Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|TorreónEdición Impresa
Andy Murray se retira del cuadro de singles en París 2024 ‘Es un milagro’: José recibe trasplante de corazón de otro joven de su edad, ‘su gemelo’ Trump llama ‘lunática radical de izquierda’ a Kamala Harris en mitin AMLO lamenta actos de corrupción en Segalmex; reconoce que es la ‘mancha’ de su sexenio Padres de los 43 responden a informe de AMLO: Usted mintió, engañó y traicionó por defender al Ejército

Zócalo

|

Arte

|

Información

< Arte

| Foto: Zócalo | Agencia

Arte

Crece piratería editorial en la Administración presidencial; aumenta 10% en libro físico

Por Grupo Zócalo

Publicado el sábado, 22 de junio del 2024 a las 03:42


Provoca pérdidas de más de 15 mil millones de pesos al sector

Ciudad de México.- La piratería de libros en México ha crecido y se encuentra en una situación alarmante. Cifras estimadas por el Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (CeMPro) señalan que en este sexenio la piratería de libros en papel aumentó casi 10%, y la piratería digital -impulsada por las tecnologías contemporáneas- tuvo un aumento de 12%. Lo que significa en números llanos que “iniciamos un sexenio en el cual cuatro de cada 10 libros que se leían en México eran piratas, y ahora son cinco de cada 10. Y en temporada escolar ese porcentaje aumenta”, asegura Quetzalli de la Concha, vicepresidenta y consejera legal de CeMPro.

La abogada especialista en derecho de autor reconoce que el balance de la piratería en este 2024 “lamentablemente está en rojo y es sumamente negativo”. Asegura que, en 2017, última vez que se analizó el valor económico de la venta de piratería de contenidos de entretenimiento, donde están los libros, el cálculo era de más de 15 mil millones de pesos que las redes de piratería estaban percibiendo. Dice que, si el porcentaje de piratería física se incrementó en 10%, también las ganancias de la delincuencia.

Califica de “exorbitado” el crecimiento que ha tenido la piratería de consumibles como tabaco, alcohol y, mucho más preocupante, de medicamentos. Crecimiento del que no han quedado fuera los libros y para el que no se hizo un solo operativo y sus llamados a hacerlos tampoco tuvieron eco en la Fiscalía Especializada de Delitos Especiales, ni a nivel federal ni tampoco a nivel Ciudad de México, urbe que sigue siendo el gran mercado pirata.

En este sexenio se suspendieron todos los operativos. No hubo un solo operativo en vía pública para poder contener el problema de la venta de piratería, de hecho, no sólo por la cuestión de libros, pero vimos con mucha preocupación que, material que en el sexenio previo había sido asegurado por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, se decidió repartir entre la población, y estamos hablando de que se pensaría ¿qué de malo puede tener un sartén pirata o un volteador de cocina o una cuchara de cocina pirata?, pues que justo las empresas que legítimamente hacen ese tipo de artículos trabajan bajo las directrices nacionales e internacionales de seguridad, de salud, de manejo de plástico, de metales, de erradicación de plomos, y eso por supuesto al pirata le tiene sin cuidado”, afirma De la Concha.

La situación la lleva a señalar: “No hay buenas noticias, al contrario, estamos muy preocupados desde el mundo de los libros y autores”.

Señala que los recortes y la austeridad han cancelado los estudios desde instituciones públicas e incluso han adelgazado o desaparecido áreas de investigación especializada en delitos de propiedad intelectual. El último estudio sobre piratería es de 2021, hecho por el Observatorio Nacional Ciudadano, e incluso, todavía en 2022 el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) realizó estudios y encuestas, sin embargo, con la austeridad se cortaron los presupuestos y no han tenido actualización en los últimos
dos años.

El último análisis que hicimos en cuestión económica fue a través del CIDE en un estudio que se publicó en 2020, y lo que vimos fue un decrecimiento generalizado de las industrias culturales.

Observamos que en la última década, por ejemplo, las industrias de contenidos, donde están audio, video y por supuesto libros, la aportación de Producto Interno Bruto bajó: estábamos en 8% y bajamos a 6%”, afirma la abogada, quien agrega que a esto se suma que en la industria editorial ha habido un decrecimiento de casi 30% en su tamaño, por todas las editoriales que se han visto obligadas a cerrar.

La abogada señala que la Unidad Especializada en Delitos de Propiedad Intelectual fue adelgazada, en lo referente al personal y a los recursos, “paso a ser ya solo el recuerdo de lo que era una unidad que en especial atendía este tipo de delitos. También se nos negó todo el tiempo el apoyo de Seguridad Pública para operativos que queríamos organizar desde la propia industria”, recuerda.

Y sin el apoyo de seguridad pública no se pueden realizar los operativos. “Estamos hablando de que son delincuentes y que la reacción es violenta cuando hay este tipo de aseguramientos”.

 

Víctimas de la pandemia y también del crimen organizado

En 2020, con la pandemia por Covid-19, uno de los sectores afectados fueron las librerías, que permanecieron cerradas porque no eran consideradas de primera necesidad; entonces “los piratas vendían los libros piratas en la calle y en la temporada escolar todos los piratas salieron a vender mientras a los libreros y las editoriales les prohibieron comercializar de manera normal y regular sus libros y sus contenidos. Eso también reforzó el poder económico de estas redes de delincuencia organizada que producen esta piratería”, afirma Quetzalli de la Concha.

Aún más, grave, agrega, es que en 2021 observaron la vinculación con los carteles de delincuencia organizada que se han diversificado, entre la extorsión a los comerciantes e incluso al comercio ambulante, a través del derecho de piso.

Por supuesto la piratería es parte de sus nichos de negocio y el Observatorio Nacional Ciudadano de hecho mapeó qué cárceles están vinculados con qué zonas en cuanto a producción de piratería y por supuesto encontramos a Jalisco Nueva Generación; en el norte están a la cabeza el cartel de Sinaloa; finalmente la piratería es una gran lavadora de dinero y es una forma de poner a circular este dinero ilegal y si lo ponen a circular en una economía informal a ellos les viene perfecto porque ellos funcionan en esa irregularidad”, afirma De la Concha.

Habla también de la extorsión a la industria. “Lo hemos visto principalmente con distribuidores, con libreros, de hecho en alguna ocasión con libreros tuvimos reuniones para hablar sobre el tema porque la distribución de piratería ya no sólo es en vía pública, también es en algunos establecimientos y nos comentaban que habían visto casos, principalmente en la zona de Bajío, en donde quienes habían denunciado que en algún otro local se vendía piratería habían sufrido consecuencias, desde amenazas hasta que les hayan incendiado sus establecimientos. Ahí lamentablemente se ve clara la radiografía de qué tan metida está la delincuencia organizada, en querer además ahora defender sus espacios de venta”.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Hugo Setzer reconoce que desde CeMPro los editores hacen lo que pueden, gestionar algunos de los operativos, pero les preocupa “de pronto poder estar afectando grupos del crimen organizado, que son más potentes, porque no es lo mismo el chalancito que saca copias, a que sea un tentáculo del crimen organizado, esa preocupación la tenemos desde hace tiempo”.

Sin, embargo, dice no tener elementos concretos ni más formales para pensar que la delincuencia organizada está. “La verdad es que tampoco tengo denuncias o conocimiento de extorsión en ese sentido”. Lo que reconoce es que “todos nuestros afiliados han recibido algún tipo de llamada de extorsión, que terminan siendo nada más eso, pero eso no (es) relacionado con la piratería”. Eso los ha llevado a organizar este año conferencias de gente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. “No tengo elementos muy concretos. Tenemos la sospecha, desde hace mucho, de que sí, pero no tengo los elementos concretos en este momento”.

Más sobre esta sección Más en Arte

Hace 6 horas

Celebran 100 años de poemario de Neruda; traducen sus 20 poemas

Hace 18 horas

Sigue FINA con sus espectáculos; excepcional concierto de Carlos Macías

Hace 19 horas

Cinco de cada 10 mexicanos asiste a un evento cultural: INEGI

Hace 22 horas

Protestan trabajadores del INAH en casa de transición para exigir mayor presupuesto a Sheinbaum

Hace 1 dia

Interpretarán tentáculos dosis de jazz en la FINA; sonará Kraken Jazz Octet

Hace 1 dia

Plasmarán en lienzos vida diaria del Centro de Saltillo

Hace 1 dia

Presentan colección Letras del Desierto; hay libros en FINA

Hace 1 dia

Muestra Internacional de Cine con perspectiva de género recorrerá México con 46 títulos

Hace 1 dia

Invita Chema Fraustro a cantarle las mañanitas a Saltillo

Hace 1 dia

Ver a Toledo, muestra fotográfica que celebra la vida del pintor juchiteco

Hace 2 dias

Stonehenge y antiguo pueblo natal de Buda serían patrimonio en peligro

Hace 2 dias

Llega Jean Cocteau con obra a Venecia; exhiben al genio