Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
El 2 de junio nos vemos en el Zócalo para celebrar el triunfo: Claudia Sheinbaum Chocan dos helicópteros en acto de celebración de la Marina Real de Malasia; reportan 10 muertos Aumenta México aranceles a China y países sin tratado hasta en 50% Agencia ONU para refugiados en Gaza tiene problemas de “neutralidad”: informe Declaran juicio nulo al ranchero acusado de matar a un migrante mexicano en la frontera

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

| La escritora española vuelve este año con Te Di Ojos y Miraste las Tinieblas.

Arte

Capta Irene Solá siglos de una estirpe mágica; publica nueva novela

Por Grupo Zócalo

Publicado el sábado, 30 de marzo del 2024 a las 03:49


Recupera una historia familiar contada por mujeres en su nuevo libro Te di Ojos y Miraste las Tinieblas

Ciudad de México.- Siglos de recuerdos, maldiciones, encuentros demoníacos, ritos paganos y culpa católica se agolpan en las historias que cuenta la escritora española Irene Sola en su nueva novela.

Tras el éxito de su novela Canto Yo y la Montaña Baila, la escritora española vuelve este año con Te Di Ojos y Miraste las Tinieblas.

El mundo interior, sagrado y profano a la vez de varias generaciones de mujeres en un entorno rural, en una casona -una masÍa-, es la temática de esta novela, en un lugar remoto, montañoso, llamado Guilleries, transitado por cazadores de lobos, bandoleros, emboscados, carlistas, hechiceras, fantasmas, bestias y demonios. 

Es una historia familiar, pero desde la perspectiva de un montón de mujeres distintas, por lo tanto cuenta una historia familiar que no es objetiva, una historia familiar fragmentaria. Estas mujeres tienen maneras de entender el mundo, el recuerdo, el amor, la maternidad, el tiempo, la vida, el sexo, absolutamente todo pero distinto, por lo tanto todas cuentan su historia a su manera”, explica la autora.

El trabajo de Irene se ha destacado por mirar desde la contemporaneidad, con una mirada crÍtica, una mirada contemporÁnea y feminista el folclore de su entorno, descubriendo que hay un ADN de quienes hemos sido y de cómo hemos mirado el mundo.

La trama de esta novela, como en una especie de Cien Años de Soledad contemporanea, ocurre en un solo dÍa que contiene siglos de recuerdos.

Bernardeta es una anciana en su lecho de muerte acompañada del resto de las mujeres de su estirpe, hasta Joana, una mujer que para encontrar marido hizo un pacto que inauguró una progenie aparentemente maldita.

Sin embargo, y aunque la autora está de acuerdo con que un escritor escribe con distintos préstamos de cosas que leyó y del entorno que le rodea, dice que se inspiró mÁs en sagas islandesas, en los libros de Juan Rulfo y en Mrs. Dalloway de Virginia Woolf.

Me interesaba el pacto con el diablo en esta premisa folclórica que aparecen en un montón de culturas muy diversas como en el folclore catalán, tenÍa claro que la premisa de este pacto serÍa Joana, esta mujer que en el siglo 16 pide al demonio casarse con un hombre, pero especifica que tiene que ser un hombre entero y que sea heredero, que tenga una casa en trozos de tierra y luego se casa con Berna de Clavell, un hombre a quien le falta un dedo pequeño de un pie y por lo tanto ella puede como romper el trato y conservar el marido la casa y el alma”.

Lo que viene después es que Joana empieza a sospechar que sÍ hay consecuencias de este pacto y que a toda su familia le va a faltar algo de generación en generación.

En la historia hay mujeres que no sienten dolor o que no tienen memoria o que no tiene lenguaje. Irene dice que construyó a los personajes, todos personajes femeninos, para reflexionar sobre cómo se ha contado sus vidas tanto en la ficción como en la historia.

En vez de vivir aventuras en vez de descubrir mundo, o irse a la guerra, en vez de todas estas actividades que se consideran importantes en los libros de historia, estos personajes se quedan en casa, el lugar al que históricamente se ha relegado a las mujeres.

El foco de la novela es esa casa, el lector nunca sale de ella, se queda ahi donde estan aquellas que se quedan, aquellas que esperan, aquellas que se quedan atrás, aquellas que se esconden.

Todos percibimos y entendemos y vivimos en el mundo de manera distinta y por lo tanto somos todos capaces de contar el mundo de manera distinta”, dice la autora.

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 21 horas

Fallece Daniel Dennett, filósofo estadunidense; tenía 82 años

Hace 21 horas

Recorren ‘novios’ su vida real y la literaria; honran a José Agustín

Hace 1 dia

Iluminan a lo grande por 200 años de Nuevo León

Hace 1 dia

Muere a los 87 años Federico Patán López, destacado escritor y profesor emérito de la UNAM

Hace 2 dias

Circos sobreviven a inseguridad, pandemia, retiro de animales y desinterés de nuevas generaciones

Hace 2 dias

‘José Agustín nos lleva desde la tierra al cielo’; invitan a performance hoy en El Cerdo de Babel

Hace 2 dias

Darán fallo del Princesa de Asturias de las Artes; hay 50 candidaturas

Hace 2 dias

Llega Cineteca a los 50 con buena salud financiera