por eso le dieron una “puñalada por la espalda a Marcelo”. Jesús Ortega y Los Chuchos apuestan todo a las alianzas con el PAN como la única forma de salvar su dirigencia de más derrotas electorales, y en su afán de asegurar candidaturas comunes con los blanquiazules en varios estados, abrieron un flanco de guerra para Ebrard.

Porque la llegada de Cuevas a la Comisión del DF equivale, pajaritos, a una declaración de guerra contra el gobierno de Marcelo, y así se la están tomando en el palacio del ayuntamiento.

A eso hay que añadirle que Ebrard tiene abierto un frente casi personal con el ratificado delegado de Miguel Hidalgo, Demetrio Sodi, quien buscará cobrarse desde la delegación todos los apuros que el jefe de gobierno le hizo pasar con la anulación de su triunfo en el Instituto Electoral del DF y el Tribunal Electoral de la ciudad.

Así que, nada nuevo, pajaritos, la ciudad de México será nuevamente arena y escenario de encarnizadas luchas políticas que tienen que ver con la próxima sucesión presidencial y con las disputas de poder a nivel local y nacional. Sólo hay que esperar que en esos pleitos no se olviden de que aquí vivimos muchos ciudadanos a los que sus pugnas de poder nos son ajenas y lo único que queremos es que esta ciudad siga funcionando con todas sus limitaciones y carencias pero sin que los pleitos políticos la paralicen.

EL BAÚL DEL DUENDE… Oigan, pajarracos, ¿se enteraron de lo que pasó ayer en Morelia? Un automóvil que se negó a hacer el alto que le marcaban los miembros del Estado Mayor presidencia fue baleado y cuatro jóvenes, presuntamente alcoholizados terminaron heridos. El hecho, que en un principio se manejó como un incidente que amenazaba la seguridad del Presidente, fue después minimizado y se le trató de reducir un “un asunto sin importancia”. Pero no hay que perder de vista que Michoacán, tierra del Presidente, es también la sede del cártel de La Familia, uno de los grupos más golpeados y por lo tanto resentidos contra el gobierno federal… Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré! Ja, ja, ja…
29 Septiembre 2009 03:23:55
Lo tiraron a cañonazos
Me puedo imaginar la escena pajaritos: “Juanito” llega muy sonriente al despacho del jefe de Gobierno, éste lo recibe igual de sonriente, lo invita a sentarse, le ofrece algo de tomar, le pregunta como se ha sentido, que tal la “escuelita” de gobierno a la que lo mandaron.

Rafael Acosta, con todo y su bandita tricolor en la cabeza, contesta que muy bien, que está listo para tomar posesión del cargo, que quiere que lo ayuden y le den protección.

Hasta ese momento “Juanito” es el mismo personaje que todos hemos conocido, se le ve entrón, contento, listo para convertirse en el tipo de barriada que, por un golpe de suerte, llegó a las alturas y está dispuesto a aprovechar su momento y a sacarle jugo a sus cinco minutos de fama. Pero de pronto el ambiente cambia; por el teléfono el anfitrión pide la presencia de uno de sus colaboradores cercanos, a quien llama a la oficina.

Este colaborador llega con unos expedientes bajo el brazo. El recién incorporado a la plática saluda también muy amable a “Juanito”, y mientras se siente deja sobre la mesa los folders que contienen información, datos, señalamientos y quizás alguna acusación sobre la vida y la historia de “Juanito”. A partir de ese punto la sonrisa en el rostro del invitado se desdibuja.

Cuando le cuentan el contenido de los expedientes, lo comprometedores que pueden resultar, “Juanito” ya es otro. Dice que todo es cuestión de platicarlo, de discutirlo, que él no quiere causar problemas y que desde el principio se dijo dispuesto a platicar y a negociar. Para entonces los anfitriones le siguen sonriendo, pero ya con otro tipo de sonrisa, la de quien sabe que ya dominó a su interlocutor, que lo tiene en la palma de su mano y que puede fijar las condiciones del acuerdo.

Y así le son ofrecidos a “Juanito” unas cuantas posiciones, migajas, nada que ver con lo que él hubiera pretendido, con lo que pidió desde un principio. Pero ahora que está acorralado el personaje tiene que aceptar, es eso o sufrir en carne propia todo el peso del aparato de gobierno en su contra. No hay mucho más que discutir, él acepta todas las condiciones, le dicen lo que tiene que salir a decir, le dan las fechas y momentos precisos de sus próximas decisiones, los nombres que tiene que mencionar y ya está, lo despiden con una palmada en la espalda y se acabó.

Que conste que todo eso es obra de mi imaginación. Porque en la realidad el “Juanito” que salió ayer del despacho de Marcelo Ebrard era muy diferente al que entró. Al salir, cuando hablaba en el Palacio del Ayuntamiento, a Rafael Acosta casi le temblaba la voz y hablaba de su estado de salud, de sus dos infartos, de su decisión repentina y terminante de dejarle el cargo a Clara Brugada, a la que siempre sí nombraría directora Jurídica y de Gobierno, para luego pedir 59 días de licencia.

¿Qué pasó dentro del despacho del jefe de Gobierno? ¿Por qué “Juanito” al salir se ve espantado, amedrentado y así anuncia que cambió de parecer y que se va a cambio de unos cuantos cargos para su gente?

Tal vez eso no lo sepamos a cabalidad, pero mientras podemos imaginarnos, que al final la imaginación es libre. Yo me imagino esa escena ¿y ustedes pajarracos? ¿como creen que convencieron a “Juanito”? ¿Cómo creen que doblaron al personaje que los había puesto en jaque y que exhibió todas las incongruencias y las prácticas más vergonzosas de nuestra política?

EL BAÚL DEL DUENDE... Me cuentan pajarracos, que aunque no tienen vela formal en el entierro, los militares de las Fuerzas Armadas mexicanas están más que atentos al proceso de relevo y nombramiento en la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Y es que el tema es para el sector castrense en extremo sensible, pues desde el organismo autónomo salen la mayoría de las recomendaciones y denuncias sobre abusos y violación de derechos humanos cometidos por militares en la lucha contra el narcotráfico. Si bien no participan directamente ni cabildean en abierto, los hombres de verde si se encargarán de hacer llegar sus posiciones y opiniones sobre el tema a los niveles adecuados –desde Los Pinos hasta los principales despachos del Congreso— pues en su óptica, pajaritos, ellos apuestan por un presidente de la CNDH que no tenga una “actitud beligerante” en su contra. ¿Les harán caso a los verdes?...Cena de tres en el castillo, la Mafufa yo, ah y la colada de mi comadrita…Me voy pajarracos pero ¡Regresaré! Ja, ja, ja…

15 Septiembre 2009 03:12:47
Impuestos por empleos
Felipe Calderón llego a la presidencia de la Republica prometiendo mas empleos; dijo pajaritos que a diferencia de Andrés Manuel López Obrador, que según los panistas era “un peligro para México”, el representaba una opción de “estabilidad y seguridad” para los mexicanos. Pero la realidad, tres años después lo ha desmentido. México no esta mejor que cuando el asumió el poder: los problemas económicos y sociales se han agravado y el país se encuentra hoy sumido en la incertidumbre y el desanimo.

Del “presidente del empleo” ya mejor ni hablamos; basta con decir que Calderón no ha sido ni con mucho el presidente de la seguridad, aun cuando su principal oferta de gobierno es una guerra contra el narco que, por mas que se le reconozca el valor, no deja de cuestionarse el que se haya aventado a iniciar una conflagración en contra de los peligrosos y armados carteles de la droga, sin tener las garantías de que los cuerpos de seguridad del Estado estaban preparados para enfrentar una guerra de tales dimensiones.

Es cierto que al presidente actual le toco enfrentar una situación adversa e inédita en el escenario mundial, por una recesión que llego desde Estados Unidos y afecto no solo a México sino al mundo entero. Pero el mal de muchos, pajaritos, en este caso no explica ni justifica el daño a tantos. El paquete económico que nos quiere recetar Calderón, con mas impuestos y aumentos a servicios básicos a la población (luz, gasolina, gas) no se explica solo por el daño que nos causo la crisis externa; detrás del “boquete” a las finanzas publicas que quiere subsanar el gobierno federal hay también un problema de excesos y abusos del gasto públicos cometidos por los gobiernos panistas de Vicente Fox y el actual.

¿O puede justificar el presidente Calderón y la anterior administración foxista a donde quedaron cientos de miles de millones de pesos de excedentes petroleros que obtuvo el país entre del año 2000 y el 2007, producto de los altos precios internacionales del petróleo, que representaron según economistas cerca de un 12% del Productor Interno Bruto (PIB), algo así como un 2% cada año durante la administración foxista?

Datos documentados de diversos estudios de expertos y analistas, comprueban que en los 9 años de administraciones federales del PAN, entre el sexenio de Fox y lo que va de la administración de Calderón, el gasto corriente de la administración publica federal, es decir el gasto en la operación burocrática del gobierno –que no en inversión productiva o de infraestructura— se incremento cerca del 60%, una cifra de crecimiento que no se justifica a la luz del crecimiento del país en ese lapso ni de los resultados dados por ambas administraciones.

Y entonces pajaritos, ¿Cómo pretende el gobierno de Calderón convencernos de que debemos, los mismos ciudadanos -contribuyentes cautivos de siempre y en su mayoría clasemedieros que ni somos tan ricos como Slim ni tan pobres para entrar en el Oportunidades—pagar el costo total de la crisis y de los excesos y borracheras presupuestales de los dos últimos gobiernos?

Porque, dirán lo que quieran, pero el gobierno de Zedillo, que nunca fue santo de mi devoción y que endeudo al país con la grotesca deuda publica del Fobaproa y que salvo a los banqueros con recursos públicos, le heredo a la administración de Fox una situación financiera estable y un equilibro en las finanzas publicas. ¿Qué paso entonces? ¿Fue la incapacidad de las administraciones panistas para mantener esa estabilidad o el dispendio de los excedentes petroleros que nunca se usaron para crear fondos especiales de reserva lo que nos tiene ahora en el hoyo financiero que el presidente Calderón quiere que paguemos todos los ciudadanos?

No lo se de cierto, pajarracos, pero todo esto me huele al ejemplo grafico y algo vulgar que pone la Mafufa: el gobierno se emborracho con los excedentes de recursos públicos, por las ventas extraordinarias de petróleo, y hoy quiere que seamos nosotros, los que ni siquiera disfrutamos la borrachera, los que paguemos de sus excesos. ¿Es eso justo pajarillos?
27 Agosto 2009 03:00:30
¿Ustedes creen que se bajen algo?
Hace unos días, pajarracos, la Mafufa me sorprendió al llegar al castillo porque estaba organizando con sus amigas un movimiento para pedir que diputados, senadores, funcionarios locales, federales y gobernadores tuvieran un poquito de vergüenza, un poco de dignidad, y ante la grave crisis que nos aqueja, dieran una muestra de congruencia —si no es mucho pedirles— y se redujeran sus sueldos ofensivos o al menos renunciaran a privilegios y canongías como sus seguros de gastos médicos, sus bonos o compensaciones.

“Pero sí serás ingenua, brujita —le dije yo— esa runfla de políticos y burócratas no conocen lo que es el sacrificio y la decencia. No van a renunciar a sus sueldos y vida de ricos a costillas de nuestros impuestos porque para ellos la política y el servicio público es un negocio, una forma de hacerse ricos ellos y sus familias”. La bruja me reprochó mi pesimismo y mi negativismo, y me dijo que ella no era la única que pensaba que con la presión de la gente algo se podía lograr y que ya en la prensa eran varios los analistas y articulistas que promovían la idea de un gesto real de austeridad y sacrificio de la clase gobernante.

En fin, que terminé apoyándola para hacer carteles y pancartas en los que se les pide a todos ésos que les mencioné que den una muestra urgente de que ellos también van a hacer algún sacrificio, de que van a renunciar a su inmoral despilfarro de recursos públicos para que no sea sólo el ciudadano de a pie al que le pidan sacrificarse con nuevos impuestos para salir de la crisis.

La verdad, en medio de mi esceptisismo, pajarracos, en el fondo pensé que tal vez la esperanza de la Mafufa no estaba del todo mal y que si la gente les exige a estos políticos insensibles y faltos de ética que tenemos, tal vez entiendan y acaten las exigencias populares.

Pero ¡oh decepción, pajaritos! Pobre ingenuo de mí, de la Mafufa y de muchos otros que se han sumado a esta idea de que antes de pagar un aumento de impuestos como el que ya nos anuncia el siniestro doctor Carstens, queremos ver un gesto de sacrificio en nuestros gobernantes. Ayer, ante la presión de la recién vigente Ley de Salarios Máximos, que prohíbe que un funcionario del gobierno federal gane por arriba del sueldo bruto del Presidente (algo así como 154 mil pesos mensuales), los magistrados del Poder Judicial dijeron que ellos no piensan disminuirse el sueldo porque hay “lagunas legales” que les permiten seguir cobrando sueldos que se acercan a los 300 mil pesos mensuales.

¡Qué poca… vergüenza! la de esos señores; ellos, junto con los ministros de la Corte, los consejeros del IFE, varios gobernadores, diputados y senadores representan el colmo de la inmoralidad al pagarse sueldos, bonos y compensaciones millonarias en un país en el que más de la mitad de la población está en pobreza extrema y una quinta parte de los mexicanos ni siquiera tiene para cubrir su alimentación básica.

No, no y no, le dije a la Mafufa, no van a lograr nada mientras esa bola de zánganos, cínicos y desvergonzados nos sigan gobernando. Ella insistió en que, junto con sus amigas, va a seguir presionando, y me dijo que ya algunos diputados del PRD, como Alejandro Encinas y Jesús Zambrano, anunciaron que van a renunciar al millonario seguro de gastos médicos que les otorgan en la Cámara, y que el senador priísta Manlio Fabio Beltrones ya dijo que su partido propondrá a las otras fracciones del Senado que comiencen a discutir una baja en sus dietas, una reducción de presupuesto o algún “gesto de voluntad que la gente está esperando”.

Yo, pajaritos, como Santo Tomás, la verdad hace mucho que les perdí la fe a los políticos y gobernantes de este país, sean del partido que sean. No creo que ninguno de ellos se salve y creo que al final, con muy escasas y mínimas excepciones, el poder los iguala en corrupción e inmoralidad. Por eso, como siempre digo: “Entre más conozco a los políticos, más quiero a mi perro… y miren que es feo mi fiel Perrón”.

25 Agosto 2009 03:00:12
Las predicciones de mis bolas
“El amor, el amor cura, el amor salva, el amor… cuesta” ¡y cómo cuesta, pajarracos!, ja, ja, ja. ¿Cómo están? Soy su amigo El Duende Mercado, y hoy estoy dispuesto a adivinarles el futuro, el presente y a descifrarles el de atrás, perdón quise decir el pasado.

Hoy, por vez primera, he traído a esta columna mis bolas… ¡no, no se saquen de onda!, me refiero a mis dos bolas mágicas, a mis bolas con las que adivino el futuro. Con ellas puedo ver lo que fue, lo que no fue y lo que será, ja, ja,ja, me salió como canción de José José.

¿Cómo ven la idea, pajarillos, les gusta?, bueno, pues si no les gusta se aguantan, ahí les van las predicciones que me salen de mis bolas. Pero antes, necesito que me ayuden a entrar en trance. Primero, necesito que se concentren, que pongan su mente en blanco; ahora, silencio absoluto, que voy a entrar en trance:

“Ommmmm, ommmmm, veo, veo, a un zombi, un zombi que baila. ¡Ah, pero qué bárbaro! ¡qué bien baila este zombi! Usa una chamarra roja y unos jeans ajustados. A ver… ¡creo que es un hombre negro, no, no perdón, creo que es una mujer blanca! No, no, más bien no sé bien qué es… Bueno, el caso es que ese zombi quiere decirme algo, shhhht, silencio, pajarracos, no se rían, ¡silencio!, que no logro escuchar al zombi, ¿qué dice?, dice que él no se murió, que lo mataron.

Ya sé que no me van a creer, pajarracos, pero esa visión la tuve yo antes de que se confirmara, según los forenses que le hicieron la autopsia al cadáver de Michael Jackson, que el Rey del Pop no murió de causas naturales o de una sobredosis de droga, como se aventuró a decir, sin tener ningún elemento, el presidente Felipe Calderón. Según los médicos legistas, Jackson murió porque le administraron un coctel mortal de analgésicos contra el dolor, y su muerte fue producto de un homicidio, por lo que ya se busca a quienes pudieron matarlo.

Bueno, si no me creen, ahí les va otra predicción de mis bolas. Concéntrense otra vez y no hagan ruido para entrar en trance. Ommmmmm, ommmmm… Veo un hombre barbado que viene de lejanas tierras. No, no es conquistador, más bien es conquistado. Viene a buscar algo, algo busca este hombre de barba blanca y tiene mucho ángel. ¿Quién será este ángel barbado que viene de lejos y quiere vivir cerca?

Yo mismo les explicaré mi predicción. Se trata de José Ángel Gurría, director de la OCDE y ex secretario de Hacienda en el sexenio de Zedillo. Me enteré, pajarracos, que el doctor Gurría está de visita en México, viene a un evento, pero lo interesante es que cuentan que Gurría aprovecha esta visita para avanzar en sus planes de volver a establecer su residencia permanente en el país.

El barbado de José Ángel tiene intenciones de regresar a la política mexicana en activo y podría hacerlo incluso antes de terminar su cargo en la OCDE. Hay versiones que dicen, pajaritos, que el doctor Gurría podría ser una carta del presidente Calderón para la Secretaría de Hacienda en caso de que Agustín Carstens quiera curarse del catarrito que se le volvió influenza y deje Hacienda para buscar ser designado gobernador del Banco de México en diciembre próximo, cuando termina el periodo de Guillermo Ortiz.

Hay muchas especulaciones al respecto, pero una cosa es segura, pajarracos: el doctor Gurría tiene amplia experiencia en el manejo de las finanzas públicas, sobre todo en épocas de crisis, pues él fue uno de los secretarios de Hacienda de Zedillo en la época de la dura crisis del 95, que aunque ya ha sido superada y rebasada en dimensión, tamaño y efectos nocivos por la crisis actual, es el referente más inmediato del desastre económico que hoy vivimos los mexicanos.

Así que si le hacemos caso a mis bolas —las mágicas, por supuesto— tal vez lo que está haciéndole falta al presidente Calderón es formar ya, urgentemente, lo que los expertos llaman un “gabinete de crisis”, es decir, un grupo de colaboradores que, aunque no sean sus cuates o sus compañeros panistas de sangre azul, sí sean expertos en cada una de las áreas y con experiencias en manejo de crisis, de tal modo que le ayuden realmente a sacar al país del hoyo en que nos ha metido la crisis mundial, pero también las malas decisiones o incluso las indecisiones y tibiezas de su gobierno.

20 Agosto 2009 03:20:58
Inmoralidad pública
Cuando vi la escena no lo podía creer, pajarracos; me froté los ojos, me pegué en la cara, le dije a la Mafufa que viniera a pellizcarme para ver si eso que veía era real o era una alucinación, una fantasía mía: ¡un diputado honesto!.

No, no daba crédito, volví a pedirle a la Mafufa que se cerciorara de que no estábamos soñando; en la televisión el diputado del PAN Gerardo Priego entregaba un cheque por un millón 200 mil pesos a la Oficialía Mayor de la Cámara, y le pedía reintegrar esa cantidad a los dineros públicos.

“¡Habrase visto semejante milagro!”, gritó la Mafufa, que para entonces estaba igual que yo de estupefacta. El diputado Priego decía ante los micrófonos y cámaras que ese dinero que devolvía al erario era de un supuesto ahorro de un fondo para viajes que la Cámara le otorga a todos los diputados para que vuelen cómodamente por todo el mundo, básicamente a turistear, con cargo a nuestros impuestos. “Como yo no utilicé esos recursos en viajes, decidí regresarlo”, explicaba el sui géneris legislador.

Los propios funcionarios de la Cámara que le recibían el cheque al diputado Priego parecían incrédulos. En ese lugar, el Palacio Legislativo de San Lázaro, donde lo común es ver a diputados, funcionarios y asesores que todos los días buscan las formas más diversas y cínicas —legales pero no por eso menos cínicas— de saquear el presupuesto público y vivir a costillas de él, ver a un legislador que fuera a devolver dinero y no a buscar cómo sacarlo de ahí era algo casi nunca visto.

Una vez que nos repusimos de la sorpresa, la Mafufa y yo, me vino a la cabeza que gran parte de los problemas de este país tienen que ver con la ausencia casi total de lo que mostró ayer el diputado Priego: honestidad y moralidad pública. Nuestra clase política, toda, sin distingos de colores, partidos o ideologías, muestra desde siempre un mal endémico: la inmoralidad, de la que derivan muchos otros males, que van desde la corrupción, los peculados, el enriquecimiento ilícito y el tráfico de influencias hasta el abuso de autoridad y del servicio público.

Es cierto que tal vez nuestros inmorales y corruptos funcionarios y gobernantes sólo son una expresión de una sociedad como la nuestra, que también padece de esos males. Todos, o casi todos, pajarracos, somos parte voluntaria e involuntaria de esa enorme e interminable cadena de corrupción y la falta de moral pública; desde el que da una “mordida” para evitar una multa, hasta el que paga “diezmo” para obtener contratos o asignaciones del gobierno; el que vende mercancía robada; el banquero que “desangra” con comisiones a sus cuentahabientes; el que comercia en ambulantaje; el empresario que se roba los impuestos de los trabajadores o les paga sueldos de hambre, o el multimillonario que cobra las más caras tarifas por los servicios de sus empresas.

Pero si bien la inmoralidad social es la raíz del problema, en el actuar de los políticos y gobernantes esa conducta inmoral y deshonesta alcanza una de las expresiones más dañinas y grotescas. ¿Cuántos funcionarios, gobernantes y servidores públicos más podrían regresar buena parte del dinero que inmoralmente cobran?

Diputados, senadores, ministros de la Corte, consejeros del IFE, magistrados de la Judicatura, gobernadores, secretarios; toda una pléyade de “servidores públicos” que han hecho de ese supuesto servicio a la comunidad el negocio más redituable y la forma más rápida y fácil de enriquecerse y salir de la necesidad económica que afecta a la inmensa mayoría de la población.

¿Cuándo veremos a los ministros de la Corte tener un acto de honestidad como el del diputado Priego y decir que es demasiado su sueldo de casi 350 mil pesos mensuales, más sus autos nuevos cada año, sus bonos? ¿Cuándo escucharemos a los consejeros del IFE que, en vez de querer igualar sus sueldo al de los ministros de la Corte nos digan que como el suyo es un cargo público y de servicio cobrarán un sueldo decoroso pero no insultante ni ofensivo para la mayoría?

“Sigue soñando”, me dijo la Mafufa. Pero yo prefiero pensar que el gesto del diputado Priego ayudará a entender a los políticos y a la sociedad, que debe exigirles que no pueden seguir siendo una élite de funcionarios ricos en un pueblo cada vez más pobre.



30 Julio 2009 03:46:59
Desesperanza
Yo no sé a ustedes, pajarracos, pero a mí de pronto me pasa que ya no sé en qué ni en quién creer. En un país donde todo parece ir de mal en peor, donde se cae la economía, aumenta la pobreza, crece la inseguridad, se dispara el desempleo, uno ya no sabe para dónde hacerse. A veces, les confieso, quisiera hacer como muchos compatriotas que, ya sea empujados por la necesidad o por el hartazgo o las malas experiencias con la inseguridad, emigran hacia otros lugares en el mundo.

Me dan ganas de llevarme a la Mafufa e irme con todo y castillo a algún lugar donde pueda tener una esperanza; donde trabajar todo el día como burro retribuya en algo y no sea apenas para sobrevivir. Donde yo y mi brujita podamos vivir tranquilos, sin el miedo siempre presente de que algo puede pasarnos, de que estamos a merced de delincuentes desalmados, de que podemos estar en el lugar y la hora equivocados y vernos atrapados en un tiroteo, de que vivimos en una sociedad dividida y polarizada políticamente.

Sí, sí, ya sé que dirán que hoy ando de “ardilla”, de amargado, de pesimista, pero es que hay días así, pajaritos. Uno se levanta con todas las ganas del mundo, con pensamientos positivos, con ganas de que todo salga bien y de repente, cuando van ustedes con su sonrisa de idiota feliz y despreocupado por las calles, manejando su auto o en el transporte público, no falta el amargado que, incapaz ya de soportar sus propios problemas, aprovecha la menor ocasión, el menor pretexto para contagiarles su coraje.

En fin, pajaritos, que ayer no fue un buen día. Ya pasarán sin duda los malos ratos y vendrán mejores, pero en general, ¿a poco no les pasa a veces que se cansan, que quisieran botar todo y a todos y recomenzar en otra parte? La mayoría de las veces esa sensación es sólo algo que se nos pasa luego, pero queda sin duda la inquietud, la desazón, la duda de si tuviéramos de veras la oportunidad de irnos, si lo haríamos, si tendríamos el valor o las agallas que tienen muchos mexicanos.

Por que no se crean: ¿a dónde vamos? Los EU, hacia donde jala la mayoría de paisanos que buscan mejores oportunidades, se ha vuelto también un lugar hostil para muchos mexicanos; no sólo por el histórico racismo contra los latinos y mexicanos en la poderosa nación, sino porque en medio de la peor crisis económica de su historia los empleos también escasean y las políticas y sentimientos antinmigrantes se recrudecen.

He sabido, por mensajes y correos que me mandan desde allá, que las dificultades han crecido. Que muchos empleadores ya no quieren contratar a indocumentados y que crece la desconfianza y el maltrato hacia los hispanos.

Por si fuera poco Canadá, que se había vuelto una opción para muchos, no sólo trabajadores agrícolas u obreros que son demandados por empresarios canadienses, sino profesionistas, técnicos y jóvenes que buscaban allá oportunidades legales de migración y trabajo, ahora se ha puesto más difícil al solicitar visado a los mexicanos y exigir una serie de requisitos complicados.

Es cierto que muchos mexicanos habían abusado de la hospitalidad y la abierta política migratoria del gobierno canadiense, y que ya están allá, asesorados por abogados o activistas de derechos humanos del Canadá, que también hacían de esto un negocio, buscaban refugio y asilo político. Conocí a algunos paisanos que, cansados de la inseguridad, la violencia o la falta de oportunidades aquí, buscaron llegar a territorio canadiense y una vez estando allá pidieron asilo aduciendo persecusiones, discriminaciones o incluso falta de garantías en México.

No dudo que en algunos casos la petición de asilo se justificara, pero en muchos otros esta forma de ayuda migratoria fue utilizada y distorsionada para quienes simplemente se habían cansado de luchar y luchar sin avanzar en su propio país. Eso fue lo que causó la repentina cerrazón de Canadá que, injustamente, afectó a muchos turistas que lo único que querían era vacacionar.

Pero yo me pregunto, pajarracos, y les pregunto a ustedes: ¿cuánta desesperación, cuánto cansancio, cuánta desesperanza se necesita para inventarse una petición de refugio en un país que no es el de uno?
21 Julio 2009 03:49:08
Las dudas de Martí
Por algo sería pajaritos; hoy que la investigación de la procuraduría capitalina sobre el secuestro y muerte del joven Fernando Martí es puesta en duda, ante la presentación de los asesinos confesos por parte del gobierno federal, me acordé de algo que en su momento, hace poco más de un año, allá por septiembre del 2008, me contaron personas cercanas al empresario Alejandro Martí.

Justo acababan de presentarse espectacularmente las detenciones de Sergio Ortíz Juárez “El Apa”, que fue extrañamente baleado cuando el procurador lo acusaba de ser el principal líder de la banda de “La Flor”, a la que señalaban como los autores del secuestro y muerte del jovencito de 14 años que apareció muerto casi dos meses después de su secuestro.

La detención de la comandante de la Policía Federal Preventiva, Lorena González, alías “La lore”, fue otro de los golpes espectaculares que daba el gobierno de Marcelo Ebrard, apenas unas semanas después de que Alejandro Martí pronunciara aquella frase que cimbró a los gobernantes y políticos mexicanos: “Si no pueden que renuncien”.

Me contaron como, en su muy cercana relación de amistad con Marcelo Ebrard, Martí había buscado el apoyo del jefe de Gobierno, aunque poco habían podido hacer en la procuraduría capitalina en los casi dos meses que duró el secuestro, antes de su fatal desenlace.

Aún así, Martí siempre se mantuvo en comunicación constante con su amigo Ebrard, de tal modo, pajarracos, que cuando vino el anuncio espectacular de que habían ubicado y detenido a “El Apa” a “La lore” y demás integrantes de la banda de “La flor” que supuestamente secuestraron y mataron a su hijo, el primero en enterarse, antes de que se hiciera público fue el propio empresario.

Pero el dato interesante que les quiero recordar es el siguiente: las fuentes que por aquellos días me buscaron en mi castillo para comentarme esa información cercana, aseguraban que en realidad Alejandro Martí nunca se convenció plenamente de la culpabilidad del “Apa” ni llegó a tener plena certeza de que los presuntos culpables presentados por la PGJDF fueran realmente los que secuestraron y asesinaron a su hijo.

Aunque nunca hizo públicas esas dudas, quizá por su cercana relación con Marcelo, lo que comentaban aquellas fuentes es que la incertidumbre de Martí era tal que, por esos días, después de la detención de los integrantes de la banda de “La Flor”, Marcelo Ebrard llamó a su amigo Alejandro para pedirle un favor personal; le pedía que aceptara aparecer en un spot de televisión del GDF en donde el empresario reconociera el trabajo de su procuraduría para esclarecer la muerte de su hijo.

“No puedo” fue la respuesta, cortes pero tajante que le dio Alejandro Marti al jefe de Gobierno. No dio muchas explicaciones pero en esencia se negó a avalar públicamente la investigación de la procuraduría capitalina con la que, al parecer, mantenía sus dudas.

Por eso les digo, que hoy que desde la Policía Federal se pone en duda la averiguación de la procuraduría capitalina y se presenta a un asesino confeso de Fernando Martí y del joven Antonio Equihua, llamado Noé Robles Hernández, y quien dice trabajar para la banda de “Los Petriciolet” y no para la banda de “La Flor” ni para “El Apa”, me acordé de aquellas dudas de Martí sobre esa investigación. Por algo sería.

EL BAÚL DEL DUENDE… Me cuentan, pajarracos, que al gobernador de Chiapas, Juan Sabines, le llamaron hace tres semanas de la Secretaría de Salud federal para pedirle que cerrara una escuela secundaria local en donde se habían detectado un par de casos de influenza entre los estudiantes. El gobernador desoyó la recomendación, no cerró la secundaria porque le pareció exagerada y dijo que él controlaría la situación; dos semanas después Chiapas presentaba una epidemia que superó ya en casos de contagio de influenza humana al mismo Distrito Federal. Y aunque ya lograron controlar el brote, los millonarios recursos que tuvieron que gastarse y las afectaciones a la salud de los chiapanecos pudieron haberse evitado con un poco de responsabilidad del gobernador Sabines. ¡Qué irresponsable!... Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré! Ja, ja, ja….


16 Julio 2009 03:18:11
Los dilemas de Bety
¡No, pajaritos, no voy a hablarles de una nueva telenovela! Tampoco me referiré a una segunda parte del exitoso culebrón de Bety la fea; me refiero más bien a los dilemas de Bety, de Beatriz Paredes, la dirigente nacional del PRI. Y es que la tlaxcalteca de los coloridos huipiles lleva ya tiempo deshojando la margarita para decidir si, ahora que ganó una diputación plurinominal, irse como coordinadora parlamentaria de los priístas o se queda como presidenta de su partido.

El problema, pajarracos, es que la indecisión de Bety ya puso muy nerviosos a los jefes de la cúpula priísta, gobernadores y líderes parlamentarios, que el martes pasado se reunieron con ella para decirle que qué va hacer finalmente, que se decida porque de eso depende que haya o no movimientos internos dentro del priísmo.

¿Y qué creen, pajarillos? Que me dice la Mafufa, que por cierto tiene a varias amigas comunes con la Bety, que la presión de los gobernadores priístas y de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa es tan fuerte, que Paredes ya habría tomado su decisión y ésta es mantenerse como dirigente nacional del PRI, al tiempo que ocupa su diputación como una priísta más y negocia, eso sí, el nombramiento de un coordinador que concilie los intereses de los tres factores de poder real que en este momento tiene el PRI: ella, Beltrones y Enrique Peña Nieto junto con el resto de los gobernadores.

La pregunta es quién reunirá ese perfil, ¿Emilio Chuayffet? Díficilmente, pajarracos. El chaparrito mexiquense ya fue una vez líder parlamentario del PRI y su gestión terminó desastrosamente: se peleó con varios de los diputados, se conflictuó con los otros partidos y terminó con una fracción dividida por su carácter visceral. Además, Chuayffet tiene un pleito fuerte con Manlio Fabio y tampoco se entiende bien con Beatriz, aunque pudiera tener el respaldo de Peña Nieto.

¿Puede ser uno de los hombres cercanos de Beatriz como César Augusto Santiago, Óscar Levín Coppel, Héctor Hugo Olivares? No, es muy poco probable que Peña Nieto y Beltrones permitan que Beatriz controle las dos posiciones, la presidencia del partido y la coordinación parlamentaria a través de un incondicional suyo. ¿Quién queda entonces que pueda conciliar a todos los grupos y jefes del priísmo?

El baúl del Duende… Lo que nos faltaba, pajaritos. Más de 500 trabajadores del Servicio Postal Mexicano que laboran en las oficinas de Pantaco se declararon ayer en paro indefinido, en protesta porque la empresa no pudo pagarles el bono anual de eficiencia, cuyo monto suma 63 millones de pesos. El paro de actividades amenaza con darle la puntilla a esta ya de por sí emproblemada Sepomex, que encabeza José Andrés Casco Flores, y cuyos pasivos al cierre de este año se calcula alcanzarán los 3 mil millones de pesos. Se dibuja así un panorama ensombrecedor para la empresa que alguna vez llegó a desempeñar un papel estratégico en el sector de las comunicaciones nacionales y que hoy, además de malas administraciones y escándalos de corrupción, se ve relegada por las nuevas tecnologías de la información, principalmente el internet y por la feroz competencia de un sinfín de empresas privadas de mensajería… Para encabezar a la mayoría del PRD en la próxima Asamblea Legislativa, hasta antes de la elección, Alejandra Barrales era la opción más fuerte y la carta de Marcelo Ebrard. Pero ahora surgen nuevos tiradores que quieren ese codiciado cargo. Perredistas como Aleida Alavez, Alejandro Sánchez Camacho y hasta la conflictiva Valentina Batres se están apuntando para la coordinación, aunque de esos no está claro si le garantizan al jefe de gobierno el control de la bancada perredista, que es clave para el proyecto político de Ebrard… Me voy, pajaritos, pero ¡regresaré!, ja, ja, ja, ja…

14 Julio 2009 03:32:36
En busca del panadero
¡PAN, PAN caliente, lleven su PAN calientito, recién salido del horno! No, pajaritos, no me dio por vender chilindrinas o bizcochos y mucho menos la dona. Lo que sucede es que ayer me enteré que la sede nacional del PAN se volvió algo así como un horno candente donde se cocina la elección de un nuevo dirigente para el partido en el poder, donde los distintos grupos son los chefs panaderos que se jalonean la masa y la azúcar porque todos quieren ser los que preparen y horneen el nuevo PAN.

Y es que el panismo entró en una obligada revisión de sus liderazgos y fuerzas internas, luego del estrepitoso fracaso de Germán Martínez y el grupo calderonista que controla actualmente al partido y que lo llevó a perder en las pasadas elecciones un gran número de votos y posiciones importantes que pasaron a manos del PRI ante las malas estrategias de campaña y el contundente voto de castigo al gobierno de Felipe Calderón.

Luego de que el panadero Germán tiró la masa y dijo: “Yo me voy por dignidad”, son varios los que le quieren entrar a encabezar al panismo. Y anoche en su sede nacional hubo reuniones entre varios de los aspirantes y cabezas de grupo que buscan negociar el relevo en el Comité Ejecutivo Nacional y buscan para ello a un dirigente que concilie a los distintos grupos y evite que se profundice una ruptura entre los dolidos panistas.

Encabezando el grupo de Calderón, dos son los operadores que manejan el relevo: Josefina Vázquez Mota y César Nava, los dos diputados electos, aunque la primera llega por la vía plurinominal y como jefa de campañas fracasó junto con Germán, en tanto que Nava es de los pocos calderonistas que puede presumir que ganó su elección y lo hizo de manera contundente.

Junto con ellos se movía anoche, en el amasadero de la sede panista, el nombre del paisano de Calderón, senador José González Morfín, como otra de las opciones que el Presidente tendría para negociar con los grupos conservadores del panismo que se niegan a aceptar una nueva imposición de Los Pinos y quieren que el partido lo encabece uno de los suyos, tras el fracaso de los calderonistas.

Frente a los intentos de Calderón de mantener el control del partido, hay varios grupos fuertes dentro del panismo que intentan evitar más imposiciones del Presidente. De un lado está el grupo de Diego Fernández de Cevallos, que en esta coyuntura ha vuelto a jugar un papel activo en la grilla panista; y del otro lado está Santiago Creel, convertido en la cabeza de un grupo que se ha vuelto el contrapeso más fuerte a los calderonistas y pelea la dirigencia del partido.

Creel impulsa los nombres de Javier Corral y Ricardo García Cervantes como posibles relevos de Germán Martínez, aunque él mismo no se descarta como una opción que evite la llegada de otro incondicional del Presidente. Junto a Creel se mueve Francisco Ramírez Acuña, el nuevo diputado que de ser un prospecto fuerte para la coordinación parlamentaria o incluso para la dirigencia, se debilitó ante la penosa derrota que sufrió el PAN en Jalisco, donde el priísmo le arrebató los cuatro municipios de la zona metropolitana de Guadalajara.

Los jaloneos anoche, pajaritos, eran por encontrar un nombre que haga de puente entre los grupos internos del panismo y evite que se ahonden las diferencias internas. Nava es visto como una opción de los calderonistas que tiene a su vez el visto bueno de los grupos conservadores y ultraconservadores del panismo; el problema es que los grupos que se oponen a Calderón y lo culpan de la derrota panista no quieren que se repita la experiencia de Germán Martínez, que por ligar al partido incondicionalmente con el Presidente, agravó el daño electoral para el panismo.

Veremos si los panaderos blanquiazules se ponen de acuerdo y si pronto cocinan el nuevo PAN que se sacuda el fracaso de los recientes comicios. Porque si no hacen algo, el 2012 se les irá de las manos y ya pueden despedirse de la Presidencia dentro de tres años. ¿O no, pajaritos?

08 Julio 2009 03:35:59
La lista de la vergüenza
Que les cuento pajaritos, que ayer no me aguante, y en cuanto supe que ya estaban en la pagina de internet del IMSS la lista de guarderías subrogadas con los nombres de los socios y dueños de esas estancias infantiles a los que el Seguro Social les ha entregado una especie de concesión para que reciban niños de trabajadores afiliados y reciban a cambio generosos pagos del erario.

Y aunque al principio no encontraba mucho y comenzaba a desesperarme y a pensar que la lista había sido ya maquillada y arreglada y que por eso tardo un mes para hacerla publica el director del IMSS, Daniel Karam, de pronto ¡sorpresa!, encontré algunos apellidos conocidos, un señor Torres Calderón, por ejemplo dueño de una guardería en Morelia, que resultó ser Tarcisio Torres Calderón y Guillermo Torres Calderón, primos hermanos del presidente Felipe Calderón, y a quienes se les pagan casi 2,300 pesos mensuales por cada niño que reciben y tienen mas de 200. Saquen sus cuentas.

Buscando más datos, me encontré en el periódico michoacano de Quadratin, que desde finales del 2008 se denunció que el primo del presidente había recibido una concesión para operar una guardería subrogada del IMSS, que empezó a construir de la noche a la mañana, ocasionando quejas y denuncias de los vecinos del lugar. Los hermanos Torres Calderón se defendieron desde entonces, se dijeron “orgullosos parientes del presidente” y afirmaron que no hubo tráfico de influencias para que les otorgaran el permiso para la guardería.

Pero siguiendo con la revisión siguieron las sorpresas: José Fox Quesada, hermano del ex presidente Fox y Marta Lucía Micher Camarena, ex foxista y actual presidenta del Instituto de la Mujer del DF, en el gobierno de Marcelo Ebrard, también aparecen como socios originales de una guardería subrogada en Guanajuato.

Y para que no queden dudas del negocio millonario y fácil en que se volvió tener una guardería del IMSS, sobre todo para los familiares de políticos, que me encuentro también a Oscar Medina Plascencia y Martha Lorena Medina Plascencia, ambos hermanos del ex gobernador de Guanajuato, el panista Carlos Medina Plascencia, que aparecen como socios de la guardería Girasol, cuyo contrato recibieron por adjudicación directa, y que recibe también 2,300 pesos mensuales por cada niño que recibe de trabajadores afiliados al IMSS.

Pero como el trafico de influencias y la corrupción no distingue colores partidistas, también me encontré apellidos ilustres del PRI, como los de su ex dirigente nacional, Genaro Borrego Estrada, cuyos familiares aparecen como socios también de una guardería en Zacatecas, donde una hermana suya Mónica Borrego Estrada y varios de sus sobrinos, son dueños y administran la guardería Querubines, que también recibe presupuesto del IMSS por unos 400 mil pesos mensuales.

En todos esos casos, pajarracos, mas los que se vayan encontrando en la revisión nada fácil de la lista que dio a conocer ayer el IMSS, mas de un mes después de la tragedia de Hermosillo, los contratos se dieron por la figura de “adjudicación directa”, lo que confirma las sospechas que ya había detectado la Auditoria Superior de la Federación, de que ese tipo de contratos, que se otorgan discrecionalmente y sin controles ni vigilancia, se utilizaron para beneficiar a familiares y amigos de políticos, para hacer de las guarderías y del cuidado de los niños de los trabajadores, un negocio millonario y lucrativo donde lo menos que les importa son los pequeños y su bienestar, y si los presupuestos públicos de entre 400 mil y 600 mil pesos mensuales que recibe una guardería subrogada, según su capacidad para recibir infantes.

La verdad, pajaritos, que poca madre, y perdón que hoy si lo dije textual y sin aguantarme, pero no encuentro calificativos mas respetuosos para ustedes los lectores, para describirles lo que se ha vuelto un comercio grotesco, un trafico de influencias inmoral y un negocio falto de toda ética, que está detrás de los 48 niños muertos en Sonora y decenas de esos pequeñitos que quedaron marcados de por vida.

Y seguro saldrán los políticos cínicos y sus cínicas familias a decirnos que “todo es legal”, que no están cometiendo ningún delito, que el suyo es un negocio lícito. ¡Pamplinas! Pajaritos, convertir a los hijos de trabajadores afiliados al IMSS, que se ven obligados por necesidad a dejar sus hijos en custodia del Estado mexicano, en auténtica mercancía, en carne de cañón de voraces y ambiciosos políticos y sus familiares, me parece asqueroso, detestable. Y ya no le sigo pajaritos, mejor me despido porque estoy bien enca….

07 Julio 2009 03:22:12
De vuelta al jurásico nacional
¡Híjole, pajaritos! Qué les cuento, el domingo por la noche tuve un sueño horrible, casi una pesadilla. Soñé que los dinosaurios volvían a gobernar la Tierra y que, particularmente en México, por extrañas y azuladas razones, los saurios gigantes encontraban la condiciones idóneas para volver, luego de que la especie gobernante en el territorio nacional demostrara escasa capacidad y pocas aptitudes para ejercer el mando.

Y ahí tienen que, tras convencer a las otras especies que pueblan estas tierras de que ya no eran tan peligrosos, que ya habían cambiado y que no iban a volver a sacar sus afiladas garras con las que impusieron durante siete décadas el terror autoritario, los dinosaurios volvieron y caminaban de lo más campantes lo mismo por los territorios estatales que arrebataban que por la jungla de San Lázaro, donde volvieron a imponer su ley.

Así, en mi sueño veía lo mismo beatriciraptors de coloridos pelajes que se pavoneaban felices por las praderas legiaslativas, hasta temibles manliosaurios rex que atemorizaban al resto de los saurios con sus colmillos, goberceraptos que hacían de los estados sus territorios exclusivos y hasta una manada de jóvenes metrosexaurios tricolores que lideraba un peñatosauro copetón que parecía ser el más popular de aquel parque jurásico.

“¡Duende, duende, despierta que ya te tienes que ir al noticiario de la tele!”, me dijo la Mafufa mientras me zarandeaba y despertaba de lo más profundo de mi sueño, justo en el momento en que los dinosaurios tomaban de regreso el poder. “Pero ¿qué tienes?, estás sudando. Otra vez con tus sueños guajiros con la Angelina Jolie de seguro”. No, le dije a la Mafufa, esta vez no fue nada de calenturas, fue horrible, una auténtica pesadilla.

Cuando le conté a la bruja mi sueño, me sorprendió que mientras yo le narraba todavía exhaltado y espantado las escenas de los depredadores dinosaurios merodeando en el país, la Mafus no paraba de reír, como si le estuviera yo contando un chiste o una película del Jim Carrey, ese que tanto la divierte. “No, Mafufa, es en serio, mi sueño era tan real, que casi podía tocar a los dinosaurios con sus enormes colmillos y sus garras afiladas”.

“¡Ay, mi duendecito, tú siempre tan simpático!, ¿pues qué no sabes que lo tuyo no fue un sueño?: es real, los dinosaurios están aquí, de vuelta y son la nueva especie gobernante en este país que fue su reino abosulto durante tantas décadas. No lo soñaste, duende, lo que pasa es que como te dormiste desde la tarde, perdiste la noción del tiempo”.

En cuanto reaccioné y tomé el periódico del lunes pude ver los encabezados y entendí que la Mafufa no mentía. ¡Era verdad!, ahí estaba la beatriciraptor muy sonriente mientras avanzaba al frente de una vasta manada de saurios de todas las especies que con sus garras afiladas —listas para coger lo que se pueda del erario— y con las colas largas, tan largas que a cada rato se las pisan, se veían dispuestos a regresar por sus fueros y a desplazar a las débiles especies azules que no pudieron acabar con ellos ni con su sistema de vida y los trajeron de regresos con sus yerros.

¡Qué rabia y qué miedo, pajaritos, y yo que creí que ustedes los humanos de veras podían aprender de sus tropiezos! Pero ya me di cuenta que no, que la memoria histórica no es lo suyo y que, desesperados ante la ineptitud y la improvisación de las especies azules, no les importa regresar con los carnívoros y asesinos que depredaron por años el erario y la riqueza nacional. ¡Total, como dice la mayoría que también se equivoca: “Más vale malo (y corrupto) por conocido, que torpe (e inútil y también corrupto) por conocer”.

Así que cuidado, pajarracos, porque los dinosaurios están de vuelta. No importa que a algunos los vean jovencitos, bien peinados y con pinta de galanes decentes. La verdad es que detrás de esas caritas de estrellas de televisión, debajo de los copetes envaselinados, las sonrisas de pantalla y la apariencia de supuesta renovación general, se esconden los mismos instintos depredadores y rapaces que por siete décadas impusieron su régimen de terror autoritario. Son los mismos; no han cambiado y sí, están de vuelta.

25 Junio 2009 03:32:47
Sonora: es la guerra
¡Tómala, barbón!, ¿escucharon ayer la nota, pajaritos? Al mismo tiempo que la PGR anunciaba que atrae la investigación sobre el incendio en la guardería ABC de Hermosillo, donde murieron 47 niños, y advertía que ubicará y consignará a todos los responsables, sean particulares o funcionarios estatales o federales, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, en el papel de fajador de Los Pinos, le exigía al gobernador sonorense, Eduardo Bours, que modifique “el tono altanero” con el que se ha dirigido al presidente Calderón.

Como diría la Mafufa: ¡ahora sí que se puso bueno el caldo de murciélago!; y es que, pajarracos, después de días de andar como auténticas verduleras políticas: “No, que si tú eres el culpable”, “no, pero que la bodega era tuya y fue tu culpa”, y de que se han olvidado que lo que hay en medio de esta tragedia son las vidas inocentes de niños de escasos tres años que murieron por la corrupción y negligencia criminal de todos ellos, parece que ahora sí avanzarán las indagatorias.

Lo deseable ahora es que el procurador Eduardo Medina Mora —tan proclive a politizar la procuración de la justicia y a judicializar la política— no se vuelva un promotor de campaña del PAN y sume las investigaciones del incendio a la estrategia del CEN panista y su presidente, Germán Martínez, para sacar raja política a la muerte de esos pobres niñitos.

Porque seguro se enteraron ustedes, yo se lo leí a mi cuate Salvador García Soto, el señor periodista, que los panistas han desplegado toda una estrategia urgente de campaña en Sonora porque creen que tras la trágica muerte de los niños de la guardería, ellos pueden capitalizar el descontento social contra el gobierno de Bours para tratar de darle vuelta a las tendencias electorales a favor de su candidato a la gubernatura, Guillermo Padrés, sobre el abanderado priísta, Alfonso Elías.

Me pregunto entonces si Medina Mora hará una investigación judicial imparcial y profunda en la que caigan todos los que tuvieron algún tipo de responsabilidad o negligencia para que esos niños pasaran, a su temprana edad, un infierno que a algunos de ellos les cortó de tajo su pequeña vida y a otros los dejó marcados para siempre.

Y me lo pregunto porque ayer, en la misma conferencia de prensa donde el procurador anunció que la PGR se hará cargo desde ahora de la investigación del incendio, estuvo presente el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, para reprocharle al gobernador Bours por su “tono altanero” usado al dirigirse al Presidente.

¿Por qué mezclar las cosas y por qué no separar desde ahora la parte estrictamente jurídica y judicial, con la investigación de la PGR, y la parte política de la confrontación pública entre el gobierno federal y el gobierno de Sonora? El que aparecieran juntos, en el mismo acto, el procurador y el secretario de Gobernación, uno hablando de una investigación a fondo y el otro haciéndole reproches políticos al gobernador sonorense no es, para nada, una buena señal de que habrá una indagatoria fuera de lo político. Como diría mi viejo amigo don Jesús Reyes Heroles, en política la forma es fondo.

En fin, pajarracos, ¿ustedes qué creen: hará la PGR una investigación profesional e imparcial para castigar a todos los responsables de la negligencia y corrupción criminal en el caso de la guardería?, ¿irán contra todos sin importar que se apelliden como la esposa del Presidente, que sean amigos del gobernador Bours o que sean secretarios actuales del gabinete presidencial?

EL BAÚL DEL DUENDE… Ayer en Nueva York, el secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero, tuvo una buena y una mala. La buena, que en la llamada Gran Manzana le elogiaron y hasta imitaron el programa Oportunidades de la Sedesol, que está siendo aplicado en Nueva York con el nombre de Oportunities NY y copia el modelo mexicano; y la mala fue que Cordero dijo en un foro de la ONU sobre la crisis económica que “ya pasó lo peor” y que “hay signos alentadores de recuperación”, mientras que el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, aseguraba que esta crisis es tan profunda que aún faltan años para hablar de recuperación… Me voy, pajaritos, porque la Mafufa está guisando para la cena intestinos de rata panteonera, mmmm, ya se me hizo agua la boca. ¡Regresaré! Ja, ja, ja…
18 Junio 2009 03:53:43
PRD: matrimonio forzado
Cuando pienso en el PRD, pajarracos, me vienen a la mente esas parejas de matrimonios destructivos que desde hace tiempo ya no se soportan, se lamentan y se la mientan a cada rato por seguir juntos, pero una extraña costumbre y un clarísimo interés monetario los mantiene juntos aunque se traicionen uno al otro, se repudien y hablen mal de cada cual, y se muevan cada uno con intereses que ya no son comunes.

Ése es el caso de Andrés Manuel López Obrador y la corriente de Los Chuchos que encabeza el dirigente nacional del PRD, Jesús Ortega. Hace ya un buen rato que las diferencias entre el ex candidato presidencial y el grupo Nueva Izquierda se fueron ahondando tanto y se hicieron tan profundas, que en los hechos ya ni siquiera hay entre ellos comunicación, por supuesto no se respetan mutuamente, y hay una ruptura de facto sin que ninguno de los dos se atreva a dar el primer paso para hacer su rompimiento público y oficial.

O díganme si no es eso lo que vemos en el enredado caso de la candidatura del PRD en Iztapalapa, pajaritos. Aunque no fueron directamente Los Chuchos los que operaron el golpe contra López Obrador, al cancelar el Tribunal Electoral federal la candidatura de su pupila Clara Brugada en Iztapalapa, y más bien esa fue una venganza directa de René Arce contra el lopezobradorismo que quería arrebatarle su coto de poder, lo cierto es que en la disputa por el principal bastión perredista a nivel nacional, volvió a hacer crisis la convivencia forzada que desde hace tiempo mantienen el tabasqueño y el grupo de Ortega.

“¿Pero por qué si no se soportan, más bien ya se detestan, ninguno de los dos toma la iniciativa y anuncia la separación y el divorcio?”, me pregunta la chismosa de la Mafufa cuando ve lo que escribo mientras me sirve mi delicioso té de ojo de sapo y le pone una pizca de vísceras molidas de rata. Ay, mi brujita, ¡qué pregunta!, pues porque, igual que ocurre en esos matrimonios de conveniencia de los que les hablaba, ninguno de los dos quiere dejar la casa familiar que es el PRD, no quieren arriesgarse a quedarse en la intemperie política o a terminar en un departamentito de otro partido, y mucho menos quieren perder el millonario presupuesto que sostiene a la enorme mansión que construyeron juntos.

“¡Ay, pero qué feo, porque ahí se andan poniendo los cuernos en público, siendo infieles con otros logotipos o acercándose de más al gobierno panista!”, apunta insidiosa mi Mafus y la verdad tiene razón. Es kafkiano, puramente surrealista, ver a López Obrador anunciar públicamente que apoyará al candidato del PT en Iztapalapa, pero que además les pide a los perredistas votar por ese otro partido y si logran que gane, hacer que el abanderado petista renuncie para dejarle el paso libre a la descobijada Clarita Brugada.

Y aunque no es nuevo que AMLO apoye a candidatos de otro partido y lo ha hecho abiertamente en estas elecciones, donde en algunos estados es perredista y en otros hace campaña por los candidatos del PT y Convergencia, Los Chuchos, que sabían de sus públicas infidelidades, que violan flagrantemente los estatutos del PRD, esta vez, cuando lo hizo en Iztapalapa, el principal semillero de votos perredistas en el país, ya no se aguantaron y Jesús Ortega llamó a AMLO “traidor”.

Falta ver cómo responde el tabasqueño, que ya dijo que por el momento no se va del PRD, pero el pleito está creciendo en intensidad y no se descarta que esta vez sí llegue la ruptura, tan evitada y pospuesta de ese matrimonio forzado e incómodo en el que se ha convertido el PRD.

La desbandada de lopezobradoristas también comenzó hace algunos meses pero se va a intensificar tras la guerra por Iztapalapa; ya renunció a la dirigencia del PRD capitalino Alejandra Barrales, quien a pesar de estar obligada por la ley y por el fallo del Tribunal Federal, se pasó por el arco del triunfo la orden de registrar ante el IEDF a Silvia Oliva como nueva candidata del PRD en Iztapalapa.

Seguro se irán muchos más y el 5 de julio la fuerza perredista en Iztapalapa menguará afectando no sólo al partido a nivel nacional sino a varios suspirantes presidenciales del PRD, léase Marcelo Ebrard y el mismo AMLO. La pregunta es cuándo se hará oficial el inicio del divorcio inevitable. ¿Llegan juntos a las elecciones del 5 de julio o se separan antes?
09 Junio 2009 03:42:24
¿Anular es la opción?
“¿Y tú, vas a votar por más de lo mismo o vas a anular tu voto?”, me dijo ayer la Mafufa con esa voz mandona suya con la que más que preguntarme, casi me está ordenando lo que, según ella, debo hacer. “No lo sé todavía, pero de que voto, voto”, le respondí yo, tratando de evadir la presión de la bruja que anda ya militando en una de esas muchas organizaciones ciudadanas que crecen como la espuma igual que su llamado a la anulación del voto.

Porque igual que la Mafufa son muchos ya quienes se están organizando y llamando a protestar con la emisión de votos nulos; ya sea con taches, leyendas o mentadas inscritas en la boleta electoral o hasta con el vacío indiferente de un voto en blanco, cada vez son más los ciudadanos anónimos o conocidos personajes públicos de los más distintos ámbitos los que se enrolan, personal o colectivamente, en esto que llaman un “movimiento de protesta” contra el extraviado e inepto sistema político y electoral en México.

Seguro, pajarracos, han sabido de académicos, periodistas, activistas de derechos humanos, profesionistas, representantes de minorías o líderes sociales que se suman a este activismo contra el voto a los políticos, sean del signo que sean. En mis tardes de internet en el Castillo me he topado con todo tipo de invitaciones, correos, mensajes y declaraciones de quienes creen, no sin una dosis de idealismo e ingenuidad, que si se le hace el vacío electoral, nuestra soberbia y cínica clase política se verá obligada a escuchar.

Pero lo que más me ha sorprendido, les confieso, es ver que la idea de promover la anulación del voto va permeando cada vez más en sectores pensantes de la sociedad, y lo más extraño todavía: a ese movimiento se están sumando políticos, sí, leyeron bien, pajarracos, dije políticos, de los que han hecho carrera, ocupado cargos públicos y de elección en el sistema político y electoral y que hoy le piden a los ciudadanos protestar contra ese mismo sistema anulando su voto.

En las últimas horas me enteré al menos de dos casos. El primero fue el de la maestra Rosalbina Garabito, militante de izquierda de toda la vida, figura del comunismo y fundadora del PRD.

Ella fue una de las que promovieron durante años la idea de que la izquierda mexicana tenía que volverse una “opción electoral”, que los movimientos comunistas tenían que competir por la vía de las elecciones para buscar llegar al poder e instaurar sus ideas sociales.

Eso fue lo que hizo a Rosalbina apoyar en 1988 la creación del Frente Democrático Nacional, que apoyó la candidatura a la Presidencia de Cuauhtémoc Cárdenas en las elecciones presidenciales de aquel año, y lo que la llevó a ser después una de las figuras principales en la fundación del PRD. ¿Qué pasó en el camino? Hace años que Rosalbina dejó de militar activamente en el perredismo y se volvió incluso una crítica de las corrientes internas y los movimientos clientelares que dominan al partido de izquierda.

Hoy, de plano pajaritos, Garabito pide a los ciudadanos que vayan a las urnas a emitir su voto el 5 de julio, pero que no lo hagan a favor de ningún partido o candidato, sino que anulen la boleta y expresen de esa manera su inconformidad con la manera en que se están conduciendo los partidos y el sistema electoral.

Pero si de una política de izquierda pudiera ser sorpresivo, imagínense lo que pensé cuando la Mafufa me contó que su amiga Dulce María Sauri Riancho, la que fue presidenta nacional del PRI, gobernadora de Yucatán, diputada, senadora, alumna predilecta del fallecido cacique Víctor Cervera Pacheco, hoy está llamando al electorado a anular su voto en los próximos comicios.

Ella, la Sauri, la misma que hace unos años, en el 2000 para ser exactos, hacía campaña por todo el país para pedir el voto a favor del PRI, la que por la vía de los votos llegara a varios de los cargos que ha ocupado, hoy dice que no vale la pena votar por los partidos actuales, incluido el suyo, y que la política mexicana “está dominada por los poderes fácticos” e intereses de grupos económicos y empresariales que son los que controlan a los partidos, a los congresistas y a los candidatos.

Ver para creer, pajaritos. Hasta los mismos políticos dicen que hay que protestar contra sus compañeros y anular el voto. ¿Y ustedes qué creen?
04 Junio 2009 03:57:04
Entre la crisis y la frivolidad
Calderón sonríe junto a toda la constelación de estrellas de Televisa que con reminiscencias salinistas, salen a apuntalar a un gobierno en momentos de crisis; Marcelo dice que buscará a Shakira y a Bono para que le ayuden a promover la ciudad y su imagen, que quedó destrozada por la epidemia de influenza; Calderón va a saludar a los jugadores de la Selección y se toma la foto con ellos en vísperas de un partido casi de trámite; Marcelo va a saludar hasta su hotel a los actores de Hollywood que protagonizan la película Star trek; Calderón recibe en Los Pinos al actor que da vida en la pantalla a los hombres mutantes.

¿Cómo se llamó la obra, pajaritos? A falta de pan, más circo. Nuestros gobernantes, sean del partido que sean, recurren en esta época crítica para el país, en la que se juntan peligrosamente la cada vez más grave crisis económica con la inseguridad y una latente crisis social, a la vieja fórmula que tanto practicaron los romanos. Si el pueblo está algo inquieto, hay que darle buen circo, en calidad y cantidad.

Circo, pajaritos, que lo mismo se ve en forma de vistosos y mediáticos operativos contra el narco que detienen espectacularmente a 10 alcaldes, funcionarios, policías, jefes policiacos y hasta agentes de Tránsito a los que se hacen acusaciones de vínculos con el crimen organizado. Cifras sorprendentes de detenidos, casi 200 pero ninguno hasta el momento consignado; todos extrañamente arraigados, retenidos bajo esta nueva figura legal en la que aún no les prueban nada pero igual los privan de su libertad. A todos, curiosamente, se les vence el arraigo unos días después de que pasen las elecciones del 5 de julio.

¿Qué va a pasar después si no les pueden probar las graves acusaciones que les hace el gobierno federal? Los van a soltar con un “usted disculpe, nos equivocamos”. ¿Y el ridículo monumental que haría un gobierno que dijo que ahora sí acabaría con las redes de complicidad de la política que han protegido y protegido a los narcos por décadas?

Pero el circo político no distingue colores, pajarillos. Del lado de la izquierda también saben ser frívolos, y Marcelo Ebrard busca desesperado cómo levantar la imagen y la economía de la ciudad, que él mismo contribuyó a tirar con su sobrerreacción ante el problema de influenza que la afectó. Si tiene que ir a visitar a actores hollywoodenses a su hotel para que lo reciban, no importa; si tiene que lanzar campañas de promoción que después le son copiadas por el gobierno federal pero con muchos más recursos, lo hará. Es época de crisis y en medio del desempleo que se agrava en la ciudad y la economía local que se deprime junto con la de todo el país, se hará lo que se tenga que hacer.

¿Se han fijado, pajarracos, que curiosamente las dos campañas promocionales que buscan promover el turismo y reactivar la imagen del DF y del país hablan de “vida”, de vitalidad?: “México, ciudad llena de vida”, reza el lema de promoción del GDF en la que por cierto me invitaron a participar. “Vive México”, reza la campaña millonaria de Calderón, y la insidiosa de la Mafufa se pregunta mientras prepara la cena: “¿Vive México..., y quién lo mató?”.

El baúl del Duende… ¿A alguno de ustedes le interesa una Hummer, pajaritos? Se los pregunto porque yo busco deshacerme de la que me regaló mi comadrita Elba. Ahora que me enteré que la quebrada General Motors tuvo que vender la marca de las camionetas Hummer, esas que usan lo mismo ricachones ostentosos que narcos, me preocupé porque no sé si eso encarecerá las refacciones. Ya le dije a mi comadrita que se lleve su camioneta, que mande por ella al castillo, pero en una de ésas si no la recoge, la rifo. Ya les avisaré de los boletos… ¡Ay, Georgina, qué muchacha tan ocupada!, le dijeron a la secretaria de Energía los legisladores del Congreso. Y es que cuando los diputados y senadores, molestos con la funcionaria calderonista, le reclamaron porque se había tardado 40 días para instalar el nuevo Consejo independiente de Pemex, con lo que violó la ley, la secretaria que fuera maestra del presidente Calderón le respondió a los congresistas: “Es que estaba muy ocupada, primero fue la visita del presidente Obama, luego la epidemia de influenza, luego…” la respuesta de la Kessel molestó tanto a los diputados y senadores que ya analizan iniciarle un juicio político… Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré! Ja, ja, ja, ja…

02 Junio 2009 03:16:59
¿Todos celebraron a la UNAM?
Ayer pajarracos, bueno más bien desde el domingo en la noche, todo era celebración para los universitarios. Autoridades, estudiantes, maestros, personal y aficionados de la UNAM, celebraban desaforadamente el triunfo que los hizo merecer el campeonato de futbol; desde el rector José Narro hasta las decenas de miles de jóvenes que abarrotaron el domingo en la noche el Angel de la Independencia, había muchos contentos y que expresaban su reconocimiento futbolero a la universidad nacional.

Hasta en los círculos políticos llegaba la euforia. El gobierno del DF anunciaba que les daría la medalla de la ciudad a los jugadores de los pumas, y Marcelo Ebrard, que se hizo presente en los estadios durante los partidos de finales, dejaba sentir una vez más su cercanía no sólo de aficionado, sino de universitario con el rector Narro y con la UNAM.

Pero me llamó la atención una cosa, pajaritos, que en Los Pinos no hicieran ahora nada relativo al equipo campeón del futbol mexicano.

Me acordé que en enero pasado, por ahí del día 14 para ser exactos, el presidente Calderón recibió en la residencia oficial de Los Pinos a la plantilla de jugadores y directivos del Toluca, un par de días después de que se había coronado campeón del futbol mexicano en el torneo de invierno.

Hubo entonces acto oficial, recepción del presidente y hasta discursos de felicitación para los campeones del Toluca. ¿Los habrá también ahora para los campeones de los Pumas? De ser así no lo han anunciado todavía; y a lo mejor me estoy adelantando, pero se me hace que el presidente no siente especial simpatía por la UNAM, pajarracos.

Porque en los dos años y medio que tiene como presidente, Felipe Calderón no ha acudido ni una sola vez a la universidad nacional. Mantiene con el rector José Narro y con su antecesor Juan Ramón de la Fuente, una fría y algo distante relación que no es común entre los presidentes y las autoridades de la universidad pública más grande e importante del país.

Salvo una ocasión, en la celebración del “día del médico” del año pasado, el 22 de octubre en el auditorio del Centro Médico Nacional, el presidente y el rector de la UNAM no han tenido contacto personal. Ni el rector ha sido invitado a Los Pinos ni el jefe del Ejecutivo ha sido invitado a la universidad. ¿No se les hace extraña tanta frialdad pajaritos?

La verdad es que el distanciamiento entre Los Pinos y Ciudad Universitaria parece provenir desde las campañas presidenciales del 2006 y su estela de polarización, divisiones y rencores. El activismo abierto de Juan Ramón de la Fuente, entonces rector de la UNAM, a favor de Andrés Manuel López Obrador, hizo que Calderón guardara varias afrentas y facturas que parece estar cobrando con su distancia de la Universidad y sus actuales autoridades.

Ustedes saben, pajarracos, que el rector Narro fue uno de los más cercanos colaboradores de De la Fuente y que forman parte del mismo grupo político y universitario, y es muy posible que a eso obedezca la frialdad en el trato entre actual ocupante de la Torre de Rectoría y el inquilino de Los Pinos, que por lo demás es mutua, tenga que ver también con eso.

¿Pero y el trato institucional y la institucionalidad de la política? Ah pajarillos ¡pamplinas! Eso queda en segundo plano y es evidente que actualmente en la UNAM tienen mucha más empatía y cercanía por el gobierno de Marcelo Ebrard, que por la administración calderonista con la que ya ni siquiera tienen que tratar los asuntos del presupuesto universitario que se negocia directamente en San Lázaro, con los diputados.

¿O no fue evidente como Marcelo apareció en el palco del rector como invitado de honor en la final del futbol y como, desde las tribunas aledañas al palco principal del estadio México 68 se organizaban porras y cánticos de apoyo y simpatía hacia al jefe de Gobierno?

Así que es posible que no todos hayan festejado tan eufóricamente el triunfo de la UNAM. Y que tampoco veamos esta vez recepción oficial en Los Pinos para el equipo campeón del futbol y sus directivos. ¿O sí?

26 Mayo 2009 03:54:10
Ah, que el vivillo de Sodi
Hasta ahora había pensado, pajaritos, y se los confieso no sin algo de rubor, que de lo mejor que tenía Demetrio Sodi, además de su gran trayectoria política y conocimiento de la problemática urbana, eran sus sobrinas y ahijadas, donde se encuentran varias mujeres hermosas de la dinastía Sodi. Pero el fin de semana, que estaba yo viendo el futbol en el Castillo, me di cuenta que Demetrio tenía además otra cosa buena: el colmillo retorcido para burlar la ley y sonreír al mismo tiempo.

Seguro a algunos de ustedes les pasó como a mí, que se sorprendieron mientras veían cómo el señor Sodi de la Tijera, candidato del PAN a jefe delegacional en Miguel Hidalgo, aparecía de pronto en una pausa del partido de Pumas-Puebla, en el estadio de CU, donde se metía de pronto con un discurso de campaña, aparentemente en una entrevista “espontánea” que le hacía un comentarista de futbol.

En varios minutos que, aparentemente le robaba al ingenuo comentarista que se acercaba a entrevistarlo al descubrirlo entre el público, el señor Sodi aprovechó para decirle a los electores por qué cree que es el mejor candidato a gobernar Miguel Hidalgo, una de las demarcaciones más importantes del DF, nada menos que donde se ubican Los Pinos, y por qué los electores debían optar por el partido que lo postula, el PAN, para gobernar en esta ciudad.

Es decir, en los tres o cuatro minutos que duró la supuesta “entrevista espontánea”, Sodi hizo campaña abiertamente y en cadena nacional, fuera de los tiempos oficiales que le marca la ley para que él y su partido puedan anunciarse y promoverse, sin que tengan que contratar espacios pagados a los canales de TV, algo que por cierto, les prohíbe expresamente la ley federal electoral.

Ya había oído, pajarracos, algunas versiones de que las televisoras, impedidas por la ley para hacer el negociazo de vender tiempo para spots a los partidos y a los candidatos, habían recurrido a algunas formas bastante peculiares para burlar la ley, y de paso burlarse del IFE, al venderles a los aspirantes novedosas formas de entrevistarlos, invitarlos a programas que no eran de noticias o hasta simular como “notas” o “información” auténticas gacetillas que lo único que hacían era promover la imagen de un partido o candidato.

Pero todo eso se ha afirmado siempre sin que nadie pruebe claramente cómo es que los partidos y sus candidatos se ponen de acuerdo y negocian “por debajo del agua” para burlar la ley y burlarse a la vez de las autoridades electorales y de la sociedad toda. El caso es que cuando estaba yo que no daba crédito a la maniobra de Demetrio Sodi y de la televisora que le cobró por hacerle una entrevista de propaganda simulada, me llegó un correo con algo que no me dejó lugar a dudas.

En la agenda de actividades de campaña del señor Sodi para el pasado sábado, que se envió a las jefaturas de información de los medios y a los reporteros que cubren su campaña desde el viernes por la noche, aparece una actividad programada para las 16:45 de la tarde, hasta las 19:00 horas, y dice textual: “Participará (Demetrio Sodi) con los comentaristas de Televisa Deportes en la transmisión del partido de la semifinal del torneo de Clausura del futbol mexicano, entre los equipos Pumas vs. Puebla, desde el estadio de CU”.

Es decir, pajarracos, que el señor Sodi ya sabía, igual que todo su equipo que se lo puso en la agenda oficial de actos de campaña, que el periodista deportivo de esa televisora se iba a acercar “casualmente”, lo iba a descubrir entre el público y le iba a hacer una pregunta boba para que él aprovechara los minutos que le dieron para hacerse promoción, promover su candidatura y de paso al partido que lo postuló, o sea el PAN.

Una de dos: o es adivino el señor Sodi y tuvo una visión sobre lo que ocurriría y por eso se presentó a esa hora y en ese lugar del estadio de CU para aprovechar la oportunidad gratuita que le daba una televisora de hacerse publicidad, o el señor Sodi, su partido y su equipo de campaña sabían que los iban a entrevistar, tenían preparado todo el numerito para hacer pasar por algo “espontáneo” esa entrevista pactada, y lo que es peor, Demetrio Sodi y el PAN están violando la ley y están pagando “por debajo del agua” a esa televisora para que les haga spots disfrazados de entrevistas espontáneas. ¿Ustedes que creen?
19 Mayo 2009 03:46:23
Tache al doctor Carstens
Que la opinión publica lo reprobara desde hace tiempo y que en el vox populi se le pusiera como ejemplo de un pésimo previsor del tamaño de la crisis económica mundial que golpeo al país, es algo que quizás no le importaba mucho al doctor Agustín Carstens.

Al secretario de Hacienda y su grupo de jóvenes subsecretarios y colaboradores “yuppies” que le rodean, las penurias de los mexicanos, el creciente desempleo y las dificultades cada vez mas duras que enfrentan empresas y negocios, tal vez no les dijeran mucho de la gravedad del error de calculo que cometieron cuando empezó la crisis hipotecaria de los Estados Unidos, origen del contagio mundial al que Carstens primero dimensiono como “un ligero catarrito”, y meses mas tarde, cuando ya la mayoría de los mexicanos había sentido el golpe devastador, tuvo que reconocer como un “tsunami mundial”.

Pero algo que si debe calar en el animo y en la autoestima del grupo de tecnócratas y economistas ortodoxos que encabeza el doctor Carstens debe ser que un “tecnócrata mayor” un “dogmático del neoliberalismo”, casi casi un “guru” de los economistas mas ortodoxos del libre mercado, como lo es el ex presidente mexicano, Ernesto Zedillo, haya venido a regresado al país, desde el exilio dorado que le pagan las trasnacionales en el extranjero, para decirles con todas sus letras al titular de la SHCP y a todo su equipo que están reprobados y que las medidas que han adoptado para enfrentar esta crisis son insuficientes.

Porque eso fue lo que hizo ayer Zedillo al urgir a que se adopten nuevas medidas de fondo para sortear la crisis mundial y que en México se agudizo también por la epidemia de influenza. “Se requieren medidas de fondo por impopulares que sean”, dijo el ex mandatario que recomendó impulsar con urgencia una “reforma fiscal definitiva” –léase IVA en alimentos y medicina y mas gravamen al consumo--, y una reforma laboral que flexibilice las formas de contratación y las relaciones laborales en el país.

En resumen, el único ex presidente que hasta ahora no se ha visto envuelto en escándalos –Echeverría acusado de genocidio y exonerado en su decrepitud, De la Madrid con sus tardías confesiones y Salinas en la suciedad de su corrupción--, cuestiona la forma en que hasta ahora ha enfrentado el gobierno de Calderón la crisis y advierte que si el país no se ha colapsado, es gracias a las reformas emprendidas desde los años 80 –de las que dicho sea de paso son autores lo mismo el que Salinas— y a la autonomía de instituciones financieras y solidez de las finanzas que heredo esta administración.

El tache al doctor Carstens debió doler, pajarracos, aunque no tanto como le esta doliendo a muchos mexicanos perder su empleo o a muchos otros cerrar sus negocios ante la caída de ventas o los altos precios de los combustibles o a otros mas seguir emigrando hacia el norte ante la carencia cada vez mayor de oportunidades.

El baúl del Duende…Y ya que andamos en eso de los ex presidentes arrepentidos de haber designado a sus sucesores, valdría la pena que Ernesto Zedillo, que gusta mucho de dar consejos de economía, se diera un poco de tiempo para que nos diga si ha pensado en el grave daño que nos dejo su sucesor Vicente Fox. Claro que el doctor Zedillo podrá decir que, a diferencia de De la Madrid con Salinas o este ultimo con el mismo, no fue el quien designo a quien le siguió en Los Pinos sino “la democracia y el voto de los mexicanos”; y puede que tenga razón. Aunque también es un hecho que Fox no hubiera sido presidente si Zedillo no hubiera contenido al aparato priísta, al que le cerro la llave de recursos federales o si no hubiera mandado un candidato tan gris como lo fue Francisco Labastida. Y eso que fue sin duda pajaritos un merito histórico de Ernesto Zedillo, que también supo sacar provecho del impulso a la democracia, hoy a la luz del desastre que dejo Fox en el país, también podría reclamársele algo al ex presidente. Claro que hábil como es, el empleado de los ferrocarriles trasnacionales y catedrático de Yale, podrá decir, “ni modo el pueblo también se equivoca”…Me voy pajarracos porque la Mafufa esta haciendo de cenar unos taquitos de ojo de rata que para que les cuento. ¡Regresare!, Ja, ja, ja…

07 Mayo 2009 03:23:50
¿Y dónde está la canciller?
¿Se imaginan, pajarracos, que el gobierno de China hubiera tratado como apestados a casi 140 ciudadanos de EU porque en su país hay una epidemia de influenza que tiene ya 642 casos de contagio y dos personas muertas en territorio estadounidense? N’hombre, ya me imagino yo a Hillary Clinton protestando y exigiendo respeto a las garantías de sus compatriotas y gobernados, aún cuando se reconozca la soberanía del gobierno chino para actuar con medidas de control sanitario en su territorio.

¿Pero qué pasa cuándo ese maltrato, vejación y casi humillación ocurre hacia mexicanos por parte del autoritario gobierno de China. ¿Por qué nuestra canciller no sale con fiereza y firmeza a defender a los mexicanos a los que representa?

¿Alguien ha visto a la canciller Patricia Espinosa aparecer públicamente encabezando la defensa de nuestros compatriotas que, lo mismo en China que en EU, en Argentina o en Europa, están siendo objeto de malos tratos, aislamientos y discriminación por el simple hecho de ser mexicanos, sin que existan evidencias científicas de que estén contagiados por el virus de influenza?

Es cierto que el presidente Calderón alzó la voz y calificó de “injustas y discriminatorias” las actitudes de algunas naciones hacia los mexicanos; habló el mandatario de “ignorancia y prejuicios” detrás de ese rechazo que están viviendo nuestros compatriotas y nuestro país en el mundo, y defendió la actuación de México como la nación que inició la guerra en contra del nuevo virus de la influenza humana, aún a costa de decenas de connacionales que murieron.

Pero, ¿y la canciller Espinosa? Ha habido gestiones y acciones diplomáticas como la que permitió repatriar a los 138 mexicanos que estaban aislados e incomunicados en cuatro ciudades de China, o las protestas oficiales ante la ONU, o las que iniciaron también algunos embajadores mexicanos; pero lo que ha faltado, me decía muy indignada la Mafufa, es que Paty Espinosa —como la bruja le dice, pues dizque es su amiga— se vea más enérgica y alce la voz en defensa de los mexicanos discriminados en otros países.

Sobre todo, pajaritos, porque han sido injustas y poco recíprocas las actitudes de varias naciones hacia México y los mexicanos. Ya les comentaba aquí el martes pasado que el gobierno argentino de Cristina Kirchner, en una medida populista y demagógica para su país, fue el primero en cancelar los vuelos desde México, sin acordarse de los 10 mil argentinos que se estima llegaron a nuestro país en los años 80 huyendo de las dictaduras militares o de los cientos de argentinos que siguen llegando a nuestra patria para trabajar y desarrollare en distintos campos.

De los cubanos ya ni hablamos; esperaríamos que, mínimamente, Calderón cancelara su viaje a la isla, programado para junio, como medida de protesta de la actitud precipitada y poco solidaria que tuvo el gobierno de Raúl Castro al cerrar sus fronteras aéreas a los mexicanos.

No se trata, pajarracos, de promover la xenofobia ni de azuzar contra ciudadanos de otros países, pero tampoco se tiene por qué dejar pasar el trato ofensivo hacia los mexicanos ni entre nosotros (que también se han dado casos contra los enfermos de influenza y sus familiares), ni fuera de nuestro país. Si a un mexicano se le demuestra que está contagiado y se encuentra en otro país, por su puesto que las autoridades de cualquier nación pueden y deben proteger a sus habitantes. Pero rechazar, discriminar y aislar a mexicanos por el simple hecho de serlo y sin evidencias científicas de riesgos de contagio, es inaceptable y nuestro gobierno puede y debe protestar para defender a cada mexicano en cualquier territorio.

Hay algunos, desde ex cancilleras hasta bufones, que dicen que se exagera cuando se expresa molestia por el trato discriminatorio a los mexicanos, que ese no es tema y que no tenemos por qué protestar ni indignarnos por lo que ha pasado en varios países.

Tal vez ellos se sienten tan cosmopolitas que no ven razón para la indignación y el coraje, o tal vez es porque no les ha pasado en carne propia ser tratados como bichos apestados y por eso dicen, para parecer de mucho mundo, que eso “no es para tanto”. Bola de agachones.

Comenta esta nota
05 Mayo 2009 03:48:46
¡Qué poca… solidaridad!
¡No se vale, pajaritos, no se vale! La discriminación y la xenofobia que han mostrado varios países hacia México y los mexicanos, por la epidemia de influenza, es totalmente injusta e inhumana.

Pretender que si aíslan a nuestro país o a los connacionales que los visitan evitará que les llegue el virus H1N1 no sólo es de una ignorancia brutal, sino que además demuestra una actitud prejuiciosa porque ese virus ya no sólo está en México sino en muchas otras naciones.

Por eso indigna que algunos países se hayan precipitado a cancelar vuelos procedentes de suelo mexicano o pretendan cerrar sus fronteras a cualquier cosa que evoque a nuestra patria. Especialmente cuando las naciones que lo hicieron han recibido a lo largo de su historia el apoyo y la solidaridad del pueblo y el gobierno de México.

Es el caso, pajarracos, de Cuba y Argentina, los dos primeros países que se apuraron a prohibir que llegaran a su territorio vuelos aéreos de México. ¿Ya se les olvidó a los argentinos cómo aquí se recibió a sus ciudadanos, estudiantes, investigadores, maestros, familias enteras que huían en los años 80 de la dictadura militar? ¿No sabe el gobierno argentino cuántos de sus ciudadanos han emigrado a México en los últimos años derivado de sus constantes crisis económicas y han encontrado aquí trabajo y sustento?

Y en todo caso, decía la Mafufa, ¿por qué si lo que querían era protegerse de la influenza y evitar que el virus llegara a su país, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no decretó también la prohibición de los vuelos procedentes de EU, donde al momento son ya más de 70 los casos de influenza detectados y confirmados? La bofetada del gobierno argentino a México, un país latinoamericano que enfrentaba un brote epidémico, se sintió con toda su carga de prejuicio e injusticia.

Y qué decir de Cuba, pajaritos: si con algún país latinoamericano México fue históricamente solidario y lo apoyó aún en sus peores crisis, ese ha sido Cuba. Salvo en la lamentable y penosa política exterior del foxismo, el gobierno de La Habana recibió siempre el respaldo de México, que por décadas fue el contrapeso al acoso de EU a la isla. Pero Cuba fue el primero en estigmatizar a los mexicanos al anunciar la cancelación total de los vuelos procedentes de nuestro país, cuando el turismo mexicano ha sido por décadas fuente de ingresos para la acosada economía cubana.

Un caso extremo de maltrato a los mexicanos es el de China, donde prácticamente aislaron e incomunicaron a 40 connacionales que estaban de visita en ese país, al grado de sacar a una familia entera de su hotel para llevarla a recluir en un hospital y después internarla en otro hotel de menor categoría. En ningún caso de esos 40 mexicanos había síntomas o probabilidad de que fueran portadores del virus de la influenza humana, pero eso poco le importó al autoritario gobierno de China, que mantuvo aislados a los compatriotas. ¿Acaso en México se hizo lo mismo con los muchos chinos que aquí vivían o estaban de visita en 2004, cuando hubo brotes de gripe aviar en China?

También en los Estados Unidos, los siempre activos grupos antinmigrantes y antimexicanos han aprovechado el tema de la influenza para desplegar campañas mediáticas de racismo y agresión contra paisanos que viven y trabajan en la Unión Americana. Mientras la Casa Blanca ha dado apoyo, con préstamos e investigación, entre sectores extremistas y xenofóbicos de la sociedad estadounidense la epidemia que afecta México ha sido pretexto para reactivar sus campañas de agresión y discriminación.

En lo diplomático ya hubo notas y protestas formales por parte de la Cancillería mexicana. Incluso el presidente Calderón ya declaró que era “injusto y discriminatorio” el trato que estaban dando algunos países a los mexicanos y a lo mexicano derivado de esta emergencia.

Junto con el injusto rechazo de países que se suponían “amigos”, también ha habido la solidaridad y el apoyo de otras naciones a México, como el que han brindado España o Francia, que a diferencia de Argentina, Brasil o Cuba se han mostrado menos racistas y prejuiciosos que nuestros “hermanos latinoamericanos”.

28 Abril 2009 03:54:47
Escépticos
Dice un dicho que la burra no era arisca... Y en México, la tradición de simulación, manipulación, desinformación y hasta ocultamiento de información que por décadas aplicó el Estado, especialmente en la era del PRI, nos dejó como herencia toda una cultura de la desconfianza y la suspicacia en las informaciones gubernamentales.

De las cifras negras de estudiantes muertos en el 68 o de activistas y líderes desaparecidos en la década posterior, a las nacionalizaciones de la banca, las devaluaciones y hasta los aumentos a las gasolinas, los mexicanos se acostumbraron, pajarracos, a un gobierno manipulador.

Si se decía que no habría nacionalización bancaria, habría que prepararse para lo contrario y sacar ahorros de los bancos; si se negaba que tal o cual producto o servicio fuera a aumentar sus precios, habría que prepararse para el ramalazo.

Así, generaciones enteras de mexicanos crecieron con la desconfianza y el resquemor hacia todo lo que informara el Estado y su brazo político del gobierno, actitud que persiste en buena parte hasta nuestros días, y que se manifiesta también hacia los gobiernos del PAN o del PRD, que aunque hayan avanzado aún de manera insuficiente en áreas de transparencia y acceso a la información, siguen incurriendo en prácticas de opacidad y dosificación informativa que mantienen la duda ciudadana, ahora también llamada por el clásico panista como sospechosismo.

Todo lo anterior viene a cuento porque he escuchado por estos días a muchas personas, desde políticos opositores de primer nivel, hasta analistas, comunicadores o simples ciudadanos que se expresan en los foros de internet, que no están de acuerdo con el discurso oficial que habla de la gravedad de la epidemia porcina.

Con argumentos no siempre muy fundados en algunos casos y en otros de plano con puro esceptisismo personal o a veces hasta con especuculaciones, esos escépticos ven en el despliegue de los distintos gobiernos en México, comenzando por el federal y siguiendo por los estados, una especie de estrategia político-maquiavélica, en la que las autoridades están exagerando y manipulando la existencia de algunos brotes de esta enfermedad, para generar una sensación de pánico en la sociedad con cálculos político-electorales.

“Más niños mueren de diarrea en el país, por la pobreza y marginación de algunas regiones, que los que han muerto de la influenza”, decía un buen amigo estudioso de los temas políticos. “Cada año se mueren más de 1,500 personas en México por enfermedades respiratorias y no se considera epidemia”, completaba ayer en el radio un prestigiado periodista que desde que inició la emergencia se ha mostrado abiertamente escéptico a los mensajes y declaratorias oficiales.

Junto con ellos, pululan opiniones de algunos políticos que a nivel de pasillo, en corto, han comentado que todo lo que hace el gobierno tiene un cálculo político-electoral.

“Lo porcino es la forma en que están manipulando y exagerando estos brotes de un padecimiento que se puede controlar”, dijo un líder opositor que pidió no ser citado. Otros políticos creen que con la emergencia se diluye y opaca el arranque de las campañas para unas elecciones que, según las encuestas, adelantaban como gran perdedor al partido en el gobierno.

La verdad, pajaritos, a mí me cuesta encontrar los cálculos políticos en algo tan perverso como esto; dudo mucho que organizaciones internacionales como la ONU y la OMS se prestaran a un juego político perverso. No veo cómo gobiernos como el de EU, Francia, Canadá o España, que han reconocido ya la existencia del virus, en algunos casos en sus territorios y han declarado estado de emergencia, pudieran confaburlarse con las autoridades mexicanas para seguirles un juego que busque beneficiar a uno u otro partido.

Creo, sin embargo, que cada quien es libre de pensar lo que desee y a cuestionar las versiones que se le den; pero si ese alguien tiene una responsabilidad pública, del nivel que sea, y aprovecha su creencia personal, sin más elementos de prueba que su muy personal suspicacia y sus dudas personales, para desorientar, confundir o desinformar, el asunto me parece delicado.
23 Abril 2009 03:44:54
Militares en las calles
La verdad, pajarracos, no sé cómo lo tomaron ustedes, pero yo de pronto no supe si alegrarme o preocuparme con el anuncio oficial que hizo un funcionario de segundo nivel, como el señor Monte Alejandro Rubido, secretario del Consejo Nacional de Seguridad, que así, sin anestesia, y como si fuera asunto menor, salió a anunciar que el Ejército mexicano se mantendría en las calles de la República, combatiendo al narcotráfico y en labores de seguridad pública, hasta el año 2013.

Y cuando digo funcionario de segunda no intento para nada demeritar el trabajo ni la trayectoria del señor Rubido, que la tiene; lo menciono sólo para enfatizar que un anuncio de tal magnitud, con tantas implicaciones y consecuencias, buenas y malas para la vida social y política de este país, debió reservarse al presidente Felipe Calderón, que por ley es el “comandante supremo de las Fuerzas Armadas”, porque al final, quiero suponer, se trata de una “decisión de Estado”.

Las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos por parte de militares, asesinatos de civiles y hasta casos documentados por la CNDH de tortura sistemática en los que incurren los elementos castrenses, son parte de las consecuencias de mandar a los soldados a las calles, a labores civiles, cuando no se les capacita para ello. La otra es las denuncias de corrupción en algunos sectores y mandos del Ejército; y aunque yo soy defensor de la institución castrense, pajarracos, también sé que entre los militares, entre las personas que integran esa institución, también se cuecen habas en materia de corrupción.

Como muestra, publico este correo que me llegó de un lector, cuyo nombre y otros datos que me da omito por razones de seguridad:

“Mi cuñado es oficial del Ejército, diplomado estado mayor; se graduó del Colegio Militar y de la Escuela Superior de Guerra. Tiene más de 12 años en la milicia y ha estado en todo el país tomando diversos cursos de diferente índole.

“Actualmente se encontraba en Chihuahua, incluso antes de que iniciara el operativo Chihuahua. Según me cuenta, él era el brazo derecho del general a cargo de la zona, porque según supe, creo que él era de los pocos con diplomado de estado mayor del regimiento.

“Todo este tiempo que llevo de conocerlo, poco más de 15 años, me he convencido de que es una persona recta (…) Él ha sido tentado por el ‘lado oscuro’, ya sabes, con sobornos y demás situaciones que tú y yo y todo mundo sabemos se dan en el mundo de la mafia, pues es indudable que él no lo ha aceptado, pues como alguna vez él mismo me dijo: ‘Capaz y se trata de un cuatro y hasta ahí llegó mi carrera y en eso, hasta mi vida’.

“Total, que la última vez que nos vimos, que fue en noviembre del año pasado, nos contaba todas las artimañas, negocios y corruptelas en las que estaba metido su jefe, situación que a él no le parecía pero ni modo, no había mucho qué hacer. Finalmente, el viernes pasado, cuando regresaba de cenar, lo estaban esperando en el regimiento.

“Lo detuvieron sin cargo alguno, y lo encerraron, no en las celdas, como sería el procedimiento normal para algún militar que comete alguna arbitrariedad, sino en el depósito de armas, lugar, que después nos contaría mi cuñado, es donde encierran a todo aquél que será sometido a torturas y posterior ejecución (no que ya no había) además, el sargento que lo cuidaba le confirmó que la idea del general era torturarlo y matarlo. De tal manera que mi cuñado encontró la forma de escapar con lo poco que pudo rescatar (tres mudas de ropa) y huir del lugar.

No supimos de él sino hasta el día martes 21 del presente. Nos confirmó que su cuarto, dentro de la zona militar, había sido revisado y saqueado, que le iban o van a levantar cargos por narcotráfico, traición y lo que resulte.

Afortunadamente él tuvo oportunidad de salir y a la mejor, es más, yo diría, lo más seguro, es que ya no suceda nada más, que se olvide la situación, y vivirá feliz por siempre; aunque eso sí, “con su nombre manchado”.

Ahora, qué será mejor: vivir con “el nombre manchado” de ser un desertor del Ejército, o haber recibido honores, por “servir a la patria”, dentro de un cajón de madera. ¿Está cabrón, no crees?” No pues si, de que lo está, lo está.
21 Abril 2009 03:21:52
El obispo incómodo
¿Se enteraron pajarracos que el obispo de Durango se confesó públicamente y dijo saber dónde vive “El Chapo” Guzmán? Monseñor Héctor González Martínez tuvo algo así como una iluminación divina y en unos comentarios que hizo a los medios, dijo que todo mundo sabía en su arquidiócesis, que Joaquín Guzmán Loera, el que supuestamente es el narcotraficante más buscado por el gobierno de México y hasta por la DEA, vivía “ahí, adelantito de Guanaceví”, algo que según el prelado católico era sabido por mucha gente de la región.

Con sus declaraciones, el arzobispo desató la polémica. La Mafufa de entrada propuso que nombráramos al monseñor como titular de la PGR, pues parecía tener mucha más información e interés que el mismísimo procurador de la República para atrapar al Chapo y combatir al narco. Ah, porque también el hombre de sotana dijo que en el sur de su estado, en los límites con Zacatecas, operaba “La Familia” Michoacana, otro de los cárteles más buscados y perseguidos del narcotráfico en México.

De inmediato, no faltaron quienes le sugirieran al arzobispo que fuera a la Procuraduría General de la República para darles luces sobre el paradero de Guzmán Loera. Se lo pidieron lo mismo del Congreso que del gobernador duranguense, Ismael Hernández Deras, quien rápidamente, y algo nervioso, salió a censurar el aparente desliz del jerarca de la iglesia católica.

“¿Por qué tanto escándalo –comentó la Mafufa mientras degustaba unas alitas de murciélago en salsa panteonera que preparó el sábado-- si lo que dijo el padrecito lo dice todo mundo en Sinaloa y Durango; El Chapo se pasea como Pedro por su casa por ahí y hasta por Sonora y esos del gobierno lo saben y se hacen como que no ven nada”.

Las presiones a las que se enfrentó monseñor González Martínez debieron ser muchas; lo mismo en su iglesia como desde el gobierno; porque el domingo, a manera de “aclaración”, el arzobispo duranguense tuvo que salir a precisar que sus dichos sobre el lugar de residencia del peligroso narco, “se basaron en lo dicho por los feligreses que es del dominio público”.

Explico que el simplemente repitió lo que entre los católicos de su grey duranguense es “vox populi” y que no tenia elementos más allá para afirmar lo que afirmo. El problema es que el obispo había hablado nada más y nada menos del hombre más buscado no solo por la policía mexicana, supuestamente, sino por el narco que esta en las listas de la DEA estadounidense y hasta del FBI como uno de los criminales más buscados por la justicia estadounidense.

Fue tal el gazapo o la sinceridad del prelado, según se quiera ver, que después cuando los reporteros le pidieron que abundara sobre la información que lo llevo a hacer tales afirmaciones, el obispo sólo repetía: “Soy mudo, soy mudo, soy mudo”.

Bueno, hasta el resto de los obispos, agrupados en la Conferencia del Episcopado Mexicano, que se reunió ayer, se dijeron preocupados porque algo le fuera a pasar a monseñor González Martínez y que sus dichos pusieran en peligro su integridad.

“Pues a mi no me la pegan”, dijo la Mafufa muy segura después de que le explique yo todo lo que había desatado la declaración del arzobispo de Durango y su posterior retractación. “A mi se me hace que ese curita sabe mucho y que no hablo por hablar. O que ya se les olvido que no hace mucho El Chapo se caso justo ahí en Durango, a plena luz el dia y con tremenda pachanga”, insistió la bruja desconfiada.

Yo sólo recordé que no es la primera vez que las sotanas se ven inmiscuidas en asuntos que tienen que ver con los narcos, y que de la muerte a mansalva del cardenal Juan Jesús Posadas, en 1993, al que supuestamente confundieron justamente con El Chapo, y las entrevistas del ex nuncio de El Vaticano Girolamo Prigione con los hermanos Arellano Felix también en el sexenio salinista, hay una añeja y turbia relación entre los jerarcas de la fe y los generosos delincuentes que han ayudado a la iglesia con sus recursos muy poco santos.

EL BAÚL DEL DUENDE…

A manera de “bienvenida para Alonso Lujambio dos comentarios ayer en medios impresos: uno era justo del semanario “Desde la Fe”, del arzobispado primado de México y cuestionaba si su llegada a la SEP es un mero acto de gatopardismo y de oportunismo político; el otro fue en algunas columnas que lo incluyeron en la lista de presidenciables del PAN. Y el respetable se pregunta ¿Tan flaca y rala esta la caballada del PAN rumbo al 2012 que tienen que meter a un académico como Lujambio con mínima experiencia política?
02 Abril 2009 03:44:37
Grillos en Pachuca
Como si fuera un hervidero de grillos, ayer la capital hidalguense fue escenario de una autentica pasarela política en la que se vieron, juntos y sentaditos codo a codo, al menos cuatro suspirantes presidenciales. Nombre pajarracos, aquello era como meterse a la hoguera de las vanidades. Por alla Manlio Fabio Beltrones saludaba muy sonriente a Beatriz Paredes.

“Como esta mi presidenta –de decía con un besito en la mejilla— ya te oí cantando eh, muy bien”. Bety sonreirá con cara de complacencia, mientras le ponía la otra mejilla a Emilio Gamboa que presenciaba la escena.

Todo transcurrirá en el auditorio “Gota de Plata” de Pachuca, donde ayer el gober hidalguense, Miguel Osorio Chong, daba su IV informe de gobierno y, con una envidiable capacidad de convocatoria –que ya quisieran muchos gobernadores-, convertía el acto en un exhibidero político.

Por ejemplo, Enrique Peña Nieto, pajaritos, hizo su acostumbrada entrada triunfal. Los aplausos para el mexiquense, con su peinado impecable, confirmaron que la inversión en la tele si paga y que por algo es hoy en dia el suspirante mejor posicionado en las encuestas. Además, ya en abierta campaña, el gober choricero se apareció con su Gaviota al lado, arrancando miradas y comentarios.

Fue muy notorio, pajarillos, como en alguna parte de su discurso, el gobernador de Hidalgo, le dio algo así como su “presentación política” a la Gaviota cuando, para morbo de muchos en el atestado salón, dijo: “Quiero agradecerle su presencia, muy especialmente, a la actriz Angélica Rivera”. Las cámaras de televisión que seguían a detalle el evento, enfocaron a la popular Gaviota, que había sido sentada junto a la esposa del gobernador anfitrión, y no faltaron los aplausos para esta especie de “bautizo político” para la compañera de Peña Nieto.

Cuando ya la mayoría había ocupado sus lugares y el gobernador Osorio Chong comenzaba su mensaje ante los diputados del Congreso de Hidalgo, se apareció apurado Marcelo Ebrard. El jefe de Gobierno, también muy bien peinado y con sus lentes de Clark Kent, trato de no hacer ruido, pero los susurros y las miradas fueron inevitables para el autodeclarado aspirante del PRD a la presidencia de la Republica, que era saludado a la distancia por Manlio y Beatriz que le lanzaban sonrisitas amables.

Y ahí estaba yo, pajarracos, observando fascinado a toda esa fauna política que se daban abrazos que parecían fraternales; palmaditas en la espalda, promesas de llamarse para desayunar o cenar; sonrisitas cumplidoras y de cortesía política, aunque en el fondo varios de ellos saben que, inevitablemente, en algún momento serán rivales y se darán hasta con la cubeta.

Pero por ahora era divertido verlos convivir cual civilizados contrincantes. Peña Nieto no dejaba pasar la ocasión para comentarle algo a Ebrard y este a su vez saludaba cortésmente al enviado del presidente Calderón, el subsecretario de Gobernación, Geronimo Gutiérrez. Muy cerca, Ulises Ruiz cruzaba palabras con Fidel Herrera y este le palmeaba la espalda al senador panista Federico Doring, como si el PRI y el PAN anduvieran casi de la mano y no existieran las puyas de Germán Martínez a los priístas.

Desde el jurasico priísta, pajaritos, casi con tanta edad como la mía, me toco ver a algunos ex gobernadores de Hidalgo que pertenecen a la prehistoria. Ahí estaba don Guillermo Rosel, casi tan viejo como yo, Adolfo Lugo Verduzco, Jorge Rojo y Humberto Lugo Gil. Un poco mas jóvenes, aunque ya con evidentes cirugías rejuvenecedoras, se veía Manuel Ángel Núñez y el malencarado Jesús Murillo Karam. Ah, la verdad siempre he pensado que este Murillo es un duende como yo, pero se oculta tras la fachada humana.

El caso es que estaba yo divertidísimo pajaritos, viendo la hipocresía y los enormes egos que se cargan los políticos cuando el gober hidalguense lanzo un llamado que muchos interpretaron con dedicatoria directa a Los Pinos y a la sede nacional del PAN, donde despacha Germán Martínez. “Evitemos las agresiones y las descalificaciones que solo ahondan las diferencias…después será difícil hacer acuerdos”, muchos entendieron el mensaje, y al menos ahí, en la olla de grillos que ayer fue Pachuca, se olvidaron por un rato de las rivalidades y se dieron la mano. A ver quien les cree.

24 Marzo 2009 03:15:12
¡A cazar recompensas!
¡Órale, pajarracos, no se ataruguen! Saquen su cámara fotográfica o de video, su libreta y sus equipos de investigación, que nos vamos a buscar narcos. No, no me volví loco ni me dio por buscarle tres pies al gato; la verdad es que cuando vi las cantidades que ofrece la PGR por información “que lleven a la captura” de varios de los jefes de los cárteles de la droga, decidí que me iba a volver un “cazarrecompensas” y que me pondría a cazar a algunos de los capos más buscados y de esa manera sacar para pagar mis deudas.

Al fin que, le dije a la Mafufa que también se animó a hacer equipo conmigo, ni ha de ser tan difícil. He sabido, por diversas publicaciones periodísticas, que la mayoría de los narcos más buscados, tanto por el gobierno mexicano como por la DEA estadounidense, se pasean a veces de lo más tranquilos por diversas ciudades de México o de EU. Es algo de lo que todos se enteran, menos los países que supuestamente los buscan afanosamente.

Me enteré, por ejemplo, por algo que publicó mi amigo el señor periodista en su columna, de la ocasión en la que Joaquín “El Chapo” Guzmán andaba como Pedro por su casa en Los Mochis el año pasado. Que llegó a un conocido restaurante de esa ciudad y con toda la tranquilidad del mundo, y un impresionante despliegue de hombres armados, ordenó cerrar el lugar y les ofreció a los comensales que si querían quedarse él pagaba la cuenta de todos a cambio de que no protestaran.

Y ahí estuvo “El Chapo”, comiendo y departiendo con los parroquianos y con sus amigos por más de tres horas. Pidió que le llevaran a uno de sus grupos musicales y, entre cantos y brindis, salió del lugar entrada la tarde sin que ninguna autoridad municipal, estatal o federal lo molestara.

O también, pajaritos, me acordé de lo que cuentan amigos de Acapulco, de un restaurante que es toda una mansión, en plena costera, que según comentan empresarios del puerto pertenece a los hermanos Beltrán Leyva, y donde es común encontrarse a “El Mochomo” y a sus hermanos, que están en las listas de los más buscados de la PGR y la DEA. Ahí suele verse también a Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, sanguinario jefe de sicarios de los Beltrán, a quien también es común encontrar en discos, bares y antros del destino turístico, donde hasta tiene mesas reservadas.

Y ya si queremos irnos parejos, también me he enterado, como muchos de ustedes, que “Los Zetas” operan impunemente en estados como Tamaulipas, Veracruz y Tabasco, donde este sanguinario grupo, brazo del Cártel del Golfo, ha sentado sus reales; o del caso de “La Familia Michoacana”, cuyos operadores se mueven a plena luz del día para controlar todo el comercio ambulante en las ciudades del estado; o de cómo ha hecho de territorios enteros, como la Tierra Caliente del mismo Michoacán, zonas bajo su control y ley.

La PGR ofrece 30 millones de pesos por una lista donde están conocidos narcos. Y cifras similares ofrece la DEA, pero en dólares, así que me dijo la Mafufa: “¿Por qué no aprovechamos nuestros poderes y nos dedicamos a cazar recompensas por los narcos? Claro que ustedes saben que mi brujita es temeraria y no le teme a nada, y yo pues ando muy urgido con las deudas, los gastos del castillo y en una de esas le hago caso a la bruja y me pongo a buscar información por la que pueda cobrar recompensas.

“¡Total, si ellos andan tan tranquilos y confiados en la protección de autoridades de distintos niveles, a lo mejor no es tan difícil encontrarse con uno!”, me dijo la Mafufa muy segura. Ah, no sé, pajaritos, tengo que pensarlo, pero la verdad es que con esas cantidades, el gobierno apuesta a que los capos más buscados terminen siendo víctimas de una denuncia ciudadana, como la que hizo posible la captura de Vicente Zambada, “El Vicentillo”, del cártel de Sinaloa, o incluso a que algunos de sus operadores y sicarios los pongan a cambio de ganarse a tentadora cantidad y tal vez buscar la protección como testigos.

¿Y ustedes qué dicen, pajarillos, le entran o no a la caza de recompensas?
17 Marzo 2009 03:19:56
“Cochinitos” sin pudor
La verdad no me aguanté, pajarracos. El domingo, mientras seguía desde el puente vacacional en Acapulco lo que pasaba en la elección interna del PRD, donde se reeditó el cochinero de su reciente elección de dirigentes, no pude más que reír con mucho desencanto y algo de desconsuelo. “¿Y esa es la izquierda que luchó tantos años por elecciones limpias y democráticas en México?”, preguntó la Mafufa bebiendo la vigésima margarita de la tarde, mientras veíamos internet en la piscina.

Yo, que había escuchado desde días antes cómo las diferentes tribus del PRD se peleaban con uñas y dientes los distritos y delegaciones de la capital del país, su principal bastión, y cómo ya desde antes de las votaciones se acusaban unos a o tros de las más deleznables e ilegales prácticas de compra y coacción del voto, no atiné más que a ponerme a tararear una cancioncita que me salió del alma y de los más de 20 martinis que a esa hora de la tarde llevaba yo encima al ritmo del calor playero. Y así fue que me puse a canturrear:

“Los tres cochinitos la urna agarraban, muchas despensas les dio su mamá, y acarreaditos con votos pagados, el ratón loco y la operación tamal (oiink, oiiink, oiiink... Chucho soñaba que era el líder, y que el partido podía manejar, y a sus espaldas iba El Peje, le iba haciendo una cama, lo quería fracturar… Otro cochino era René, el Bejarano le decían también, con las liguitas era el rey, y operaba en las sombras en el PRD...”.

En esas estaba yo, cantando inspirado, cuando llegó el gerente del hotel y dijo que unos huéspedes, perredistas de Guerrero, se habían quejado de mi canción que, decían, les ofendía y les denigraba. “¡Pamplinas!”, le dije yo al gerente, “dígales a esos señores que lo que realmente les denigra y les debería ofender es ver cómo su partido se ha convertido en el heredero de las peores prácticas del viejo fraude electoral del PRI. Cómo han hecho del mapacheo, del catálogo de ilegalidades en las elecciones, una práctica que ya es casi institucional en el PRD y cómo ni siquiera se sorprenden ya ni se acusan porque saben que todos están metidos en el mismo lodo”.

La Mafufa, que también se había prendido ya con la discusión y que además estaba encantada con mi cancioncita, terminó la polémica con un mensaje claro y directo para los señores perredistas que departían en el bar de la alberca: “Dígales que o respetan el derecho de mi Duende de decir o cantar lo que quiera, o los voy a convertir a todos en sapos”. No quiero decirles la cara del gerente y de los susodichos militantes cuando les dio el mensaje de la Mafufa. Nos dejaron tranquilos y se fueron a otra parte del hotel, mientras la bruja me animaba a continuar con mi interrumpida tonada.

“El más pequeño de los jefes, era Marcelo, el niño carnal, ese soñaba con llegar a Los Pinos directo y sin escalar… Y así fraudeando y sin respetar, los cochinitos elegirán a sus candidatos y jugarán a que son de la izquierda y que van a cambiar”.

EL BAÚL DEL DUENDE… Nada, pajarracos, que don Carlos Slim no sólo sabe hacer dinero y poner el dedo en la llaga cuando habla, sino que además es un gran bailarín. Hubo una cena donde me tocó verlo cómo le saca brillo al piso y he de decirles, pajaritos, que el ingeniero es un gran bailarín y un hombre que además sabe disfrutar y compartir con sus amigos. Imagínense que se echó un rock and roll con la distinguida Christian Magnani, que también baila, y bien… Por cierto, pajaritos, que esta semana se conocerán las listas de candidatos a diputados del PRI. A diferencia del PRD, que hizo procesos abiertos en algunos estados para elegir a sus candidatos, el priísmo optó por elecciones cerradas a asambleas distritales en las que básicamente definen los gobernadores, el CEN y los líderes parlamentarios, además de los sectores y organizaciones priístas que se reparten las candidaturas. Beatriz Paredes dará a conocer en las próximas horas las listas y ya se verá si los priístas se mantienen unidos o si hay inconformes con las postulaciones… Me voy, pajarracos, estoy terminando el puente y a punto de regresar al Castillo. Luego les platico en qué acabó aquella tarde en la alberca... ¡Regresaré! Ja, ja, ja...
12 Marzo 2009 03:04:04
El país de don Fernando
A ver a qué les suena esto, pajarracos: “No hay un solo espacio del territorio nacional que escape a la dirección del Estado(...) La totalidad de los ciudadanos tiene acceso a servicios de salud, seguridad social y educación con el apoyo de las instituciones del Estado; las comunicaciones, los servicios de desarrollo social e incluso los procesos electorales están funcionando con normalidad hasta en las zonas más recónditas del país”.

¿Les suena a Suiza, a Canadá, a Finlandia o a Dinamarca? Pues no, según el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, ese país que describe y donde todo marcha bien, hay presencia de un Estado fuerte y los ciudadanos están protegidos en su salud, en su seguridad y su desarrollo humano, ¡es México! No, no se rían, no vayan a hacer sentir mal a don Fernando. Miren que lo dijo sobrio, en serio y en un acto oficial.

Me pregunto si de verdad se creerá lo que dice el secretario o si desde las ventanas del viejo Palacio de Covián, allá en la calle de Bucareli, la realidad se ve distinta. ¿O será que a Gómez Mont, con apenas unos meses en el cargo, ya le dio el síndrome de Fox y empieza a ver una realidad distinta a la del común de los mexicanos?

No lo sé, pajaritos, pero lo que sí sé es que esa fue la respuesta que dio ayer el encargado de la política interna al gobierno de Estados Unidos, por las declaraciones de su director nacional de Inteligencia, Dennis C. Blair, quien el martes dijo en un informe ante el Congreso de su país que los cárteles del narcotráfico impiden a México gobernar parte de su territorio.

A eso salió ayer a responder el titular de Gobernación. Dijo que en México “no hay un solo espacio del territorio nacional que escape a la dirección del Estado” y calificó de “desafortunadas y carentes de seriedad” las declaraciones del señor Blair. Gómez Mont incluso subió el tono de la respuesta y le exigió al gobierno de EU que se reconozca el esfuerzo y liderazgo de México en el combate al crimen organizado. “Porque si Estados Unidos no fuese el mayor mercado de drogas del mundo, nosotros no tendríamos este problema”.

En esas expresiones el funcionario de México tiene razón. Los gringos son expertos en hacer diagnósticos de la situación del narcotráfico en México; nos dicen a detalle cuánto dinero genera el narco, cuántas personas están involucradas, quiénes son los principales capos, y hasta verdades incómodas como que las policías y los funcionarios corruptos promueven y protegen el tráfico de drogas.

Pero, ¿alguno de ustedes ha escuchado, pajarracos, que un funcionario de EU informe con claridad cuántos narcotraficantes hay en su país, cuánto dinero genera la venta y distribución de drogas en su territorio, el mercado más grande del mundo para todo tipo de estupefacientes? ¿Han escuchado algún informe que nos diga quiénes son los capos que, ligados a los narcos mexicanos, controlan la distribución y el narcomenudeo en las principales ciudades de Estados Unidos?

¿Han sabido de algún funcionario estadounidense que haya sido procesado por encubrir o proteger a la floreciente industria del narco que opera en su país? ¿Han sabido que se investigue a fondo su sistema financiero que recibe, procesa y lava la mayor parte de las ganancias del narco en México y el mundo?

La verdad es que a Fernando Gómez Mont se le puede criticar que mienta en la respuesta y diga que todo el territorio nacional está controlado por el Estado mexicano, cuando hay cada vez más zonas, municipios, ciudades o territorios rurales, donde son los narcos los que mandan, imponen su ley de muerte, controlan el ambulantaje y la piratería en las calles y hasta cobran “impuestos” a cambio de protección a negocios y empresarios. ¿Dónde está el Estado en esas zonas?

Pero lo que no se puede ni se debe aceptar es que desde Estados Unidos estén preparando el terreno para una eventual incursión de tropas de su Ejército en territorio mexicano. A eso se refieren cuando hablan de “nuevas formas de cooperación”, cuando diagnostican un “Estado fallido”; con el argumento de su seguridad y de la amenaza de los narcos mexicanos están pensando cruzar la frontera. Y eso, cuestión de ver la historia, jamás debe aceptarse.
10 Marzo 2009 03:41:53
¿Quién diablos es Florence?
Se los pregunto, pajarracos porque yo ya no entiendo nada. Sé, como muchos de ustedes, que Florence Marie Louisse Cassez Crepín es una ciudadana francesa, de 34 años, que hace unos años vino a México y se involucró aquí con un sujeto mexicano, Israel Vallarta, que resultó ser secuestrador, líder de la banda de Los Zodiaco, y con el que Florence participó en varios secuestros.

El 9 de diciembre del 2005, la joven Florence Cassez fue detenida en flagrancia, en un operativo de la AFI que, según versiones, fue producto de un “montaje” hecho por la AFI para Noticieros Televisa. En aquella ocasión, la Agencia Federal de Investigaciones, dirigida por Genaro García Luna, buscó “recrear” una detención que ya había ocurrido, tanto de Florence, como de su novio Vallarta, y otros integrantes de Los Zodiacos, y con el apoyo de las cámaras de televisión, montaron todo un show para hacer una captura espectacular.

Pero aunque hicieran eso, en nada cambia la culpabilidad de Florence, de su pareja y de otros secuestradores de aquella banda que ya fueron procesados y sentenciados por los jueces. A la propia señorita Cassez, la misma que hoy intenta defender el gobierno de Francia y su presidente Nicolás Sarkozy, el Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, la encontró culpable de varios delitos, entre otros de “privación ilegal de la libertad”.

Y es que a Florence, pajarracos, la reconoció al menos una de las víctimas de los sanguinarios Zodiaco, que torturaban y mutilaban a sus víctimas, lo mismo comerciantes de clase media que madres de familia, niños o jovencitos. Ezequiel Yadir Elizalde Flores reconoció e identificó plenamente a la francesa Cassez como la mujer que en una ocasión, durante los 64 días que lo tuvieron secuestrado, se acercó a preguntarle, con su acento francés, si quería que le cortaran el dedo o una oreja para enviárselo a sus familiares y obligarlos a pagar el rescate.

Fue con base a esa identificación y a la revisión de todas las pruebas y testimonios que presentaron sus abogados, que la jueza Olga Sánchez Contreras determinó que era legal la detención que había hecho la AFI en contra de Florence Cassez. ¿Por qué entonces sus abogados comenzaron a ejercer presión y a mover el tema en la opinión pública de México y de Francia a unas semanas de la visita oficial que realiza en estos momentos a tierras mexicanas el presidente galo, Nicolás Zarkozy?

Pareciera, pajarracos, que el caso de la francesa se intentó sacar de los terrenos judiciales, del Poder Judicial Federal, donde la sentenciaron, para pasarlo al terreno político, aprovechar la visita de Zarkozy y que éste ejerciera presión sobre el presidente Calderón, que es del Poder Ejecutivo, para que otorgara la extradición de Florence a Francia y allá purgara su condena.

El problema, pajaritos, es que el de Florence no es el primer caso que toma en sus manos el gobierno de Francia sobre un ciudadano suyo acusado y sentenciado por haber cometido delitos graves en otro país. Ha pasado ya en varios casos, específicamente del gobierno francés, que intercede por sus ciudadanos juzgados y presos en otros países, logra su extradición, con la promesa de que purgaran condena en su nación, y al final los delincuentes son liberados al pisar territorio francés.

¿Se imaginan qué sentirían las víctimas de los secuestros en donde, según la jueza que la sentenció, sí participó Florence Cassez, al saber que no sólo volvió a su país sino que ahora está libre y sin pagar sus atroces acciones?

Porque a la señorita Cassez no sólo la sentenciaron por el caso de Ezequiel, que fue quien la identificó plenamente, sino también la acusaron y le probaron su participación en el secuestro de Cretina Hilda Ríos, una madre de familia, Raúl Ramírez Chávez, el padre de esa famila, y Christian Hilario Ramírez Ríos, el hijo de 11 años de ambos, que estuvieron secuestrados por Los Zodiacos, y en su plagio y cautiverio participó la ciudadana francesa.

Ayer oía decir al presidente Sarkozy que él vela por todos los ciudadanos de Francia, sean o no delincuentes; y hace bien, pero aquí, quiero pensar, el Poder Judicial y el propio Calderón, velarán por los derechos y la justicia para los mexicanos a quienes la señora Cassez y su novio secuestrador torturaron, mutilaron y les cambiaron para mal la vida.
26 Febrero 2009 04:23:16
“Si Juárez no hubiera muerto…”
No’mbre pajarracos, yo conocí al Benemérito, y les juro que si hubiera visto el plantón que en el gobierno federal le acaban de dar a sus descendientes, se volvería a morir. Y es que los familiares de don Benito Juárez, el Benemérito de las Américas, el ex presidente de la Reforma y la Constitución de 1857, querían presentar ayer en el Palacio Nacional la nueva fundación que llevará el nombre de Juárez y buscará exaltar su memoria y su legado histórico.

Para eso, bisnietos y tataranietos de don Benito presentaron con el debido tiempo y mediante los cauces oficiales, una solicitud para que les permitieran hacer el evento de lanzamiento de su fundación en el Palacio Nacional, lugar donde viviera Juárez y donde se ubica un museo sobre él. La respuesta a la petición, por parte del gobierno del presidente Calderón había sido positiva. Estaba acordada la fecha para el acto en Palacio, que sería ayer jueves a las 19:00 horas.

Todo marchaba bien, pajaritos. La organización del evento iba viento en popa, se hicieron las invitaciones, se prepararon los mensajes de presentación y hasta un coctel posterior al lanzamiento de la fundación que será administrada por los familiares del Benemérito. Hasta que unas horas antes del evento, los administradores de Palacio Nacional pidieron a los organizadores que les entregaran una lista de invitados al acto.

La lista fue enviada de inmediato y la respuesta de los encargados del Palacio fue inmediata: un nombre en la lista de invitados no pasaba. Marcelo Ebrard Casaubon, jefe de gobierno del DF, figuraba en esa lista y eso no gustó a los administradores del edificio sede del Ejecutivo federal. Primero sútilmente, y luego ya sin ningún tacto, les sugirieron a los familiares de Juárez que “no era conveniente” que invitaran al jefe de Gobierno, que “no se veía bien” que el acto tuviera tintes políticos, hasta que de plano se quitaron la máscara y les condicionaron: “Si invitan a Marcelo no se autoriza el uso del Palacio Nacional”.

Los familiares, que habían girado con tiempo las invitaciones, comentaron el asunto y, según me cuentan pajarillos, Marcelo les dijo que no había problema y que él no asistiría si eso les provocaba problemas. Pero los organizadores se negaron: “Usted es invitado y punto”, le dijeron y le respondieron a los administradores del Palacio Nacional que preferían no usar el histórico edificio que habitara, en varias ocasiones, don Benito.

Y así fue que anoche se presentó la fundación de la familia de Benito Juárez en el salón de Cabildos del Palacio, pero del Ayuntamiento, donde Ebrard estuvo en la ceremonia y fue de los invitados de honor.

Les pregunto, pajarracos, si la figura de un hombre como Juárez, de los más queridos y respetados personajes históricos para los mexicanos, tiene color o ideología partidista. ¿No se supone que el Palacio Nacional es la casa de todos los mexicanos? ¿en que le hubiera afectado al gobierno de Calderón que el acto de la familia Juárez se hubiera llevado a cabo en Palacio Nacional y que hubiera acudido como invitado el jefe de gobierno del DF?, ¿no es eso mezquindad y pequeñez para confundir la historia de la Patria con las veleidades políticas y de la grilla?

No cabe duda, pajaritos, como siempre les digo: entre más conozco a los políticos, más quiero a mi perro.

EL BAÚL DEL DUENDE… Hablando de perros, ¿cómo vieron a los consejeros asaltantes del IFE? Yo y la Mafufa aún no damos crédito a que tanta prevaricación y cinismo sean posibles. Justo cuando muchos ponen en duda su capacidad, y sobre todo su autoridad para hacer valer la ley en la contienda electoral, los consejeros “ciudadanos” deciden duplicarse el sueldo para pasar de los 174 mil pesos mensuales a la ofensiva cifra de 330 mil pesos mensuales. ¿Y esos van a organizar las elecciones?, ¿podemos confiar así en ellos? Yo sabía que los principios rectores del IFE eran Certeza, Legalidad, Independencia, Imparcialidad y Objetividad. Después de ver de lo que hicieron sus consejeros, encabezados por Leonardo Valdez, deberían cambiar esos principios porque ahora el IFE se rige por: Riqueza, Ilegalidad, Incompetencia, Parcialidad y Ojetividad, así sin la “b”… Me voy pajarracos, pero ¡Regresaré! Ja, ja, ja…

24 Febrero 2009 04:47:42
Van mis “Oscaritos”
Si a ustedes les emocionó la fastuosa ceremonia de los Oscares, agárrense pajarracos, porque ahora les traigo algo que les va a gustar todavía más. Es un premio que instituimos yo y la Mafufa para “reconocer” —o desconocer, según se vea—, a lo más granado y absurdo de nuestra política nacional. Así que, con la bruja vestida de largo y yo enfundado en mi frack, les damos la más cordial bienvenida a la terraza del Castillo, donde presentaremos: ¡¡¡Los Oscaritos!!!.

“Ladys and gentlemans. El premio va destinado a reconocer a todos aquellos personajes que por sus actuaciones públicas merezca llevarse a casa esta estatuilla plateada en forma de un gnomo sentado en cuclillas y con su dedito haciendo una seña como la que hizo el güero González Garza o pa que me entiendan mejor, la llamada Britneyseñal.

Las nominadas para la política femenina son:

1.- Bety Parreces por su colmilluda actuación en la cinta Jurassic Park: el retorno de los Huipiles. La historia de una aguerrida dirigente que, montada en un Tiranosaurio Rex y seguida por cientos de dinosaurios de todas las especies, busca el anhelado regreso al valle de Los Pinos.

2.- La maestra Gordilla, por su conmovedora actuación en: Mi abuela es un dedito, co protagonizada por su nieto René Fujiwara en el papel de candidato a diputado. La tierna historia de una abuelita que consiente a su nietecillo que es igualito a ella, pero sin cirugías.

3.- La canciller Paty Espinosilla por su desgarradora actuación en la película Ceguera, una cinta en la que ella no puede ver y cree que todo es paz, tranquilidad y que la violencia se limita a algunos estados lejanos e ignotos.

And the oscarito goes to...Paty Espinosa, la canciller que conmovió a todo México con su papel de ciega que no quiere ver.

Esta categoría es para el actor masculino de nuestra política. Los nominados son:

1.- Luisito Tellas, protagonista de la escandalosa cinta Conversaciones Peligrosas, un film de realismo extremo donde consagra sus dotes actorales al pasar de un seguro fanfarrón: “En el caso de Salinas, él se robó la mitad de la cuenta secreta”, a un perfecto zacatón: “nunca tuve, ni he tenido evidencia alguna de acciones ilícitas del ex presidente. Fue indebido lo que dije”.

2.- Marcelo El Carnal Ebrard, por la cinta de terror Lo que queda de vías, en la que da a vida a un sicópata electorero que, obsesionado con terminar sus obras viales antes de los comicios, estrangula a la ciudad, cierra calles, avenidas y obstruye la circulación desatando ira, temor y estrés de los habitantes de Ciudad Caótica.

3.- Germán Mastines, por su divertida actuación en la azulada cinta, Querida Encogí al partido, una comedia de enredos donde el dirigente experimenta extrañas formas que van reduciendo dramáticamente el tamaño de su partido en las encuestas, mientras los empequeñecidos panistas se pelean por candidaturas como en las mejores familias.

And the Oscarito goes to…Luisito Tellas, el apasionado secretario que hablaba y hablaba, sin colgar bien su celular, ni enterarse de los pájaros en el alambre. Lo bueno es que era el responsable de las “Comunicaciones”.

Y el tercer y último premio es para el mejor director de nuestra grilla nacional. Los nominados son:

1.- Felipillo Calderón, que dirige magistralmente la película: Un gabinete de locos, en la que un grupo de secretarios se desdicen y se contradicen entre sí, mientras el público no sabe si reir o llorar ante tamaño desconcierto.

2.- Pejemanuel, que dirige, actúa y produce su obra permanente: Hombre muerto caminando, la increíble y triste historia de un hombre que murió de soberbia y de rabia tras perder una elección, pero hoy vuelve a caminar por todo el país buscando el milagro de la resurrección.

3.- Siven Gorran Deahíson, el aclamado director de la selección por su trabajo en La Gran Estafa, cinta donde un habilidoso extranjero seduce a los directivos de una bananera federación de Futbol, que le pagan millones y millones de dólares a cambio de espejitos clasificatorios.

And the Oscarito goes to… Siven Gorran Deahíson, por la cinta que ha conmocionado a todo un país, menos a los directivos bananeros que aún esperan que convierta a los verdes ratoncitos en feroces leones.
10 Febrero 2009 04:40:50
¿Eres tú, Carlos?
Estaba yo recostado en el mullido sillón de la sala de mi castillo, saboreando un exquisito té de ojo de sapo que me preparó la Mafufa, con mi fiel perrón a un lado y los pajaritos ka-ka alegrándome la tarde cuando de pronto pegué un salto que casi llegó al techo del salón: ¡Carlos Slim, el hombre más rico de México, el millonario número dos de la lista de ricos de todo el mundo, decía por la radio que nos preparemos porque lo peor está por venir!.

“¿Escuchaste, Mafufa?” —le pregunté aturdido a la brujita, que igual que yo estaba atónita, pasmada, sin poder dar crédito a lo que los dos oíamos con tremenda cara de horror, como la que debe tener mi comadrita Elba Esther Gordillo cuando se levanta.

“Claro que escuché y no puedo creerlo —me contestó la Mafia— el mismísimo Slim, el hombre al que cada mexicano le paga al menos una décima parte de su salario por los más diversos bienes y servicios que involucran a sus múltiples empresas, el compatriota que quizás sentirá menos que nadie la peor crisis económica de la historia, está angustiado. ¿Y cómo se supone que estemos nosotros?”, me preguntaba ahora la bruja, que comenzaba a entrar en histeria.

“Tranquila, brujita, tranquila. Esperemos bien a escuchar qué fue lo que dijo y cómo lo dijo Slim”. La radio repetía como letanía, casi como plaga bíblica, las palabras del poderoso empresario: “El PIB se desplomará, habrá niveles de desempleo nunca antes vistos, la quiebra de un buen número de empresas, el cierre de comercios e inmuebles vacíos”.

“Ayyyyyyy, ayyyyyyy”, gritaba para entonces la Mafufa. “¡Vámonos para Transilvania, vámonos para Transilvania!”. Yo, que estaba tan apanicado como ella, apenas si atinaba a explicarle que de nada servía irnos para Transilvana, para Salem o para Irlanda, o para cualquier otro lugar del planeta porque esta crisis nos está pegando a todos en el mundo. Y en eso, el señor Slim seguía profetizando en la radio: “No quiero ser catastrofista, pero será una situación delicada y habrá que estar preparados para enfrentarla para que después no estemos llorando”.

“¡Tómala, barbón!”, grité yo ahí sin contenerme. Me quedó claro que el discurso de Slim llevaba destinatario y que el mensaje iba directo a Los Pinos, por el discurso de Felipe Calderón del pasado 5 de febrero, Día de la Constitución, cuando el Presidente dijo: “Valoramos la crítica (...) pero debemos rechazar todo el catastrofismo sin fundamento, particularmente ahora llevado a extremos absurdos que dañan sensiblemente al país”.

No sé como lo vean ustedes, pajarracos, pero a mí me quedó claro que si el señor Slim habla de un escenario catastrófico para los próximos meses, de quiebras de empresas y niveles de desempleo nunca antes visto, hay que creerle. También dijo que la más afectada en el país ha sido la clase media, que se achica ante la falta de ingresos que están padeciendo las personas.

Tanto impacto tienen las palabras de este señor dentro y fuera del país, que ayer mismo por la tarde, como si fuera respuesta a las fuertes críticas que Slim dirigió a la forma en que el gobierno está enfrentando esta crisis, el Presidente salió a anunciar dos nuevas iniciativas que enviará al Congreso y que buscan apoyar a los mexicanos que pierdan su empleo a través de la entrega programada de sus recursos ahorrados en el Infonavit y en sus cuentas de ahorro para el retiro y vivienda.

¿Sería casualidad que el Presidente hiciera su anuncio apenas unas horas después del fuerte discurso de Carlos Slim en el Senado, pajaritos? ¿Fue la respuesta de Los Pinos a la crítica del hombre más rico del país?

Yo por lo pronto, logré calmar a la Mafufa con un poco del té de sapo que ella misma preparó. Cuando por fin recuperó la tranquilidad y ya habían terminado de dar por la radio la noticia de Slim, los dos nos sentamos en las escaleras del castillo y nos quedamos callados. “Lo que son las cosas —dijo la Mafus después de un largo silencio— los pescadores hacen un paro, dejan de pescar, matan de hambre a sus familias y no los pelan. Los campesinos abandonan sus cultivos, toman carreteras, puentes, se crucifican, y no los pelan. Ah, pero Carlos habla y pasan dos horas y ya hay un anuncio, en cadena nacional, del Presidente. Es el poder del dinero”, suspiró mi brujita.

05 Febrero 2009 04:13:00
¿A dónde van los muertos?
¿A dónde irá un pederasta cuando muere, pajarracos?, ¿a dónde puede ir el alma atormentada de un ser que en vida se robó la inocencia de niños indefensos? ¿Dónde terminará, si es que hay algo más allá después de la muerte, el espíritu de un ser que se escondió detrás de una sotana y que, traicionando la fe, el amor y el respeto de pequeños que lo veían como un Dios los agredía y los marcaba de por vida?

Que cada quien responda esas preguntas, pajaritos. Yo no supe de repente que contestarle a la Mafufa cuando ayer, en pleno desayuno, la incisiva bruja me bombardeaba con sus dudas llenas de rabia e indignación. Y no, no es que nos guste hacer escarnio de un muerto, de alguien que ya no puede defenderse. “Los muertos, le dije yo a la Mafufa tratando de calmar su ira, merecen respeto y hay que dejarlos descansar, que ya serán juzgados”.

“Pues sí –me respondió la bruja sin bajar su indignación— pero cuando esos muertos se fueron sin pedir perdón, sin reconocer o pagar por sus errores, sin intentar al menos subsanar las almas y los cuerpos que dañaron, no merecen descanso”.

En fin, pajarracos, el tema viene a colación por el escándalo que, a un año de fallecido, vuelve a rodear a la polémica figura del fundador de los Legionarios de Cristo, el Padre Maciel. Esta vez no fueron las denuncias de pederastia en su contra, por los atroces abusos que cometió contra decenas de niños en los colegios y escuelas de esa organización, sino por un hijo que tuvo en vida con una mujer que fue su amante.

El asunto pareciera casi del ámbito privado, de la vida personal. Incluso, si se le compara con la monstruosidad de los ataques contra niños estudiantes de los colegios que dirigía y que siempre fue negado por el fallecido sacerdote y por sus seguidores, lo del hijo pareciera casi anecdótico. Sin embargo, lo curioso es que, sobre ese caso, los Legionarios sí salieron a reconocer el desliz del Padre Maciel como uno de sus errores en vida.

¿Y las violaciones y ataques contra niños no fueron un “error” del sacerdote michoacano?

No sé, pajaritos, habrá quien insista que es injusto hablar ya, para bien o para mal de los muertos. Pero en este país, donde los muertos votan y pueden definir elecciones aún desde las tumbas; cuando muchos difuntitos siguen cobrando puntualmente sus pensiones o ayudas del gobierno, que tampoco se desgarren las vestiduras porque un muerto que en vida fue polémico, y dejó horrorosos crímenes pendientes y sin pagar, hoy vuelva a ser motivo de escándalo.

Respeto mucho las creencias de cada uno de ustedes; si creen en el infierno y el paraíso, si profesan la reencarnación o se identifican con los karmas y con las vidas pasadas; incluso si piensan, como el presidente Calderón que el cielo y el infierno se encuentran ubicados entre ser oposición o ser gobierno. Yo quiero pensar que si hay una ley divina, que si la justicia cósmica existe, que si lo que creemos los duendes sobre la bondad y la maldad y la manera en que todo lo que hagamos o dejemos de hacer tiene consecuencias infalibles para nosotros, hay alguien que no debe estar muy en paz en donde quiera que esté.

EL BAÚL DEL DUENDE…

Unos por muertos y otros por vivos pajarillos. ¿Escucharon a Barack Obama reconocer ante su país: “Metí la pata”, luego de que el político que nombró como su secretario de Salud, Tom Daschle, terminara renunciando a la designación tras verse envuelto en escándalos fiscales? “Metí la pata, cometí un error y seguramente no será el último que cometeré durante mi mandato”, dijo Obama en un insólito arranque de sinceridad nada habitual en un presidente. “Me siento frustrado conmigo mismo y con mi equipo”, siguió el presidente de los Estados Unidos. Qué barbaro, pajarracos, yo quisiera saber cuando en este país, en nuestro México lindo y querido, vamos a oír a un político, del nivel del presidente, de un gobernador, de un secretario de estado o un congresista importante decir “Metí la pata, me equivoque, perdón”. No, pajaritos, aquí solo nos dicen: “Todo fue legal”, “No es mi voz, me editaron”, “Tergiversaron mis declaraciones”, “mis parientes tienen sus propios méritos para trabajar en el gobierno”. ¿A que le tiras cuando sueñas mexicano?...Me voy pajarracos, pero ¡Regresaré! Ja, ja, ja.

03 Febrero 2009 04:43:10
El porcino estilo de Fox
Se los diré de dos modos, pajarracos, para que me entiendan. Decía mi amigo Oscar Wilde que “en asuntos de vital importancia, lo vital es el estilo, no la sinceridad”; menos elegante, pero igual de contundente, mi abuela Dondinea solía decir. “En esta vida, m’hijo, hay que ser puercos, pero no tan trompudos”. Y lo que dijo el ex presidente Fox a los alcaldes panistas, el viernes pasado, lo coloca en las dos expresiones: peca de sincero pero nunca tuvo estilo; y se pasó de porcino y de trompudo.

Porque no es para menos, pajaritos, que Vicente Fox venga a decirnos, dos años después de que dejó la Presidencia, que él nunca gobernó y que sólo “encargaba la oficina” presidencial mientras se dedicaba a andar en la calle, apoyando campañas panistas. Francamente rebasa cualquier capacidad de asombro por las ocurrencias, las torpezas o los excesos declarativos que le conocimos profusamente al ex mandatario cuando desgobernó a este país.

El completo desastre que fue la administración foxista en materia de seguridad y recrudecimiento de la violencia del narcotráfico, en la pérdida de indicadores de bienestar y competitividad, en la conducción política y el fortalecimiento de cacicazgos y excesos de los gobernadores de los estados, y en muchas otros rubros de la vida nacional, encuentran la mejor explicación en las frases dichas por Fox a los alcaldes del PAN.

Por si no se enteraron, les cuento pajarillos. Resulta que al ex presidente lo invitaron como conferencista a una reunión de alcaldes de extracción pansita de todo el país que se juntaron en Juriquilla, Querétaro. La conferencia se titulaba pomposamente: “La vocación municipal del PAN en el camino para lograr una Patria ordenada y generosa”, y en su alocución, Fox les dijo a los presidentes municipales:

“Estos seis meses (de las campañas electorales) tienen que andar en la calle, no en el escritorio, no en la oficina. Ahí encárguenle a alguien la oficina. Yo encargue por seis años la oficina ahí en Los Pinos. Es tiempo de estar con la gente”.

¿Se imaginan, pajarracos, la escena en Los Pinos?: Vicente: “Señora Marta, ahí le encargo el changarro, voy a resurtir mi prozac a Houston, no me tardo”. Martita: “Sssí, Vicente, ve ssin pendiente, que yo me encargo del país”. ¡Por Dios, pajaritos!, ¿en qué manos estuvimos?, ¿ese hombre desobligado y cínico fue el que ocupó la Presidencia de un país?, ¿cómo pudimos aguantarlo seis años sin hacer nada mientras destrozaba la poca dignidad que le queda a una investidura que ha sido mancillada por ineptos, corruptos, perversos o voraces ex presidentes?

Eso sí, ya salieron los señores del Congreso y de los partidos muy molestos, iracundos y sarcásticos, a decir qué Vicente Fox nos diga a quién le encargó el despacho para hacerle juicio político, que son “deleznables” sus comentarios, que debería quedarse callado. ¿Y por qué no le han hecho juicio o han investigado a fondo la corrupción de sus familiares políticos y los excesos de su esposa?

Ah, pajarillos, yo simplemente no doy crédito. ¿Qué pretende Fox con ese tipo de comentarios?, ¿se burla de nosotros, nos restriega en la cara que pudo pasar seis años con la banda presidencial a pesar de sus desórdenes mentales, de su nefasta esposa, de las corruptelas de sus hijos políticos, de su apatía y abulia para gobernar?, ¿o simplemente nos confirma lo pen... itentes que somos como sociedad que podemos aguantar todo sin pasar de hacer rabietas y vociferar?

Francamente no lo sé; creo, como dice la Mafufa, que igual que en sus seis años de gobierno, Fox ni siquiera tiene un propósito para hacer las cosas. “Es simplemente un pobre tonto que va por la vida sin enterarse de la gravedad de lo que dice y hace”, comenta la Mafufa. Yo no sé si sea de veras ingenuidad; si es más bien cinismo o si el ex presidente se siente tan impune y protegido que, como él mismo dijo, puede hacer y decir las tonterías que quiera sin pagar las consecuencias.

Me queda claro, eso sí, que como dijeran Wilde y mi vieja abuela duenda, los modales políticos de Fox ofenderían incluso a los inquilinos de la más inmunda porqueriza.

27 Enero 2009 04:40:59
Lo peor está por venir
Detesto parecer un duende amargado y pesimista, pajarracos; no me gusta comentar estas cosas en este su espacio, pero ayer que veía las noticias no pude evitar sentir un golpe de realidad al enterarme de que tan sólo en un día, algo así como un “lunes negro”, distintas empresas trasnacionales de varios países anunciaron recortes y despidos de 70 mil personas que perdieron sus trabajos y se vieron en el duro y lamentable desempleo.

Todavía hay gente que no piensa que esto de la crisis mundial, de la recesión, de la caída de la economía de prácticamente todos los países del planeta, sea algo real. “No es para tanto”, “siempre quieren asustarnos”, “¿cuál crisis?, yo sigo mi vida normal”, he escuchado decir a algunas personas que creen que porque ellos han podido hasta ahora mantener intacto su nivel de vida, todo mundo está en la misma situación.

La realidad, pajaritos, es que la crisis mundial está aquí y nos golpeó desde el año pasado: el incremento de precios de productos básicos y alimentos, el alza de combustibles, la poca creación de empleos, fueron los primeros síntomas de una etapa que apenas comienza. Ayer, en el Senado de la República advirtieron —y miren que esos viven en jauja—, que viene un segundo trimestre del año “particularmente grave en materia de economía”, mientras que los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial han dicho que los primeros seis meses del año serán la parte más dura de la recesión.

Pero mientras la mayoría de la población ya sufre los efectos de esta situación mundial, y tan sólo en lo que va del mes de enero 120 mil personas se han inscrito en los portales de internet del gobierno que promueven el empleo, hay un sector de la población que no parece inmutarse con las dificultades que ellos mismo vaticinan: los partidos políticos y sus representantes en el Congreso siguen dándose gran vida a costas del erario y de todos los mexicanos.

Ayer se informó, por ejemplo, que los mexicanos gastaremos 3 mil 700 millones de pesos para financiar a los ocho partidos políticos que hay en el país. Esa exorbitante cantidad —casi 370 millones de dólares—, nos costará, pajarracos, la operación de esos partidos que, en varios casos, no son sino “negocios” particulares de familias, grupitos o personajes que obtienen millones de pesos que gastan en actividades que en nada benefician a la población.

¿No se podría, como medida excepcional en esta crisis, reducir a un gasto mínimo de los partidos y enviar esos cientos de miles de millones de pesos a apoyos a la población más necesitada, a un seguro para los desempleados o a obras en comunidades que generen empleos?

Me dirán que soy ingenuo, pero no entiendo, por más que me digan que la democracia cuesta y que ese gasto es necesario para la vida democrática, que un puñado de personas —¿les gustan 100, 500, mil?— que forman las dirigencias de los partidos, se queden con una parte importante del presupuesto, con dinero que nos pertenece a todos y que serviría para muchas cosas más que para financiar grupos políticos que, en casi todos los casos, no representan realmente a la sociedad.

Eso sin contar que por estos días los senadores de los distintos partidos tuvieron sus reuniones plenarias para iniciar el nuevo periodo de sesiones, y para ponerse de acuerdo en los temas que tratarán, los señores del PRI se fueron a un hotel de lujo en Cuernavaca, los del PAN, a una ex hacienda exclusiva en Querétaro, y los señores del PRD a un hotel de gran turismo en Guanajuato. ¿No pueden hacer sus reuniones en las instalaciones del Senado que bastante nos cuestan a los mexicanos? Encima hay que pagarles hoteles de lujo, donde, además, contratan servicios como spas, masajes, tours, y cualquier otro que se les ocurra.

Todavía tienen la puntada los señores del Senado de organizar una serie de foros que empiezan hoy y que se titulan: “¿Qué hacer para crecer?”, con lo que, dicen, buscarán soluciones para la crisis. Si me invitan los senadores yo me apunto de ponente, y lo primero que les diría a su pregunta es: “Dejar de gastarse el presupuesto y el dinero de los mexicanos en frivolidades y despilfarros como hacen ustedes”. ¿Creen que me inviten?
20 Noviembre 2008 04:59:30
¡A cuidar la chamba!
Ahora sí que como decía el borracho de Monterrey: ¡Tengo miedo! Pajarracos, ¡tengo miedo! Qué bueno que están ustedes leyendo esto porque ¡tengo miedo!, ¡tengo miedo! Y es que ayer, cuando desayunaba con la Mafufa, me puse a leer los diarios y me dio un ataque de pánico auténtico: “Ola de despidos”, “Agudiza Pepsi la crisis del empleo”, “A fin de año y en 2009, los mayores ceses”.

N’ombre, pajaritos, con esas noticias ya ni los huevos de araña con machaca de murciélago que me había preparado la Mafus me supieron. Y es que si ya el problema del desempleo estaba grave en el país —1.9 millones de desempleados oficialmente en el país según las cifras del INEGI—, los recortes de personas y despidos a que recurrirán las empresas nacionales y trasnacionales para enfrentar la crisis económica, va a agudizar la desocupación y con ella todos los problemas sociales que genera la falta de trabajo.

¿Se imaginan, pajarillos, a esa gente que se está quedando sin empleo en pleno fin de año y que tendrá que enfrentar la cuesta de enero, que esta vez será una subida casi de 90 grados, sin un ingreso que le ayude a sortear esa etapa crítica del inicio de año?

De verdad que el tema está preocupante y no se ve cómo nuestros gobernantes se preparen para enfrentar con estrategias audaces lo que puede convertirse en una auténtica recesión y una emergencia nacional.

Y no es que yo sea pesimista, como me reclamó la Mafufa, lo que pasa es que me irrita que mientras el panorama se ve tan negro económicamente, y eso tendrá por supuesto un fuerte impacto social y familiar para millones de mexicanos, nuestros políticos, autoridades o congresistas, andan mucho más preocupados por las elecciones de diputados del 2009 que por impulsar medidas emergentes para sortear esta crisis.

Por ejemplo, el PRD, que se supone el partido de la izquierda y de las causas sociales, junto con sus aliados del PT y Convergencia, ¿alguno de ustedes ha escuchado que los perredistas o los del FAP estén proponiendo impulsar un plan anticrisis o de emergencia para combatir el desempleo? Ah, pero eso sí, seguro han escuchado que Jesús Ortega está feliz porque el Tribunal lo ratificó como ganador de la “cochina” elección interna de su partido, o que AMLO prepara marchas o que Encinas se pone digno y se niega a aceptar el premio de consolación de la secretaría general.

O en el caso del PAN, en partido en el gobierno, ¿han oído a Germán Martínez proponerle a su jefe, el presidente Calderón, que adopte medidas urgentes y extraordinarias para paliar el desempleo que crecerá el próximo año? Tal vez no, pero qué tal el discurso apologista con el que el líder panista despidió a su correligionario Juan Camilo Mouriño, con quien tenía conocidas diferencias en vida.

De los priístas ni hablamos; están tan obsesionados con regresar al poder, frotándose las manos con la idea de que pueden ganar la Cámara de Diputados en 2009, que el desempleo, la recesión o los despidos masivos que anuncian las empresas no parecen importarles mucho. Total, entre el canibalismo del PRD y el nulo crecimiento del PAN, los priístas saben que sus virreyes gobernadores y su vieja maquinaria aceitada con recursos públicos pueden hacerlos ganar elecciones como antaño.

Por eso les reitero, pajarracos: ¡tengo miedo!, ¡tengo miedo!, ¡tengo mucho miedo! No sé si me dan más miedo los recortes y despidos que ya preparan muchas empresas o los gobernantes y congresistas mezquinos y egoístas que tenemos, el caso es que ¡tengo miedo!

EL BAÚL DEL DUENDE… Presionado por el clamor ciudadano que le exige que cese ya la cruenta ola violenta que desde hace meses azota al estado, el gobernador de Chihuahua estuvo el martes en Bucareli, y se reunió con el secretario Fernando Gómez Mont. Que se amplíe el Operativo Conjunto Chihuahua, que realiza en su estado el gobierno federal, fue lo que pidió, desesperado, el gobernador que se quejó de que no están funcionando las acciones federales para contener las ejecuciones y muertes en Chihuahua. ¿Le harán caso?..Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré! Ja, ja, ja…
02 Octubre 2008 03:57:01
Cae más pronto un Obrador que un cojo
Ver para creer, pajarracos, hace dos años, cuando andaba en campaña por la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador desdeñaba la necesidad de viajar a los Estados Unidos. “Nunca he necesitado ir al imperio y no lo voy a hacer ahora”, decía a sus cercanos el tabasqueño. Y en verdad nunca fue, ni en campaña ni a lo largo de su vida. Pero esta semana, desde el lunes, AMLO realizó una visita, “su primera gira como Presidente legítimo de México”, decían sus propagandistas.

Anduvo López Obrador por California. No le fue mal con los paisanos, que lo recibieron, entre simpatizantes y curiosos, por el hombre del que tanto oyeron hablar hace dos años y al que muchos, al otro lado del río Bravo, llegaron a ver durante la campaña del 2006 “como el próximo Presidente de México”.

Dos años después, el tabasqueño fue a territorio estadounidense pero no con la banda presidencial al pecho, como él hubiera querido, sino como publicista de la película-documental Fraude 2006, que dirigieron dos de sus principales apologistas, el cineasta Luis Mandoki y el propagandista Federico Arreola.

Y no le fue nada mal en esta primera visita a EU. De hecho, se le vio “sorprendido por la cordialidad que encontró (…) en todos los lugares a donde acudió para hablar de la situación política imperante”, según escribió el cronista de La Jornada Jaime Avilés, que lo acompañó en su recorrido por Los Ángeles.

El caso, pajarracos, es que andando por los United, Obrador no se aguantó las ganas y se metió a la campaña por la Presidencia del país más poderoso del orbe. En entrevistas de radio y en una plática que dio a estudiantes de la Universidad del Sur de California, mostró su simpatía abierta por el candidato demócrata, Barack Obama, y ya envalentonado, hasta les pidió “a los mexicanos que puedan hacerlo” que voten por él.

Según AMLO, “nos ha ido un poco mejor, sólo un poco mejor, con los gobiernos demócratas (de Estados Unidos) a los mexicanos y a los latinoamericanos”, y aunque se cuidó en todo momento de mencionar el nombre de Obama o del candidato republicano John McCain, el proselitismo del ex candidato mexicano fue muy claro a favor del primer candidato negro a la Presidencia de EU.

Y para que no quedaran dudas, pajaritos, de sus simpatías en el proceso estadounidense, López Obrador comparó la campaña de ataques que McCain le ha destinado a Obama, con la que en su momento le dedicaron a él sus adversarios en la pasada elección presidencial mexicana. “Decían que si yo ganaba se iban a caer las paredes y se iban a caer las bicicletas. Pero al ver esto me parece que la hicieron los mismos publicistas”, dijo el tabasqueño sobre los spots en los que se ataca y se desacredita la capacidad de Barack para gobernar Estados Unidos.

Sin mencionar en ningún momento por su nombre a Barack Obama ni a John McCain, señaló que los votantes deben conocer “qué promete cada uno de los candidatos”, porque uno, matizó aludiendo al republicano, “propone que va a hacer más de lo mismo y otro dice que va a reconocer el derecho de los trabajadores mexicanos”.

La Mafufa, que no se aguanta nada, dijo anoche mientras veíamos en las noticias las palabras de Andrés Manuel en Los Ángeles y sus llamados a votar por Obama: “Híjole, a mí se me hace que este le va a echar la sal al pobre Barack”. Porque han de saber que la “mafus” también le va a Obama y ya hasta le preparó una serie de conjuros para que gane, bueno, con decirles que está de terca con que quiere ir a Washington a buscar a Obama para darle unos amuletos especiales para que lo protejan de cualquier intento macabrón de cortarle el camino.

Ay esa bruja necia. Yo por lo pronto, me convenzo cada vez más de que en esta vida, y también en la otra, es mejor nunca decir “de esta agua no beberé”. Ya ven a López Obrador que renegaba de los gringos en campaña y ahora anduvo tan contento por el imperio, que hasta parecía niño mexicano en su primer visita al parque de diversiones Disneylandia.
28 Agosto 2008 03:32:01
El ministro soberbio
La soberbia, pajarracos, es el peor de los pecados, decía un viejo mago, amigo mío de las tierras altas de Irlanda. Y qué razón tenía. Hace unos días me enteré de un acto de soberbia pura por parte del ministro de la Suprema Corte de Justicia, Salvador Aguirre Anguiano, el mismo que fue apabullado en la discusión sobre la constitucionalidad del aborto legal en el DF, que se resolvió ayer en la máxima instancia judicial del país.

Hace unas semanas, cuando el ministro Aguirre preparaba su desechado dictamen en el que pedía que la Corte declarara inconstitucional las reformas legales que permitieron el aborto en el DF hasta las 12 semanas de gestación, un grupo de filósofos de la UNAM pidió una audiencia para exponerle sus reflexiones sobre el tema.

Hasta su despacho del edificio de la Corte llegaron tres filósofos, encabezados por la doctora Margarita Vázquez, del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM. El ministro Aguirre, con un aire displicente, casi de quien hace un favor, recibió a los estudiosos y los pasó a su despacho. Sin darles tiempo a nada, don Salvador le hizo un reclamo al que conocía. “Oye qué bárbaro, tengo que reclamarte los tacos que me recomendaste, no me diste bien la dirección y no los pude encontrar”.

La plática sobre los tacos, pajaritos, se alargó por cinco minutos, después de los cuales el ministro les preguntó a los investigadores de la UNAM qué se les ofrecía. Algo incómodos, los doctores en Filosofía le expusieron que lo habían buscado con la intención de hacerle llegar un documento de 12 cuartillas, que contenía una serie de reflexiones, puntos de vista y argumentos de cerca de 60 filósofos mexicanos, quienes se habían dado a la tarea de consultar para que deliberaran y opinaran sobre el derecho a la vida, la existencia de vida en el feto y una serie de puntos con los que querían contribuir al debate en la Corte.

El documento, del que le dejaron una copia, iba firmado por los destacados estudiosos de Filosofía y entre las firmas iba la del doctor, Guillermo Hurtado Pérez, director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM. Tras escucharlos unos 20 minutos con un aire de desdén, el ministro Aguirre tomó el documento, lo puso sobre su escritorio, y les dijo: “Qué sorpresa, no sabía que hubiera filósofos abortistas”.

Los investigadores de la UNAM salieron del despacho con la sensación de que su intento de contribución no había sido tomado en serio.

Después de ver, pajarracos, cómo Salvador Aguirre Anguiano y su dictamen —que defendía las posiciones y argumentos más conservadores sobre el derecho a la vida—, fueron arrastrados, zarandeados por el resto de los ministros de la Corte que terminó por imponer una aplastante mayoría al declarar constitucional la despenalización del aborto en el DF, me quedó la impresión de que un poquito menos de soberbia del ministro ponente le hubiera evitado una derrota tan contundente, casi humillante, como la que sufrió.

Lo mismo aplicaría para el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes, que en una cuestionable y extraña decisión, decidió interponer este recurso a nombre del organismo, pero sin consultar al Consejo Consultivo de la CNDH, y más bien utilizar la acción institucional para defender sus posiciones, convicciones personales y religiosas sobre el tema, según reconoció públicamente el propio ombudsman nacional.

Para la PGR también fue la derrota política y jurídica, aunque en descargo del procurador Eduardo Medina Mora, pajaritos, tengo que decirles que él se resistió hasta donde pudo a promover la inconstitucionalidad del aborto, pero las fuertes presiones de los grupos religiosos y conservadores del PAN, lo llevaron a presentar el recurso de revisión ante la Corte, por instrucciones directas de Los Pinos.

En fin, que ya veremos las consecuencias del fallo histórico que ayer tomó la Corte, por lo pronto, los dejo con esta frase para concluir: Más reinos derribó la soberbia que la espada, más príncipes se perdieron por sí mismos que por otros. (Saavedra Fajardo, Idea de un príncipe político cristiano, empresa XLI).

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
26 Agosto 2008 04:00:00
¿Podrá el grandote de Cerro Azul?
Carlos Hermosillo regresó de Beijing envalentonado y con la espada desenvainada. Después del triste desempeño de la delegación olímpica mexicana —sin dejar de valorar el mérito del enorme esfuerzo personal de algunos atletas— el titular de la Comisión Nacional del Deporte dijo que va a iniciar una “revisión a fondo” de las federaciones deportivas para romper con las mafias, amiguismos y compadrazgos que pululan entre las directivas federales de las distintas disciplinas deportivas en el país.

Anoche, mientras veíamos en la recámara del Castillo una entrevista con Hermosillo, en la que decía que ahora sí va a “meter orden” en el deporte mexicano, la Mafufa, escéptica e irónica como es, dijo dos cosas: “Uyyy, yo quiero ver que Carlitos se enfrente al poder del cacique que desde hace décadas controla el Comité Olímpico Mexicano, a ver si de veras va en serio”, fue lo primero que dijo, y luego se hizo una pregunta: ¿Va a apoyar el presidente Calderón a su director de la Conade en esta cruzada contra las mafias del deporte?

Yo, que no siempre estoy de acuerdo con mi brujita, ésta vez tuve que darle la razón. Es más, hasta apunté, en esa plática de alcoba, algo que me parece lógico: que detrás de la aparente determinación de Carlos Hermosillo para combatir las redes de poder e intereses que tienen secuestrado al deporte nacional, también hay una estrategia del ex futbolista para vacunarse contra los reclamos naturales que surgen por el triste papel que hizo nuestro país en la reciente justa olímpica.

Porque imagínense, pajaritos, cada una de las tres medallas que conseguimos —dos de oro y una de bronce— nos costaron a los mexicanos algo así como 43.5 millones de pesos, considerando el presupuesto público que se invirtió para enviar a una delegación de más de 60 atletas a las Olimpiadas. Es cierto que cada una de esas medallas significó un triunfo indiscutible de que vencieron todas las limitaciones y, a base de coraje, esfuerzo y corazón, demostraron su valía y que los mexicanos sí podemos triunfar.

También es cierto que por primera vez en muchos años se lograron dos medallas de oro y que entre los deportistas mexicanos hay jóvenes promesas que tienen todavía un gran horizonte a futuro en las competencias mundiales. Pero nada de eso, pajaritos, evita el calificativo que describe lo que sucedió con la participación de México en estas Olimpiadas: fracaso.

Por eso, pajarracos, yo igual que la Mafufa, estamos como Santo Tomás, con las promesas y bravuconadas del funcionario Hermosillo. Ver para creer y si de veras va en serio para limpiar las federaciones deportivas, donde abundan mafias familiares, intereses económicos, fraudes y corrupción que impide que nuestro deporte crezca y los deportistas saquen todo su potencial, tendrían que empezar a rodar cabezas pronto, y no de segundo o tercer nivel, sino de los caciques que controlan esa redituable mina de dinero que es para muchos directivos el deporte mexicano.

EL BAÚL DEL DUENDE… Me contaron, pajaritos, y se los paso al costo, que el tristemente célebre señor de las ligas, el mismísimo René Bejarano, ya se cansó de ser el llenamítines de otros políticos y trabaja, desde las sombras, para consolidar su propio proyecto en la jefatura de gobierno de la ciudad. Dos mujeres son los prospectos a candidatas en las que Bejarano está trabajando con miras a la elección de jefe de gobierno en 2012 en el DF. Una es la actriz María Rojo, ligada a la corriente bejaranista desde que fue diputada y delegada en Coyoacán, y la otra es Alejandra Barrales, la dirigente del PRD capitalino. Con una de esas dos cartas femeninas, el hombre que saltó a la fama por su forma tan hábil de llenarse las bolsas del saco con dólares ilegales de Carlos Ahumada, intentará llegar a gobernar esta ciudad donde hasta ahora sólo ha sido el subrepticio operador de políticos como Andrés Manuel López Obrador o Marcelo Ebrard a quienes ha servido con sus bases clientelares en colonias populares de la urbe. ¿Se imaginan a Bejarano como el poder tras el trono en el Palacio del Ayuntamiento? Dios nos agarre confesados… Me voy, pajarracos, pero ¡regresaré! Ja, ja, ja… .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

" Comentar Imprimir
columnistas